Infidelidades | 16.238 lecturas |

Crónica de un trío mi esposa un amigo y yo

Crónica de un trío mi esposa un amigo y yo 2

Nos juntábamos mi amigo y yo a tomar una copa en casa, mi esposa nos atendía como reyes, siempre con una sonrisa en la boca, nos tomamos los tres varias copas, mi amigo empieza a platicarnos; estoy feliz con ustedes los quiero mucho, desde la primera vez que cogí con tu esposa corté a todas mis novias pues todas juntas no cogen tan sabroso como Gaby, con ustedes no hay que usar condón, ni hay chantajes que la regla no me baja.😘💕

Estás preciosa Gaby, ¿nos enseñas  tu tanga?…

¿Ya vas a empezar a joder?…

Anda sube rápido tu vestido y nos la enseñas?

Mi esposa se hacía la difícil y le respondía que no, cruzando sus piernas pues se sentaba en un banco alto, pero con el vestido muy arriba de sus muslos.

Luego mi esposa se acercaba a mí y me besaba la boca, de inmediato Luis protestaba, y a mí ¿no me toca nada?… Gaby le daba un beso  de picorete en la boca.

Seguía jodiendo mi amigo con enséñame tus pantis, ¿son negras?…

Enséñale los calzones al pobre Luis mira como lo tienes, la cabrona de mi esposa sentada en el banco abría al máximo sus piernas y subía su vestido, uf, que vista de su panocha cubierta por esa suave tela se le marcaba su rajita.

Luis se quedaba en shock, con los ojos de plato escudriñando lo más que podía.

Bajaba el vestido y seguíamos tomando. Mi amigo con un notorio bulto en los pantalones le pedía a mi  esposa: nos enseñas tus chichitas las tienes preciosas, si mi esposo me da permiso te las enseño.

De inmediato mi amigo me presionaba? Verdad que ¿sí le das permiso?… Solo que tú le ayudes a quitar el vestido, de inmediato brincaba a la espalda de mi señora para ir desabrochando el vestido, a mí me fascinaba ver la cara de los dos, mi amigo la veía con cara de niño como si estuviera desenvolviendo un caramelo, y a mi esposa se le transformaba su cara por una de calentura divina.

Mi amigo le sacó el vestido, le desabrochó el sujetador, le empezó a mamar los pezones, mi esposa oprimía su nuca contra sus pechos, mientras empezaba a gemir suavemente, al principio te dan unos celos de la chingada cuando ves a tu mujer en brazos de otro cabrón que le está quitando los calzones, después de algunos encuentros lo disfrutas intensamente.

En un momento más mi esposa estaba acostada en la alfombra con mi amigo dándole una mamadota de coño tremenda, él tiene los labios carnosos y los bigotes se le pierden totalmente en la raja de mi esposa, dice mi amigo que es la panocha más sabrosa que ha probado pues tiene un sabor delicioso muy suave y que le fascina mamarle. Mientras aprovecha mi amigo para quitarse la camisa y abrir su pantalón.

Yo también me voy preparando quitándome la ropa, pues la verga está que revienta y tengo un deseo incontenible de coger a mi esposa separa sus piernas mostrando su panocha depilada, de inmediato le empieza a rozar con la punta de su verga toda la raja de Gaby, eso nos vuelve locos a mi esposa y a mí, pues me gusta mucho ver cómo le centra su glande en el coñito y lo empieza a hundir, luego lo saca todo y lo empuja a fondo se quedan un momento quietos los dos disfrutando la metida de verga.

Los orgasmos de mi esposa no paran casi todo el tiempo tiene orgasmos muy largos y continuos, de pronto veo como se mueve la pelvis con movimientos cortos pero rápidos le está pajendo la verga con sus músculos vaginales, es una cosa deliciosa que te hace mi mujer, sacándole la leche a Luis que resopla como locomotora.

Llegó el mejor momento para mí? Cogerme a mi esposa con su coño ardiendo, abierto y lleno de leche que cosa tan exquisita cuando lubricas tu glande con la leche que sale de otro y lo metes de un golpe, se siente delicioso como corre por tu palo el semen de otro cabrón y te hace un cosquilleo riquísimo, mi esposa me recibe con unos besos de lujuria riquísimos que te hacen volar.

Cómo a mi amigo le gusta tanto mi esposa, está pendiente de la cogida que nos estamos pegando, su leche escurre copiosamente al culo de mi mujer,  me recuesto  a un lado y la hago girar, queda ella encima de mí, de inmediato mi amigo le empieza a estrujar y a abrir las nalgas mojando su pene en su propia leche, la punta de su verga haciendo presión en el culito de mi amor se la empieza a meter lentamente, yo le abro las nalgas mi esposa ella se pone a gatas con sus piernas muy abierta y saca casi toda mi verga, para recibir la de mi amigo.

Cuando la siente adentro empieza a meter mi verga hasta el fondo, que cosa tan deliciosa sentir como se rozan nuestras vergas a través de la delgada membrana que las separa, tomamos  un movimiento muy rico.

Uff. Es delicioso,  mi amigo nos pellizcaba los pezones a mi mujer y a mí, los besos interminables de los tres, los orgasmos convulsionados de mi esposa y las aceleradas metidas de vega que le daba Luis, me hicieron estallar con una corrida de adolescente que no paras de aventar leche y sientes como se inflama al máximo la verga de mi amigo disparando chorros de leche en las entrañas de mi esposa.

A los que están felizmente casados les recomiendo que cuando menos una vez en su vida intenten hacer un trío, a nosotros es lo mejor que nos ha pasado.

By: Jorge 😊😂

Scroll al inicio