Seduciendo a la patrona

📋 Lecturas: ️9721
⏰ Tiempo estimado de lectura: 05:00 min.

Les platico una anécdota que me pasó en mi trabajo.

Mi trabajo es la construcción, esa vez comencé a trabajar pegando piso en una casa ya habitada. La persona que me había contratado era trailero, me comento que por cuestiones de su trabajo el no estaba en casa que solo vendría los fines de semana a pagarme lo de mi semana.

Que solo estaría su esposa que es la que se encargaría de proveerme los materiales; pero ella también trabajaba parte del día en un banco.

Ella una mujer de unos 45 años como de 1.50 chaparrita, tes güera por cierto con unas nalgas bien exquisitas. 

Total que comencé a trabajar pegando el piso de su habitación, ella ya se había ido a trabajar así que yo comencé a trabajar.

Antes de comenzar entre al baño observe una linda tanguita que colgaba de la regadera así que la tome la olí mmm que delicia se la acababa de quitar. Olía a vagina!!

Me imagine a ella cuando la traía puesta entre sus labios vaginales así que acerque mi pene a la comencé a frotar hasta salir mi semen quedando en su tanga.

Asís pase todo ese tiempo que dure trabajando ahí oliendo su rica ropa interior y vaciándome en ella cada vez que las tomaba.

Hasta que por fin llegó el día que termine el trabajo, era alrededor de las 4 de la tarde ella comenzó acomodar los muebles así que yo me ofrecí ayudarle en lo que llegaba su esposo para pagarme ya que era fin de semana y llegaría él.

Todo iba normal hasta que alrededor de las 8 de la noche le marca por teléfono su esposo diciéndole que no iba a poder llegar ese día ya que el camión se le había descompuesto que llegaría hasta el siguiente día. Así que seguimos acomodando los muebles ya cuando menos pensamos ya eran casi las 11 de la noche.

Ella me dice que me llevaría a mi domicilio porque ya era noche, yo le conteste no se preocupe – yo me voy al fin que aun pienso pasar a tomarme unas cervezas – me reí ella contesto si gusta nos tomamos unas aquí para agradecerle la ayuda yo acepte.

Comenzamos a beber

Ya pasado de la media noche ella ya se le había subido la borrachera seguimos bebiendo y bebiendo, ya cuando acordamos los dos ya andábamos tomados. Ella me dijo ahora vengo, pasó al baño entro dejando la puerta abierta de lo borracha que andaba.

Desde la sala se alcanzaba a ver dentro del baño. Mire cuando se bajo las mallas blancas de licra y su hermoso hilo dental que traía puesto de inmediato se me para el pene.

Ella comenzó orinar, al salir ella al momento de llegar a la sala se iba a caer a lo cual yo la tome evitando que se callera la tome de la cintura y de pronto comenzamos a besarnos ella decía que no estaba bien eso y yo la seguí besando metiéndole la mano entre su malla tocándole su vagina rasuradita.

La comencé a penetrar con mis dedos; ella comenzó a gemir y a excitarse. De inmediato la cargue y la lleve al cuarto; ella se quito la blusa y me dijo agárrame los pechos eso me excita papi. Se los tome y le bese los pezones mmm una delicia de mujeres.

Quite su malla y con mis dedos los metí en su vagina, al final le hice a un ladito su tanga y le bese sus labios vaginales. Toda la lengua se la pase en su vagina, ella se retorcía y gritaba métemela yaaa!

Me saque el pene y la comencé a penetrar poco a poco hasta que se la metí toda, hacíamos grandes ruidos en la cama quizás se dieron cuenta los vecinos.

Hicimos el 69

Me daba unas buenas mamadas en el pene tremendas después de penetrarla en varias posiciones al final explote dentro de su vagina. Sentí como le aventaba todo el semen pues después de la larga jornada y esfuerzo pues ya se imaginan todo el semen que traía para aventarle le deje su vagina goteando de semen.

Quedamos satisfechos y dormimos.

A las 5 de la mañana me desperté para decirle que ya me iba ella me dijo que le hiciera un rapidin así que lo hicimos de nuevo.

Yo me retire a mi casa y ella se metió a bañar para que no sospechara su marido a su llegada.

Compartir en tu redes !!
Miguel44
Miguel44
Relatos: 4