Renaciendo la llama del amor y la pasión

📋 Lecturas: ️6295
⏰ Tiempo estimado de lectura: 16:00 min.

Bien dicen que la monotonía con el paso del tiempo no te traerá frutos a tu vida marital y al parecer eso es algo que nos sucedió a mí y mi esposa.

Me llamo Leonardo soy alto de 1.90, cuerpo en forma, pelo negro ojos café y actualmente con 35 años de edad y mi esposa Viviana 25 años de 1.70, delgada de Tés blanca, pelo castaño, pechos entre medianos y grandes, ojos café, labios carnosos y un culo de infarto.

Llevamos 7 años de casados, nos hicimos novios cuando ella tenía 15 y Yo 25 a pesar de la diferencia de edad ambos teníamos mucho en común tenía tiempo de haber terminado mi carrera y poco de haber empezado a trabajar en una compañía constructora mientras Viviana aun cursaba la preparatoria nunca tuve problemas con mis suegros debido a que conocían a mi familia y sabían que era una persona de confianza al tanto que aprobaron mi noviazgo con su hija.

Pasando el tiempo cuando Viviana cumplió los 18 le propuse matrimonio sabia que quería pasar el resto de mis días con ella y en ese tiempo todo fue miel sobre hojuelas ella acepto nos casamos e iniciamos una vida juntos además la apoye mientras seguía estudiando para que terminara su carrera de economía y todo fue maravilloso los primeros años la vida intima ser el primer hombre en su vida experimentar cosas de novios digamos lo normal pero eso lo contare en otro momento.

Siete años después todo había cambiado teníamos una bebe y la rutina marital ya no era la misma, mi trabajo me absorbía mas de la cuenta y ya no pasaba el tiempo requerido con mi esposa y mi hija siempre llegaba muy cansado o había momentos en que la empresa me mandaba fuera por largos periodos de 1 a 2 semanas haciendo que la comunicación entre ambos fuera prácticamente nula al igual que la llama de la pasión.

Un día mi compañía me comunico que tendría que viajar por una semana a supervisar la construcción de una obra debido a numerosos detalles que aun hacían falta por lo cual se lo comunique a Viviana antes de irme me dijo que si podía llamarle a un electricista ya que las luces de la sala estaban fallando a lo cual le deje el numero del local que siempre nos atiende a lo cual me despedí de ella y de mi hija a pesar del semblante poco amigable que mi esposa presentaba .

Me fui de viaje procurando terminar todos mis pendientes para poder regresar antes ya que quería estar bien mi mujer debido a que no quería perderla ella era y seguirá siendo el amor de mi vida por lo cual esperaba terminar mi trabajo y hablar con ella decirle que necesitaba cambiar para no romper lo que teníamos en ese momento, gracias a la cooperación de todos logramos terminar el trabajo antes de lo esperado por lo cual apresuradamente me regrese a mi casa no sin antes comprarle unos regalos para mi familia y aquí es donde todo cambio para nosotros sobre todo para mi.

Cuando llegue a mi casa note que la camioneta del electricista que siempre nos arreglaba las instalaciones de nuestra casa se encontraba afuera me imagine que estaba arreglando algún desperfecto. Cual fue mi sorpresa al entrar que escucho gemidos de dos personas, gemidos intensos de placer que inundaban la sala de mi casa y debo confesar que en vez de enojarme me gano la curiosidad ya que al escucharlos mi cuerpo sintió cosquillas y una sensación eléctrica que llegaba hasta mi hombría.

Me dirigí de inmediato hacia donde se escuchaban más fuerte y me percato que era de mi cuarto al entrar lentamente vaya sorpresa que me lleve al ver a Viviana encima del electricista haciendo el amor con el la escena que vi fue como ver una película porno de género blando el ver a mi mujer encima de otro hombre gimiendo y besándolo por todo el cuerpo, sin embargo algo ocurrió que para mí fue algo inesperado al verlos quise y entrar y como hombre traicionado hacer un escándalo; pero no fue así en lugar de eso me quede observándolos todo el tiempo.

Ver a Viviana gemir y soltar toda aquella sensualidad que la caracteriza prácticamente estaba haciendo renacer la llama de la pasión en mi sentía que mi cuerpo se llenaba de vigor en cada momento que presenciaba la faena erótica y explicita de mi esposa se pudo notar que mi mente no a poner mal temperamento sino que en realidad reaccionaba al alborotamiento de las hormonas sexuales lo supe al ver el tamaño de mi erección que ya la tenía a reventar mostrándose un tremendo bulto sobre mi pantalón.

Cuando se veía que ya iban a terminar el muchacho que era bien parecido cuerpo atlético y moreno acostó a mi esposa en la cama para darle todo el néctar que ella le había acumulado y rosearle todo su bello y escultural cuerpo fue en ese momento cuando terminaron y se disponían a recuperar fuerzas acostados en la cama los dos me vieron entrar en la recamara y entre ambos quedaron impactados al ver que yo había presenciado prácticamente todo.

Viviana solo se cubrió con la sabana mientras que el chico aun desnudo agarro su ropa, sus cosas y salió corriendo a toda prisa dejando sola a Viviana a mi merced.

Viviana: leo amor, lo siento, no es lo que tu piensas,

Yo: en serio y que estoy pensando

Viviana: perdóname no volverá a pasar te lo prometo, lo siento

Diría que un 1% quería gritarle y decirle de cosas pero el 99% deseaba poseerla en ese momento así que hice caso a mis instintos de macho me acerque a ella y la despoje de la sabana que cubría su bello y escultural cuerpo que a pesar de ya haber pasado por un embarazo no había perdido nada de escultural además de que lo torneo con clases de zumba y natación Una que la despoje de la única prenda que la cubría pude ver nuevamente a mi esposa a toda su sensualidad el poder admirar ese escultural cuerpo desnudo que unos instantes atrás otro hombre había poseído y llenado con su néctar pero que de alguna manera despertó en mi nuevamente la llama de la pasión.

Viviana no entendía lo que estaba pasando ella quería hablar pero yo no la dejaba.

Viviana: amor, ¿Qué estás haciendo? ¿No estás enojado?

Yo: shhhhhh cubría sus labios con mi dedo mientras le decía con voz suave y atrevida

Yo: shhh no hables bebe, luego hablaremos, por ahora quiero disfrutarte al máximo, quiero hacerte mía nuevamente.

Ella quedo sorprendida por mis palabras; pero se dejo llevar inmediatamente abrió sus labios y comenzó a chupar mis dedos como si fuera mi erecto pene lo hacía de una manera tan sensual que el vigor en mi seguía aumentando lentamente nos recostamos y nuestros labios se juntaron en un profundo beso de amor pasional mis labios buscaron sus ricos pechos los cuales chupe como bebe recién nacido ahí estaba yo chupando sus tetas y tocando su vagina, toque su vagina en directo, estaba caliente y muy mojada.

Ella intuyo lo que yo quería hacer y abrió mas sus piernas dándome libertad para introducir mis dedos la estaba cogiendo con mis dedos

Yo: vamos mi amor dime que te gusta, quiero que te acuestes que quiero comerte la vagina

Viviana: siiii mi amor haz lo que quieras soy tuya, me encanta como me lo haces méteme los dedos hasta el fondo

Yo: si te gusta, vamos acuéstate

Ya tirada, abrí mas sus piernas su vagina rosadita y depilada estaba mojada y su aroma era delicioso, con mis dedos toque ese rico manjar de machos ver toda su vagina me húmeda me encendió mas me sumergí en esa vagina y puse sus piernas en mis hombros abrí sus labios vaginales con mis dedos e introduje mi lengua.

Viviana: ohhhh amor que rico lo haces

Jugaba con mi lengua en su vagina, chupaba sus labios mientras metía uno de mis dedos en su vagina, mientras Viviana tenía los ojos cerrados gimiendo y tocándose las tetas.

Viviana: oh Leo siii sigue que me voy a venir

Yo: vente en mi boca vamos

Viviana: si si siiiii…. Leo que ricooo lo haces me vengooo

Sentí como mi boca se inundaba con sus jugos, no me importo seguí chupando mientras se corría, después de su orgasmo quedo muerta en el sofá, a todas esta me saque mi pene de unos 18 cm y se la puse en los labios, ella abrió los ojos y entre risas la acepto.

Yo: vamos chupamela

Viviana: OWW mi amor que hermosa, mira como brilla se ve apetitosa pareciera que esta mas gruesa será que me quepa toda

Yo: es toda tuya chúpala

Viviana: la quiero en todos mis hoyos papi

Ella la agarro y la empezó a pajear cuando descubrió la cabeza, le paso la lengua y empezó hacerle círculos, y empezó a metérsela, chupo con maestría, yo la agarre del pelo y comencé a cogérmela por la boca, solo se escucha el sonido de mi verga chocando en su garganta.

Yo: trágatela toda

Seguía metiéndosela hasta el fondo, ella se la agarraba de mis piernas mientras yo se la clavaba fuerte en su boquita, le sacaba mi verga y se la pasaba por toda la cara y le golpeaba su lengua.

Viviana: si papi, me encanta dame mas duro

Yo: desde hoy las cosas cambiaran no mas secretos si hay cosas nuevas que experimentar lo discutimos los dos entendido

Viviana: si papi. Soy tuyaaaaaa

Se la metí hasta el fondo y se la deje hay hasta que se sentía ahogada, se la saque y la deje que respirara un rato mientras me terminaba de quitar la ropa, después seguí con lo mismo quería venirme en su boca que se lo tragara todo.

Yo: uff vamos bebe, quiero que te tragues mi leche

Viviana: siii papi……. gurrrrgg decía lo que podía con mi verga en la boca

Yo: ahhhh tomatelaaa

Se la meti hasta el fondo, y descargue toda mi leche en su garganta trago cuanto pudo y tosía haciéndolo pero como buena puta me la dejo limpia.

Viviana: waoo que rica leche no recuerdo que la tenias tan caliente y espesa decía relamiéndose y mordiéndose el labio inferior

Me agarro la verga con su mano y me jalo como si fuera una cadena de perro se arrodillo y como toda una puta se metió mi verga a la boca.

Viviana: vamos que te quiero dura (hablándole a mi verga)

Yo: que ricura amor, me encanta como mamas

Duro 5 min mamándome la verga la escupía la engullía hasta que la puso apunto de explotar.

Viviana: ven papi métemela yaaa

Yo: ponte en 4

Viviana: guau guau guau vamos papi esta perrita quiere tu verga

Se empino en el orillo de la cama y no iba a perder mi tiempo, la palmee 2 veces. Cada que la palmeaba ladraba como perrita me escupí la cabeza de la verga y la puse en la entrada se su vagina y se la deje ir de golpe, le encanto porque puso el grito en el cielo.

Viviana: hayyyyy papi que dura la tienes, vamos cógete a tu perra

Yo: si eso mi perrita, una perrita en celo Plaf plaf plaf palmeaba sus nalgas

Viviana: guau guau guau

Metía mi verga fuerte y rápido, plaf plaf plaf sonaba mi ingle chocando en su culo, en momentos la sacaba y lo metía de golpe y eso le encantaba porque gritaba como loca… pero yo seguía en mi faena dándole duro.

Viviana: eso papiii párteme ah ah ahhhh en dos

Yo: te gusta perra

Viviana: me voy a veniirrrr ahhh que rico me vengoooo ah ah ah siiii que ricooo

Se vino otra vez, y yo seguía dándole mientras ella quedo casi muerta con su mejilla pegada en la cama

Cuando recobro el sentido solo se escuchaban sus gemidos y el choque de nuestros cuerpos.

Viviana: mmm mmm mm ah ahhh papi acuéstate ahhhh quierooo cabalgarte ah ahhh

Yo: quieres empalarte tu sola

Viviana: siiii ahh quiero montarte

Yo: vamos a ver como mueves ese rico culo

Viviana: siii ahhh también quiero que ah ah

Yo: que quieres

Viviana: que ah ah me looo metaas en el culo.

Fue una sorpresa para mi ya que nunca me había dado su culito y fue realmente asombroso fui el que la desvirgo y ahora la desvirgaría su culito, me acosté, ella se puso sobre mi y antes de meterse mi verga jugaba en su vagina restregándose mi verga, hasta que se dejo caer y empezó a mover su trasero como profesional no se si ella me cogía a mi o yo a ella; pero con ese movimiento que hacia me apretaba la verga con su vagina

Yo: mierdaa que rico te mueves, si sigues así me voy a correr

Viviana: ventee papi ah ahhh que yo me encargare de ponértela dura de nuevo no te dejare terminar sin romperme el culooooo ah siii asiii que ricoo.

Yo: wao, me vengooo mmmm

Viviana: siiii papi lléname con tu leche, si que caliente ahhhh también me estoy viniendoooo siiii que ricoooooo.

Nos vinimos los dos al mismo tiempo quedo muerta encima de mi pecho, y yo hecho polvo

Sentía como mi verga poco a poco iba perdiendo su tamaño y salía de su vagina llena de flujos ella se levanto y se puso la mano en su vagina para que no se le saliera la leche y me callera a mi encima. 

Viviana: ya vuelvo papi, aun falta el postre jajajja

Yo: jajajajaja Viviana volvía del baño y yo la miraba y no podía creer que estuviera cogiendo con gran vigor a mi mujer tan hermosa, se subio a la cama y venia gateando en busca de mi verga.

Viviana: huy mira no me puede ver porque se pone dura

Yo: jajajaja ya chupala

Viviana: si papi soy tu perrita te la pondré dura para que me rompas el culo  

Viviana engullía mi verga como la puta que era me chupaba los huevos en momentos jugaba con mi glande haciéndole círculos con su lengua, y se golpeaba las mejillas y la lengua con ella.

Yo: listo ponte de perrita

Viviana: guau guau guau

Yo: jajajaja eso asi servicial mi perrita

Me puse detrás de ella y le comí el culo pasaba mi lengua por todo su agujerito y metía mis dedos en su vagina que estaba súper mojada, llevaba mis dedos con sus jugos para dilatarle el culo, metí 1 dedo primero y le hacía círculos para dilatarla bien mientras ella gemía.

Yo: que quieres adentro de ti amor

Viviana: tu vergaaaa ah ahhh

Viviana: papiii pooor favor quiero tuu vergaaa ahhh

Yo: donde la quieres

Viviana: en mii culooo yaaa poorr faaa

Ya yo introducía 2 dedos con facilidad y a un ritmo rápido… escupí en su agujerito y en la cabeza de me verga y la puse en la entrada de su culo hice un poco de fuerza y entro la cabeza.

Viviana: sii papiii rómpeme, meteeemela entera ahhhh

Seguía metiéndosela poco a poco, ya cuando tenia la mitad de mi verga adentro ella solita hecho su culo hacia atrás y se la clavo entera

Viviana: hayyyy

Empecé a cogérmela duro y veía como se agarraba fuerte a las sabanas y mordia la almohada, plaf plaf plaf mientras le hundía mi verga hasta el fondo.

Viviana: mierdaaa amor me corro, si papiiii quee ricooo mee cogeess siiii

Después de ese orgasmo quedo muerta y yo empalándola con furia, 5 min después estaba a punto de correrme y ella lo sintió por el palpitar de mi polla.

Viviana: ooooh siii ricooo papi lléname el culo de lecheeee

En ese momento explote y descargue todo dentro de su hermoso culo

Viviana: ohhh papi que rico

Yo: wao no recuerdo algo tan intenso como hoy

Viviana: jajajaja si verdad

Seguía con mi verga en su culo, la saque y ella como buena esposa me la limpio y luego nos besamos apasionadamente como los amantes enamorados que éramos hasta quedarnos profundamente dormidos.

Desde ese día nuestra vida dio un giro de 180 grados con el comienzo de nuevas experiencias, una disculpa por la larga introducción, espero les guste esta exigencia recién vivida junto a mi esposa.

Compartir en tu redes !!
MaridoRENACIDO88
MaridoRENACIDO88
Relatos: 1