Infidelidades | 16.943 lecturas | 07:00

Por buena persona se cogen a mi esposa

Por buena persona se cogen a mi esposa 2

Mi esposa y yo vivimos en un fraccionamiento bastante bonito cuenta con áreas verdes y una alberca, tenemos poco de casados.

Ella le gusta cuidarse y hace ejercicio en casa, a veces sale a correr o va nadar a la alberca.

Todo paso cuando su cuñado perdió su trabajo y ya no tenían dinero para rentar por lo que ella me pidió que si podían vivir con nosotros un tiempo, cabe señal que con ese cuñado ella tiene una aventura, en este relato está como empezó “El cuñado de mi futura esposa”. 😊

La casa cuenta con 3 cuarto, uno era nuestra recámara, el otro estudio donde también trabajamos y el tercero de ejercicio, tuvimos que mover eso a la sala comedor que en si no eran aparatos tan grandes más bien equipo como unas pesas, cuerda, ligas, tapete, etc y así poder darles esa habitación.

Su hermana Fernanda era maestra en dos escuelas por lo que casi todo el día está a fuera y su cuñado Carlos, estaba mandando CV y ayudaba en casa, yo iba a la oficina 3 veces a la semana y ya regresaba tarde y mi esposa iba sola un di a la semana.

Mi esposa se paraba muy temprano siempre a hacer ejercicio en la sala que era el lugar más amplio, cuando yo me iba ella estaba a mitad de su rutina y su hermana se iba aún más temprano que yo porque le quedaba muy lejos la primer escuela.

La primera semana fue como todos con pena pero poco a poco fuimos agarrando confianza, mi esposa de nuevo andaba en licras, mallones o short en la casa o pijama, su cuñado andaba en pants.

Desde la primer semana mi esposa volvió tener sexo con el un día llegué a casa, ella es nuestro cuarto y tos interior si cuñado salió a la tienda, como estábamos solos la empecé a besar para darnos un rapidin pero ella me dijo:

– Ya me atendieron hoy y varias veces amor

– Ni una semana esperaste.

– No pude resistir me vio haciendo ejercicio y me empezó a besar y meter mano y una cosa llevo a la otro, luego mientras hacia de comer me abrazo por atrás y me empezó a besar bajo mi licra y me la metió de nuevo amor, es un invitado debo atenderlo bien.

– Eres un cabrona, y ¿yo?

– Sacala y masturbate aún no te cuento la tercera.

Yo hice eso me la saque y me empecé a masturbar.

– ¿Sabes porque estoy en ropa interior?

– ¿Te acaba de coger?

– Siii amor en nuestra cama, use tu almohada para ponerla abajo de mi cadera tal vez tenga un poco de semen cornudo.

Yo no pude más y me empecé a venir, en la mano, ella solo me dijo:

– Acostúmbrate a eso amor, ahora tendrás que hacer méritos para cogerme, mientras sabes que mi cuñado me puede tener cuando lo desea.

Había pasado dos meses y nada más no tenía trabajo, mi esposa me dijo que de había postulado a una vacante en donde ella trabajaba y ella lo había recomendando a ver si ya le daban trabajo, pasaron pues dos semanas y si lo contrataron como subordinado de mi esposa y empezó a capacitarlo por lo que eran más unidos se iban juntos a la oficina y se regresaban juntos.

Todo esté tiempo mi esposa me decía ya puedes llegar a casa o llega más tarde, y solo habíamos tenido sexo 3 veces muy cachondo y pasional pero corto por la falta de privacidad cosa que no pasaba con su cuñado porque estaba solos 3 días a la semana en la casa más el día de oficina que siempre llegaban tarde según por mucho trabajo.

Un viernes que me tocó home office y ellos fueron a la oficina, me dormí un rato en la tarde por lo que tenía todas las luces apagadas, y escucho su carro que iba llegando por lo que me pare y asome por la ventana vi que se bajaron del carro el la agarró una nalga y ella le quitó la mano le dijo comportate y el abrazo por atrás, se dieron un beso, luego se escucho que entraban a la casa y seguían escuchaban risas y besos Carlos le decía:

– No sabes la ganas que te traigo.

– No tienes llenadera cuñado, apenas lo hicimos ayer.

– Es que estás buenísima.

– Ay cuñado, vamos arriba.

– No quiero cogerte sobre la mesa.

– Bueno.

Se asome como pude y se estaban besando ella se arrodilló y le empezó a chupar el pene el solo jadeaba y luego ella se paró y se subió el vestido, el la llevo a lugar donde yo me siento y la subió la mesa:

– Aquí te quiero coger.

– Eres un carbón, será porque aquí come mi esposo.

– Si cuñadita.

– Metala ya.

Estuvieron cogiendo un buen rato, luego mi esposa empezó a jadear y decirle:

– Ahh hazme tuya quiero tu leche.

– Si te gusta más mi leche o la de tu esposo.

– Sabes que la tuya aahh tu pene me gusta, como me coges, como me haces tuya, todo me gusta de ti Aaahh

– Ya va salir aahhh

– Aaahh márcame damela toda déjame llena de ti.

Luego se quedaron pegados un rato besándose, yo me subí y me acosté como si nada fingí que estaba muy dormido cuando subieron escuché como se seguían besando abrió la puerta de cuarto y solo escuché:

– Ay no, ya vete a tu cuarto, ya nos cacho.

– No creo se ve que está bien dormido.

– Vete, a tu cuarto.

El se fue a su cuarto ella me dijo amor, yo fingí estar dormido y me dijo al oído:

– Ups otra ves te toco ver cómo se cogen a tu esposa.

Y fingí que seguía muy dormido

Escuché que se metía al baño y luego se escucho la puerta de nuevo y ella le decía:

– No Carlos salte, por favor.

– Está muy dormido .

– Nos va a cachar.

Luego se escucho el agua pero volte y abrí los ojos y me pare con cuidado me acerque a la puerta del baño y no es escuchaba mucho pero estaban tenido sexo de nuevo, no fue muy largo pero logré escuchar que mi esposa le decía:

– Estás mas caliente de lo normal Carlos, te excita que mi esposo esté.

– Siii, preciosa tu cornudo dormido mientras yo te como.

– Aaahh si, tu eres mi hombre yo también estoy muy excitada, quiero que me des más leche.

Luego escucho que paraban lo jadeó y sonido de sexo y me fui a acostar de nuevo, salió primero el y luego salio ella y me dio un beso.

Seguiré contando más relatos que han pasado aún viven con nosotros, mi cuñada no sospecha nada y mi cuñado aún no sabe que yo sé que se coge a mi esposa y su hermana.

By: Jj 😍

Scroll al inicio