Como termine cogiendo con mi ex esposa – I, II, III, IV

📋 Lecturas: ️4633
⏰ Tiempo estimado de lectura: 33:00 min.

Mi ex esposa (Parte 1).- Este es un relato de como termine cogiendo con mi ex esposa.

En primer lugar me case cuando tenía 24 años, mi ex esposa llamada Wendoline me llevaba 4 años, media 1.55 centímetros, pesaba unos 57 kg, cabello corto negro, piel morena con muchos tatuajes en todo el cuerpo (se tatuó mi nombre en la parte baja de la espalda), senos medianos, y un buen trasero redondo, era una hermosa mujer. Yo 1.66 centímetros, pesaba 70 kg, cabello negro corto, cuerpo con forma, igual muchos tatuajes, y tenía un buen paquete midiendo 18 centímetros pero realmente era grueso. Lo que nos complementaba a nosotros era la sexualidad que teníamos, hacíamos de todo y probamos de todo. Pasaron algunos años y tuvimos problemas por lo cual decidimos que era necesario divorciarnos y tomamos esa decisión.

Posteriormente cada quien continuo con su vida y no tuvimos ningún contacto, en 7 años. Hasta hace unos meses, dónde recibí un mensaje de WhatsApp de un número desconocido. Por curiosidad abrí el mensaje y era de ella diciéndome que necesitaba verme para volver a firmar el documento del divorcio, porque al parecer la primera vez que lo firmamos había fallas en el papel que y necesitaba que ese documento estuviera bien.

Tarde unas horas en contestar el mensaje puesto que su mensaje me dejó desconcertado, accedí a verla para firmar su documento puesto que yo no tenía nada en contra, fue la mujer con la que me case y obviamente aún le guardaba un gran cariño, entonces accedimos a vernos en una plaza. El día del encuentro yo ya había llegado, la estaba esperando y de repente veo como se acerca, venía muy bien vestida, cabello negro corto muy bien peinado, tenía una blusa que dejaba ver un poco de sus senos, un pantalón de mezclilla que hacía que sus nalgas se vieran tan redondas y un par de botas negras.

Llegó me saludo y sugirió que comiéramos algo, accedí ya que tenía un poco de tiempo libre y fuimos a un lugar de comida rápida y pedimos, empezamos a comer, estuvimos un rato platicando, me habló de su actual pareja, de su trabajo y como le había ido todos estos años, yo también le conté como me había ido de mi vida y mi situación social y ya al final firmamos los documentos, nos despedimos, de nuevo a continuar nuestra vida.

Pasaron unas semanas hasta que volví a recibir un mensaje de WhatsApp yo estaba a punto de salir de mi trabajo ya que había doblado turno eran las 21:15 hrs. Era de Wendoline, en mi mente yo pensaba que me había escrito para decir que por fin el documento de divorcio había ya quedado, pero cuando abrí el mensaje me quedé sorprendido por lo que vi, era una foto de ella desnuda, tocándose los senos de forma provocativa, cabe mencionar que sus senos estaban tatuados lo cual hizo que me prendiera más y en la base del mensaje decía: Ven a cogerme.

No sabía que pensar o que decir, mi instinto decía que no, pero al ver la foto y el mensaje mi calentura ganó, solo se me ocurrió escribir: – ¿Dónde estás? – Ella inmediatamente mando su ubicación, yo me subí a mi camioneta y me dirigí a mi destino, maneje rápido porque mi cuerpo estaba acelerado, entonces llegué en 20 minutos, estacione la camioneta y subí a unos departamentos, toque el departamento que me dijo y me habré.

Wendoline tenía una bata negra cuando me abrió, me invitó a pasar, cerró la puerta, se quitó la bata, lo que veo me prendió aún más es ver qué estaba completamente desnuda a excepción de algo, tenía un collar que decía “PUTA”, sin mediar palabras, la tome de la cintura la pegue contra la pared, la empecé a besar, a tocar, a manosear, lamía su cuello y baje hasta sus senos, los cuales los apreté y los lamia y chupaba.

Ella solo soltaba ligeros quejidos, entonces ella por iniciativa se arrodilló y empezó a desabrochar mi pantalón, saco mi verga y la empezó a chupar, chupo y lamio con ganas, masturbaba al mismo tiempo mi verga mientras me observaba, escupía saliva en mi verga y seguía chupando, mientras seguía disfrutando de su boca en mi verga , ella me decía: -Extrañaba tanto tu verga-.

La levanté y la lleve hacia donde estaba un sillón, la coloque en cuatro, tome mi verga y la empecé a introducir en su vagina, estaba muy mojada y mi verga bastante babeada hizo que entrara fácil y completa, ella soltó un gemido intenso, tome su cadera y la empecé a mover a mi ritmo, en cada penetrada sentía como su vagina se contraía y apretaba mi pene, eso me prendió mas y empecé a cogerla con mas intensidad.

Se escuchaban ruidos lascivos e intensos mientras escuchaba como decía:-sigue así papi, cógeme duro papi – Saque mi verga, la tome y la coloque en la mesa, tome sus piernas las coloque en mis hombros y la empecé a penetrar una y otra vez, el ruido lascivo y la intensidad aumentaba, sus gemidos llenaron la habitación y se intensificaban cada vez más, yo estaba a punto de venirme, y al parecer se percató porque me pidió que me detuviera, se bajó de la mesa, se arrodilló y volvió a chupar mi verga, me dijo: – ya vas a venirte, ¿verdad? Vente en mi boca.

Me siguió masturbando con una mano mientras lamía solo el glande, le dije que estaba a punto de terminar: siguió masturbándome mientras me decía: – vente papi, dame tu rico semen.

Al escuchar esas palabras mi calentura llegó al clímax y eyacule directamente en su boca y vi como cada descarga, llenaba su boca de mi semen, ella saboreaba cada gota de mi semen y después lamio mi verga hasta dejarla completamente limpia, termino, dando un beso en la punta de mi pene mientras me observaba.

Terminamos acostados en el sillón completamente desnudos, exhaustos, yo sin creer lo que había pasado… Nos ganó un sueño profundo y caímos rendidos.

Cómo termine cogiendo con mi ex esposa Parte 2

Posteriormente del sexo intenso que tuve con mi ex esposa y quedarnos dormidos en el sillón, abri ligeramente los ojos, aún estaba la obscuridad de la noche o de la madrugada tal vez, no supe cuántas minutos u horas estuve dormido, lo que si supe y sentí, fue la cálida piel del cuerpo desnudo de Wendoline mientras la abrazaba ella estando de espaldas, podía sentir el aroma de su cabello un olor a coco un olor que conocía muy bien desde que éramos jóvenes,ambas manos se encontraban sobre sus senos, mi pecho contra su espalda y mi pelvis sentían sus redondas nalgas, sentir su cuerpo desnudo me prendió bastante.

Trataba de entender ¿Qué hora era?, pero mi mente solo pensaba en la sensación de sus senos y sus nalgas en ese instante me llegó un momento de completa  excitación y mi miembro empezó a acumular de nuevo sangre y se puso realmente erecto, entonces mi verga se acomodo entre sus nalgas, mi pene palpitaba mientras ella seguía profundamente dormida, sentía como mi glande palpitaba entre sus nalgas, no pensé nada más.

Entonces tome mi verga la acomode en su vagina y con un movimiento introduje mi verga dentro de ella, ella soltó un gemido intenso, mientras se despertaba de forma sorprendida, con una mano tape su boca en modo de sumisión, y con la otra apretaba y jugaba con sus senos, la acariciaba sus tetas y sus pezones, y lamía y besaba su nuca al mientras al mismo tiempo mis caderas se empezaron a mover una y otra vez, mi pelvis chocaba con sus nalgas.

Sentía en mi verga la humedad de su vagina mientras entraba y salía, era una sensación increíble, también sentía la respiración y los gemidos ahogados en mi mano, empecé a aumentar la intensidad de mis movimientos mientras cogía a Wendoline, la obscuridad y el silencio de la noche, había en la sala aumentaba la excitación del momento, la penetre así por un buen rato,  hasta que sentí un calor en mi verga, estaba a punto de correrme, entonces le dije: -me voy a venir dentro de ti.

Ella sin decir una palabra, solo movió su cabeza asintiendo, entonces aumente el movimiento mientras mi verga entraba y salía, entonces de una forma intensa eyacule, apreté más mi mano en su boca y mi otra mano apretó intensamente uno de sus senos, mientras descargaba mi semen dentro de ella, ambos dejamos de movernos, y solo sentíamos la palpitación de mi verga y la sensación de como se llenaba de mi semen su vagina, no saque mi verga hasta que se puso flácida y sola salió después de unos minutos, la intensidad del momento desapareció y el cansancio volvió a ganar, y volvimos a quedar dormidos.

Por fin se hizo de día, la luz del sol recorría toda la sala, inmediatamente me levanté y comencé a vestirme puesto que tenía que ir al trabajo, tome mi celular, mi cartera y mis llaves me dirigí a la puerta, de forma lenta evitando hacer ruido, no sin antes voltear y ver la escena, mi ex esposa cogida boca abajo, desnuda y durmiendo en su sillón, abrí la puerta y salí, baje las escaleras, subí a mi camioneta y me dirigí rumbo al trabajo.

Cuando llegue me puse a laborar, pero en mi mente recordaba todo lo sucedido, y esa misma escena, me invadió un momento de incertidumbre y una cruda moral que no podía evitar sentir, puesto que yo ya había superado a mi ex, al menos eso yo creía, no pasó mucho tiempo y recibí un mensaje, mi mente sabía que se trataba de ella, así que decidí ignorar el mensaje por un rato. No tarde en ceder a la tentación y abrí el mensaje, ya no me sorprendería lo que vería, pero si me impacto el hecho que era otra foto.

Una foto demasiado provocativa y explícita algo que no esperaba era una foto de su vagina, depilada, sus manos separando sus labios y un mensaje, donde decía, -¿Por que te fuiste papi? Quería volver a sentir tu verga dentro de mi-.

Mi mente se calentó aún más al leer ese mensaje, pero decidí ignorarlo y continuar trabajando, mi mente recordaba el mensaje, las fotos, y los recuerdos de la noche que pasamos, pero decidí intentar hacer lo correcto, ya que yo sabía que ella tenía pareja y yo también la tenía, entonces me arme de valor, y decidí contestar: -lo siento, lo que pasó, fue un error, creo que lo mejor es olvidar todo y continuar como estábamos-.

No tardó mucho y contestó: -¿Eso quieres? ¿No te gusto como lami, chupe tu verga y venirte en mi boca? ¿No quieres volver a venirte dentro de mi vagina papi?-. Todo lo que me escribía me prendía más, pero decidí ser firme -Lo siento, yo sé que tienes pareja y tú sabes que yo igual, creo que no debemos continuar con esto-.

Pasaron unos minutos y por fin tuve respuesta de ella, era un video, nuevamente provocativo, con el simple objetivo de tentarme, donde le decía a la cámara. -¿Enserio no quieres cogerme de nuevo papi?- de forma provocativa lo decía, mientras chupaba uno de sus dedos, bajaba sus dedos a sus pezones y los acariciaba y terminaba metiendo su dedos en su vagina.

Después escribió: -¿Que dices, papi? ¿No quieres volver a repetir lo de anoche? Te puedo esperar con cerveza, yo sé que es tu favorita, y te voy a complacer rico, ¿Qué dices? Y podemos hablar de esto si lo deseas y si no lo quieres volver a hacer, sin problemas, solo dame otra noche ¿Qué dices?-. Mi mente decía que no lo hiciera, pero mi calentura era más, pasaba por mi mente su boca en mi verga, como la puse en cuatro, cogerla por la mesa, y venirme dentro de ella.

Entonces acepte: -Solo una última noche, y hablaremos de eso-. Su respuesta: -Perfecto papi, te esperaré con unas cervezas bien frías y a tu puta bien caliente-.

Sali de mi trabajo a las 15 horas, maneje rumbo a su casa, aún preguntándome si eso era lo correcto, mi mente que estaba en contra, pero lo calentura decia lo contrario, el tráfico de ese día se hizo eterno, tarde más tiempo el llegar que el otro día, busque un lugar de estacionamiento y me estacione, baje de mi camioneta y subí las mismas escaleras, ví la puerta de frente medite un instante hasta que decidí tocar la puerta.

Abrió la puerta, y vi a Wendoline… Sin saber lo que me esperaría todo ese día, entre sin dudar.

Mi ex esposa Parte 3, como terminé cogiéndola de nuevo

Al entrar en su departamento, Wendoline portaba de nuevo la misma bata negra, escuché como cerro la puerta, me invitó a pasar a su sala y tomar asiento, el mismo sillón donde consumamos un increíble encuentro de lujuria, me senté mientras me ofrecia una cerveza, la acepte para tomar un poco de valor para este tipo de situación, abrí la lata di varios tragos dejando a la mitad la lata de cerveza.

Asi que comencé: —Bueno puedes decirme: ¿Que estamos haciendo aquí?— Ella escucho y respondió: —¿Quiero pasar un buen rato? ¿Tu, no? ¿Tu que estás buscando? —Me quedé pensando por un momento y realmente ella tenía razón, ella sabía que queria y yo ni siquiera me había puesto a pensar que está situación, está complicada situación, también fue por mi culpa y ni siquiera tenía idea de yo que buscaba así que me sincere y dije: —¿La verdad es que no lo sé? Todo esto es tan confuso, de verdad, nos divorciamos, vivimos nuestras vidas cada quien y en este reencuentro paso esto, tu y yo tenemos parejas lo que hicimos ayer, nose, siento que fue un error— Wendoline escucho, quedó pensativa por unos momentos y contestó: —Si, lo reconozco, todo eso pasó, y es algo que no tuvo que haber pasado, pero paso y en mi caso yo lo deseaba, tengo mi pareja es correcto, pero no me satisface, no me acoplo con el, todos estos años después del divorcio, no encontré a nadie, realmente a nadie con quién me complementará en el sexo, cuando te busque para firmar el papel, tuve sentimientos encontrados, te vi y tuve deseos de ti, por eso los mensajes y las fotos, porque quería volver a sentirte, por eso lo de anoche— Me quedé pensando por unos minutos, mientras trataba de pensar y descifrar todo esto, termine mi cerveza, y dije: —Pero yo no puedo dejar a mi pareja actual por ti, te ame cuando estuvimos casados, pero no la puedo dejar, lo siento— Inmediatamente contesto: —No te preocupes, no te estoy pidiendo que la dejes, lo único que quiero, es tu cuerpo y obviamente esa gran verga que tienes— Lo que dijo, me dejó pensando aún más, me dejó caliente pero confuso, en mi mente pensé que queria que seamos amantes, esos pensamientos crearon más confusión, no sabía que pensar o que hacer, entonces le dije que si me podía traer otra cerveza, accedió, fue a la cocina por ella, mi mente no sabia que responder cuando trajo la cerveza la abrí y empecé a tomar nuevamente de forma rápida, ella dijo:—¿Entonces que te parece la idea, de vez en cuando nos vemos, nos divertimos tu y yo? O bien, hagamos esto, vamos a pasar un buen rato este día, y si después de hoy no quieres nada, lo aceptaré y jamás te volveré a molestar, ¿Que te parece?”‘— Mi mente ya no sabía que responder, entonces acepte la desicion más fácil: —SI—.

Tomamos unas cervezas más mientras escuchamos música y platicábamos, así que le pedí, si pudiera bañarme en su baño, puesto que no había podido bañarme después de nuestro encuentro, ella acepto me indico donde estaba mientras me daba una toalla, entre a la regadera, regule el agua, y empecé a bañarme, las gotas recorrían mi cuerpo mientras pensaba en todo, ya no podía retractarme, decidí divertirme ese día, salí de la regadera, me seque el cuerpo y el cabello y solo me deje puestos mis boxers, sali de la habitación y me dirigi a la sala, no estaba Wendoline, escuche su voz en otra habitación, y me habló: —Me podrías ayudar aquí porfavor— sin pensar me dirigi a dónde escuche su voz, abrí la puerta y Wendoline estaba recostada en una cama, traía puesto un sexy baby doll negro transparente, que dejaba ver sus senos al aire, y en la zona de abajo una tanga muy delgada que separandolas  podrías tener acceso a su rica vagina sin quitar su tanga, mientras me decía: —Porque no continuamos la conversación aquí— La observé con deseo y lujuria así que fui a la cama con ella, la empecé a besar, acariciar y tocarla toda, su baby doll hacia que la situación se volviera más caliente así que le dije: —Que sexy baby doll mami— mientras me contestaba: —Lo compre especialmente para ti papi— La situación se lleno de más calentura y deseo entre ambos nos besábamos apasionadamente, nos tocabamos, metí mis dedos en su vagina y recorrí cada centímetro de ella, mientras escuchaba como gemía, ella se apresuró y metió su mano en mi boxer acaricio y masturbo mi verga hasta que me empujó y me puso boca arriba empezó a tomar el control mientras me decía: —Voy a hacer lo que tanto te gusta— bajo a nivel de mi pelvis me quito el boxer y empezó a chupar mi verga yo acostado viendo como succionaba y lamia mi verga, veía como disfrutaba chupando mi miembro, mientras yo la observaba ví como lo dejo todo babeado  posteriormente se subió en mi puso de lado su tanguita e introdujo mi verga en ella, soltó un gemido se acomodo, empezó a moverse lentamente para enfrente y atrás, seguía moviendose así mientras me observaba y ponía cara de placer, tomo mis manos e hizo que sugetara sus pechos  los apretaba y los tocaba pellizcaba sus pezones de una forma tan erótica que ella se exitaba más, mientras seguía moviendose lentamente de repente empezó a subir la intensidad y me empezó a cabalgar sentía tan increíbles los sentones que me daba, que sus nalgas chocaban en mis huevos, seguía brincando en mi y veia como entraba y salía mi verga de su vagina, veia como sus senos rebotaban de repente ella hacerco sus senos a mi boca empeze a lamerlos y chuparlos, se alejo nuevamente siguió brincando en mi miembro, empezó a mover las caderas y entre los dos empezamos a aumentar la velocidad, la habitación se llenó de gemidos y sonidos lascivos de repente Wendoline me empezó a decir: —me voy a venir papi, me voy a venir— aumentaron sus movimientos solto un gemido demasiado intenso, sostuvo ese gemido por unos segundos y después se desplomó se acomodo en mi pecho, sentí como su interior contraía, aproveche y empecé a mover mi cadera de arriba para abajo mientras la seguia penetrando, ella seguía gimiendo cerca de mi pecho mientras yo tomaba el control, una y otra vez seguía penetrandola aumentaba los gemidos y el tono de su voz mientras seguía cogiéndola, en ese momento sin avisar, eyacule dentro de ella, senti como mi semen se descargaba dentro de ella sentia como escurría, nos quedamos asi por unos segundos exhaustos, y me dijo: —Extrañaba tu verga papi, me hiciste venir dos veces— Le contesté:—Pude sentir como te venias, ¿que tú vato no te puede hacer eso?— sonrió y me dijo: —No puede, termina muy rápido y con el nunca eh podido terminar— Mi respuesta: —que mal—.

Salimos de su alcoba y nos dirigimos de nuevo a las sala ella con su baby doll aún puesto y yo con solo el boxer puesto, nos sentamos mientras seguíamos bebiendo cerveza platicábamos cosas del pasado, del presente, reíamos y nos divertiamos, pareciera que éramos la misma pareja de siempre, tratamos de evitar hablar de nuestras parejas, puesto que uno sentía que si no hablabamos de eso, nuestro pecado no iba a ser tan grande nuestra conciencia seguiría intacta, hablamos por horas, hasta que lo que tratamos de evitar paso, sono mi teléfono mi pareja actual me estaba llamando, desvíe la llamada mientras mi mente se encontraba en pánico, ¿que debía hacer? ¿debía contestar? o solo ignorar la llamada mi pareja seguia insistiendo y marcando. Hasta que escuché unas palabras de Wendoline: —Contesta de seguro está preocupada por ti, además no te preocupes por mi yo trataré de no hacer ruido— El hecho que dijera eso hizo que disminuyera mi preocupación entonces a la siguiente le contesté. —Bueno, hola amor ¿que paso?— los siguientes minutos se volvieron, una serie de reclamos, preguntas y enojos de su parte, no sabía que decir más que aceptar su ira puesto que estaba haciendo algo mal, solo acentia con un si, o negaba las cosas, trataba de explicar muy poco de lo que podía, esperando que se creyera eso y todo lo que le trataba de decir, de repente mientras seguía sentado en el sillón, vi un movimiento de Wendoline, se arrodilló frente a mi mientras con un dedo en su boca me decia que guardara silencio, trate de pararme pero ella ejercicio fuerza en mis piernas para que me quedara sentado saco mi pene de la abertura que tenia mi boxer, lo tomo y lo vio estaba flácido puesto que yo trataba de mantener una conversación con mi pareja eso me sentía preocupado en vez de exitado, de repente senti como mi verga flacida entro en la pequeña boca de Wendoline empezo a mover su lengua mientras mi verga estaba en su boca era una sensación increíble, mientras estába dentro de su boca ella mantenía contacto visual, estaba realmente exitado en ese momento poco a poco mi miembro empezó a crecer dentro de su boquita hasta llegar a todo su tamaño Wendoline no pudo mantener adentro todo, asi que la saco empezó a chupar, lamer sin hacer mucho ruido, succionaba de forma lenta pero sexy, mientras yo trataba de seguir consentrado en mi conversación con mi pareja trataba de contestar bien y sin soltar algún tipo de quejido, ella empezó a aumentar la velocidad y sonidos lascivos de chupeteo aumentaron lo cual me hizo soltar un ligero quejido, mi pareja del otro lado del teléfono, me preguntó que había pasado a lo que conteste: —Que le me habia machucado un dedo— por suerte no tomo importancia siguio con su reclamo mientras Wendoline seguia satisfaciendome oralmente, continuo con la chupada lenta, hasta que por fin termine mi llamada con mi pareja prometiendole que en la noche la veria colgué y mire de forma molesta a Wendoline:—Estas loca pudo a ver escuchado eso— saco mi miembro de su boca para poder hablar: —Perdón papi me deje llevar, te prometí que no iba hacer mucho ruido, pero con está verga tuya no se puede evitar— Dejo de hablar  continuo chupando pasando sus labios de un lado al otro, chupando mi glande con intensidad con una mano me masturbaba pareciera que mi llamada con mi pareja la prendió, siguió chupando, saboreando mientras me decía:— ¿Quien la chupa mejor tu novia o yo?— No supe que contestar en ese momento, ella misma se contesto: —No te preocupes papi, tu silencio te delató— entonces tomo mi verga la puso entre sus tetas, dejo caer bastante baba para lubricarlas empezó a bajar y subir de forma lenta procurando que sintiera sus pechos en mi miembro, ella sabía lo que me gustaba y eran las rusas que me daba en el pasado, así que siguio masturbandome con sus tetas tratando de evitar que se saliera de sus pechos me miraba a los ojos, eso me prendió aún más, estaba a punto de llegar al climax  ella lo presintió, entonces puso más saliva entre sus senos y empezó a masturbarme con mas intensidad la sensación de sus suaves senos casi me volvía loco, yo estaba a punto de eyacular lo cual se lo exprese, entonces ella continúo con la rusa sin importar lo que le había dicho e hizo venirme, mi semen salió disparado la cual cayó unas gotas en su cara lo demas entre sus senos, me miró con una mirada perversa, mientras chupaba la punta de mi glande yo solo pude observar sus senos llenos de mi semen  su carita llena de mi leche, tuve que decirle —Gracias, eso estuvo increíble— fue que me di cuenta, que había caído en sus garras de nuevo por su contestación —Cuando quieras esta boquita o estos senos estan disponible para ti—.

Me empecé a cambiar, puesto que ya había prometido el llegar con mi pareja, me despedí, salí del apartamento pensando lo que pasaría después.

Esta es la 4ta parte de como seguía cogiendo a mi ex esposa y aún teniendo a mi pareja

Mientras salía del departamento algo entonado por todas las cervezas que tome, sali con un aura de satisfacción e intranquilidad, baje las escaleras subí a mi camioneta y me dirigi a mi departamento, ya ahi estaba esperándome mi pareja, mi pareja tiene 27 años la conocí en un curso que habíamos tomado, nos empezamos a llevar muy bien y coincidimos ella mide 1.56 cm, pesa 63 kg, cara linda, cabello negro largo muy ondulado y alborotado cuando no se peina, piel blanca, tiene unos senos grandes sus pezones cafés y son muy prominentes eso me encantaba, un gran trasero más cuando se ponía pantalones ajustados, era a lo que se conoce como una gordi sexy y eso me encantaba, teníamos año y medio de novios, pero ya teníamos confianza en que le diera las llaves de mi departamento, por eso ella ya estaba esperando en el depa, cuando llegue, Cecilia el nombre de mi novia actual estaba esperándome entre y lo primero que dije: -Hola amor, ¿Cómo estás?-.  Trate de darle un beso, pero me aparto mientras me decía: -¿Dónde estabas?¿Y porque hueles a cerveza?-. Yo con toda la preocupación y sin saber que decir, intenté responder: -Disculpa amor, sali con unos amigos y pues la verdad se me pasó de mano las cervezas, lo siento, perdí la noción del tiempo-. Mientras mi novia, me veía con ojos realmente de enojó: -¿No pudiste mandarme un mensaje? Todo el día de ayer, no supe nada de ti, y me estás diciendo ¿Que te fuiste de borracho?, la verdad hoy estoy demaciado molesta contigo de verdad, no puede ser posible contigo-. Seguí escuchando, no sabía que más decir, más que: -Lo siento de verdad, no crei que se saliera esto de las manos, de verdad perdóname, no volverá a pasar-. Aún me veía con ojos de enojada, yo con ojos de arrepentimiento, la plática duró bastante tiempo, hasta que finalmente, fue capaz de perdonarme, obviamente con condiciones, las cuales tuve que aceptar, la abrace mientras me disculpaba en forma verbal y mental.

Posteriormente le dije que me iría a bañar porque me sentía sudado, me dijo que no había problema que iba a preparar algo para cenar por lo mientras, le di un beso de piquito en los labios y le dije que gracias por todo, me dirigi al baño mientras pensaba en todo lo malo que estaba haciendo, termine de bañarme, y ella seguía cocinando, asi que me sente en el comedor mientras ella terminaba la cena, hablamos de como le fue en su día, mientras tomaba yo un poco de agua, en ese momento me harto la cerveza, mientras hablaba con mi pareja, sono mi teléfono eran mensajes de WhatsApp, mi mente reacciono, asi que evite abrir los mensajes por toda la noche y silencie mi teléfono, pasé la noche entera con mi pareja, hasta que decidimos dormir, nos acostamos y nos abrazamos para dormir a gusto, mientras dormia y abrazaba a Cecilia, solo tenía en mente el mensaje que me habla enviado Wendoline, me quede con la incertidumbre hasta que me quede profundamente dormido.

Desperté, abrí los ojos, ya era de mañana, ví a mi novia completamente dormida de lado, ella duerme siempre con un cachetero sexy y una playera holgada, la vi tan dormida asi que trate de no hacer mucho ruido, asi que agarre mi teléfono para revisar la hora 06:23 A.M. era muy temprano, entonces por instinto abrí mi WhatsApp que tenía varios mensajes sin revisar, sin pensar abrí primero el de Wendoline, cada mensaje hizo que me pusiera muy caliente y mi pene se pusiera duro realmente rápido conforme leia cada mensaje, los cuales decían en orden: -Gracias por esa cogida intensa papi, me hiciste venir muy rico y dos veces, me dejaste con las piernas temblando, extrañaba esa sensación-.       -Papi, sabes que me encanta chupar tu verga es tan grande y ancha, sentirla palpitando en mi boca me prende y el sabor de tu semen es tan amargo pero rico ¿Me puedes seguir llenando mi boca de tu semen?-. -Ya se que irás con tu mujer, espero no se enoje contigo mucho, contentala cogiendola como a mí-. -Y si se enoja, aquí tienes está vagina o está boca para que te desahogues-. -Espero con ansias el próximo encuentro papi, estoy a tu disposición cuando tú gustes, espero tu contestación papi rico-. Al final una foto de ella que ya no me extrañaba, estaba ella acostada en su cama desnuda mandando un beso y con sus manos tocando sus senos. Sin perder tiempo y sin pensar deje mi celular a un lado, me acerque al cuerpo de Cecilia, que estaba durmiendo boca abajo en ese momento sin ningún tipo de consentimiento bajaba su cachetero, ella ligeramente despertó y also un poco su cadera para poder quitar la prenda, su vagina estaba a mi merced y mi verga estaba realmente dura y palpitando, en ese momento estaba demasiado exitado, mi pareja estaba boca abajo medio dormida, así que puse saliva en mi verga,y meti mi verga en su vagina, empece a cogerla con intensidad, las embestidas eran duras y constantes, mi pelvis chocaba con sus nalgas de una forma intensa, y al mismo tiempo mi verga sentía el interior de su vagina húmeda, ella gemia con cada metida de mi verga, mi cuerpo y mi verga le pertenecia en ese momento a Cecilia mi novia a la cual en ese momento me la cogía con más intensidad, pero mi mente y calentura le pertenecian a Wendoline mi ex esposa la cual recordaba en ese preciso momento, mi mente solo pensaba en ella y por eso mi exitacion creció cada vez más, así que por forma instintiva comencé a realizar movimientos más violentos, cada vez con mas fuerza mi verga penetra su vagina lo hacia realmente duro y brusco, mientras ella aumentaba los gemidos y quejidos, trataba de alejarse muy ligeramente de mi,  mientras abrazaba la almohada, yo la tomaba de la cadera y evitaba su huida en ese momento yo tenía el control sobre ella, lo que hizo que me exitara aun mas así que la tome del cabello mientras que otra mano la nalgueaba, empecé a cogerla más y mas fuerte, la sometía mientras la cogía más intensamente, lo único que hacía ella era gemir y quejarse, los ruidos se intensificaban cada vez más, no supe cuánto tiempo estuvo en ese modo, hasta que senti las ganas de venirme así que lo hice, sentia como mi verga llenaba su vagina, cada descarga la sentí, Cecilia soltó un gemido mientras abrazaba con más fuerza la almohada y hasta que yo cai exhausto al lado de ella, quedamos sudando y entre respiraciónes me contestó: -Wow amor, eso fue increíble, ¿Que paso? Tenías muchas ganas, nunca me habías hecho eso-. Lo único que pude responder, ya que estaba recuperando fuerzas: -Amor, lo siento me deje llevar, disculpa-. Mi novia me contestó: -Al contrario fue algo increíble, me cogiste tan intensamente, si es tu forma de disculparte por lo de ayer, lo hiciste bien, así que quédate un poco más en cama amor, te haré algo de desayunar rico para ti como agradecimiento, y otra cosa, quiero que se vuelva a repetir así de duro-. Me beso y se dirigió a la cocina, en ese momento empecé a pensar que todo esto estaba mal, ya no debía hacer más cosas con Wendoline, tengo una mujer increíble y sexy a mi lado, todo eso pasaba por mi mi mente, tome el teléfono y le escribí a Wendoline: -¿Cuando estas disponible para verte?-. Mi mente pensaba algo pero mi mano escribio algo diferente a lo que yo quería. Me dirigi a la cocina, a disfrutar el desayuno que mi novia había preparado, mientras esperaba el mensaje de mi ex esposa la mujer que quería de nuevo disfrutar.

Era mi día de descanso así que me pase todo el día con Cecilia, veíamos series, salimos a comprar cosas para hacer la comida, nos la pasamos platicando, lo que hace una pareja normal, hasta que recibi el mensaje de Wendoline que decía: -¿Que día quieres papi?, hoy lo siento pero no puedo, porque estoy con mi novio, pero cualquier otro día, tendrás mi tiempo, pero si gustas aun asi te puedo mandar un mensaje de vez en cuando, ¿Que te parece?-. No sé que fue, celos tal vez o el hecho de recordar que tenía novio, así que decidí contestar:  -Ok no te preocupes, pues concéntrate en tu novio, yo igual estoy aquí con mi novia, entonces luego nos escribimos, silencie su número y seguí concentrado en mi novia, seguía platicando, riendo preparamos la comida, comimos, dio la noche no pasó mucho tiempo hasta que mi curiosidad ganó, abri el mensaje de Wendoline y decía: -No te preocupes papi, estare al pendiente de tu mensaje-. Así que escribí, necesitaba saber: -¿Cómo vas con tu novio?-. Pasaron unos minutos y contestó: -Bien papi, me trajo a cenar, y vamos de regreso al apartamento-. Yo de: -Ah, genial, que bueno-. La verdad si me sentía molesto, y posteriormente me contesto: -Pero no te preocupes de verdad, me pelié a propósito con el jejeje, así que hoy no haré nada con el, si eso era lo que te preocupaba-. Una sensación de bienestar entro en mi a lo que decidi preguntar: -¿Porque peleaste con el? Y yo no estaba preocupado, al final es tu novio-. A lo que contesto: -Pues ya ni se, últimamente hemos peleado mucho, y ya me estoy cansando de el, hoy la verdad me pelié a propósito, porque en primera hoy el me está dando flojera y segundo déjame decirte que me dejaste varios rasguños, no son visibles, pero si me desnudo ante el, lo va ver-. Me sentí preocupado: -Lo siento de verdad una disculpa la verdad no quería hacerlo con intensión-. Posteriormente contesto: -No te preocupes valió la pena,me hiciste venir después de muchos años, y aún así no quería coger con el hoy, aún tengo unas ganas de ti, que solo tu me cojas, así que si te quiero ver, que te parece en dos días, tu y yo nos vemos-. A lo que conteste realmente exitado por lo que lei: -Suena bien en unos días tu y yo, ya deseo sentirte-. Wendoline escribió: -Bien eso me gusta, yo igual eso quiero papi, y dime, ¿tú cómo vas con tu novia?¿Si la encontentaste? ¿La cogiste rico?-. Me quedé sin contestar por un buen rato, puesto que también estaba con mi novia, y despues ví su mensaje ella misma se contesto: -Está bien si te la cogiste, es normal, es tu mujer y sabes algo eso me prende, el saber que te estás cogiendo a tu novia, y me tienes a mi, yo no haré nada con mi novio, solo quiero algo a cambio-. Conteste de inmediato: -¿Que quieres?-. A lo que escribio me dejó realmente pensando, lo que dijo:                -Mándame una foto cogiendote a tu novia o que te la esté chupando-. No sabía que hacer, realmente está conversación me estaba poniendo caliente, así que acepte solo tenía una cuestión, mandarle una foto que ya tenía o una reciénte, a lo conteste: -Ok te la mando-. Mi culpa me invadía demasiado, mostrar la privacidad mi novia, era algo que jamás en la vida tendria que haber hecho, asi que decidi buscar una antigua una dónde no se viera su cara, y la encontré, era una foto donde solo salia su barbilla y su boca en mi verga, asi que la mandé, vio la foto y posterior escribió: -Que rica boca tiene tu novia eh, ya veo porque te gusta, una boquita para una gruesa verga, ahora entiendo porque que esta contigo papi-. Sentí una invasión de mi privacidad y de mi novia, y eso me hizo sentir exitado, así que hice lo mismo: -¿A ver, manda una tu?-. Pasaron unos minutos y recibí un mensaje, una foto me sorprendió que accediera sin oponerse, era de Wendoline chupando una verga, la de su novio, después escribio: -Este es el pito de mi novio, ya puedes ver porque no me llena, no me ahoga como la tuya, en cambio la tuya, está tan gruesa y rica papi-. Estaba en un equilibrio de celos y exitacion, y decidí escribir: -Por eso tienes la mía-. A lo que contesto: -Lo sé papi, ya la tendré en mi boca, y quiero que tomes unas fotos y videos mientras te la chupo, ¿Te parece?-. Acepte sin dudar, la noche se alargo, así que decidimos terminar la conversación y esperar nuestro encuentro.

Todo esa conversación paso mientras veíamos una serie, así que mi novia y yo decidimos acostarnos, nos preparamos para dormir trate de dormir, sentí como mi novia se acercó a mi empezandome a besar, yo también respondí los besos, bajo a mi verga y empezo a chupar, solo sentia su boca en mi verga, pero solo era una sensación sencilla lo suficiente para poner mi verga dura, la aparte la puse en cuatro me acomode detrás de ella, tome mi verga y empece a cogerla, lo único que pude notar, esque ella tenía tan intensamente apretaba las cobijas con sus manos, como si las rasguñara, pero para mí era un sexo indiferente, la cogia solo por coger, ella gemia y la seguía penetrandola mientras que yo solo cogía por coger mi mente estaba en otro lado y vagamente escuchaba como decía: -Me vengo me vengo- -Sigue cogiendome- -Me estoy viniendo de nuevo- mientras mi cuerpo cogía a Cecilia asi dure tal vez unos 30 minutos sin venirme, al parecer ella había tenido más de dos orgasmos seguimos en esa posición hasta que por fin me vine dentro de ella, ella quedó exausta sin poder de decir nada, me acomode para intentar dormir, mientras pensaba y esperaba mi próximo encuentro con Wendoline.

Después de esa noche pasaron varios días, varias situaciones, el mismo trabajo, llegar a casa, hasta que el día esperado llegó, el momento de mi encuentro con Wendoline, yo sé que estaba mal pero realmente estaba emocionado, esta vez, decidimos no ir a su apartamento, decidimos ir a un hotel, la cite en un lugar específico, llegué a ese lugar, ya me estaba esperando, traia una falda corta negra, blusa con escote, la cual hacía que sus tatuajes se vieran tan sexys y sus labios tenían un labial rojo intenso, parecía una prostituta, subió a la la camioneta, me beso la boca, y dijo: “Vamos papi”. Acelere la camioneta y la lleve a un hotel que conocía y me gustaba, me estacione, y bajamos los dos, mientras caminamos, me tomo de la mano, correspondí y los dos seguimos caminando juntos pedí una habitación y subimos al cuarto, abrí la puerta, entramos, cerramos la puerta con la idea en mente de todas las perversidades que haríamos en ese cuarto de hotel.

Compartir en tu redes !!