Como empecé con mi nueva pareja

📋 Lecturas: ️1671
⏰ Tiempo estimado de lectura: 6 min.

Cuando empecé con mi nueva pareja, yo tenía 48 años y ella 45 años.

Ese dia estábamos solos en el bar. Habíamos quedado con los amigos, pero se retrasaban. Mientras llegaban, nos sentamos en una mesa y comenzamos a charlar, conociéndonos mejor.

Yo siempre llegaba al bar el primero, pues me gustaba tomarme la primera copa tranquilo sin que me molestaran los amigos con sus bromas y su palique. Durante un tiempo noté que ella también empezó a venir casi a la vez que yo, y así fue como poco a poco nos fuimos enamorando.

Un día quedamos para salir solos y fuimos a otro bar, lejos de miradas y comentarios, (pues nuestros amigos ya empezaban a sospechar y bromear sobre nosotros). Cuando la vi a la hora convenida, me quedé de piedra. Siempre usaba pantalones y camisetas holgadas, pero esta vez se puso un vestido muy ajustado por arriba, que dejaba notar sus grandes tetas, y muy suelto de cintura para abajo, un poco por debajo de las rodillas, pero aun así se le notaba su hermoso culo.

Estuvimos paseando por un parque cercano al bar donde íbamos. llegamos al bar y después de pedir la consumición, nos sentamos en una mesa de la terraza y comenzamos a hablar, contándonos cosas sobre nosotros y conociéndonos un poco más. Entre copa y copa la conversación se iba calentando hasta llegar al tema sexual.

.- ¿desde cuando no estas con una chica?… Me preguntó ella.
.- Desde que me divorcié hace 10 años… Comenté… Tuve un rolleta con una chica, durante un mes, pero no llegamos al sexo. ¿ y tú?
.- Uf, ya ni me acuerdo… Comentó soltando una carcajada… Desde que lo dejé con mi pareja hace bastante tiempo.

Al escuchar esto, me armé de valor y le propuse un trato.

.- Podriamos ser, como se suele decir, follamigos… Le dije acercandome a ella y susurrandole al oido…

Pero con la condición de que lo haríamos estando los dos de acuerdo.


.- ¿Que dices?… Contestó un poco enojada… Estás loco.
.- Perdona… Le dije, agarrandola del brazo para que no se fuera… Ha sido un impulso, por la conversación y las copas. Lo siento.

Nos levantamos, pagué las consumisiones y salimos del bar sin hablar. El camino de regreso se me hizo eterno. Yo caminaba detras de ella, deleitandome con su delicioso culo.

.- Mira… Comentó, volviendose… No digo que no me gustes, pero me ha sorprendido tu proposición.
.- De nuevo te pido disculpas… Le respondí… No era mi intención ofenderte, como te dije, fue fruto de la conversación y de las copas.
.- Está bien… Me susurró, dandome un pico… Te perdono.

Estabamos llegando al barrio y de lejos vimos a nuestros amigos en el bar.

.- Uf, me apetece una ultima copa… Comentó… Pero no quiero estar con ellos.
.- Yo tampoco… Respondí… Empezarán con sus bromas sobre nosotros. Si quieres, sin compromiso, podemos tomar la ultima en mi casa.

Me miró entre confundida y pensativa.

.- Vale… Respondió… Pero solo una copa.
.- Solo una copa… Respondí.

Subimos a mi casa, y fue directamente al servicio, mientras yo iba a la cocina y sacaba la botella de ron y la coca-cola. Leserví una copa cuando salió del servicio y se sentó a mi lado en el sofá. Fui a sacarme el mobil del bolsillo trasero de mi pantalón y sin querer rocé su cintura, notando que no llevaba bragas, pues antes se le notaba las costuras sobre la tela del vestido.

Cuando me senté de nuevo, me acerqué a ella despacio, poniendo mis labios sobre los suyos, sin restisencia por su parte, por lo que nos dimos un beso apasionado. Comencé a acariciar sus muslo sobre el vestido, subiendo mi mano hasta la cintura y confirmando que no llebaba bragas. Poco a poco seguí subiendo hasta sus pechos, y agarrando uno, noté que tampoco llebaba sujetador. Entonces no lo dudé y metí mi mano bajo su vestido buscando su coño.

Noté como el vello pubico se enredaba entre mis dedos y jugando entre sus labios vaginales emcontré la cueva del placer y metí mi dedo corazón, haciendola soltar un pequeño gemido. Ella reaccionó tocando mi polla por encima del pantalón, que estaba como una estaca, y bajando la cremallera y desabrochandome el botón, la sacó y comenzó a mover su mano de arriba a abajo muy suave.

Le quité el vestido y ella me desnudó a mi y en el sofá me empezó a besar el glande, y darle dulces lamidas con la punta de la lengua, hasta que sentí como se la metía en la boca hasta la mitad y comenzaba a subir y bajar con sus labios por mi polla. mientras yo le metia dos dedos en el coño y jugaba con su clitoris con mi pulgar.

Después de un rato, la incorporé y le llevé a mi habitación, la eché en la cama y colocandome encima la inserté con mi polla, hasta el fondo, mientras mamaba sus tetas y acariciaba su culo, metiendo mis manos bajo su cuerpo. Después de varias embestidas, la coloqué de perrito y volví a insertarla en el coño. Después de un rato de mete y saca, sentí sus espasmos del orgasmo, yo aun continué un poco más, y cuando sentí que me iba a correr, intenté sacarla.

.- No la saques… Me contestó entre gemidos… Echalo dentro.

Al oir eso, no aguanté más y solté tres descargas en el interior de su coño. Nos dejamos caer sobre la cama, con mi polla aun dentro de ella, notando como salia la mezcla de nuestros jugos y resbalaban por sus muslos y mi polla. Después lavarnos en el servicio, nos tumbamos desnudos uno al lado del otro en la cama.

.- No te preocupes por correrte dentro… Comenzó a explicar… Tengo la menopausia y no hay peligro.

Además, me gusta sentir la leche caliente en mi interior.

Nos dimos un beso y comenzamos a acariciarnos de nuevo por todo el cuerpo, hasta hacer un 69, descargando todo en su garganta y tragandose mi lechada, a la vez que yo degustaba sus jugos.

Nos quedamos dormidos abrazados, hasta que los primeros rayos del sol nos despertó entrando por la ventana. Nos besamos, echamos un nuevo polvo, y nos vestimos.

Hasta el dia de hoy, y espero que por mucho tiempo, estamos juntos como pareja y no como follamigos.

Compartir en tu redes !!
Macareno1972
Macareno1972
Artículos: 2