Alejandra me cumplió la fantasía de ser cornudo

📋 Lecturas: ️10560
⏰ Tiempo estimado de lectura: 07:00 min.

Hoy somos una pareja hoy de 50 y 48 años.

Con mi mujer nos conocimos a los 26 y 24, ella era las ganas de muchos y no tanto por su belleza pero si por sus atributos y su personalidad.

Siempre alegre y divertida así como provocadora, vestía siempre bien sexi. Labios carnosos (muchos decían que tenía cara de chupa pija), tetona y con una cola pequeña pero bien redonda y muy firme.

La veías en la playa y llevaba microbikinis, la veías por la calle y llevaba shorts muy cortos con remeras justas o escotadas qué notaban mucho sus tetas… En los bailes siempre vestía sexi y siempre estaba rodeada de quienes se la querían llevar, pero ella me eligió a mi!

Yo siempre fui activo sexualmente y tengo una imaginación muy activa. Me encanta el sexo hetero, pero sin tabú… Juntos nos gustaba ver porno y ponernos a coger… Chupa rico la pija pero jamás me dejaba darle por detrás. Mientras cogiamos yo le decía de hacerlo con otro, de hacer un trío, intercambios o ir algún club y ella se excitaba muchísimo qué sus acabadas mojaban todo a nuestro alrededor, pero al terminar y recordarle lo hablado, me decía que no, que jamás lo haría y si quería eso que me buscará otra que ella no era una puta…

Así fue durante años tras años.

Tuvimos 2 hijos y algunas actividades bajaron en nuestras relaciones, tal como que no me quería hacer sexo oral por que sería un asco darle besos a los niños y cosas así y eso llevo que yo me fijará en otras y le metiera alguna guampa… Pero ya entrados sus 40 años todo comenzó a cambiar. De un día para otro comenzó a querer sexo a cada rato y en cualquier lado, volvió su vestimenta sexi, sus ricas mamadas y me pedía que le tirara el pelo, diera nalgadas y dijera que era una puta…

Un día de esos en tal calentura mientras se cabalgaba le me metí un dedo por el culo lo más adentro que pude… Se mojo mucho, se movía más y más mientras gemia y me besaba muy caliente hasta acabar de una forma impresionante.

Ese día no hablamos del tema pero al siguiente no me aguante y le hice comentarios al respecto por lo que me comentó que le había encantado y quería repetir… Fue ahí que le dije, “imagina si te gustó el dedo, una pija te gustará más aún” y ella me respondió “siii, tengo ganas de probar”… Tenemos negocio así que le dije Para irnos a casa aprovechando que los chicos no estaban por lo que respondió que si. Agarro lubricante qué vendemos de los preservativos y nos fuimos… Mi mente volava y mi excitación era demaciada así que nada más llegar me fui sobre ella con besos calientes y mis manos sin parar tocando todo.

Comenzó de rodillas con sexo oral mientras me miraba y sus gemidos y los ruidos de la salíva acumulada en su boca me la ponían más y más dura… Me gusta mucho verla chupar la pija, es más, es lo que más me gusta cuando se lo hace a otros, pero eso es para otro relato…

Al rato se puso en cuatro, unto su culo de lubricante y me dijo que dejara que ella se la metiera sola… Así que quede ahí viendo como me la agarra, pone en su culo y con movimientos constantes poco a poco se la mete toda. Una vez adentro sus gemidos eran fuertes y le pregunte si le dolía, por lo que me dijo que no, que le estaba gustando y me mira por encima de sus hombros y dice “estas mirando como me entra y me sale?”

Contesto jadeando que si y ella me vuelve a decir “agárrame de las caderas y cógeme fuerte, rompeme el culo y llénamelo de leche… Haceme tu puta… Quiero ser puta”

Fue divino cada segundo hasta que nos acabamos prácticamente juntos y quedamos exhauto tirados en la cama mientras nos mirábamos y nos sonreímos…

Al otro día le toque el tema, hablamos sobre lo sucedido y me dijo que le daba miedo el cambio que sentía en ella, pero que se le había despertado un apetito sexual muy grande. Fue mi oportunidad de tocar el tema nuevamente de hacerlo con alguien más y para mi sorpresa esa vez me dijo, “creo que si, que quiero probar… Son varias las veces que me he imaginado haciéndolo contigo y con otro o metiéndote una guampa sin tu consentimiento… Es más… En algún momento me he sentido atraída por alguno que veo y siento ganas de cogermelo” “será que te vas aguantar?” me pregunto…

Si, respondí. Yo quiero y se que me gustaría esa experiencia. No importa si yo pueda participar de primera o vos lo haga sola pero quiero vivir esa fantasía…

Ella me dijo que habían unas páginas donde otros como nosotros buscaban parejas para intercambios, chicas o chicos para fantasías y que si yo quería podía sacarle unas fotos vestida toda putita y subirlas para ver que salía. Que no subiera su cara y que el macho que consiga este bueno para cogerlo con ganas…

Sin duda la idea me gustó, pero no fue necesario ya que en la noche fuimos a cenar al restaurante de un amigo y ahí fue nuestro inicio una nueva aventura sexual y mi vida de cornudo feliz.

Cuando estábamos cenando me pude dar cuenta que ella y el camarero se miraban y sonreian todo el tiempo. El se cuidaba de mi para verla y yo me hacía el distraído. El era joven, muy joven y en una momento mi mujer me dice, “creo que el camarero es Federico, el hijo Sergio que se había ido a estudiar a la capital en la casa de la abuela”

Ella no quiso quedar con la duda y le preguntó a nuestro amigo si era su hijo que no veíamos hacia bastante y este respondió que si, que era Federico y que ya tenía 16 años… Había venido a trabajar con él la temporada de verano…

Al retirarnos mi mujer fue, le dio un beso y le dijo quien era y que lo habíamos visto nacer… El quedó rojo pero se noto su excitacion…

Regresamos a casa, salimos al patio a far un cigarro y le dije “estás bien pícara, te cargaste a Federico!” ella sonrió y me dijo “no era lo que querías de mí? Esta buenísimo el guacho”

Yo: te lo cogerias? Solo tiene 16? Poco más 1ue nuestra hija…

Ella: pero no es nada mio y esta lindo. Me encantaría cogerlo… A esta edad un guachito tierno bien bonito… Y sonrío!

Yo: está bien, te doy mi permiso, búscalo y cógelo bien acogido…

Ella: eso no lo dudes…

Al día siguiente me dijo que lo había contactado por Facebook y que habían quedado de encontrase en otra ciudad. Ese día mismo se fue a la peluquería, se puso pestañas, uñas y compró ropa… Se le veía el entusiasmo!

Al verla pronta mi pija se puso re dura. Estaba divina divina… Vestía una camisa roja escotada y atada bien abajo de las tetas qué salían apretadas hacia afuera… Pantalón blanco de licra ajustado con una tanga pequeña que repartía sus nalgas y zandalia de taco rojas… En verdad se veía muy puta, casi como una trabajadora!

Me dio un beso y me dijo que pensara, estaba a tiempo… Le respondí que ya estaba pensado, que fuera y disfrutará 1ue yo también lo haría… Ella me dijo, “y si me gusta más de lo que pienso y quiero seguir haciéndolo con todos los que vea?” a lo 1ue respondí que no me molestaba, solo que lo tomará como un juego y jamás rompieramos nuestro verdadero amor y familia…

Se fue en nuestro auto y yo seguía imaginando…

A las 17 horas me paso un mje diciendo que estaba con el y se iban a una casa de un amigo 1ue le presto en la playa. Que cuando terminar ella me escribía…

22 horas sin noticias y mi mente a full le escribí, recién 23 horas me respondió. “Estoy con el aún, pero ya nos vamos… Luego te cuento con detalles, pero estuvo bien rico y te doy un adelanto muy caliente… Hice algo que jamás imagine hacer!

Yo: que hiciste?

Ella: siéntate qué es muy fuerte….

Yo: dale dale estoy ansioso…

Ella: le trague la leche!

Compartir en tu redes !!
Spikulys
Spikulys

Somos una pareja muy activa y juguetona.

Relatos: 1