El profesor de física – I

📋 Lecturas: ️2193
⏰ Tiempo estimado de lectura: 6 min.

Holas! – de pequeño siempre tuve acoso de parte de mis amigos, compañeros de estudio, juegos y otros, yo era muy ingenuo porque la verdad nadie nace aprendido y uno que otro atrevido terminaba manoseándome y haciéndome besarle su chimbo, eso provoco mi despertar sexual, y aunque yo intentaba huirle a eso poco a poco me fue haciendo mella y no podía evitar el calentamiento de mi piel y el alboroto de mis sentidos.

Entonces, sentía que me gustaban y tenia curiosidad por las chicas pero también no me disgustaba ver otro chico desnudo frente a mi invitándome a tocarle, en este rol adopte la maña de manosear a mis primas y sobrinitas pequeñas, les acariciaba las nalgas e intentaba meterles el dedo y a ellas les gustaba porque yo les enseñaba mi intimidad también, siempre que teníamos  oportunidad lo hacíamos a escondidas, cuando les tocaba con el dedo en su chochos  ellas me pedían que se lo metiera y se notaba como les gustaba.

Precisamente esas circunstancias hicieron que yo sintiera curiosidad de que se sentía si me llegaran a meter el dedo o el pene, lo hice yo mismo mientras me bañaba,  sintiendo la delicia de lo resbaloso del jabón en mis nalgas aproveche con mis dedos y lo sentí tan rico que enloquecí , aquello fue tan delicioso que me vine por primera vez y morí de la felicidad mas grande que había sentido en mi vida, comprobé porque mis primas me pedían que les metiese el dedo.

Así fue que cuando uno de los chicos grandes de apellido Quiroga compañero de clase me ofreció un día unas monedas para ir a los baños a tocarnos, le dije que si me metía su chimbo por el culo iba y gratis, a el se le empalmaba bien y aunque no lo tenia grueso si lo tenia largo, soñaba yo con ser penetrado por un chimbo de mis amigos, Quiroga era alto de piel blanca y cada vez que me veía se le empalmaba ese día se me hizo agua la boca, nunca lo había chupado pero ese día estaba tan caliente que se lo chupe y el bobo se vino en mi boca y ahí termino mi deseo.

Pasaron los días y por mudarnos de casa a otro pueblo, perdí el contacto con los chicos y mis primas muy rara vez iban de visita y no teníamos chance alguno, yo me masturbaba en el baño y mi calentura era diaria, yo ya iba a cumplir mis 18 años cuando por cosas de la providencia fui de visita donde mi tío y me entere que uno de mis primos estaba recibiendo clases particulares de física, no iba bien en el cole y le pagaron particular, así fue que cuando llego el profe quede impactado estaba yo de visita y cuando llego el parecía salido de una película, era todo un machote grande de barba musculoso, de franela y pantaloneta ajustada al cuerpo, tanto le ajustaba que su miembro quedaba muy expuesto.

La madre de mi primo no disimulaba su interés y descaradamente le clavaba al profe su mirada en la entrepierna, su rostro sonrojado tambien la delataba y la inquietud de sus manos, cuando el me saludo me miro sonriente y note cierta maldad en su saludo porque me tomo la mano como una caricia, yo me sonroje le dije que mi nombre era Harol y senti que le agradaba, luego le dije a modo de charla que su cuerpo daba ganas de tomar clases, el lo tomo deportivamente y fue al patio de atrás con mi primo, yo los miraba de vez en cuando dándoles de comer a mis ojos junto con la esposa de mi tío que babeaba.

Cuando se iba ya después de la clase el profe se dirigió a mi dándome una tarjeta y que si me interesaba lo llamara, lo cual celebre sintiéndome enamorado por primera vez, esa misma noche en mi casa lo llame, no pude esperar al otro día, me saludo y me dijo una palabra que extremecio todo en mi, me dijo mi amor y de veras quieres que te enseñe cositas ? eso me llego al alma y le respondí que si que era todo lo que quería en el momento que me enseñara cositas, el se alegro y me pregunto si al día siguiente estaba disponible y le respondí que cuando el quisiera estaba disponible, me dijo que pasaba a recogerme temprano en la mañana, le dije que un abracito y colgó.

Al día siguiente llego a las 830 am por mi, no me había puesto los tenis me saludo y me halago mi presentación y me dijo que no iba a necesitar los tenis y fui por unas chanclas, subí al auto y no habíamos recorrido mucho cuando dentro de lo que el hablaba me coloco su mano sobre el muslo, no dije nada pero de inmediato mis sentidos volaron, sentir esa mano poderosa en mi pierna me dejo sin palabras, senti como si fuera su nena su pareja y me derrumbe.

En poco llegamos a su apartamento, tome asiento en la sala mientras el se quito la franela, luego me miro y me hizo poner de pie, me quito la franela tambien a mi y me pidió que me recostara sobre una camilla, me dijo que me haría unos masajes pero sin ropa y me saco el short, wao! me senti muy caliente, el mismo al tocarme la espalda me dijo que me sentía muy caliente a lo que le dije que si, entonces se apretó con una mano su bulto y me acaricio la nalga, corrió el borde de su pequeña pantaloneta y su chimbo grande y hermoso salto como cuando salta un toro a la arena.

Uyy!- dije sorprendido, el sonrió y me hizo bajar de la camilla, ven me dijo tomándome de la mano, tomo asiento, me hizo inclinar dejando su chimbote sobre mi cara y despacio lo puso sobre mi cara y luego yo empece a chupárselo como a un delicioso bombón, no me importo nada sentía aquel chimbo como lo mas rico de mi vida, Cesar como llamaba el me acaricio la cara y me pellizco las tetas con una destreza que hizo estremecer todo mi cuerpo, riendo dijo que yo era igual de sensible que mi primo pero que yo no daba chillidos como el, me di cuenta que a mi primo ya le había dado lo suyo y continué mamándole el chimbo mas caliente aun.

Cesar me hizo sentar en sus piernas y separandome las mías me unto algo y empezó jugando con su dedo en mi culo hasta metermelo y volverme loco de la emoción, era lo que yo deseaba con el alma tanto tiempo, otro dedo mas me hizo contorsionar mi cuerpo, el profe no espero y me estampo un beso en la boca que me sorprendió y yo estaba tan caliente y loco que sorprendido y todo le correspondí, su gran lengua bailo en mi boca con mi lengua mientras sus dedos horadaban mi culo, me senti como su nena de veras y mi voz se me partió, besame papi le dije, y el acomodando su chimbo en la entrada de mi culo me fue penetrando de a poco.

Compartir en tu redes !!