Una noche increíble, deliciosa chupaba

📋 Lecturas: ️1570
⏰ Tiempo estimado de lectura: 04:00 min.

Retomando lo ultimo que sucedió en esa salida con los amigos, las tres jóvenes estaban emocionadas por lo que habían visto, Dany incluso había empezado a tocarse por las noches mientras me veía y rosaba sus senos con mis pies para excitarse más.

Así pasaron dos noches mas, yo tenia el deseo de poderme darme una rica noche de placer con alguna de ellas, sobre todo con Dany quien era la que ya había tomado la iniciativa de tener un contacto, siempre creyendo que yo dormía, pero la oportunidad no se daba.

Por fin una de las noches que habíamos ido a buscar unas cascadas de la zona, regresamos muy cansados por la tarde de tal manera que todos dormimos gran parte de la tarde. por la noche ya nadie tenía sueño y nos pusimos a platicar al rededor de una gran fogata, algunos bailaban con la música que salía de un alto parlante cercano, otros descansaban en hamacas improvisadas.

Cerca de la media noche, ya sentía un poco de pesadez en los ojos y decidí irme a nuestra habitación, mi esposa siguió platicando animadamente con los demás amigos, llegué a la habitación, acomode el lugar para recostarme, me puse un short pero sin ropa interior pues el calor seguía siendo insoportable.

No se que tiempo pasó, pero escuché ruido en la habitación, entre abrí los ojos y vi que Dany estaba preparando su lugar para descansar, pero Jesy la acompañaba pues Dany al parecer se había insolado demasiado (o eso les dijo a todos) y le dolía la cabeza, se recostó con todo y ropa y su hermana le dijo que le traería una bebida para aliviar su malestar, unos quince minutos después regresó Jesy con la prometida bebida, se la dio y Dany volvió a recostarse, Jesy le dijo que si necesitaba algo le gritara, (la ventana de nuestra habitación daba al patio donde estaba la fogata) Dany le hizo una seña a Jesy para que se acercara y Jesy acercó su oído para escuchar algo que le dijo en voz muy bajito, Jesy asintió me miró fijamente se sonrió de manera picara y se salió.

Lo que sucedió a continuación no me lo esperaba.

Dany se levantó se asomó a la ventana y busco en su maleta, sacó su pijama y se desnudó por completo frente a mi, creyendo que dormía o quizás sabia que en realidad estaba despierto, su cuerpo era hermoso su piel suave era algo que provocaba el deseo de acariciarla, su senos firmes y grandes unas piernas perfectamente bien torneadas y su sexo…. completamente depilado y delicioso. Ella se acarició suavemente como invitando a la acción y acto seguido se puso su pijama. Se acostó y se acercó a mis pies que en ese momento estaban cubiertos por la sábana.

Para ese momento mi miembro ya estaba palpitante caliente y enorme, listo para embestirla, pero debía controlarme pues no sabía cual podría ser su reacción, con algunos movimientos bien calculados me quité el short y procedí a retirarme la sábana que me cubría, en seguida ella volteó.

Al verme completamente desnudo, se levantó y se quedó mirando atentamente, sus ojos reflejaban deseo, de inmediato sus manos comenzaron a recorrer sus senos, se acarició brevemente y enseguida se levantó hacia la ventana, miró por unos momentos y regresó a su lugar, siguió mirándome y lentamente se fue acercando a mi miro mi rostro tratando de percibir si estaba dormido supongo, y luego miro atentamente mi sexo que palpitaba, ella debió percibirlo pues su rostro reflejó sorpresa y se llevo las manos a la boca.

Se levantó por segunda vez a la ventana observo y regresó con un paso mas decidido y apresurado, acerco sus manos a mi cuerpo lentamente con miedo y empezó a acariciar mi sexo muy suavemente para que no percibiera su tacto, pero yo sentía perfectamente sus manos suaves recorrer mi sexo que se ponía mas duro finalmente acercó su rostro, sentía su respiración en mi miembro abrió su boca y pude sentir el calor de su aliento, introdujo mi pene en su boca y comenzó a chuparlo con suavidad.

Era delicioso, chupaba y chupaba al tiempo que ella misma acariciaba con su otra mano su sexo, casi podía olerla, se escuchó que alguien subía las escaleras y de inmediato se aparto de manera precipitada, fingí despertarme por su movimiento y me cubrí rápidamente …. era mi mujer que había decidido dirigirse a la habitación para descansar.

Compartir en tu redes !!
Alexmad2
Alexmad2
Relatos: 3