Felices 30 años de matrimonio y cuernos

📋 Lecturas: ️70265
⏰ Tiempo estimado de lectura: 01:40:00 min.

Hola, mi nombre es Ezequiel y llevo casi 30 años de feliz matrimonio y hermosos cuernos que me pone mi esposa Rosana. Tengo 50 años y ella 47 aunque todos le dan unos 42 años. Es gordita, piel blanca y pelo negro azabache que lo usa cortito porque así le resulta más lindo y cómodo. Tiene un par de tetas hermosas, pezones grandes, y una cola bien parada y redondita, que a pesar de la edad y dos hijos, la sigue teniendo parada y redonda.😍

Llevamos juntos entre noviazgo y matrimonio 30 años, de los cuales más de 25 han sido con cuernos incluidos. Vivimos en una ciudad chica de la provincia de córdoba.

Supe que era cornudo una noche, sin querer a los 2 o 3 años de ser novios

Fue un jueves, ella trabajaba en una estación de servicio de 14 a 22 horas, y yo los jueves jugaba al fútbol a las 22 con amigos, el resto de los días la iba a buscar yo. Si bien el turno de Rosana terminaba a las 10 de la noche, no salía hasta unos 20 minutos o media hora más tarde, hasta que hacía el cierre de caja.

Un jueves no éramos suficientes para jugar al fútbol por lo que nos fuimos temprano. Yo decidí ir a buscar a Rosana. Cuando iba llegando en mi moto, vi que salía con un compañero de trabajo, también en moto. Pensé que doblaría en la esquina para llevarla a Rosana a su casa, pero no, siguieron derecho hasta las afueras de la ciudad y entraron a un motel.

Yo no podía creer lo que acababa de ver, sentí bronca y me fui a mi casa. En el camino pensaba en lo puta que era, que yo no merecía eso, que la iba a mandar a la mierda y muchas cosas más. Llegué a mi casa, me fui a duchar y comencé a masturbarme pensando como la estarían culiando.

Me excité muchísimo, acabé rápido y al ratito ya estaba empalmado de vuelta. Me hice varias pajas esa noche y me di cuenta que me causaba más excitación que enojo el hecho de tener cuernos.

A la mañana siguiente yo tenía la costumbre de llamarla a su trabajo desde la oficina. Hablamos un ratito, le pregunté que había hecho la noche anterior y me dijo que nada, que un compañero de trabajo la llevó en su moto a la casa, cosa que en parte era verdad.

A la noche la llevé a culiar al mismo motel donde había ido con su amigo. En un momento ella estaba arriba mío y yo le pregunté si así de rico se movía con su compañero de trabajo. Rosana se quedó inmóvil y me preguntó de qué hablaba. Entonces le dije lo que había visto la noche anterior. Ella estaba atónita y se puso muy nerviosa. Se quiso bajar pero no la dejé, la seguí cogiendo.

Entonces ella me dijo que fue solo sexo, me pidió perdón y me dijo que nunca más lo volvería a hacer. Yo me largué a reír y le dije que es una puta, que ya le gustó el vicio y no lo va a dejar. Le dije, si sigo con vos seré cornudo toda la vida porque sos muy puta y te gusta mucho la pija.

Ella me preguntó si la iba a dejar. Yo le dije que la amaba y le pregunté si ella me amaba. Me contestó que si, que yo era su amor, y me volvió a pedir perdón. Entonces yo totalmente excitado le dije que prefiero ser cornudo feliz y estar con la mujer que amo antes que tener una esposa fiel pero que no ame. Ella sonrió, me preguntó si lo decía en serio y cuando le contesté que si me besó muy apasionadamente. Acabé dentro suyo así, basándonos con mucha pasión.

Allí comenzó todo, y no me arrepiento, al contrario, disfruto muchísimo mi matrimonio. Ella tiene novio y está muy feliz.

PARTE II

Hola, soy nuevamente Ezequiel y seguiré contando mi feliz matrimonio y cuernos con mi esposa Rosana.

En el primer relato conté como había empezado todo. Ahora les voy a contar como siguió nuestro noviazgo.

Como había contado, Rosana trabajaba en una estación de servicio de 14 a 22 horas. Después que blanqueamos la situación y que yo aceptaba ser cornudo pero estar con la mujer que amaba (y amo), la semana transcurrió normal, aunque en los momentos íntimos Mauricio era nombrado y eso me calentaba muchísimo.

Al jueves posterior no salieron porque Mauricio trabajaba en el turno noche. Pero a la otra semana si salieron y yo me fui a jugar al fútbol. Debo decir que si bien yo estaba en la cancha, mi cabeza no paraba de pensar si Rosana estaría culiando con Mauricio y como la estaría pasando.

Esa noche me masturbé en la ducha, y al día siguiente, como de costumbre, la llamé a su trabajo. Yo estaba muy ansioso por saber cómo se había sentido ella.

Atendió el teléfono y me saludó con un hola mi amor. Nos mimamos con palabras un momento y le pregunté cómo le había ido la noche anterior. Me dijo que bien, que se sintió más liberada y que Mauricio le dijo que había estado mucho más puta que de costumbre. Ese solo comentario que puso la verga tiesa. Yo le dije que me ponía bien que ella la hubiera pasado bien. Hablamos un momento más y cortamos.

A la noche la fui a buscar al trabajo, y fuimos a coger

Le pedí que me contara todo. Ella lo hizo masturbándome muy despacio, lo que me excitaba mucho más aún.

A partir de allí todo se fue haciendo más lindo entre ella y yo, comenzamos a tener mejor sexo, más apasionado y placentero. Ella seguía saliendo con su amigo los jueves a la noche y también comenzó a hacerlo algún que otro día de la semana. O sea, le encantaba ponerme cuernos.

Pasaron unos meses, Mauricio se compró un auto, y una compañera de trabajo de ambos se casaba. Fuimos invitados a la fiesta. Le pregunté a Rosana si su amigo iba y me dijo que sí. Yo le dije, vas a ver que en algún momento de la fiesta te va a invitar a su auto a que se la chupes. (Aclaro que Mauricio no tenía novia por esos días).

Rosana se rio y me dijo que no, que estando yo no se iba a animar. Le dije que sí, que lo iba a hacer. Ella insistía que no, pero después me preguntó si yo la dejaría ir al auto de Mauricio un ratito. Le dije que si a ella le pintaba ir, yo no tenía drama. En una fiesta con tanta gente nadie notaría nada.

Llegó la noche de la fiesta, que se hacía en un hermoso salón que estaba al centro de un predio, adelante el estacionamiento lleno de árboles y para atrás una cancha de fútbol. Un salón muy lindo realmente con tres puertas de salida. Nosotros fuimos en remise porque hacía frío y no daba para ir en moto. Mauricio fue en su auto.

Cuando llegamos nos bajamos en la puerta y caminamos unos 100 metros hasta el salón atravesando el estacionamiento. Rosana me dice, allá está el auto de Mauri. Estaba hacia el fondo en un lugar oscuro porque la frondosa arboleda del lugar no permitía el paso de las luces. Yo le dije, lo puso ahí para invitarte una mamada más tarde. Rosana se largó a reír.

Disfrutamos la cena, comenzó el baile, bailamos un rato con Rosana y nos fuimos a sentar y tomar una cerveza. Al ratito se acercó Mauricio me saludó dándome la mano y le dio un beso a Rosana con quién se puso a hablarle al oído porque la música estaba fuerte. Yo la miraba a Rosana que se reía y movía la cabeza diciendo no, pero después de un ratito hizo un gesto de afirmación.

Mauri nos saludó y se fue. Rosana me quedó mirando y comenzó a reírse. Me dice, tenías razón me invitó al auto un ratito. Le digo,  y vos aceptaste. Sonriendo me preguntó si no me molestaba que fuera y yo le dije que no, que fuera. Le digo, andá al baño y yo me voy a dar una vuelta por el salón. Así lo hicimos, ella fue al baño a pintarse nuevamente los labios y yo, por otra puerta, salí a esconderme cerca del auto de Mauri. Había una camioneta y al lado el auto de Muri. Me quedé escondido tras la camioneta. Si bien estaba muy oscuro la distancia no era tanta y podía ver bien.

Al ratito llegó Rosana, subió sonriendo, hablaron algo, se besaron y siguieron hablando y riéndose. Luego Mauri reclinó la butaca y se bajó pantalón y calzoncillo. Seguían hablando y riéndose y Rosana acercó su mano a mauri y comenzó a acariciar su pija. Pasado un momento se dieron un beso y Rosana se agachó gustosa a saborear la mamadera calentita de su amigo. Yo comencé a masturbarme a full, me excitaba mucho la escena.

Rosana se la chupaba despacio y mauri se retorcía de placer en la butaca. Obviamente le acabó en la boca y Rosana se tomó la leche. Se incorporó, ambos sonrieron. Mauri le dijo algo, supongo que le dijo puta o algo así porque Rosana le dio una cachetada suave en la cara y luego lo besó. Se hicieron mimos un ratito más, yo me fui al salón y al ratito entró Rosana. Fue derecho al baño y luego vino hacia mí. Tenía una hermosa cara de puta, estaba feliz con la aventura. Le pregunté qué tal estuvo el postre y me dijo que riquísimo.

Seguimos disfrutando de la fiesta, y a la hora de irnos Mauri se ofreció a llevarnos en su auto. Cosa a la que accedimos, Rosana subió adelante con él porque mi casa quedaba de pasada hacia la casa de Rosana por lo que yo me bajaba primero. Cuando me bajé besé a Rosana, en tono de chiste le dije a mauri que se portara bien con mi novia, el me aseguró que si riéndose y se fueron. Ahí terminó mi noche, obvio la de ellos no. Fueron a un motel a terminar la noche como correspondía. Rosana volvió a su casa a eso de las 9 de la mañana totalmente feliz por la noche de puta que tuvo.

PARTE III

Hola. Otra vez por esta buena página de relatos. Soy Ezequiel y mi esposa se llama Rosana. Como ya les conté en dos relatos anteriores, llevamos 30 años juntos y disfrutamos que ella tenga una vida sexual muy abierta y yo ser cornudo.

Como ya conté Rosana tenía por esos días, 1997 más  o menos, un macho llamado Mauricio, el cual era también compañero de trabajo.

Hoy les voy a contar la tarde que los vi culiando en la casa de Rosana aprovechando que no había nadie.

Yo tenía que viajar a una localidad cercana por razones de trabajo, y Rosana me dijo que ella estaría sola toda la tarde porque su madre y hermanas se iban a la casa de una tía. Mi cuñado y mi suegro trabajaban hasta la noche.

Mi viaje se suspendió y salí del trabajo a la hora habitual, tipo 5 de la tarde. Rosana no sabía que yo no había viajado y se me ocurrió sorprenderla, y de paso pegarle una buena culiada. Me ganaron de mano. Je

Entré por el portón que daba al patio, dejé la moto y entré despacio por la cocina. En eso siento la voz de Mauricio que decia, hija de puta como te gusta chupar la pija, sos una culiada. Me quedé quieto y luego caminé sigiloso hasta cerca de la pieza de Rosana.

Me asomé despacio y vi a Rosana sentada en la cama y mauri parado recibiendo una preciosa mamada. Le acariciaba el pelo y le decía puta, chupa pija, culiada, te gusta gorriarlo a tu novio puta. Yo ya estaba recontra empalmado y me acariciaba la verga por sobre el pantalón.

En un momento rosana se saca la pija de la boca y le pregunta a mauri si la iba a culiar, a lo que mauri le dijo si, te la voy a poner por el culo porque tengo ganas de romperte bien roto el culo hermoso y puto que tenés pero ahora seguí chupando cuando yo quiera te voy a culiar. Rosana le dijo, asqueroso, y se prendió a la pija de vuelta. Le dice mauri, bien que te gusta la pija de este asqueroso, te gusta más que la de tu novio.

Ahí me puse más a full porque a mi no me entregaba el culo y por lo que acababa de oír, a mauri de lo entregaba bastante seguido.

Rosana siguió chupando hasta que en un momento mauri le dice, buscá la crema y ponete en cuatro, te voy a romper el culo. Se levantó obediente, se besaron y fue a buscar la crema. Le dice mauri, que hermosa gorriada le estamos dando a tu novio, rosana le dice, si hermosa como todas y se largaron a reír.

Mauri le dice ponete en cuatro, le puso crema en el culo le pegó un par de chirlos le dijo preparate puta y se la comenzó a meter despacio pero firme. La verdad es que le entró bastante fácil y hasta el tronco. Ahí me di cuenta que mi novia tenía muy acostumbrado el ojete a recibir visitas.

Se la culió bien culiada, le preguntó donde quería la leche y Rosana le dijo que en la cola. Se la sacó y le quedó el culo chorreando leche. Mauri le pegó un chirlo en el culo y le dice, andá a lavarte el culo puta de mierda te chorrea toda la leche. Rosana se paró y mauri la tomó del brazo, la besó y le pidió que antes de irse al baño le dejara limpia la verga. Rosana se sentó en la cama y se la comenzó a lamer hasta dejarla completamente limpia.

Yo me retiré despacio hacia la puerta del patio y salí. Escuché que rosana fue al baño. Mauri le preguntó si quería tomar mate, y puso música, por lo que yo aproveché para sacar la moto e irme a mi casa a hacerme una preciosa paja, que en realidad fueron varias.

Volví a la casa de ella a eso de las 8 y media de la noche, ya estaban su mamá y hermanas. Nos fuimos a charlar a la vereda y me preguntó como me había ido en el viaje. Le dije que no había viajado, que había pasado por su casa pero vi que estaba el auto de mauri y preferí seguir de largo. 

Se largó a reír y me dice, lo bien que hiciste porque estábamos muy ocupados. Le dije que lo supuse y no quise molestar. Me dice te pusimos unos hermosos cuernos, que te quedan muy bien, y me besó.

PARTE IV

Hola hermosa comunidad, soy Ezequiel nuevamente y para contarles más sobre mi matrimonio con Rosana.

Después de haberla visto culiando con su macho, me quedé con ganas de volver a verla, y no sabía como hacer.

Pasaron varios meses hasta que se me dio la oportunidad. Rosana trabajaba en la mañana en una casa de familia, un matrimonio con hijos ya grandes que no vivían ya con los padres, es más, vivíanen otras ciudades.

Sin querer tuve la oportunidad cuando el matrimonio se fue unos días de vacaciones y nos dejaron las llaves de la casa, una copia a Rosana para que fuera a limpiar 2 veces por semana a la mañana y la otra a mi para que diera una vuelta por las tardes.

Cuestión que un martes a la mañana Rosana iba a la casa y yo aproveché para ir también cuando salí de la oficina a hacer unos trámites.

Entré muy despacio tratando de no hacer ruido para darle la sorpresa, pero no estaba por ningún lado. Esperé unos minutos en una habitación que daba a la calle, hasta que la vi venir con Mauricio. De solo verlos se me paró la pija y me preparé para verlos culiar. Me escondí tras la puerta de la habitación que era un living y seguro no iban a ir ahí.

Entraron, Mauri le decía, te voy a culiar toda la mañana puta hermosa.

Me asomé despacio y estaban en la cocina guardando mercadería, después Mauri se desnudó con la pija ya parada y la abrazó por detrás y comenzó a refregar su pija en el culo de Rosana. Una pija gruesa y cabezona. Con las manos le acariciaba la concha y le decía, que rica puta me voy a culiar hoy.

Rosana le decía, mirá que esta puta quiere mucha pija, espero cumplas. Mauri le preguntó ¿alguna vez te falló esta pija? Rosana le dijo que no que era maravillosa. Le dijo Mauri, si tanto te gusta chupala bien chupada como buena puta chupa pija que sos. Cosa que mi novia comenzó a hacer de inmediato.

Se la chupaba despacio, con suavidad, le lamía los huevos, lo acariciaba. Mauri disfrutaba, le decía puta, culiada, chupa verga. Después la tomó de la mano y se fueron al dormitorio. Rosana se desnudó y Mauri comenzó a chuparle la concha con todas las ganas, Rosana gritaba de placer hasta que tuvo un tremendo orgasmo.

Quedó quieta y agitada un buen rato, mientras Mauricio le besaba las tetas. Cuando Rosana se recuperó comenzó a besarle el pecho y fue bajando hasta llegar a la pija que comenzó a chupar casi con devoción. Mauri le acariciaba el pelo y en un momento le dice, dame la cola mi amor.

Rosana dejo de chupar y se puso en cuatro patas ofreciéndole su hermoso culo a su macho. Mauri se lo chupó con mucha suavidad, jugaba con los dedos para hacerla calentar a mi novia. Finalmente Rosana le dijo, culiame papito por favor culiame. Mauri no se hizo rogar y comenzó a metérsela despacio pero firme hasta que le entró toda. Rosana gemía de gozo, Mauri la culiaba muy despacio y lentamente fue aumentando el ritmo hasta culiarla con firmeza y fuerte.

Mauri le preguntó si quería tomarse la leche, Rosana le dijo que si. Mauri se la sacó despacio y se la metió en la boca. Rosana no chupaba, Mauri le culiaba la boca. Se la culió bien culiada con fuerza, le metía la pija completa en la boca, Rosana gemía pero se notaba que lo disfrutaba como una perfecta puta. Mauricio le dijo, ahí va la leche puta y largó un grito de placer. Rosana lo apretó contra ella para no dejar escapar ni una gota de leche. Se la tomó toda.

Se fueron relajando, Mauri se la sacó completamente limpia. Él muy cariñoso, comenzó a acariciarla y decirle que era la puta mas hermosa del mundo. Se besaron un buen rato, luego Rosana se levantó y le preguntó si quería tomar mate. Mauri le dijo que si, y después se la iba a poner por la concha. Rosana le dijo que era un asqueroso y lo besó.

Yo no daba más de las ganas de acabar. Tomé mi pañuelo y largué la leche ahí para no ensuciar el piso.

Tomaron mate desnudos en la cocina, hablaban de cosas triviales. Después Mauri le preguntó quien la culiaba mejor si él o yo. Rosana le dijo, si vos no culiaras mejor que mi novio no me culiarias. Mauri le pregunta ¿no me merezco una lamida de huevos entonces? Rosana le dio una cachetada suave le dijo asqueroso y lo tomó de la mano y fueron otra vez a la cama. Mauricio se acostó boca arriba y piernas abiertas.

Rosana comenzó a lamerle los huevos muy delicadamente y con las manos le acariciaba la pija que ya estaba bien parada. Estuvo un buen rato lamiéndole los huevos, luego se montó en la verga y cabalgó como una loca hasta hacerlo acabar como un loco.

Mauri gritó de placer cuando acabó. Se abrazaron y se quedaron así un rato. Se levantaron y Rosana lo invitó a ducharse juntos. Yo ahí aproveché para salir de la casa, totalmente extasiado de lo que había visto.

Nunca le conté a Rosana que los vi coger. Esa fue la última vez que los vi. Después Mauricio se fue a trabajar a otra provincia y la relación terminó.

Pero con el tiempo apareció otro novio, que ya contaré como lo conoció.

PARTE V

Hola comunidad. Soy Ezequiel y les seguiré narrando mi hermosa experiencia de matrimonio cornudo con mi esposa Rosana.

Como ya he contado en relatos anteriores, ella tenía un macho, Mauricio, que a su vez era compañero de trabajo. Dos veces los pude ver culiando y realmente fueron momentos únicos, muy morbosos y excitantes.

Con el paso del tiempo Mauricio conoció a una chica estudiante universitaria, nativa de otra provincia y cuando esta chica se recibió ambos se fueron a la provincia natal de ella. Además los encuentros con Rosana habían comenzado a ser mas espaciados.

Bueno, nosotros con Rosana seguimos juntos, compramos nuestra casa, nacieron nuestros hijos, sin que hubieran terceros en el medio, eso fue durante unos 6 años más o menos.

Una tarde en 2008 ella fue al centro de la ciudad con los chicos, al regresar en un remise, yo salgo a recibir a los niños, ayudar con las bolsas y vi que ella hablaba con muy buena onda con el remisero. Yo entré a casa con los chicos y al ratito entró ella.

Cuando fue al dormitorio fui detrás de ella y le dije tocándole el culo, me parece que pintó onda con el remisero. Ella sonrió y me contestó que si, que es muy simpático. Le pregunté, ¿simpático nada más? Me dice, y lindo también. Me dijo que se llamaba Guillermo y que le había dado el número de teléfono. Yo le dije, me parece que me van a volver a salir cuernos. Y ella me dijo, no sé capaz quien sabe. Yo con esa respuesta supe que era cuestión de tiempo para que ella volviera a tener un macho.

A la noche culiamos de maravilla y yo metí a Guillermo en el diálogo. Rosana se excitaba mucho. Yo le preguntaba ¿te gustaría chuparle la pija al remisero? ¿Querés que Guille te pegue una buena culiada? Y Rosana excitada me decía que si. Después de culiar me dijo que prefería ir despacio con el tema, no quería regalarse y además quería saber si era discreto porque ya teníamos a nuestros hijos. Cosa en lo que yo estuve de acuerdo.

Por esos días Rosana se juntaba los viernes a la noche a cenar con amigas, por lo que tenía salidas semanales. Yo me quedaba en casa y solía esperarla despierto. El primer viernes luego de conocerlo a Guille volvió con él, pero ella sentada en el asiento de atrás, todo muy normal. Comenzaron a mandarse mensajes y a tener más onda. Así pasaron unos tres viernes. Hasta que llegó el momento en que Rosana se entregó a la pija de Guille.

Yo escucho que llega un auto a eso de las 3 de la mañana, miro por la ventana, y eran ellos con la diferencia que Rosana venía sentada adelante. Frente de casa hay un árbol grande que tapa la luz artificial y además esa noche lloviznaba y hacía frío. Guille detuvo el motor y se quedaron conversando. Al ratito Guille acarició la cara de Rosana y bajó la mano hasta sus tetas.

Rosana tenía una campera y una blusa por lo que fue fácil para él dejar al desnudo las tetas y comenzar a besarlas.

Después reclinó la butaca y se bajó los pantalones con una mano seguía acariciando las tetas de Rosana y con la otra se pajeaba, al mismo tiempo que hablaban y reían. Parecía que la cosa no iba a pasar de ahí hasta que en un momento Rosana lo miró, miró para todos lados para asegurarse que no viniera nadie y se agachó a tomar la mamadera de Guille.

Yo ya tenía la pija recontra parada, pero no me la toqué, preferí aguantar y acabar en la boca de Rosana. Se la chupó despacio pero sin dejar de mamar en ningún momento, después de varios minutos Guille comenzó a retorcerse de placer y acabó en la boca de mi esposa.

Ella se tomó la leche y se incorporó sonriente. Ahí se besaron, charlaron un ratito más, se volvieron a besar y Rosana se bajó.
Cuando entró supuso que yo estaba despierto, porque en generaĺ la esperaba despierto. Cuando entró al dormitorio le dije, antes de darme un beso lavate los dientes putita ya vi como te tomaste la leche de tu remisero amigo. Ella me dijo que se enamoró de esa pija.

Se lavó los dientes, se acostó y mientras me masturbaba despacio me contaba lo hermosa y rica que le pareció la pija de Guille y que su leche era la más deliciosa que había tomado. No aguanté mucho y acabé. También se tomó mi leche, después nos abrazamos y le dije que estaba feliz que tuviera un nuevo amigo y macho.

Ella me dijo que Guille le gustaba mucho y que esperaba tener una hermosa relación. Cosa que por suerte se dio, pero lo contaré en un próximo relato. Yo le dije que tenía todo mi apoyo, pero que fueran discretos por nuestros hijos.

PARTE VI

Hola comunidad, hoy les voy a contar algo del hermoso noviazgo que mi esposa Rosana tuvo con su nuevo macho Guillermo. Fue un noviazgo que duró del 2008 hasta 2015. Mucho tiempo pero muy lindo porque incursionamos en lo hermoso que es hacer tríos.

Luego de haberle chupado la pija en el auto a Guille, Rosana quedó enamorada y quedaron de ir el viernes próximo a un motel. Se escribieron mensajes toda la semana. Rosana me los mostraba y se me paraba la pija al toque.

Por ejemplo, recuerdo que en un mensaje le ponía, hola hermosa ¿como estás? Yo soñé que te hacía el amor toda la noche. No puedo esperar a tenerte desnuda. Era muy correcto para escribir, en ningún momento la trataba de puta o le decía algo grosero. Rosana se re calentaba con sus mensajes.

Esa semana culiamos unas 3 veces, y yo siempre metía a Guille en el medio porque Rosana se calentaba muchísimo. Incluso me pidió que comenzara a afeitarme la pija porque Guille la tenía afeitada y a ella le gustó como la tenía. Asique desde ese momento comencé a afeitarme la pija, cosa que sigo haciendo porque es realmente cómodo y me gusta.

El jueves a la tarde, fue a comprar ropa interior nueva, la eligió de color azul Francia que es su color preferido, y como ella es blanca le quedaba hermoso. Me preguntó que me parecía y le dije que Guille se lo iba a sacar en un segundo de lo mucho que se iba a calentar al verla así. El viernes a la tarde fue a la peluquería y a depilarse completa y a eso de las 10 de la noche estaba lista para disfrutar una excelente noche con su nuevo macho.

Se puso una especie de remera negra bien ajustada al cuerpo que hacía que se le notaran bien las tetas, un pantalón blanco también bien ajustado y sandalias taco alto negras. Estaba para culiarla toda la noche, cosa que Guille se encargó de hacer… jeje

Pasó a buscarla tipo 10 y cuarto, Rosana salió, subió atrás y salieron. Al rato me escribió para decirme que estaban ya en el motel y que ponía el teléfono en silencio.

Cerca de la medianoche me escribió para preguntarme si estaba todo bien. Le contesté que si y le pregunté como lo estaba pasando. Me dijo que hermoso, que Guille era el macho soñado, que nunca la habían culiado tan bien como él. En ese momento Guille estaba en el baño y ella aprovechó para escribirme. Le dije que me hizo sentir celoso con tantos halagos hacia él. Me puso que me amaba y que no la esperara despierto.

Nos saludamos y me dormí. Volvió a eso de las 8 de la mañana, muy feliz, muy bien culiada y con todas las ganas de contarme todo con lujo de detalles.

Me contó, mientras me acariciaba los huevos y me masturbaba muy despacio, que ni bien entraron a la habitación la abrazó muy delicadamente, comenzó a besarla y acariciarla. Ella también lo abrazó y le acariciaba la espalda. Después le dijo que estaba bellísima y que esa noche sería inolvidable.

Comenzó a desnudarla despacio, la besó toda y luego le chupó la concha, según ella de la forma mas hermosa. La hizo acabar como una loca pero no la dejó relajarse, la puso boca abajo y comenzó a chuparle el culo.

La última vez que Rosana había tenido una pija en el culo fue con Mauricio hacía varios años, a mi no me entrega el culo. Volver a sentir una lengua en el ojete la puso a full y ella le pidió que se la pusiera por el culo. Guille se hizo rogar un poco para que ella se lo pidiera más veces, hasta que finalmente la puso en 4 patas y se la metió.

Me dijo Rosana que sentir su pija en el culo fue un momento único y maravilloso. A pedido de Rosana le acabó dentro del culo y se recostaron en la cama y se quedaron un buen rato mimándose. Rosana sintió como la pija de Guille se puso flácida dentro de su culo, pero igual disfrutaba ese momento.

Después él se fue a duchar, y ahí Rosana me escribió.

Después estuvieron charlando y conociéndose más. Guille le dijo que nunca había disfrutado tanto de una cola como esa noche. Entonces Rosana le contó de su anterior novio y de como también disfrutaba de su cola. Y le confesó que ella disfruta mucho que le hagan la cola.

Ahí Guille se puso al palo, Rosana se la comenzó a chupar y a lamerle los huevos hasta que Guille no aguantó mas y la volvió a culiar. Se la puso por la concha un ratito, y luego le volvió a dar por el culo. Después durmieron un rato, y cuando se despertaron Rosana se la chupó un momento y le volvió a pedir que se la ponga por el culo, y bueno, culiaron de vuelta por el culo. Tres veces le llenaron el orto de leche a mi esposa y la dejaron feliz como nunca.

Yo acabé en su mano, nos besamos y le dije que estaba feliz y al mismo tiempo celoso porque la veía muy caliente con Guille. Ella me dijo que me quedara tranquilo que yo soy su único amor, pero no su único hombre.

Le dije que quería chuparle la concha, cosa a la que accedió muy gustosa. Se la chupé despacio para que tardara más en acabar y poder disfrutar más tiempo de su sabor. Me inundó la boca con sus flujos que estaban deliciosos.

Luego nos besamos, y nos levantamos a desayunar.

Guille le mandó un mensaje cerca del mediodía donde le preguntaba como estaba y si le gustaría salir con él de vuelta. Rosana le contestó que la pasó hermoso y que obviamente quería volver a culiar con él. Guille le preguntó que tenía que hacer a la noche para invitarla a su departamento.

Rosana me preguntó a mi que me parecía la propuesta y yo le dije que lo dejaba a su criterio pero que tuviera cuidado que no la vieran. Rosana le contestó que tenía ganas de conocer su departamento, por lo que a la noche fue por primera vez a dormir al depa de Guille, cosa que después se hizo muy común. Eso se los cuento en el próximo relato.

PARTE VII

Hola a todos. Siguiendo con la hermosa historia de amor y cuernos que tenemos con mi esposa, les contaré de la primera vez que fue a pasar la noche al departamento de Guillermo.

Como conté anteriormente, salieron un viernes a la noche y Guille la invitó a la noche siguiente a su depa. A la tarde Rosana me pidió si la acompañaba a comprarse ropa interior nueva. Fuimos al centro y compró, en realidad yo se lo regalé, un conjunto negro con ligas, muy lindo y con muchas transparencias.

Volvimos a casa, se bañó y se lo puso, me pidió que le diera mi opinión. Me bajé el pantalón y le mostré como se me estaba parando la pija. Le dije, esta es mi opinión. Me la acarició, me la besó y me dijo que al día siguiente me la chuparía.

Se maquilló, se puso una blusa, una calza bien ajustada y sandalias, todo azul. Estaba muy bella.

Yo con los chicos íbamos a cenar a lo de mis padres, yo iba a comprar pizzas. Con Rosana inventamos que tenía el cumpleaños de una de sus amigas.

Guille le preguntó si la pasaba a buscar y Rosana le dijo que no, que yo la llevaba. Guille le puso, que amable tu marido si supiera lo que va a hacer su esposa.

Dejamos a los chicos y la llevé. Iba ansiosa, me preguntó un par de veces si estaba linda. Le dije Rosana estás para re culiarte toda la noche, quedate tranquila que tu amigo seguro se va a volver loco cuando te vea y no te dejará dormir culiandote.

Llegamos, me dio un beso, me dijo hasta mañana y se bajó. Nosotros cenamos y nos fuimos a casa con los chicos. Yo tenía la pija que me explotaba de la calentura y me hice una hermosa paja. Le escribí pasada la medianoche preguntando si estaba todo bien, y al rato me respondió que si, que la estaba pasando muy bien.

Volvió como a las 9 de la mañana. Estaba muy feliz y con cara de haber dormido poco y nada pero satisfecha. Me saludó con un beso y me dijo gracias mi amor por dejarme disfrutar tanto, te voy a regalar una hermosa mamada.

Se sacó la ropa y no traía la ropa interior. Le pregunté y me dijo que Guille le pidió que se la dejara para tener un motivo para volver a su depa. Le dije, están a full los dos.

Ella comenzó a besarme la pija y los huevos, y me contó que Guille hizo pizza casera, tomaron cerveza y helado de postre. Todo el tiempo se acariciaban y besaban. Luego puso música suave, bailaron y se fueron desnudando. Guille quedó fascinado con la ropa interior de Rosana, se la sacó muy despacio y comenzó a chuparle la concha. Después hicieron un 69 y luego mi esposa se sentó sobre su macho, luego se bajó y se tomó la leche.

Le pregunté si no le había hecho la cola. Me dijo que en ese momento no pero después lo hicieron dos veces por la cola.

Esa noche también produjo un cambio en nuestras vidas, me refiero a los 3, porque Guille le volvió a preguntar sobre su anterior novio y si yo nunca me había dado cuenta. Rosana me dijo que lo pensó un momento y decidió contarle la verdad, o sea, que tiene un marido que le permite hacer su vida con total libertad. Guille no le creía, pero a medida que Rosana le contaba nuestra historia se fue convenciendo. Finalmente le preguntó si yo sabía que ella estaba con él y Rosana le dijo que si, que yo sabía todo y lo aprobaba.

Guille quedó sorprendido y le dijo a Rosana que él no se bancaría ser cornudo, pero que admiraba a los hombres que lo aceptaban, y que estaba agradecido conmigo porque ella era una mujer hermosa. Esa charla derivó en caricias, besos, otro 69 pero esta vez Guille le chupó el culo y luego se la puso hasta el tronco. Me contó que hicieron varias poses, en todas ensartada por el culo y se lo llenó de leche. Durmieron una horita. Se despertaron y el muy atrevido le volvió a hacer la cola a mi esposa. Después se bañaron juntos, desayunaron, y Rosana volvió a casa.

Mi esposa se metió mi pija en la boca, me la chupó despacio y me hizo acabar tanto que quedé rendido en la cama.

Ese día cociné yo y la dejé a ella que durmiera feliz. En el fondo sentía celos porque la veía muy atraída por Guille y al mismo tiempo estaba feliz porque ella estaba feliz.

Guille le escribió cerca del mediodía, pero Rosana aún dormía. Le puso, hola bebota ¿cómo estás?. Tomé el celu y le respondí yo. Le puse, hola loco, soy Ezequiel el marido de Rosana mucho gusto, tu amiga aún duerme, volvió muy feliz de tu depa, todo bien.

Él me contestó, hola, un gusto, bueno después le escribo, perdón.

Le puse, no hay problemas amigo. Está todo bien, si ella es feliz yo soy feliz, cuando se despierte le digo que te escriba.

Me contestó ok muchas gracias.

Cuando Rosana despertó vio los mensajes y le causó gracia que Guille parecía con miedo con mis mensajes.

Rosana le escribió y Guille se fue relajando de a poco.

Yo seguía jugando al fútbol como todos los jueves desde hacía años, y el jueves siguiente a que Rosana se quedara en el depa de Guille, lo llamé para que me llevara a la cancha con la excusa que tenía el auto roto. Ya habíamos acordado con Rosana que yo le hablaría al loco para que supiera que estaba todo bien. Guille fue a buscarme, yo subí adelante, el loco estaba nervioso que casi temblaba. Nos saludamos, le dije donde iba y comenzamos a hablar.

Le dije como veo yo las cosas, que no soy el dueño de mi esposa sino su compañero de vida, que ella es libre y que a mi no me afecta que tenga novio, yo no me siento cornudo aunque en realidad lo soy. Le dije que era bienvenido en mi casa y lo que le pedi era extremada discreción y responsabilidad porque tenemos hijos. Guille me agradeció, me dijo que Rosana le gustaba mucho, que lo calentaba mucho y prometió ser respetuoso con nosotros.

Después me fue a buscar a la cancha, y me dijo que se había mandado mensajes con Rosana, y eso lo había tranquilizado.

En casa, cuando me acosté, Rosana me regaló una mamada preciosa en agradecimiento.

PARTE VIII

Luego de haber dejado claras las cosas con Guillermo, todo se fue haciendo mejor y más relajado de a poco, y por suerte nos abrió las puertas a experiencias sexuales geniales.

Una mañana me llama Rosana a la oficina, yo salí afuera para hablar más tranquilo. Me saluda muy dulce y me pregunta. ¿A que no adivinás que estoy saboreando? Yo le dije, no sé un chocolate. Me dice que no que era algo más rico. Le digo, un helado. Se rió y me dice, te doy una pista, es algo que vos también tenés pero esta que tengo en las manos es más rica y grande que la tuya. Sentí de fondo una risa masculina y ahí me di cuenta que lo que Rosana tenía en la mano era la pija de Guillermo. Le dije, estás con Guille. Se rió y me dijo que si. Que terminó un viaje cerca, la llamó por teléfono y como Rosana estaba sola, pasó a verla.

A mi se me paró la pija de inmediato. Le pregunté si estaban desnudos y en que parte de la casa estaban. Me dijo que estaban en el living y que si, ambos estaban desnudos. Me dice te corto porque tengo que atender bien a la visita, después te llamo. Le dije, dale, y dije en un tono más fuerte, un abrazo Guille. Escuché que me dijo, otro amigo, la voy a dejar feliz a tu esposa. Rosana me mandó un beso y cortamos.

Yo pasé derecho al baño a masturbarme y estaba ansioso por su llamado.

Como a la hora me volvió a llamar. Le pregunté como estaba y me dijo que muy bien. La visita se había portado excelente. Me dijo que le chupó la pija en el living, después fueron al dormitorio, Guille le chupó un buen rato el culo y para finalizar se la puso por el culo y se lo llenó de leche. Se bañó y se fue. Rosana le dijo que pasara cuando quiera. Jeje. Le gustó que la pasen a culiar por el domicilio. Je

Yo en chiste le decía que se había recibido de puta porque culió con su macho en la cama matrimonial. Ella me dijo que estuvo muy lindo hacerlo ahí y que si, que Guille la hacía sentir que era muy puta.

Yo tenía la pija nuevamente parada. Corté con ella y me fui otra vez al baño. Le mandé un mensaje a Guille, le puse ¿te comiste el culito de mi esposa hoy?

Al rato me contestó, si amigo, perdón pero el culo de tu mujer es muy rico y ella es muy puta, te usé la cama espero no te moleste jaja.

Le digo, no amigo, al contrario. Ella no me entrega el culo a mi asique vos sos el dueño de su culo, aprovechalo. Me preguntó si era en serio que no me daba el culo y le dije que si. Rosana siempre dice que el culo es para los amantes y no para el marido. Me pone, uh bueno, habrá que aprovecharlo al máximo a ese ojete, me lo voy a culiar muy seguido entonces. Le puse, dale tranquilo es todo tuyo.

A la tarde llegué a casa ansioso porque Rosana me contara todo y me haga un pete o una paja, pero tuve que esperar hasta la noche cuando los chicos se durmieron.

Me dijo que Guille la llamó y le preguntó como estaba, le dijo que andaba cerca de casa. Como los chicos estaban en la casa de mis padres, Rosana le dijo que estaba sola y lo invitó a casa. Se besaron, se fueron desnudando y Rosana comenzó a mamarle la verga en el sillón del living, ahí fue cuando me llamó. Después fueron al dormitorio, Guille la puso boca abajo y comenzó a chuparle el culo muy despacio.

Después de un rato se la metió y la culió también despacio y suave. Le susurraba al oído que estaba enamorado de su culo, que se lo iba a inundar de leche, que se lo chuparía todos los días. Se besaban y finalmente Guille acabó en el culo de mi esposa y se quedó un rato dentro de ella haciéndole mimos. Después se levantó, se duchó y se fue a seguir trabajando.

Rosana se bañó y me llamó otra vez. Todo esto me lo contó mientras me hacía una paja. Yo le dije que estaba cada vez más puta pero que me excitaba eso. Acabé en su boca, se tomó la leche y nos dormimos abrazados.

A todo esto los viernes Rosana iba a dormir al depa de Guille, aunque dormir es un decir porque culiaban toda la noche y Rosana volvía a casa agotada pero feliz.

Otro día recuerdo que me mandó un mensaje Guille a la oficina y me decía que tenía ganas de comerse el culo de mi esposa en mi casa. Yo le contesté que la llamara y le preguntara si estaba sola. Al ratito me escribe Rosana y me dice que Guille estaba yendo a casa y me pone también ¿me dejás entregarle la cola a mi novio?. Le respondí ¿ahora es tu novio? Yo pensé que eran amigos. Me escribe, somos amigos pero me gusta más que sea mi novio ¿me dejás ponerme de novia con Guille?

Yo tenía la pija tan dura que no podía ni levantarme del escritorio porque se me notaba mucho la erección.

Le escribí que la dejaba entregarle la colita a Guille, y que la dejaba ser su novia si me la chupaba mínimo 3 veces por semana. Me contestó que si, que me amaba, que esa misma noche me la iba a chupar, que se sentía feliz. Me puso también, llegó mi novio, después te escribo, te amo.

Yo traté de calmarme para que la pija se me bajara, después de un rato se me bajó y me fui al baño a masturbarme.

Al rato me escribe, amor mi novio ya se fue esta noche te cuento todo. Le puse, esta noche vas a chupar pija, putita. Me contestó que si.

Le escribí a Guille y le pregunté, ¿que tal tu novia te entregó la cola? Me contestó, si amigo le rompí bien el culo a tu esposa decile que te cuente como gemía de placer la muy puta.

Le puse, me lo imagino. Vas a tener que pagar un asado te estás culiando gratis a mi esposa, por lo menos pagate el asado.

Me pone, dale organizamos. Ese asado fue el inicio de los tríos con Guille y Rosana, una etapa hermosa. Además ellos dos hicieron tríos con un primo de Guille y Rosana ahí probó tener dos pijas en el culo, cosa que la enloqueció de placer.

Felices 30 años de matrimonio y cuernos 9

Pasaron unos 3 viernes en los que Rosana se iba a dormir con su novio, todo ya a esa altura muy normal. Hasta que un día me escribe Guille proponiendo comer el asado prometido el viernes siguiente. Le contesté que no tenía drama, pero que le confirmaba después cuando vieramos donde dejar los chicos. Le dije a Rosana de comer un asado en casa los tres y la idea le gustó. Le preguntó a sus padres si los chicos se podían quedar un su casa y no hubo problemas. Les dijo a los padres que nosotros teníamos una fiesta de una amiga de ella.

Ese viernes llevamos a los chicos. Yo ya había comprado todo. Me puse a hacer el asado. A eso de las 9 de la noche llegó Guillermo. Hacía calor, venía de remera y short de baño. Rosana se había puesto un vestido blanco bien apretado y sandalias tacos altos negras. Estaba muy bella. Yo estaba lleno de olor a humo. Je.

Rosana lo recibió con un apasionado beso. Cenamos, charlamos de varios temas, la pasamos muy bien. En ningún momento se tocó el tema de hacer un trío, pero los tres lo teníamos en mente, era como que los tres teníamos la idea pero ninguno la expresaba. Después de charlar un rato yo me fui a bañar. Ellos se quedaron en el living y pusieron música lenta. Salí del baño envuelto con el toallón, me asomo al living y los vi bailando, Guille ya desnudo y Rosana solo tenía puesta la tanga negra y las sandalias. Se estaban besando, Rosana le acariciaba la verga y Guille le apretaba los cachetes del culo.

Fue la primera vez que yo veía la pija de Guille, era algo más grande que la mía pero tampoco tanto, lo que si, tenía mas resistencia y tardaba mucho en acabar, eso le encantaba a Rosana, pero en pijas estábamos parejos.

(Nada que ver con el novio actual de Rosana, Ignacio, este tiene una verga tremenda de gruesa y unos 4 centímetros más larga que la mía, pero gruesa pareja, una terrible pija).

Me quedé mirandolos un momento. Me encantó verlos bailar y acariciarse como lo hacían. Luego dejé caer el toallón y desnudo me acerqué a ellos. La tomé a Rosana por detrás y muy suave le pregunté si no había un beso para el marido también. Me dijo si mi amor y nos besamos. Guille dijo, creo que tu marido y tu novio nos merecemos una mamada. Rosana sonrió, se sentó en el sillón y nos comenzó a mamar las vergas un ratito a cada uno.

Después se prendió con ganas a la de Guille, y yo le dije, mi amor no seas tan puta te gusta más la pija de tu novio que la de tu marido. Me dice Guille será que esta mamadera tiene la leche más rica, y nos reímos. Dijo Guille ya completamente excitado, chupa bien re culiada que te voy a acabar en la boca y más tarde te voy a romper el culo delante de tu marido.

Yo dije, dale acabale en la boca quiero ver como se toma tu leche y después ver como le partís el ojete a esta puta de mierda. Dijo Guille, quedate tranquilo que se lo voy a dejar a la miseria, vos dale por la concha que yo me voy a encargar del culo. Querés culiada? Rosana asintió moviendo la cabeza pero sin dejar de chupar. Yo me senté al lado de Rosana a verla mamar y pajearme.

Era muy linda la escena, verla mamando con devoción a esa pija, totalmente caliente y esperando ansiosa la leche de su novio. Yo acabé pajeándome, pero no me bajó la excitación. Guille estaba muy caliente y la puteaba a Rosana que chupaba muy bien esa verga.

Le decía culiada, hija de puta, puta de mierda, chupa verga. Me miró a mi y comenzó a decirme mirá que puta es tu mujer, es una culiada, es mi puta y vos sos un cornudo, yo soy el macho de esta puta y me la culeo cuando quiero. Yo le decía que si, que Rosana era su puta y él su macho alfa. Le dije, dale llenale la boca quiero ver como se toma tu leche. Guille comenzó a cogerle la boca con firmeza hasta que largó su leche. Rosana lo abrazó y se metió la pija en la boca lo más adentro que pudo, se tomó todo, y la dejó bien limpia.

A Guille le temblaba la verga de la mamada que le acaba de dar mi esposa. Rosana me miró sonriente y nos besamos, sentí el gusto muy rico de su macho en la boca, pero no me importó. La besé lleno de amor. Luego ella dijo de ir a la cama y así lo hicimos.

Ellos fueron a la cama, yo fui al baño a lavarme un poco la leche de las manos. Cuando fui a la cama Guille le estaba regalando una preciosa chupada de concha a Rosana, mi gordita gemía de placer. Yo me acerqué y comencé a besarle las tetas, le besé el cuello, la boca.

Después Guille se paró al borde de la cama y le dijo a Rosana que le chupe la verga en cuatro patas y me dijo que yo le chupara el culo a Rosana para preparárselo. Fue la primera vez que yo le chupé el culo a mi esposa. Nunca me dejaba ni siquiera acariciarle el agujero y ahora gracias a su novio se lo estaba chupando.

Para mi era delicioso su sabor, un culo muy abierto muy acostumbrado a tener pija adentro, que con una pequeña chupada ya estaba listo para recibir nuevamente la pija del novio. Por suerte se lo pude chupar un rato largo hasta que Guille dijo, date vuelta putita que te voy a culiar delante de tu marido. Me dice, vení Ezequiel fijate como se la pongo por el ojete a la puta de tu mujer.

Me puse a su lado a observar como le metía la verga hasta el fondo por el culo, lo fácil que le entró y con el gozo que Rosana recibía esa pija. Guille la tomó de la cintura y la culiaba despacio pero firme, bien hasta el fondo en cada embestida. Me dice Guille, es el culo más rico y puto que he comido, y lo que más me gusta es que es mío.

Le pegó un par de chirlos y le preguntó a Rosana de quien era ese culo. Rosana le dijo es tuyo mi amor solo tuyo, Guille le volvió a pegar y le dijo que repita lo que dijo. Me miró y me dijo, ¿viste que puta de mierda que es esta culiada?.

Yo tenía la pija durísima y propuse la doble penetración. Guille dijo, dale vos por la concha y yo por el culo. Rosana tuvo dudas por si le dolía mucho y Guille le dijo, quedate tranquila que con lo abierta que estás no te va a doler nada pedazo de puta.

Me acosté, Rosana se ensartó en mi pija por la concha y Guille la ensartó por el culo. A los pocos segundos tenía las dos pijas totalmente adentro de sus agujeros. La cogimos despacio, suave, en realidad yo sentí que hacíamos el amor más que coger.

Rosana gemía, nos besaba, nos decía que nos amaba, nosotros la acariciábamos, también le decíamos que la amábamos. Fue un momento mágico, hermoso. Yo acabé primero. Guille un rato después y nos quedamos un momento así los tres, relajados, mimándonos.

Haciendo que Rosana se sintiera realmente amada. Guille se la sacó y se fue a bañar. Nosotros nos quedamos abrazados con Rosana. Ella me dijo que no podía creer lo que pasaba, que se sentía en las nubes por estar en la cama con los dos hombres que amaba, y que quería tener muchas más noches así. Yo le dije que si, que tendríamos muchas noches así.

Guille se bañó, luego fue Rosana, Guille me decía que la estaba pasando como nunca yo le dije que también y que había que seguir con la costumbre. Me dijo que si. Después me bañé yo y nos dormimos los tres en la misma cama.

A la mañana me desperté y ellos cogían en el living, Rosana sentada en el trono. Luego desayunamos, y lo llevamos a Guille a su depa.

Fue nuestro primer trío y por suerte fue una experiencia maravillosa. Se repitió muchas veces más, si bien ya sin la magia de la primera vez pero igualmente placenteros.

Rosana también hizo tríos con Guille y un primo de él y actualmente lo hacemos también con su novio. Les contaré en otro relato, pero a los que lean y aún no hayan hecho un trío, les sugiero que lo hagan, es una experiencia única. Saludos.

Felices 30 años de matrimonio y cuernos 10

Les voy a contar algunas anécdotas que vivimos en los años que duró la relación con Guillermo.

Una tarde llego de trabajar a las 4, se escuchaban a los chicos en la pileta, y afuera estaba estacionado el auto de Guille. Entro a casa y estaba Rosana sentada al borde de la cama mamando la pija de su novio. Guille desnudo y Rosana con una tanga blanca solamente. Me sintieron llegar por lo que no los sorprendí. Nos saludamos y les dije que me iría a bañar para sumarme a la fiesta. A todo esto, a eso de las 5 iba a venir mi suegra para ir al centro con Rosana. Me desnudo y cuando estoy por entrar al baño suena el timbre. Miro por la ventana y era mi suegra que vino una hora antes.

Le digo a Rosana, es tu vieja. Rosana dejó de mamar y se asomó también para ver que no le estuviera haciendo un chiste, pero no, era su mamá. Jeje

Dice Guille, uh la puta, ¿y ahora?. No me vas a dejar con la pija así, le dice a Rosana.

Estaba al re palo el loco jajajaja. La tenía recontra parada.

Les dije, yo le abro y le digo que vos estás durmiendo. Culeen rápido.

Le dice Guille a Rosana, dale ponete en cuatro así te rompo el culo rapidito.

Rosana se sacó la tanga y se puso en posición para recibir la pija de su macho.

Yo me puse un pantalón corto solamente y salí a atender a mi suegrita. Antes me dice Guille: decile a nuestra suegrita que le rompo el orto a la nena y se la devuelvo. Ni calzoncillo me puse. Me dijo que vino un rato antes para tomar unos mates, pero que la dejara dormir a Rosana. Puse la pava y preparé el mate. Charlamos un ratito con la vieja y en eso Rosana pasó para el baño y después vino a saludar a la madre. Yo me fui a la pieza, cerré una puerta que tenemos en el pasillo que separa los dormitorios del resto de la casa, y Guille fue a lavarse la verga.

Rosana salió al patio con la madre a ver a los chicos y Guille aprovechó para salir rápido.

Me dijo, que vieja culiada nuestra suegra nos cagó la fiesta.

Le digo, pasa que la nena es muy pulcra y ella la cuida para que no se la culeen. Nos largamos a reir y me dice, más que muy pulcra es muy puta. Subió al auto y se fue.

En 2008 nos casamos por civil. Fue un viernes de noviembre a la mañana. Al mediodía almorzamos en familia en lo de mis suegros. A la tarde dejamos a los chicos en lo de mis viejos y nos fuimos a una muy mini luna de miel a una localidad de las sierras. Ya habíamos alquilado una cabaña. Fuimos el viernes y volvimos el domingo a la tarde. Salimos de casa, pasamos a buscar a Guille y nos fuimos los tres a tener nuestra luna de miel. Subió atrás, todo tranqui. Cuando salimos de la ciudad y aprovechando que el auto tenía los vidrios polarizados bien oscuros, Rosana reclinó la butaca y se sacó la pollera y la tanga. Guille se sacó la malla y se pusieron a culiar en el auto mientras yo manejaba. Era muy morbosa y excitante la escena. Yo disminuí un poco la velocidad para poder mirarlos. Guille se acomodó bien en el asiento trasero y Rosana se sentó sobre su pija. Culiaban despacio, se besaban, Rosana le decía te amo. Guille le decía, yo también mi puta.

Yo acariciaba el ojete de Rosana y los miraba por el espejo retrovisor. Tenía la pija muy dura. Cuando acabaron, le dije a Rosana que la quería culiar yo también, asique Guille tomó el volante y nos pusimos a culiar con mi esposa. Fue nuestro primer polvo como esposos. Muy morboso y rico.

Llegamos a la cabaña, nos bañamos y nos fuimos a pasear y cenar. Guille y yo salimos de bermudas y remera. Rosana se puso una mini bien apretada y una remera, todo blanco. Dimos otra vuelta por el pueblo y nos fuimos a disfrutar de nuestra noche de bodas.

Fue inolvidable, un trío excelente. Parodiamos que yo los casaba y los declaraba macho y puta. Rosana se había llevado la ropa que usó en el registro civil, se la puso y Guille como no se había casado estaba desnudo. Nos pusimos al lado de la cama, hicimos como una ceremonia y al final dije: los declaro macho alfa y puta, puede chupar la pija de su macho. Rosana lo besó en la boca y se sentó en la cama a mamar. Mientras ella chupaba yo abrí un champagne y preparé todo para brindar.

Brindamos, y comenzó la fiesta. Esa noche por primera vez le metimos los dos al mismo tiempo las pijas en la concha. Disfrutó como una perfecta puta mi esposa, nos hizo acabar a ambos casi al mismo tiempo. Del culo se encargó Guille, a mi no me lo daba.

Dormimos los tres juntos. Al día siguiente me desperté primero, y me fui a comprar facturas para el mate. Me demoré una media hora. Cuando volví Rosana estaba tomando la mamadera del novio, por lo que dejé las cosas en la cocina y me uní a ellos. Otro trío hermoso.

Después desayunamos, salimos a pasear, al mediodía comimos un asado, a la tarde fuimos al río y a la noche fiesta de vuelta. El domingo, y antes de volver a la ciudad, hicimos otro trío y volvimos felices. Lo dejamos a Guille en su depa y fuimos a encontrarnos con nuestros niños.

Fue un finde inolvidable, nunca habíamos culiado tanto y con tantas ganas. Fue excitante y morboso al mismo tiempo.

Insisto, si pueden hacer tríos, háganlos, no se van a arrepentir. Abrazo…

Felices 30 años de matrimonio y cuernos 11

Guille tiene un primo que vive al norte de la provincia, y un finde largo vino a visitarlo. Miguel se llama. Rosana lo había conocido por fotos que Guille le mostró de facebook, y le resultó muy lindo. Le dijo a Guille que su primo estaba muy rico.

Rosana me contó y me dijo que quería proponerle a Guille un trío con el primo. Yo le dije que estaba todo bien, pero si iban a hacer un trío, que el loco no supiera que Rosana tiene un marido que la deja vivir su sexualidad libremente. O sea, que a Miguel le dijeran que ella es divorciada o cualquier otra cosa, porque me parece que así es mejor. Además, si bien Guille era muy respetuoso de la relación, al otro no lo conocíamos.

Rosana estuvo de acuerdo y le escribió a Guille.

Le tiró la idea del trío y que su primo no supiera como era en realidad la relación. Le pareció bien y bueno, al viernes siguiente Rosana se compró ropa interior nueva color verde. Se puso un vaquero azul bien apretado, una blusa negra y sandalias negras. Estaba espectacular.

Guille le dijo a su primo que tenía una amiga casada que le gustaba la fiesta y que el marido era camionero, que ese finde estaba de viaje y que Rosana podía pasar toda la noche con ellos. Le pasó algunas fotos de Rosana que sacó de su facebook y Miguel le dijo que se la quería culiar porque tenía un orto divino.

Lo que sigue es lo que me contó Rosana:

Llegó al depa, se presentaron, todo muy bien y con muy buena onda. Rosana besó en los labios a Guille y el primo dijo: che y yo no puedo probar esa boca que mal. Rosana le dijo que con mucho gusto la podía probar y se besaron.

Guille la abrazó por atrás a Rosana y en menos de 5 minutos Rosana ya les estaba chupando las pijas a los muchachos.

Miguel tenía una linda pija, algo más corta que la de Guille pero linda. Se las chupó un rato a cada uno hasta que acabaron y se tomó la leche de ambos.

Miguel quedó enloquecido y dijo que le regalarían con su primo una noche inolvidable. Habían pedido comida, ellos estaban desnudos cuando sonó el portero, por lo que Rosana, que tenía toda la ropa puesta, bajó a recibir la comida. Cenaron, luego pidieron helado. Y después de charlar y reírse un rato se pusieron a bailar Rosana con Miguel. El loco dijo que todo muy rico pero él quería disfrutar del mejor postre y le acarició la cola a Rosana, ella devolvió la atención con una caricia en la verga. Guille se levantó del sillón, y se fueron los tres a la cama.

Allí hicieron de todo, la culiaron en un montón de posiciones, le hicieron doble penetración uno por adelante el otro por atrás y también ambos por la concha. Hasta que Miguel propuso meterle las pijas por el culo. Rosana dice que tuvo dudas por si le dolía. Guille dijo que estaría muy bueno. Y le dijo a Rosana: dale putita probemos si te duele mucho no lo hacemos.

Rosana aceptó siempre y cuando fueran cuidadosos.

Si bien Rosana ya tenía el ojete dilatado, Guille le sacó la crema de la cartera y le puso un poco en el culo y se puso en la pija. Se acostó y Rosana se sentó. Miguel se puso crema y comenzó a meterla despacio. Rosana dice que le dolió un poco pero lo aguantó porque ambos se movían con mucha suavidad. De a poco le entró la pija de Miguel y en poco tiempo ya tenía ambas pijas completamente metidas en su ojete.

Le dijeron que ella se moviera a su gusto para que lo disfrutara más. Así lo hizo, y comenzó a gozar como nunca. Era una sensación hermosa sentir tan abierto el culo. De a poco ellos también comenzaron a moverse hasta que terminaron haciéndolo con firmeza y fuerte. La enloquecieron, la inundaron de leche y la dejaron extasiada.

Durmieron un rato, y al amanecer se la volvieron a culiar al mismo tiempo por el culo pero Miguel abajo y Guille arriba.

Volvió a casa como a las 10 de la mañana. Estaba tan extasiada todavía, tan contenta con la nueva experiencia que me dijo que a la noche volvería al depa de Guille.

No me pudo contar nada en ese momento porque uno de nuestros hijos ya estaba despierto, y en todo el día no pudimos estar solos. Yo estaba loco por saber todo, pero tuve que esperar hasta el otro día. Lo único que me dijo fue que había tenido las dos pijas en la cola.

A la noche se puso ropa interior negra, una blusa azul Francia, una calza blanca bien ajustaba y sandalias tacos altos blancas, que le paraban el culo más de lo que ya lo tenía.

Salió a eso de las 10 de la noche y volvió el domingo cerca de las 9 de la mañana, y ahí si por fin me pudo contar todo.

El sábado a la noche fue otra fiesta terrible, culiaron por todo el depa, dormitorio, living, ducha, cocina. Se la pusieron los dos por el culo y por la concha al mismo tiempo. Le acabaron en la boca, en la cara, entre las tetas. Fiesta completa.

El domingo volvió a casa. Me contó todo lo que acabo de narrar, se tomó mi leche y se durmió. Yo me encargué de la cocina. Fueron dos noches inolvidables para ella. Siempre las recuerda al día de hoy con alegría.

Felices 30 años de matrimonio y cuernos 12

Después de ese fin de semana enfiestada con Guille y Miguel, tuvo algunas fiestas más en otros fines de semana largos. Habrán sido unas cinco veces más. Miguel vivía lejos y no le era posible venir seguido. En una oportunidad Miguel tiró la idea que fueran Guille y Rosana para la ciudad donde él vivía pero yo me opuse. Podía pasar algo e iba a ser un problema jodido. Rosana medio se enojó al principio pero después entró en razón. O sea, todo bien con vivir su vida sexual a pleno, pero tenemos una familia y hay que cuidarla.

Después sus salidas con Guillermo eran los viernes y alguna que otra mañana pasaba por casa a darle una buena culiada.

En 2015, precisamente Miguel le propuso un negocio a Guille, que al día de hoy tienen y les va muy bien por suerte, pero Guille tenía que mudarse a la ciudad de Miguel. Por nuestra amistad y confianza, nos consultó que nos parecía y la verdad que la propuesta era buena. Además él ya estaba medio cansado de andar en remisse y bueno, lo ayudamos a aceptar la propuesta. Hoy está muy bien, se casó y formó una linda familia, y según él se porta muy bien, cosa que yo no creo jejeje.

Obviamente que los primeros tiempos extrañábamos con Rosana esa relación, él era uno más en el matrimonio, pero de a poco lo fuimos superando. Al día de hoy tenemos contacto pero es como que lo que pasó ya fue y repetirlo no sería igual. Como que la magia ya pasó, pero tenemos una excelente relación a la distancia.

Rosana no tuvo más amantes hasta 2019 cuando conoció a Ignacio, que al día de hoy es su novio.

Atravesamos una situación económica muy complicada lo que obligó a Rosana a trabajar en casas de familia para ayudarme en la economía de la casa.

Comenzó a limpiar en el departamento de una amiga, y al poco tiempo, tipo marzo de 2019 le dijo que tenía un conocido del octavo piso que le había preguntado de alguien para limpiar el depa. El loco estaba recién divorciado, recién mudado a nuestra ciudad y es ingeniero agrónomo, por lo que suele viajar bastante.

Rosana salió de su amiga y bajó al octavo a ver si estaba este fulano. Cuando abrió la puerta dice que quedó impactada por la presencia del loco. Alto, 1,88 mts, delgado pero de cuerpo trabajado, y con un buen bulto, y él también abrió los ojos grandes cuando la vio. Rosana se presentó y él le dijo que no esperaba tener a una dama de limpieza tan bella. Pintaron onda casi de inmediato, charlaron un rato, Nacho le cebó unos mates y quedaron que iría a limpiar los miércoles a la siesta.

A mi me avisó que iba a ver a un señor para la limpieza por lo que la esperé tranqui en el auto.

Subió al auto sonriendo y me dijo: ¡Ay amor, me enamoré, no sabés que lindo chico es Ignacio!

Recuerdo que le dije: ¡Ah bueno, otra vez cuernos!

Bueno, me contó en que habían quedado y comenzó el miércoles siguiente. Cuando lo conoció era viernes.

Ya esa noche culiamos y Nacho comenzó a formar parte de la fantasía.

Yo le preguntaba si le gustaría chuparle la pija a Nacho, si le daría la cola, y ella me decía que si, que quería tener a ese macho para ella sola. Le acabé en la boca y ella me dijo que quería probar la leche de Nacho. El miércoles la lleve a las 2 y a las 6 de la tarde la fui buscar. El loco estaba en el depa, la recibió con un beso en la mejilla, charlaron un rato, le dio un juego de llaves y se fue al campo. A la noche le escribió para decirle que estaba todo muy bien, que la esperaba el próximo miércoles y que iba a tratar de estar para ver si iba tan linda como había ido. Rosana fue de remera, calza y zapatillas, nada del otro mundo, pero tiene el culo tan paradito que igual llama la atención.

En nuestros polvos ya Nacho era uno más de nosotros, Rosana ya estaba muy caliente con el loco y quería culiar ya con él.

El miércoles siguiente se puso una remera sin mangas y escotada azul, una calza gris, se bañó y maquilló y la llevé. Ignacio estaba en el depa. Habían chateado toda la semana. Iba nerviosa y ansiosa. Llegamos, la besé, le deseé suerte y que la pasara muy bien. Se bajó y me escribió al rato para decirme que estaba sorprendida de la tremenda pija que tiene Ignacio. A las 6 me escribió para que la fuera a buscar.

Subió y lo primero que me dijo, textual, fue: ¡Ay Eze que terrible pija tiene Nacho nunca me metieron algo tan largo y gordo!

Yo le dije que no debería ser para tanto, y me dijo que se la midió y tiene 21 centímetros de largo y es gruesa pareja, una cosa enorme me dijo que era.

Le pregunté si le había hecho la cola, me dijo que si aunque sintió algo de dolor, pero al final lo disfrutó. Llegamos a casa y a la noche ya en la cama y masturbándome me contó todo con más detalles.

Llegó, se saludaron con un beso en la mejilla pero muy cerca de los labios. Nacho estaba con una bata de baño, recién duchado y perfumado. Rosana le dijo que era muy rico el perfume. Nacho le agradeció y le dijo: lástima que sólo te parezca rico el perfume.

Rosana le dijo que un perfume huele rico en un hombre rico. Él se acercó y le dijo que estaba muy seductora con esa ropa y la tomó por la cintura. Rosana le agradeció y acarició su pecho. Él la abrazó y se besaron. Luego él se sacó la bata y allí Rosana quedó impactada con la pija de Nacho, ya la tenía a medio parar, Rosana comenzó a acariciarla y él le dijo que deseaba sentir su boca, Rosana se arrodilló y comenzó a mamarle la verga despacio, y se le paró completa de inmediato.

Le costaba metérsela mucho en la boca por lo gruesa, pero lo hacía porque le resultaba exquisita. Después Nacho la tomó de la mano, y besándose fueron a la cama. Allí la desnudó despacio, le besó todo el cuerpo y le regaló una hermosa chupada de concha. Rosana tuvo un orgasmo, y él volvió a besarla completa, la puso boca abajo y comenzó a chuparle el culo.

Rosana gemía de placer. Ignacio estaba a punto de descubrir que a mi esposa le gusta más que le metan la pija por el culo que por la concha. Rosana tenía la cola dilatada porque, después que terminó el noviazgo con Guille, yo le regalé un consolador que ella siempre usaba en la cola. Incluso cuando teníamos sexo, me pedía que le metiera el consolador en el culo.

Nacho ni lerdo ni perezoso la puso en 4 patas y comenzó a acariciarle el orto con la verga. Rosana gemía y se retorcía de gusto hasta que no aguantó más y le pidió que se la metiera en la cola, pero despacio porque la pija es muy grande. Nacho la besó y le dijo que se relajara que lo iba a hacer con mucho cuidado.

Sacó crema de la mesa de luz y comenzó a meterla muy despacio. Rosana sintió un poco de dolor pero no quería parar tampoco. Él la metía un poco, la sacaba, se ponía crema y la metía otro poco, hasta que finalmente Rosana sintió la pelvis chocar en su culo.

Estaba totalmente ensartada con 21 centímetros de pija en el culo. Nacho le dijo: mi amor que hermoso te entró me enamoré de tu cola. Se movían despacio hasta que la cola de Rosana se acostumbró y los movimientos comenzaron a ser más fuertes. Nacho no aguantó más y le inundó la cola con leche, le regaló una terrible acabada.

Se relajaron y se la sacó muy despacio. Se besaron y se fueron a bañar, para después volver a la cama y meterse esa verga toda en la concha que también recibió la leche de su nuevo macho. Después merendaron, charlaron, se besaron, Rosana se volvió a bañar y me escribió para que la fuera a buscar.

Ahí comenzó un nuevo noviazgo que dura hasta hoy. En el próximo relato les contaré como nos conocimos y como llegamos a ser nuevamente un matrimonio de tres. La pandemia nos tuvo algo alejados pero Rosana y Nacho cada tanto se las ingeniaban para verse. Abrazo.

Felices 30 años de matrimonio y cuernos 13

Les contaré como lo conocí a Nacho. Como conté, Rosana iba (y va hasta hoy), a limpiar el depa de Nacho. Algunos miércoles él estaba en el depa y se la cogía a mi esposa y otras veces por su trabajo no estaba. Igual Rosana siempre iba bañada y maquillada por las dudas que él volviera temprano. Ella sabía si estaba o no porque se escribían a cada rato. La vestimenta era más o menos parecida, remera, calza y zapatillas.

Los días que Nacho estaba, obviamente que lo único que limpiaba era el mástil del novio, pero bueno, ella lo hacía y hace con gusto.

Nacho quería estar más tiempo con Rosana para culiarla y un miércoles le tiró la onda de invitarla a cenar un viernes y que pasaran la noche juntos. Era la invitación que Rosana deseaba, pero en un tono de juego le dijo: que era una señora casada y él un señor divorciado. Él le siguió el juego, todo esto me lo contó Rosana que fue en la cama entre culiada y culiada. Nacho le dijo que la invitación era en serio, entonces Rosana le dijo que hablara conmigo, que yo no tendría problemas pero que él hablara. Nacho le preguntó si lo decía en serio y ella dijo que si, que yo no tengo problemas en que ella tenga una vida plena pero que no me gusta no saber que hace ella o enterarme por terceros. Nacho le preguntó si había tenido algún amante y que yo hubiera estado enterado y le contó que si, pero no le dijo nada de Guille, sino que le contó de Mauri, su primer macho. Y que si bien él nunca supo nada, yo sabía que Rosana culiaba con él y lo aprobaba.

Rosana me contó la propuesta y yo le dije que si ella estaba segura le dábamos para adelante.

Al miércoles siguiente la llevé, recuerdo que tenía una calza cortita color azul, y una remera negra. La dejé, nos besamos y me dijo que después me llamaba así subía a conocer a Nacho. Un ratito antes de las 6 me escribió para que fuera. Ella bajó a abrir la puerta, estaba recién bañada, en el ascensor nos besamos y me acarició la pija, y llegamos.

Entramos, Nacho estaba de bata, recién bañado también (se habían bañado juntos), nos saludamos dándonos la mano, y la verdad que el loco tiene un fachón bárbaro, tiene 48 años y está muy bien. Me cayó bien, supongo que porque Rosana me hablaba siempre bien de él.

Nos sentamos en el living, yo en un sillón solo y él en el sillón grande, Rosana preparaba el mate. Me decía que estaba muy contento con Rosana que ella siempre le hablaba de mi, que está muy enamorada y le producía envidia y que estaba contento de conocerme. Yo le dije que también estaba contento, que Rosana está muy bien con él porque siempre viene feliz a trabajar. Rosana se sentó a su lado y seguimos charlando todo con muy buena onda. Me daba la sensación que el loco no se animaba a hacer su propuesta, y en un momento Rosana le dijo: decile que me querés proponer.

Medio que le costó arrancar, pero arrancó. Je. Me dijo que Rosana le caía muy bien, que está muy agradecido y que le gustaría invitarla a cenar un viernes al depa, siempre y cuando yo no tuviera problemas.

Yo le dije que le agradecía que me lo dijera, que por supuesto que no había problemas y le comenté que yo soy el compañero de vida de mi esposa pero no soy su dueño, ella es su dueña y tiene la libertad de vivir su vida, siempre respetando la confianza mutua. Le aclaré que ella ya me había dicho todo y sabía que yo accedería. Respiró aliviado Nacho, se ve que pensaba que no se le iba a dar.

Rosana apoyó su mano en la pierna de él y le dijo: te dije que mi marido es un caballero. Él pasó su brazo por la espalda de ella y dijo: la verdad que si y lo felicito por ser así y por la hermosa mujer que tiene. Nos relajamos nuevamente, charlamos un rato más y nos fuimos. Nacho me dijo que contara con él para lo que necesitara y a Rosana que la esperaba el viernes con una rica comida y un postre aún mejor. (Un postre de 21 centímetros de largo).

Ya el jueves Rosana fue a comprarse ropa interior, la eligió rosa, bien apretadita al cuerpo. Fue a la peluquería y a depilarse. El viernes cuando se fue a bañar se llevó el consolador para dilatarse la colita. Se puso una camisa blanca, con un pantalón y saco rosados y tacos altos rosados también. Estaba hermosa por donde se la mirara.

Tipo 10 de la noche la llevé, con la excusa de siempre en casa, que tenía una juntada con amigas.

Iba tranquila. Se lo comenté y me dijo que si porque sabía que Nacho era ante todo un caballero. Llegamos, nos saludamos y me fui a casa. Me hice un par de pajas esa noche. Volvió como a las 9 de la mañana. Yo estaba despierto pero aún en la cama esperando me masturbara y me contara todo.

Llegó, me besó, se desnudó y se acostó a contarme todo mientras me acariciaba la pija y los huevos.

Nacho había hecho la cena y el postre. La atendió como a una reina. Ella entró al depa, se besaron, él le hizo dar una vuelta y le dijo que estaba hermosa, se volvieron a besar, cenaron, bailaron y comenzaron a desnudarse. Ella se sentó en el living a mamarle la verga, le chupaba la pija, se la lamía y también le lamía los huevos. Él le acariciaba el pelo y le decía que por fin la tendría una noche para él solo. Rosana también le dijo que quería pasar la noche con él. Fueron a la cama, Nacho la desnudó despacio, besando cada lugar de su cuerpo, besó muy despacio sus tetas, le acarició los pezones con la lengua, después muy despacio le sacó el pantalón, dejándole puestas la tanga y las sandalias. Le besó las piernas, los pies, y fue subiendo muy despacio hasta su concha que ya estaba totalmente mojada y caliente. Le corrió la tanga y se la comenzó a besar muy suave y de a poco fue dejando de besar para comenzar a lamer, le sacó la tanga y siguió lamiendo la concha de mi esposa. En ningún momento aceleró el ritmo, siempre despacio, Rosana estaba loca de placer. No sabe cuánto tiempo se la chupó, fue un largo rato hasta que ella tuvo un precioso orgasmo. Dice que gritó de placer pero no le importó si algún vecino la oía, ella estaba en las nubes. El siguió besando su cuerpo, volvió a besar sus tetas, su cuello, sus labios. Le preguntó al oído donde quería la pija, y Rosana, obviamente, le dijo que en la cola. Se dio vuelta y él comenzó a chuparle la cola, a meterle un par de dedos, a prepararla para romperla con su terrible verga.

La penetró con suavidad pero firme hasta que la metió completa. Rosana gemía pero paraba la colita para que la culiara mejor. La culió también despacio sin apurar el ritmo, mucho rato hasta que la llenó de leche, la abrazó fuerte y la beso un largo rato. Su pija se puso flácida dentro de ella pero no se la sacó. Se quedaron mimándose y en pocos minutos Rosana comenzó a moverse lo que hizo que la pija se fuera parando nuevamente dentro de ella. La tenía toda adentro y se sentía feliz, deseaba que ese momento no terminara nunca. Volvieron a hacerlo por la cola, pero a la leche Rosana la quiso en su boca. La chupó hasta que sintió el chorro caliente, la tomó toda, y siguió lamiéndo esa verga un ratito más. Durmieron abrazados, y a la mañana, él la despertó con besos en las tetas, le chupó la concha y se la metió hasta el fondo, le dijo que era el agujero que le faltaba llenar de leche, y así lo hizo.

Mientras Rosana se bañaba él preparó el desayuno. Luego la trajo hasta cerca de casa.

Yo le dije que quería acabar en su boca, ella se metió la pija y acabé, tomó mi leche y se durmió abrazada a mi. Yo también me dormí.

Nos despertamos cerca del mediodía cuando sonó su celu. Era Nacho que la llamaba para saber como estaba y como la había recibido yo. Le dijo que todo bien, que yo estaba feliz porque ella estaba feliz.

Esa salida de viernes comenzó a ser más seguida y los miércoles a la siesta eran un clásico hasta que llegó la pandemia y todo se complicó.

En otro relato les cuento como empezamos a hacer tríos y no me queda mucho más para contar. Abrazo.

Felices 30 años de matrimonio y cuernos 14

Las citas de mi esposa con Nacho eran los miércoles y algún que otro viernes que se iba a pasar la noche con él. Todo bien, Rosana le contó de su noviazgo con Guille, de los tríos conmigo y con el primo de Guille. Hizo un grupo de whatsapp donde estamos los tres.

Y llegó la pandemia, un par de meses encerrados, luego las cosas se fueron flexibilizando pero los miedos a los contagios persistían. Nacho y mi esposa volvieron a verse en agosto de 2020 un miércoles a la siesta. Desde ahí todo fue volviendo a la normalidad. Nacho tiró la idea de hacer un trío y además le dijo a Rosana que él tiene cuatro amigos que salen a viajar en moto, viven en Santa Fe de donde es Nacho y suelen venir a Córdoba. Le preguntó si le gustaría estar con cinco hombres, a lo que Rosana ni me consultó y dijo que si de una. Quería tener una aventura así.

Todos los tríos los hacemos en el depa de Nacho, nuestros hijos ya son grandes y en casa no se puede.

El primero fue un viernes a la noche en diciembre de 2020, pasamos a comprar pizza y helado y fuimos. Rosana tenía una remera verde y una calza blanca, sandalias verdes y no se puso ropa interior. Llegamos, Nacho estaba sólo con un bóxer, por lo que en 5 minutos ya estábamos los tres desnudos en la cama. La verdad que Nacho me saca 4 o 5 centímetros de pija, es evidente la diferencia de tamaño pero le pongo onda jajajaja. Para ser sincero, envidio la pija que tiene.

Rosana fue la reina, le hicimos el amor realmente. A Nacho le gusta hacer todo despacio, disfruta cada segundo y nosotros nos hemos adaptado a sus formas y los tres disfrutamos mucho.

Disfruté de mirar como esa tremenda verga entraba en el culo de mi esposa, despacio pero firme, ella gemía llena de gozo. El culo de ella ya está acostumbrado a semejante trozo de carne. Cuando la ensartó completa Nacho me dijo: Mirá amigo que hermoso queda el culo de tu mujer con mi pija toda adentro. Yo le dije, que si que era muy lindo ver como le entra.

Me preguntó si me gustaría ponérsela en el ojete a mi mujer, le dije que si, pero ella no me deja. Él se rió y me dijo: me parece bien, este culo merece una buena pija como la mía, la tuya es chica para este agujero. Rosana se largó a reir y le dijo: quedate tranquilo que nunca te voy a engañar por la cola con mi marido. Dijo Nacho: por la cola no, pero por la concha y la boca si pedazo de puta, ahora por puta te voy a culiar fuerte.

Y comenzó a darle fuerte, yo miraba extasiado la escena. Él a full y Rosana al borde de las lágrimas por tanto placer, gemía como loca, le decía te amo papito, rompeme bien el culo para que mi marido lo vea roto, dale amor dame leche. Nacho ya fuera de control le decía puta de mierda culiada culo roto. Aceleró aún más los movimientos y largó él un grito.

La llenó de leche, pero mucha leche en serio. Le miré el culo a Rosana cuando se la sacó y le temblaba de la paliza que acababa de recibir. Estaban transpirados. Me di cuenta de la gran conexión que hay entre ellos. En la cama son el uno para el otro. Nos relajamos, cenamos, charlamos. Después volvimos a la cama. Hicimos doble penetración, yo por la concha y Nacho por la cola. Dormimos un rato y después ellos cogieron de vuelta y yo disfruté verlos.

Volvimos a casa muy felices, realmente disfruto más los tríos con Nacho que con Guille.

Pasaron los meses, las restricciones se flexibilizaron y llegó el momento soñado por Rosana. Un finde largo vinieron los amigos motoqueros de Nacho. Él también tiene una moto, una Harley hermosa.

Nacho les dijo que tiene una amiga divorciada que le gusta mucho la verga y quería tener una orgía con muchos hombres, se la describió como era, aclaro que a Rosana no le gustan las fotos ni los videos por eso no tengo ningún registro de las fiestas que tenemos, a los tipos les pareció excelente idea.

Llegaron un viernes al mediodía y a la noche la llevé a mi esposa a su fiesta soñada. Ropa interior roja, camisa roja, minifalda blanca bien pegada al cuerpo y sandalias rojas. Una perfecta puta.

Iba ansiosa y nerviosa, Nacho le había pasado fotos de los locos, no eran gran cosa pero ella quería tener la experiencia de estar con varios hombres al mismo tiempo.

Volvió a casa muy feliz, pero muy feliz. Fueron 4 caballeros al igual que Nacho. Todos con las pijas más chicas que Ignacio pero la fiesta que le hicieron fue fantástica.

Narro lo que ella me contó:

La recibió Nacho, le presentó a sus amigos, todos estaban en shorts y remeras muy descontracturados. Le dijeron que era muy bella y que estaba muy sensual. Ella agradeció y ellos comenzaron a acariciarle la cara y el pelo, hasta que uno bajó su mano hasta la cola, Rosana lo besó y ahí todos comenzaron a manosearla y besarla. En un par de minutos estaba desnuda, arrodillada y con 5 pijas para chupar. Estuvo jugando con las pijas un rato, chupando, lamiendo, besando. En un momento uno dijo que quería soberearle la concha, la llevaron a la cama, ella se acostó y comenzaron a chuparle la concha, besarle las tetas y cogerle la boca.

Los locos hablaban entre ellos, le decían a Nacho que estaba muy rica la amiga y era muy puta, que la iban a culiar toda la noche, total si no tiene marido debe necesitar mucha leche y se reían. Nacho les dijo que el marido la tenía chiquita por eso le ponía los cuernos hasta que un día la encontró culiando con su macho en la casa y se divorció.

Rosana disfrutaba de tener tantas pijas a disposición. Nacho dijo: prueben el culo rico que tiene, la dieron vuelta y uno se lo comenzó a chupar. Rosana en casa se había metido el consolador mientras se bañaba para tener la cola más preparada. El que se lo chupaba dijo que estaba muy abierto y se la metió hasta al fondo por el ojete.

Rosana no podía emitir palabra porque tenía la pija de otro loco en la boca. Uno se acostó, Rosana se le sentó con la concha y otro la ensartó por el culo, los otros le daban por la boca. Le decían puta, culiada, chupa pija.

Nacho en un momento les dijo que mi gordita se banca 2 pijas en el culo por lo que los locos se pusieron manos a la obra. Primero la clavaron dos, luego los otros dos y Nacho le tapaba la boca con la pija. Para finalizar la primera parte de la fiesta, dos le acabaron en el culo, y los otros tres en la cara. Le llenaron la cara de leche.

Me dijo Rosana que se sintió la mujer más puta y feliz del mundo, que es hermoso sentir esa lluvia de leche caliente en la cara.

Descansaron un rato y después arrancaron de vuelta. La culiaron toda la noche, de a ratos alguno se dormía pero estaban los otros para darle pija constantemente.

A todo esto ella me lo contó masturbándome despacio pero igual acabé al ratito. Me calentó mucho todo lo que vivió y le dije que me gustaría verla en una fiesta con los amigos estos, pero que ellos no supieran de mi presencia. Es difícil, pero capaz en algún momento se dé. Los tipos no saben que yo sé todo. Para ellos Rosana es una puta divorciada que le gusta mucho la fiesta.

Hoy, 2023, ella tiene una excelente relación con Nacho, en la cama se entienden muy bien, la cola de ella está muy acostumbrada a semejante pija y él es casi su dueño exclusivo, sólo los amigos de él se la ponen por la cola cuando vienen. Yo no tengo ese gusto.

Igual Rosana dice que ninguno de los cuatro amigos de Nacho es pijón por lo que en la cola las siente a las pijas pero no le dan el placer que le da su novio. Nacho no tiene novia oficial, dice que no le interesa porque tiene a la mejor puta en su cama y que la ama. Rosana también lo ama. Disfrutamos nuestros tríos y cada tanto tiene fiesta con los amigos de Nacho, una o dos veces por año cuando salen a viajar en moto. Los viernes pasa la noche con Nacho.

En casa la excusa es que va a cuidar a un matrimonio de ancianos porque esa noche tiene franco la chica que va el resto de la semana. Hay veces que va en otros días de la semana. La excusa es que la otra chica no puede ir.

Esto es todo amigos, 31 años ya de amor, de felicidad y de una confianza infinita con mi esposa. Somos felices, la volvería a elegir mil veces más, la amo y eso es lo que vale.

Denle libertad a sus esposas, si pueden hacer tríos háganlo y disfruten que tengan un amante. No es malo ser cornudo, todo lo contrario es una de los mayores placeres que puede disfrutar un hombre casado.

Felices 30 años de matrimonio y cuernos 15

Hola a todos, vuelvo a esta excelente comunidad para contarles la última fiesta de mi esposa con su novio y amigos, porque me parece que vale la pena.

La fiesta tuvo lugar el finde largo del 24 de marzo. Como ya he contado, Rosana está de novia con Ignacio hace más de 3 años, y cada tanto tienen fiesta con los 4 amigos motoqueros de Ignacio, cuando viajan algún finde largo.

Para este último feriado, alquilaron una cabaña en una localidad serrana. Nacho habló conmigo para preguntarme si Rosana podía ir a pasar el finde con ellos (se fueron el viernes a la mañana y volvieron el domingo a la tarde). A mi siempre me pareció muy arriesgado todo eso, porque puede pasar algo, puede verla algún conocido, pero bueno, accedí porque Ignacio es uno más en el matrimonio y realmente la ama a mi esposa y sé que la cuida mucho.

Por otro lado, Nacho le dijo a Rosana que invitara a su prima Agustina, que es igual de puta que Rosana, con la diferencia que se ha divorciado hace poco porque su marido la encontró culiando con un macho y no soportó ser cornudo. Agustina sabe de la relación de Rosana con Nacho, pero no sabe que yo lo sé. Para Agustina yo soy un cornudo que ignora todo. Rosana y Agustina siempre han sido compinches, Agus sabe todas las historias de Rosana y viceversa. La diferencia siempre fue que yo soy feliz sabiendo que mi esposa disfruta a pleno del sexo, y en cambio Joaquín, (el ex marido de Agus), nunca supo que era cornudo hasta que Agus se llevó a uno de sus machos a culiar a la casa, y Joaquín volvió antes del trabajo y descubrió todo. Cosa que podía pasar y pasó, aunque después de muchos años de cuernos. Agustina tampoco sabe de los tríos que hacemos con Nacho, osea, ella sabe que Rosana tiene un macho pero nada más. Mientras más en secreto tengamos todo, mejor. Rosana le propuso la idea a su prima, ella accedió y quedaron de acuerdo que a mi me dirían que se iban ellas solas a pasar el finde, Agustina para despejar la mente después de la separación y Rosana de compañía por ser su prima confidente.

Agustina es muy linda, tiene 45 años, piel blanca, pelo castaño claro corto, no tiene la cola tan parada como Rosana pero igual la tiene muy linda, y fundamentalmente tiene un par de tetas hermosas.

La cosa que el jueves a la tarde llegaron los amigos motoqueros y a la noche Rosana pasó a buscar a Agustina y se fueron al depa de Nacho. Rosana se puso una calza blanca y una remera negra, y no se puso ropa interior. Dijo que iba a estar toda la noche desnuda y que no tenía sentido ponerse ropa interior.

Tuvieron una tremenda orgía los 7, y el viernes cerca del mediodía se fueron a las sierras. Llegaron a la tarde, y para entrar en calor las culiaron un buen rato a las chicas.

Cenaron en la cabaña, luego fiesta, el sábado fue similar y el domingo a la mañana hicieron la última fiesta antes de regresar.

Durante el finde nos mensajeamos con Rosana, incluso el sábado a la tarde me llamó porque habían salido a pasear solos con Nacho y pudimos hablar un momento. Se los escuchaba felices y cansados de tanta fiesta jijiji…

El domingo a la noche, ya en casa, agotada pero muy feliz, como de costumbre, Rosana me contó todo masturbándome muy despacio.

El jueves a la noche llegaron al depa con Agus, la cual iba de minifalda bien corta, Rosana les presentó a los chicos, los cuales las besaron a ambas y comenzaron a manosearlas cosa que las chicas retribuyeron tocando las vergas de los chicos. En menos de 5 minutos ya estaban ambas chupando pijas a gusto.

Uno de los locos tomó a Agustina y la llevó a la cama donde comenzó a chuparle la concha, los otros también se dedicaron a Agus, y Rosana se quedó en el living haciendo el amor con Nacho. Primero le chupó la concha muy despacio como él siempre lo hace y luego se sentó en el sillón, abrió las piernas y Rosana se sentó de colita en el mástil de su novio. Nacho le propuso quedarse solos en el living y que los demás disfrutaran en la cama. Así lo hicieron. Escuchaban que los amigos le decían de todo a Agus, como que era más puta que la prima, chupa verga, culiada, hija de puta, culo roto, petera, y Agus gemía hasta que gritó de placer, y los chicos también. Le acabaron, en la cara los cuatro.

Agus apareció en el living con la cara llena de leche pero feliz con los chicos. Rosana seguía ensartada con Nacho que se movía despacio para demorar la eyaculación.

Siguieron de fiesta un rato más y se durmieron, Agus y los chicos en unos colchones en el piso y Nacho y Rosana en la cama matrimonial.

El viernes salieron cerca del mediodía y llegaron a la cabaña a la tarde.

Bajaron el equipaje, guardaron las motos y Agus se fue a bañar. Los 4 locos se fueron turnando para ducharse con ella y darle la correspondiente culiada. Después Nacho y Rosana se bañaron juntos.

A la noche la fiesta fue completa para Agustina, los cuatro amigos le culiaron completa, con doble penetración por ambos agujeros. Me contó Rosana que Agus nunca había tenido dos pijas juntas ni en la concha ni en el culo, y que quedó enloquecida con la experiencia.

Resumiendo, los amigos de Nacho se dedicaron a Agus, y Rosana y Nacho tuvieron una especie de luna de miel.

Lo disfrutaron muchísimo. Nacho me propuso de volver a alquilar la cabaña pero para nosotros tres, cosa a la que accedí, para otro finde largo.

Y en cuanto a los amigos, quedaron felices con Agus, por lo que tienen puta asegurada cuando vengan a la ciudad, porque a ella le gustaron mucho los chicos y la doble penetración por ambos agujeros.

Para cuando Rosana me contó esto, yo ya había acabado como loco en su mano, me recontra calentó la aventura que tuvo. Y lo que más le gustó es que Nacho en ningún momento buscó de culiar con Agus, le fue fiel a mi gordita. Le gusta tener un marido y novio fieles, jeje.

Rosana en cambio, culió con los chicos, una vez con cada uno, pero dijo que fue a modo de despedida, porque ahora la puta fiestera es su prima.

Abrazo y gracias.

By: Ezequiel 😊

Compartir en tu redes !!
Ezequiel
Ezequiel
Relatos: 6