Un anciano me satisface por culpa de mi novio

📋 Lecturas: ️13890
⏰ Tiempo estimado de lectura: 03:00 min.

Mi nombre es María tengo 26 años vivo en concepción Chile.

Con mi novio Cristián cogíamos todo los días y decidimos vivir junto en mi departamento y tener nuestro primer hijo. Al mes de vivir junto quede embarazada, Cristián estaba feliz por nuestro hijo, me empezó a crecer mi panza y Cristián empezó alejarse de mi. No me tocaba y no quería meterme su pene. Cuando se lo pedía me respondía que no podía porque le podía a ser algo a nuestro hijo.

Empecé a masturbarme casa vez que estaba caliente, me metía mis debido en mi conchita asta correrme esto lo hacia muchas veces en el día porque la calentura era mucha.

Un día fui a mi medico quien me revisó y me dijo que todo estaba bien. Me corrí de solo sentir que me tocaba.

Cerca de donde vivo siempre hay un anciano que vive en la calle pero anda siempre limpio. Al pasar por su lado me dijo tan linda yo no le pondría los cuernos y que linda pancita y acaricio mi pancita al sentir su mano tocar mi piel junte mis piernas y sentí que mi conchita escurría jugos.

Mientras caminaba hasta mi apartamento pensé lo de los cuernos, al entrar sentí boche en nuestro dormitorio. Al entrar Cristián estaba bombeando a mi tía Carolina quien la tenia en cuatro y su pene entraba y salía de la vagina de mi tía quien le pedía que se lo metiera todo que le destrozara la vagina que la preñara igual que a mi.

Entré gemidos Cristián le lleno la vagina con semen, ahí supe el porque Cristián no me tocaba. Le pedí que salieran de mi departamento y que no los quería ver mas.

Paso una semana y no aguantaba mi calentura, un día cocinaba y tenia una gran zanahoria que fue a mi conchita y me dio uno ricos orgasmos me corrí muchas veces. Así empecé a meterme distintas cosas en mi conchita como pepinos, desodorantes y todo lo que me podía dar placer. Algunas beses la perilla de la palanca de mi auto término adentro de mi conchita.

Un día que hacia aseo tenia que mover un mueble fui hasta adonde estaba el anciano y le dije si me podía ayudar. Cuando termino el me miro y me dijo para cuando nace yo le respondí en unos días mas.

Se acercó y acaricio mi pancita pero esta vez su mano paro entre mis piernas, cerré mis ojos y le dije no haga eso porque estoy tan caliente y lo puedo seducir. De un estirón mi calza y mi calzón llegaron al suelo. Me puso contra un mueble y su pene de una estocada llegó al fondo de mi conchita. Si!! que rico, dame mas le dije y me empecé a correrme.

Lo metía y salía de mi concha a si rico decía entre gemidos que pronto fueron gritos de placer – te lo meto todo me dijo – si lo quiero todo adentro le dije. Me lo saco y me subió al mueble y pude ver su pene que era grande grueso una maravilla de pene que cuando me lo metió todo casi no lo aguantó y como lo savia usar el anciano me cogió como todo un maestro.

Cogimos por horas hasta que mi conchita no pudo mas, me dolía de tanto que me lo metió me quedo hinchada y enrojecida.

Ya nació mi hijo, un lindo niño. El anciano me sigue cogiendo, no pienso dejar a ese maestro y su hermoso pene. Hoy lo invite a cenar porque le daré mi culito eso lo contare después.

By: María 😘

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4237