📋 Lecturas: ️1721
⏰ Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Estaba en un centro comercial, cuando me encontré con la hermana de mi amigo, (la que me follé días atrás).

Ella; Hey, ¿que haces por aquí?… Me peguntó mientras ne daba un beso en las mejillas.
Yo; Hola… La saludé devolviendole los dos besos… Dando una vuelta, Estaba aburrido en casa.
Ella: ¿Te importa acompañarme?… Preguntó… He venido sola y necesito la opinión de aguien.
Yo: No sé… Contesté dubitatibo… ¿Y si nos ve alguien?
Ella: ¿Te asusta eso?… Me susurró al oido… Hemos follado con mi hermano.
Me quedé unos segundos sorprendido e inmobil por su comentario.
Yo: Estábien… Acerté a contestar… Te acompaño.
Ella: Genial… Chilló contenta.

Fuimos a comprar ropa para las vacaciones de verano. Pantalones cortos, camisetas de tirantas, bikinis, etc… Entramos en una tienda y comenzó a mirar ropa y me daba lo que se iba a probar. Cuando tenía varias prendas, fuimos al probador. Ella entró en el primero que encontró vacio. Ese probador, por suerte para mí, tenía la cerradura rota y la puerta no cerraba, por lo que me quedé pendiente de que no se abriera.

De vez en cuando, abría un poco la puerta, por lo que pude verla desnudarse, con la puerta entre abierta, deleitándome con sus tetas, pues no se quitó las bragas. Mi polla iba a estallar en mi pantaón. Se probó el primer bikini y le quedaba genial. Tapaba lo suficiente de sus tetas y la braguita casi se le metia entre las nalgas. Mi polla seguia queriendo salir. Cada bikini que se probaba me ponía más cachondo, hasta que no pude resistirlo más.

Miré a mi alrededor y no había nadie en los probadores, por lo que entré cuando se estaba quitando el último bikini y agarrandola desde atrás le acariciélas tetas, mientras besaba su cuello y espalda. Me bajé los pantalones y el boxer y mi polla saltó como un resorte. Mi morena se agachó y colocandose de rodillas comenzó a mamarmela.

Antes de correrme le hice un gesto y solté toda mi lefa en sus tetas. La hice sentarse en el banco del probador y abriendole sus piernas le comí el coño hasta que sus flujos inundaron mi boca.

Nos recompusimos la ropa y comprobando que no había nadie, salimos del probador y recogimos la ropa que iba a comprar, pagó y salimos de la tienda. Por el camino a su casa, en el coche, le puse la mano en su entrepierna y comencé a masturbarla por encima de la ropa, haciendola gemir con un orgasmo.

Estábamos en un polígono industrial casi abandonado, pues la mayoria de naves estaban cerradas y abandonadas. Entré en una calle sin salida. Apagué el motor y acto seguido agarró mi polla por encima de mi ropa. Me desabrochó el pantalón, y sacando mi polla la besó, lamió y se la metió en la boca. Sentia sus labios subir y bajar por mi polla.

Pasamos a la parte trasera del coche y nada más ponerse en posición de perrito, le bajé los pantalones y las braguitas y se la inserté en el coño poco a poco mientras acaricciaba sus tetas por debajo de la camiseta. Comenzó a gemir desde que se la metí.

Despues de un buen rato bombeando, la saqué y me corrí entre sus nalgas. Se limpió con un klinex que siempre llevo en el coche, nos recompusimos y seguimos camino a su casa.

Compartir en tu redes !!
Macareno1972
Macareno1972
Artículos: 2