Blanca de Monterrey

📋 Lecturas: ️5366
⏰ Tiempo estimado de lectura: 07:00 min.

Hola, saludos desde Monterrey, N.L. Mex.

Hoy traigo este relato,

Resulta que allá por los 2014, conocía por face a una deliciosa chaparrita, de nombre Blanca, en ese año ella de 27 y yo de 24 años, de esas chaparritas piernudas, cara bonita, nalgona, de tetas no grandes pero sabrosas, vestía muy sensual, deliciosa, en pocas palabras buenota la cabrona.

Recuerdo que la agregue a face y me comenzó a llamar la atención por su físico, subía sus fotos muy sexys, en mini faldas, vestidos cortos, chiqui short’s, luciendo sus piernotas, así que comencé a platicar con ella, al principio como todo de apoco a poco, hasta que tuve la oportunidad de decirle que me gustaba.

De ahí para adelante fue convencerla para vernos, primero para salir a pasear y conocernos, pero era inevitable platicar sexualmente, comencé a decirle que tenía bonitas piernas, que me gustaban un chingo, que ya quería tenerla cerca para abrazarla, darle besos en su cuello, besar sus piernas, todo de ella, le dije que yo no tenía experiencia, que con ella sería mis primeras veces y creo que eso fue lo que le dio curiosidad.

La verdad si me llevo tiempo en convencerla, hasta que comenzó a ceder, eso sí, comenzaba a decirme que no me creía que fuera mi primera vez, que estaría rico estar con alguien sin experiencia. Hasta llegue a decirle que le daba $$ para que aceptara y cumpliera mi fantasia Y así estuvimos hasta que arreglamos vernos cierto día, en ese día estaba yo bien cachondo, quería chingarme un culito y todo el día estuve convenciendola hasta que por fin acepto la Blanca.

Nos vimos en el centro de la ciudad, acordamos vernos ahí en Interplaza saliendo del trabajo, ella trabajaba en una clínica en ese entonces así que ese dia vestia ropa de ese tipo, aun así se le notaban sus riquísimas nalgas, desde que la vi esperándome para ir a coger traía la verga durísima, llegué, nos saludamos de beso y me dice: pues vámonos, ella fue la que sugirió a cual motel iríamos, por que se supone que yo no sabía nada de eso jaja y ella lo tomo a bien, nos fuimos al Cascada, nunca nos habíamos visto en persona pero si platicábamos a diario y era como si ya nos conociéramos de mucho tiempo.

Llegamos, pedimos el cuarto, al entrar nos pusimos cómodos, ella tomo la iniciativa, puesto que era la de la experiencia, yo fingiendo no saber mucho jaja, se recostó, comenzamos a platicar normal, para entrar en confianza, me preguntaba:

B: De verdad será tu primera vez?

Yo: Si Blanca, e tenido fajes y me la han mamado pero nada más.

B: Está bien, te creo.

Platicamos un poco más, de pronto comenzó a acariciarme la verga sobre el pantalón, obviamente se me paro la verga a más no poder, estaba frente a esta delicia de mujer, comenzamos a besarnos, me saco la camisa, me quito el cinturón

Yo: Déjame pedir condones.

B: Por ser está tu primera vez te dejare que me cojas sin condón.

Yo: Estás segura?

B: Si, te tocara bueno, hoy te haré hombre y tiene que ser al natural para que lo disfrutes .

Comenzó a quitarse la ropa, traía una tanguita color blanco y todavía me la modelaba y me decía

B: Mira, que te parece?

Yo: Estás bien buena mi amor

B: Mira las piernas que tanto te gustan y se agachaba parando su culito rico.

Yo me le acerque, la abrace y comencé a besarla y acariciarla como loco, en su boca, su cuello, sus hombros, le saque las tetas y comencé a besarlas, le mordía sus pezones deliciosos, mientras le acariciaba sus nalgas, se las abría, pasaba mi mano tocando su culito, tocaba su panochita, le hice a un lado su tanguita y se la estire, ella solo gemía.

B: Acuéstate bebé, me dijo

Y tomo mi verga con una mano, paso la lengua por la puntita, después por lo largo y ancho y se la metió toda a la boca, comenzó una mamada deliciosa, Yo no podía creer que tenía mamandome la verga a esa mujer tan buenota, después de unos minutos de mamarla, se acomoda para sentarse y para irse clavando mi verga en su panocha y comenzó a cabalgar rico,

B: Que rica verga tienes papito, yo te voy a enseñar a usarla, todas las viejas que te cojas después me lo van agradecer, tienes buena herramienta, me calienta ver tu verga sin vello, me la quiero comer toda!

Yo: Que rico Blanquita, enséñame todo lo que quieras!

B: Que rico me entra, que rico me la encajas! me voy a venir!

Y comenzó a subir y bajar rápido hasta que sentí como escurría un líquido caliente por la verga, yo cada que podia le agarraba sus nalgas y se las abría mas.

B: Cabron, mira como me haces venir y eso que no sabes cojer según tu!

Se acostó en la cama y me dice, aún no tienes ganas de venirte?

Yo: No Blanquita, quiero más, quiero cojerte rico toda la noche, quiero llenarte de lechita

B: Ven bebe, métemela, dame más verga, mira como me tienes escurriendo cabrón.

Acomode la verga y ella acostada con las piernas abiertas de una se la dejé ir, empezó a gemir fuerte y rico:

B: Dale así así ahhh ahhh que rico papi, dame más!

Yo: te voy a coger por todos lados, dame tu culito

B: Soy tuya, cogeme como quieras!

Puse sus ricas piernas en mis hombros la hice a un lado y seguí metiendole la verga, que rica imagen que aun tengo presente, esas piernas, su piel sudada, gimiendo de placer!!

Estaba yo bien pinche caliente y le puse la verga en la entrada de su culito, pero cuando la sintio se arrepintió, me dice

B: Me vas a lastimar, la tienes gruesa y grande, mejor otra ocasión.

Yo: ándale Blanca, déjame metértela por atrás, pero no quiso en ese dia.

La puse en 4 y se la volvi a meter, ahí la tenía gimiendo jadeando intensamente, con las nalgas bien paradas, le daba de manazos en esas ricas nalgas, se las besaba uff recuerdo cómo chocaban nuestros cuerpos. Y así estuvimos cogiendo en varias posiciones por casi 3 horas.

B: ya nos tenemos que ir y no te has venido! Yo ya me vine varias veces, para ser tu primera vez no lo haces mal, pero ya tienes que venirte, se nos va acabar el tiempo del cuarto, no te vayan a doler los huevos por no venirte!

Yo: Dónde quieres que me venga?

B: Donde quieras papi!

Yo: Quiero aventarlos en tus nalgas, en tus piernas, en tu cara, en tus tetas

B: Hoy estás de suerte, asi que te dejare venirte dentro de mi papi!

Yo no lo podía creer, cogermela sin condon y todavía venirme dentro de ella uff, comencé a darle duro para poder venirme, hasta que la inunde de toda mi leche y al mismo tiempo la veo como comenzó a temblar, se había corrido al mismo tiempo, es algo muy rico. Nos recostamos para descansar y tomar aire, yo no deje de acaricarla por todas partes, sus piernas en verdad me volvian loco!

Ya que recobramos energía, nos bañamos para quitar lo sudado, tenia ganas de cogerla en la regadera pero ya no había tiempo, le di $$ lo acordado y nos alistamos para salir, tomamos taxi hasta la estación del metro en cuahutémoc y de ahí cada quien para su rumbo, cogimos en otras ocasiones, también me llego a compartir fotos de ella desnuda, algunas con ropa erótica, pero eso tal vez serán para otros relatos.

El relato siguiente es de como me cogí a una Madura casada de nombre Lety, que vive ahí por Aztlan cerca de la estación talleres.

Compartir en tu redes !!
elvirgo90
elvirgo90
Relatos: 1