Lesbianas | 5.616 lecturas | 08:00

Trío con mi amiga y Raúl

Trío con mi amiga y Raúl 2

Quiero contar mi anécdota.

Fue hace algunos años, y fue mi primer experiencia lésbica y de trío.

Yo tenía 24 años y tenía un trabajo de medio tiempo limpiando un gimnasio, bastante lujoso. Me describo, ido 1.65, soy delgada, blanca, cabello negro hasta la cintura, ojos negros y pechos bien grandes, mi trasero no es muy grande pero si firme. 😍

En esa ocasión me tocó el turno de la tarde/noche, así que a las 10 de la noche solo quedaban un par de personas levantando sus cosas.

Yo creí que ya no había nadie en las duchas, así que fui a limpiar allí. Pero había una persona. Era un señor que se llamaba Raúl, un hombre de unos 45 años, fornido y muy guapo, alto y muy serio, siempre lo veía y solo podía imaginar lo bien dotado que podía estar, pues en esa ocasión mi imaginación quedó corta.

Entre yo al área de duchas, empecé a limpiar el espejo y fue cuando ví que aún había alguien bañándose, como las puertas eran de vidrio oscuro pude ver la silueta de un hombre que al parecer se estaba masturbando, la situación me excito mucho y como parecía que él no me había notado, levanté mi falda y me empecé a tocar por encima de mis bragas, cerré los ojos y me deje llevar, este hombre sonaba como si aumentará la velocidad lo que me provoco soltar un pequeño gemido, el se giró y pregunto: ¿Quién está allí?

Me puse muy nerviosa, así que solo dije: – Perdón señor, solo venía a limpiar.

Después de decir eso el abrió la puerta, lo que me dejó ver qué tenía el miembro bien erecto. Me le quede mirando directo a ese enorme pene y el salió de la ducha. -¿Ya se fueron todos verdad?

  • Creo que si. Le respondí.
  • Despues de entrenar, siempre tengo erecciones. Me dijo con una sonrisa de lujuria. – ¿Qué estabas haciendo? ¿Me enseñas?

Yo me quedé helada, estaba tan excitada como asustada, se me acercó y me tomo por la cintura, me empezó a besar, pero no era un beso suave, era salvaje y sus manos empezaron a recorrer mi cuerpo, subió mi falda y me tocó el coño -Estas tan mojadita. Me dijo al oído, cosa que me excito aún más, yo lo volví a besar mientras el metía los dedos en mi coño, podía sentir su pene en mi vientre, sin decir nada me dio la vuelta y me puso sobre el lavamanos, levantó bien mi falda y me bajo la tanga, pude ver por el espejo como se llevaba los dedos con saliva y luego los metía a mi coño. -Vas a gritar putita. Me dijo, yo solo pude decirle : Dale papi.

Me empezó a meter toda si verga, de golpe, una y otra vez, yo me mordía los labios para no gritar, mientras el me embestia duro y con una mano me jalaba el pelo.

Estaba tan caliente que me olvidé que había otra chica por alli limpiando también. Sentia como me agarraba más duro cada vez, solo mi pelo para darme una nalgada. -Ah, más! Más papi! Dije en un grito.

Me agarró duro de la cintura y me jalo duro hacía el, pude sentir como su verga está toda dentro de mi. – ¿Te la vas a tragar toda?

  • Siii papi. Le dije sintiendo tremendo pene dentro de mi. Saco su verga y me dio otra nalgada. Me di la vuelta y me besó, me quito la blusa y el bra, se agacho y empezó a lamerme los pechos, los succionaba, mordía mis pezones, yo sentía que el cuerpo se me desvanecía de placer. Se paró nuevamente y me dijo que me pusiera de rodillas, agarro su verga y me golpe la cara con ella. – Sos una puta.

Agarré su verga con una mano y de la empecé a chupar, con la otra mano empecé a jugar con mi coño. Me olvidé de todo, del trabajo, de que talvez había otras personas en el gimnasio, de mi compañera, de todo.

Estaba disfrutando tanto chupar esa verga, la chupaba rápido y luego lo hacía despacio, succionaba bien la cabeza y jugaba con mi lengua, podía escucharlo gemir, le estaba dando mucho placer a ese semental.

Escuché unos suaves pasos y vi hacia la puerta. Era mi compañera – ¿Qué mierda estan haciendo?

  • Te nos quieres unir? Le dijo este hombre al que le estaba haciendo yo tremendo oral.

Mi compañera se acercó y empezó a quitarse la ropa. Yo seguí en lo mío mientras miraba a mi amiga, tenía un excelente cuerpo, nalgas bien paraditas y redondas, los pecho pequeños pero duritos.

Se puso de rodillas junto a mi y empezó a chupar la verga de nuestro nuevo amigo, las dos se la chupabamos podía sentir su lengua tocar la mía, cosa que me calentaba aún más. -Vamos putas, jueguen un poquito – Dijo este Raúl

Mi amiga empezó a chupar mis pechos y yo me erice, jamás había estado con otra chica y ella lo pudo notar.

Solte el pene y la bese, sentir sus pechos con los míos era una experiencia nueva y me estaba gustando. Raul se masturbaba viéndonos, parecía disfrutar del espectáculo. Después de unos momentos le dijo a mi amiga, -Venia para acá, que es tu turno de culiarte.

La puso en 4 en el piso, le pasó los dedos sobre el coño para lubricarla bien y empezó a penetrarla: Que haces allí? Metete los dedos o algo puta. Me dijo, – Acostate y que está te chupe el chocho. Mi amiga sonrió y me dijo: Vení perra, te voy a enseñar cómo se corre una mujer.

La bese de nuevo y me acosté, me acomode debajo de ella y empezó a comerse mi coño. Yo me sentía en las nubes, mi coño estaba empapado por mis fluidos y su saliva, metía su lengua, y jugaba con la bolita de mi clítoris, ella le pedía más duro a Raúl, que la nalguaba. Después la levantó y la puso a chuparle la verga.

  • Vení mamita, que para vos todavía hay. Me dijo, me senté en el lavamanos y el me metía los dedos en el coño, yo gritaba de placer, de pronto me dio una pequeña cachetada y me dijo. – Quiero que jueguen ustedes dos.
  • Lo que me pidas papi le dije, me pare frente a mi amiga y la bese, tenía en su boca sabor a la verga de Raúl, le chupe sus tetitas y mordi esos pezones duros, entre los besos nos tiramos nuevamente al piso, me recosté y nos hicimos un rico 69, nunca le había chupado un coño pero estaba disfrutando el momento.

Raúl se masturbaba viéndonos, vengan oerras dijo, nos pusimos en cuatro las dos y nos empezó a penetrar, se tomaba un momento para cojernos a cada una, yo me corrí primero, luego mi compañera, Raúl se puso frente a nosotras, se jalo la verga un poco más y luego se corrió en nuestras caras, su semen caliente resbalaba por mi boca, tome su verga y la limpie con mi boca, luego nos besamos los 3 y nos metimos a bañar.

By: Sexy mami 😘

Scroll al inicio