Con muchas ganas, tuve esa experiencia

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.


Tengo 38 años y 10 de casada, y bien si a veces peleamos mi marido y yo, se puede decir que nuestra relación es buena, cierto día que llevaba a mi hija a la escuela conocí a octavio, era un hombre de unos 36 años, más joven que yo y mucho más joven que mi marido que tiene 47, bien noté que siempre llegaba solo a dejar a su hijo al colegio, y la verdad la curiosidad me empezó a invadir, era muy guapo alto y de cuerpo atlético, y la verdad llamaba la atención de todas las madres que llevaban a sus hijos al colegio. desde que lo vi no dejaba de pensar en el, me propuse seducirlo, al día siguiente me vestí lo más provocativa posible, acerque mi camioneta a su auto desde el cristal le sonreí y el me devolvió la sonrisa, ese día llevaba tacones altos y un vestido negro muy provocativo con un buen escote para resaltar mis tetas, espere a que llevara a su hijo hacia la puerta y ya de regreso, baje yo de mi camioneta dejandole ver mis ben formadas piernas casi a medio muslo, volví a sonreirle y el me correspondió, me acerque y le dije mi nombre nos presentamos, y cruzamos unas cuantas palabras, yo ingrese al colegio pues use como pretexto ver a la administración, tardé solo 3 minutos y para mi sorpresa el seguía afuera del colegio, de manera discreta pero dándome cuenta le mostré de nuevo mis piernas al subir a mi camioneta, arranque y el comenzó a seguirme, yo esta como loca pensando en la suerte que tenía, puse las intermitentes y me detuve, el bajo de su auto e intercambiamos teléfonos celulares, era obvio que le había gustado, nos empezamos a mandar whatsaps, yo de plano le confesé que me atraía muchísimo y el me comento lo mismo, así que decidimos vernos, mi marido no sospechaba nada, así que me propuse a ponerle los cuernos, mi calentura por ese macho me sobrepasaba, estaba decidida a entregarme a el, nos vimos y sin más preámbulo nuestras lenguas se entrelazaron, y nos fuimos al hotel de inmediato, yo estaba completamente húmeda, ya en el cuarto se retiró los jeans y debajo del boxer pude ver lo enorme de su erección, era un miembro grande y poderoso, el sonreía pues sabía lo que tenia y que yo ya me lo saboreaba, sin más me quite las bragas pero deje mis tacones altos y atraves del espejo del baño, le deje ver mi culo perfectamente redondo y bien firme, eso provoco que aquella verga creciera de manera enorme, un poderoso falo cabezón y grueso que estaba riquísimo, salí del baño completamente desnuda, solo en tacones y el ya estaba desnudo, mostrándome ese hermoso animal entre sus piernas, yo sin más me hinque ante él, le comencé a dar lengua a su cabezota y eso lo volvió loco, poco a poco lo comencé a mamar, muy despacio era enorme, me llenaba toda la boca, el sin más me tomó de la cabeza y empezó a empujar muy fuerte, aquella verga me ahogaba por completo, embestía como un toro en celo, mi pepa ya chorreaba, y sin más me levanto como si no pesara nada, me puso en el filo de la cama con mi culo bien empinado y empujo aquellos 22 centímetros de un solo golpe arrancándome un grito de dolor y placer, me tomó de las caderas y comenzó a darme muy fuerte, me deciá que yo era su puta y jodia durisimo, yo estaba como loca de gusto muy fuerte entraba y salia esa macanota de mi pepa, no paraba era un toro en celo, yo gemía como puta y pedía más y más el me jodía con fuerzas, de pronto me puso patitas al hombro y lo disfrute mucho, ver su cara llena de gozo cuando metía su vergota en mi pepa me mojo aún más, me volvía loca con cada embestida de su enorme falo, me tenía completamente ensartada, jodía con todas sus ganas y me decía que nada lo calentaba más que joderse a una casada, no paraba hasta que le pedí la leche, el me decía que no que quería seguirse chingando mi panocha, entonces para provocarlo le dije que no se fuera a venir por que estaba fértil y no podía dejarme la leche adentro, pude ver la lujuria en su cara y comenzó a bombearme más fuerte sin parar, yo le pedía que no me dejara la leche adentro que me podía preñar, veía su cara llena de lujuria sonriendo, le empecé a suplicar que los echara afuera, (yo con toda la intención de que terminara adentro) y el sonreía y empujaba más fuerte, le empecé a decir no octavio no lo hagas y el empujaba más fuerte su verga riéndose, sabiendo que yo no podía hacer nada, pues me tenía bien ensartada, hasta que empezó a joder más rápido y más fuerte la leche ya la tenía en la punta de la verga, y yo hacía como que me quería safar y el no me lo permitía, hasta que comencé a sentir que ya venía la leche, me quise sacar pero el me dejo caer todo su peso doblando mis piernas, y riendo comenzó a decirme, toma mi leche, tómala toda, ríos de esperma llenaron mi panocha, antes de terminar de venirse me la saque y hábilmente me lancé sobre su verga para que terminara de venirse en mi boca.

By: Luna indiscreta

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236