Sexo con Maduras | 3.418 lecturas | 03:00

El mejor sexo de mi vida lo tuve con Moni

El mejor sexo de mi vida lo tuve con Moni 2

En realidad no se llama Moni, ella sabe que yo lo se, pero para mí siempre va a ser Moni, así la conocí y voy a respetar. La conocí hace 18 años y tuvimos el mejor sexo del mundo. Hoy ella pasa los sesenta (está más hermosa que nunca), yo voy camino a los 46 y hace más de diez años que la deseo pero no consigo que me coja como solo ella sabe.

Creo que fui su juguete sexual, me llamaba, mejor dicho, me mandaba SMS y si yo estaba solo venía a mi casa y los dos gozábamos como verdaderos animales.

Ella está casada y con hijos, el marido sabe de nuestra historia y sé que lo disfrutó tanto como ella y yo.

Con ella todo era único y memorable, yo la esperaba desnudo, no nos decíamos ni hola y comenzábamos a besarnos y comernos desenfrenadamente . Cualquier lugar de mi casa servía , pero el living la calentaba especialmente, yo lo advertía. Una noche llegué a tener tres orgasmos en menos de una hora, y ella según me confesó dos.

Nunca nadie me hizo sexo oral como Moni, aún  siento su lengua en mis huevitos y recorriendo mi pene de arriba hacia abajo. No era de tomarse mi leche, solo una vez lo hizo y creo que no lo disfrutó, yo tampoco.

Un día fue tal la calentura que tenía que gemía desenfrenadamente , gritaba y disfrutaba hasta que tras sacarse la calentura se fue, menos mal, un vecino comedido llamó a la policía, vinieron y me dijeron que estaba maltratamos a una mujer, les dije que ingresaran y vieran que estaba solo. Les argumenté que me dirmi con la TV encendida y de ahí provenían los ruidos, no sé si me creyeron , pero se fueron y zafé.

Creo que ambos nos confundimos en algún momento y decidimos dejarnos de vernos, ella tiene un marido público y lo podía perjudicar, y a mí por momentos se me mezclaban las cosas, era calentura y algo más . A ella le pasó lo mismo, no tenía sentido herir a nuestros afectos. Creo que íbamos derecho a enamorarnos. Un día me dijo que le gustaba demasiado estar conmigo, que le daba miedo, al poco tiempo no me llamó más .

Vivimos en una ciudad relativamente pequeña y nos sabemos cruzar cada tanto, cuando yo la veo siento una inmediata erección , como antes, como siempre con Moni.

Hicimos locuras , en otro relato les voy a contar lo que pasó con un amigo artista de un pueblo cercano a donde vivimos.

Hoy si quiero tener buen sexo pienso en Moni, pero no quiero seguir estafando a nadie más, prefiero masturbarme y no herir a nadie más .
No se si mañana la encuentro sola me puedo reprimir , creo que a ella le pasa lo mismo. Sé que nunca va a dejar a su marido, pero podemos tener nuevamente el mejor sexo que jamás los dos tuvimos, de eso estoy seguro.

Scroll al inicio