Real orgía pase un fin de semana

📋 Lecturas: ️3971
⏰ Tiempo estimado de lectura: 09:00 min.

Continuación de mi otro relato: una maratón con muchos hombres para cumplir la fantasía de mi novio.

Hola mis queridos lectores, otra vez yo. Continuando con el relato, Marcelo se quedó con mi novio Santiago en la casa escondidos hasta que llegue Ignacio. El tenía unos 30 años, era albañil, estaba bien presentable, buen cuerpo y rústico como todo trabajador de la construcción. Yo lo recibí vestida con una falda bien corta de color blanca con una tanga, arriba tenía una camisa rosa con muy buen escote.

Recuerden que esa época era una chica. Le hice saber a Ignacio que en la casa estaba mi novio y su amigo, que ellos ya se acostaron conmigo y quería estar con otros más, si eso no le molestaba. Ignacio me respondió que el no tenía ningún inconveniente en eso, pero que primero quería estar a solas conmigo y después podían participar los demás. Yo me asombro y en mis ojos se nota mi sorpresa, no me imagine nunca estar en una cama con 3 hombres. Le comentó eso a Marcelo y mi novio, que solo nos dejen estar un rato con Ignacio y después se suman.

Entre a la habitación con Nacho, me abrazo por la espalda y me apoyo su paquete en las nalgas. Sabía tocarme, me abrazo fuerte y sentí como me cortaba la respiración, en mis piernas una humedad empezó a llegar. Me estaba mojando con solo ese abrazo y con el pensamiento de lo que iba a ocurrir. Ignacio se puso de rodillas, metiendo sus manos bajo la falda, y de un tirón me arranca la tanga, yo abrí un poco mis piernas y el con su lengua recorre desde mi vagina hasta la entrada de mi ano, al llegar ahí, su lengua empezó a taladrarme, entraba y salía dándome placer, con un dedo me masturbaba y me comía la colita.

Se pone de pie y me da besos mientras me empieza a bajar la camisa para llegar a mis tetas, con sus dedos tocaba mis puntas de los pezones, y después comienza a apretar como si fueran de juguetes, me dolía pero me gustaba. Chupando y mordiendo me toma del cabello, me pasa su lengua por toda la cara, y me pone de rodillas, yo comienzo a bajar su pantalón y al tocar su verga me sorprendi era de tamaño normal, unos 18cm pero era muy gruesa, me brillaron los ojos, la comencé a chupar con mucho gusto mientras tocaba sus Pelotas, quité su pantalón y tomó asiento en la punta de la cama, yo salte como una leona sobre el, cruce mis piernas rozando su pija con mis labios vaginales, ese movimiento hacia que más fluidos salgan de mi, mientras lo besaba y comía a besos, el me masajeaba las nalgas, yo de un movimiento me introduje su verga, al ser gruesa hice un poco de esfuerzo, pero como estaba muy lubricada entro, el ritmo fue lento, más que sexo estaba haciendo el amor con Ignacio. Me gustaba como me trataba y me decía “Amor”.

Ignacio: te gusta mi vida como te lo hago?

Yo: si, me encanta, es tan rico sentirte así, me estas partiendo

Ignacio: puedes decirles que vengan, pero vos te quedas así y que ellos se ocupen de tus agujeros.

Yo: esta bien, pero quiero que no usen condon, quiero que me bañen con semen, adentro y fuera de mi.

Entre el movimiento que tenía montando a nacho, pegue un grito para que entren los demás. Marcelo y santiago me miran y les digo que se tornen para hacerme la colita y el otro que suba a la cama y me de en la boca su verga. Marcelo eligió que yo lo mamara, y santiago fue por mi culo, me confíe porque era mi novio quien me trataría con cuidado la cola, yo estaba arriba de Nacho me incline un poco alzando mis caderas para que mi orificio del culo quede más arriba, santiago viene y con su lengua me moja la entrada de mi culo, y afirma la punta de su verga, me dijo que respire hondo, y así empezó a penetrarme la carne de su verga, relajada yo Ignacio empezó a levantar y bajar su cadera.

Tenía 2 vergas en mi al mismo ritmo, yo levanto mi cabeza para empezar con Marcelo. 3 hombres, 3 vergas bien puestas estaban en una cama conmigo, miraba el espejo de la habitación mientras ellos me poseían, me sentía toda una perra, gemia y en mi mente ya me imaginaba con más hombres dándome duró, estaba dispuesta a pasar cualquier límite.

Yo era un caño abierto, mis fluidos escapaban mojando toda la cama, incómoda con la verga en mi boca pedía más fuerte. Marcelo le pidió a mi novio para cambiar, recuerden que el tenía una verga más grande. Ignacio tomó mi cabeza mientras me besaba, me decía que aguanté porque ahora quería que sea más fuerte esta entrada, mi novio un poco cansado fue a traernos cerveza mientras Marcelo de una sola estocada me penetro, sus huevos chocaban contra los de Ignacio.

Grite del dolor pero Nacho me tapó la boca, me dolía tanto que me sentí como perdía fuerzas y perdí el conocimiento. Estaba desmayada cuando ellos me cogían violentamente, me despertó un ardor dentro de mi vientre, era la leche de Marcelo que me inundaba mientras yo reposaba mi cabeza en el pecho de Nacho, parecía una muñequita en el medio de esos dos machos de cuerpos grandes.

Marcelo se baja y salían de mi todo el semen, Ignacio me bajo y me recostó de lado mientras el me besaba las tetas. Me dijo que tomará un poco de cerveza mientras descansamos un poco. Ignacio saca de su pantalón un sobre pequeño, y con una tarjeta levanta y aspira eso, era la primera vez que mi novio y yo veiamos eso.

Nos invitó, hice lo mismo que el y no sentía nada de lo que él describe, le digo que me parece que a mi eso no me sirve no siento nada, a ver voy a probar un poco mas. Y me di otro tarjetazo, mi novio probó también y Marcelo nos dijo que el tenía su propio paquete. Nos reímos y tomamos más cervezas, no nos dimos cuenta de la hora, estábamos pasándola muy bien, pero ya se acerca la hora que se vaya Nacho y entre el próximo hombre que citamos, se llamaba luciano y tenía unos 20 años. El también sabía a lo que iba, pero no sabía que yo estaría con otros en la cama.

Mi novio dijo que problema hay? Si viene que se sumé. Yo no quería salir de la cama. Cuando tocan el timbre era luciano, mi novio fue a recibirlo, demoraron un poco así que yo solo me dedico a jugar con Nacho y Marcelo en la cama, estaba chupando las vergas cuando entra mi novio y por detrás luciano, mi novio me dijo que salude al invitado, un poco molesta levanto mi cabeza, sacó el miembro de Marcelo de mi boca y digo perdón, estaba ocupada.

Al mirar a Luciano era joven, musculoso, el me saludo con un tierno beso en mi mejilla y me dijo perdón pero si no te molesta traje un amigo para que me acompañe porque no conocía el lugar de la casa, el me espera en la sala. Y mi novio que ya sabia le responde que venga también si queda lugar puede sumarse con nosotros. Verdad amor? Puede el amigo de Luciano jugar con nosotros? O no puedes con tantos hombres? Eso me dijo Santiago, retandome a superar mis límites.

Yo le digo a mi novio bueno, pero cancela mis demás citas porque ya somos 5 y no pueden entrar todos en la casa. Acepto mi condicion, salió y fue a la computadora, mientras charlaba el con Dante, el amigo de Luciano.

En la habitación yo acostada y con 5 hombres rodeándome, debatían como me cogerian. Así que me mandaron a bañar. Al regresar en la cama estaban luciano y dante, los 2 más frescos, me pidieron que les diera una mamada, así que alternando pijas se las chupe, los demás estaban tomando cervezas mientras nos miraban. Los mayores dijeron ahora nos toca.

Marcelo se acostó y me hizo recostar sobre el boca arriba con su verga en el culo, vino Santiago y lo introdujo en mi vagina. 2 de ellos me levantaron las piernas para que los que me cogían tengan más espacio, ahora era Nacho quien ponía su verga en mi boca, ritmo fuerte era todo, un rato uno, al rato el otro. Fueron rotando de posiciones. Sus vergas entraban con facilidad en mi culo, ya era como las 9 de la mañana, mis machos estaba tomando cerveza para cargar energía, ninguno acabo hasta ahora, yo no me di cuenta que cada vez aspiraba más, estaba muy excitada y acelerada. Yo los montaba descontrolada era muy salvaje, unos paraban a descansar y otros me cogían.

Así pase toda esa noche hasta el domingo a la tarde cogiendo con ellos… quedé destruida, me hicieron todo lo que quisieron. Se fueron retirando cada uno y quedaron de acuerdo en organizar algo más para la próxima. Quedé en casa solo con Nacho y mi novio. Cenamos algo, nos duchamos y fuimos a la cama.

Hicimos el amor suavemente los 3 hasta quedarnos dormidos. Me gustaba Nacho y mi novio se dio cuenta, el le dijo que lo nombra el amante oficial y que cuando quiera puede venir. Y si algún día quieren estar solos ellos dos, solo que le avisemos.

Lunes por la mañana me despierto toda dolorida. Me preparo y Nacho me lleva en su auto. Le doy un beso como novios, al pasar una compañera nos ve. Ella me preguntó si yo terminé con Santiago porque me vio con este chico. Le dije que no y que pronto le contaría. Así comenzará mi nuevo relato.

Gracias por leer, se les agradece si me dejan comentarios.

By: Daniela

Compartir en tu redes !!
Gatito86
Gatito86

Soy una mujer que le gusta leer, y contar sus fantasías. También relato mis experiencias reales al 100%

Relatos: 4