El amigo del esposo de mi prima

Como les conté en mi anterior relato, me gustó el amigo del esposo de mi prima. Me quede pensando en si me buscaría o no. Pero por suerte lo hizo y comenzamos a hablar de cualquier pendejada hasta que me preguntó porque le deje mi número.

Y descaradamente le dije que era todo un bombón y me había gustado y que me gustaría sentir su verga dentro que ya la rutina de coger con el marido de mi prima ya me había aburrido y quería una nueva aventura. 😨

Y el solo dijo que estaba de acuerdo pero que lo mantuviéramos en secreto porque no quería perder su amistad con él.

De repente me envió la foto de su verga bien erecta y dijo mira cómo me la tienes. Al ver esa verga tan enorme sentí una corriente en toda mi vagina que no podía evitar cada segundo mojaba mis calzones más. 😵

Y así pasaron los días y él me dijo que si me gustaría pasar una noche con él, sin dudarlo le dije que sí. Al siguiente día me fui a las 5:00 de la tarde quedamos de juntarnos en el super mercado cuando llegué él ya estaba ahí.

Wow se veía tan guapo con su short hasta las rodillas, sus zapatillas con sus lentes y con esa camisa tan pegadita a su piel y su abúndate barba bien cuidada y moño de cabello. 😣

Me quedé sin reaccionar el solo sonrió me tomo de la mano y me dio un beso en la boca y me dijo que guapa estas. Y yo igualmente.

Entramos al mercado agarrados de la mano perecíamos novios y él se robaba la mirada de las chicas que hacían sus compras. 😜

Hasta que terminamos de hacer las compras y nos fuimos a su casa. Cuando llegamos, él se puso a ver tv y yo me fui a cocinar. Estando ahí el me agarro de las caderas me aparto el cabello y me mordía el cabello.

Una cena romántica como novios

Su respiración y la mía se agitaban cada vez más, hasta que me subió mi vestido alicrado me bajo el calzón y se bajó el cierre de su short. Me abrió de piernas y me la metió y yo ahhhhhh.

Y el solo se aferraba a meterla fuerte y a gemir no paraba de gemir y yo tampoco dentro de poco me quité el vestido y el brass. Me apretaba fuerte los pechos, era un placer tan incomparable sentir su dura verga en mi dilatada vagina. 👸

Me dio la vuelta y me cargó hasta la mesa del comedor, me sentó y rápido me la metió mientras golpeaba mis senos con una mano y con la otra me jalaba mi largo cabello y yo ahhhhhh, ahhhhh, ahhhh, asiiii, por favor no pares, ahhyyy.

Mi vagina palpitaba fuerte, mi clítoris los sentía estallar de lo duro. Saco su verga y me la deslizaba en mi clítoris, me daba pequeños golpes con la punta. Luego la volvió a meter hasta el fondo y cuando menos sentí no pude contenerme y me oriné de placer. 🙄

En ese momento ya no gemía sino gritaba ahhhhh, no pares, por favor no pares y cada que lo gritaba con mi vos excitada y titubeante, aceleraba más sus movimientos.

Yo me acariciaba mi clítoris hasta que de un momento a otro, lo escuché gritar ahhhh. Ahí supe que estaba por terminar y me la metía tan rápido y fuerte que sentía que su verga me saltaría por el culo, mi vientre ya me dolía que de menos la gran verga que tenía dentro hasta que nos vinimos juntos. 😆

Llegué a uno de los mejores orgasmos, los dos gritábamos fuertes hasta que termino dentro de mí y la dejo dentro. No dejo ni un solo centímetro fuera me quedo mirando y me besó. Y dijo que buen orgasmo me has hecho tener con razón tienes loco al estúpido imbécil de mi amigo pero ahora eres mía.

Solo sonreí limpie, la mesa y cenamos. Vimos una película y a las 9 y media de la noche nos acostamos apagamos todas las luces y a su cuarto entraba un poco de claridad. 😮

El solo estaba en bóxer, se lo bajé, lo abrí y comencé a hacer un masajito de huevo. Se los apretaba con mi mano aunque no los podía abarcar todo, parecían huevos de toro. Los tenía tan duritos que opté por metérmelos a la boca jalarlos y chuparlos, estirarlos. El gemía rico, luego de un rato le chupé la verga ya la tenía bien ligosita por lo que estaba echando.

Le agarré los huevos y metí su verga en mi boca y jalaba el pellejito de su verga para arriba. Lo estiraba y lo dejaba caer desde arriba le encantaba tanto que hasta pequeños brinquitos daba. Gemía y me jalaba del cabello y me la rempujaba más a la boca. Empecé a arquear, mi saliva caía por sus huevos y me hacía sentir como una perra. 😍

Y eso me calentaba mucho y no pude más, me subí encima de él. Se movía tan rápido y el me nalgueaba fuerte gimiendo. Me arrecosto encima de él y lo jalaba del cabello y le besaba cuello y mordía sus orejas y eso lo hacía ponerse como un toro cachondo.

Me puso rápido en 4 bien abiertota y me la metió de un solo empujón. Yo ahhhhh, me nalgueaba a su antojo haciéndome sacar unos gritos. Sus huevos chocaban con mi clítoris, hacían un sonido tan rico y su verga deslizaba tan rico. Me arañaba la espalda y decía que rica estas ahhhh. 💋

Hasta se doblaba su verga mientras la metía pues lo hacía tan fuerte, tan salvaje. Eso me hacía mojar más y gritar como una puta.  Pero me callaba con sus besos, luego se acostó encima y me la metía fuertísimo y no dejaba de gemir. Mi piel la tenia de gallina y mis pezones a reventar de erectos, el los mordía y los chupaba.

Y me hizo terminar tan rico que sentía bajar mi acabadura en mi culo. Y en mis piernas y el no dejaba de meterla. Luego de un rato me la saco y me la metió en la boca y mientras estaba acabando en mi boca, yo se la chupaba apretaba sus huevos. Y el gemía más que nunca. Hasta quedar seco. 🙃

Ya por la madrugada me pidió que se la mamara y empezó a orinarse poquito por poquito en mi boca; pero no me sacaba su verga de la boca y yo apretaba sus huevos eso lo volvía loco. Y ya al rato me termino en los pechos.

By: Nicol