Mi primer y única cena de navidad en esa empresa

📋 Lecturas: ️2438
⏰ Tiempo estimado de lectura: 18:00 min.

Hola, pues después de unos días regresa la inspiración a contarles más vivencias, recuerden comentar para ir mejorando cada vez más y más, mis vivencias.

Soy Alexa de 29 añitos, mexicana y DFeña de nacimiento, mido 175 y me considero atractiva antes que linda, unas piernas kilométricas con una cadera que los vuelve locos, un talle que se hace abrazable, con unas tetas nada espectaculares, pero si bien en su lugar y duritas cabello negro largo y linda sonrisa.

Les cuento que ya estaba yo en la Universidad, 2ndo semestre de contaduría y aunque mis padres me pagaban la Universidad, yo necesitaba ya empezar a hacer dinero por mi cuenta ya que tengo gustos caros y vestir bien, aunque recibía muchos regalos de mi novio y además de mi maestro, que ya nos estábamos cogiendo a diestra y siniestra, pues yo quería hacerme de mis cositas desde ya.

Me puse a buscar trabajo, claro de medio tiempo porque no dejaría mi universidad, tardé unos días antes de encontrar algo cerca de la universidad, una empresa en insurgentes, eran oficinas de seguros y claro entré al departamento de contabilidad; ese día me fui linda para causar buena impresión, ya saben un traje sastre con pantalón negro lo más embarrado que pude, mi tanga, la más pequeña para que no se notara, una blusa decente sin enseñar de más, pero si algo escotada, elegante, me planché el cabello y maquillaje ligero, discreto, pero verme linda. Desde que llegué a la compañía noté que atraía miradas, una chica de 19 años pidiendo trabajo en un monstruo de los seguros. Así como me subí al elevador, vi que un tipo de unos 35-40 años, más alto que yo y eso que llevaba tacones, bien trajeado, corbata morada, se le veía muy linda camisa blanca, barba bien rasurada, guapo, se veía de buen cuerpo y lentes negros, corría al elevador, alcancé a detenerlo para que se subiera, por cierto, que olía delicioso:

  • A que piso- le comenté.
  • no sabía que teníamos elevadorista- sonrió y aunque traía lentes sé que me vio de arriba abajo.
  • le dije yo voy al 4to- sonrisa pícara y haciéndome la desentendida olía delicioso me le quería colgar inmediatamente.
  • yo voy al 8 pero te acompaño al 4to ya que parece que vas a Recursos Humanos y está medio enredado llegar ahí- sonrisa linda atractiva sin verse tan lanzado.
  • hay que amable, ¡gracias!!!

Llegando al piso, obvio salí primero dándole toda mi espalda, claro para darle toda la vista y dejarlo a placer verme andar aunque sea unos metros, sentí completamente como su mirada me clavaba en mis nalgas lo cual me hizo estremecer, me dirigía con la Lic. Hernández, encargada de la entrevista vi que intercambiaron algunas palabras y se fue despidiéndose de mí, de lejos, alcanzando a decir “Suerte”; la entrevista no estuvo tan mal, no la impresioné mucho diciendo que era de medio tiempo, pero pues aun así era lo que ellos solicitaban, despidiéndome con un “nosotros te llamamos” entonces salí triste, desilusionada, pero ese hombrecito de nombre Lic. Álvarez bien metido en mi cabecita.

Me llamaron 15 días después, un viernes, para presentarme a firmar contrato, solicitándome lo más temprano posible, no me daba tiempo de regresar a casa así que me fui directo de la universidad. Llegué en unos jeans entallados a la cadera, tacones cafés, suetercito en V escotado, cabello suelto y lentes Hípster (si estoy medio ciega jejeje): y que cosas de la vida entrando que ahora me tocó correr al elevador y el que lo detuvo Si fue mi Lic. Álvarez:

  • Hola!!! que? ya me quieres quitar mi puesto de elevadorista jejeje- sonreí quitándome los lentes.
  • Hola!!! que sorpresa y que cambio de planes verdad- sonriéndome ahora si mirándome completamente.
  • Pues espero esto sea más seguido para levantarme el ánimo y llegar a trabajar animada- claro yo parándome bien para llamar más su atención.
  • Pues si este será tu horario, será un placer entrar contigo siempre- sonreía discretamente mientras disimulaba no verme tan aventado, pero olía delicioso.

Llegamos al 4to piso me dio el paso y claro moví mis caderitas al caminar ya que sabía que iba tras de mí, mi andar sabía que lo estaba volviendo loco y a mí, mi panochita bien depilada como siempre ya me estaba traicionando; firmé contrato y me prepara para presentarme desde el siguiente lunes.

Yo solo pensaba en ver al Lic., aunque estaba más que atendida por mi novio y por mi buen profe Héctor, el verlo diario me hacía fantasear, gasté mis pocos ahorros en faldas y trajes sastre, blusitas coquetas y claro, en lencería y tangas, que entre más pequeñas mejor. Me presenté el lunes ahora no lo vi en el elevador, me dirigieron al piso 5 y presentaron al equipo de trabajo con quien estaría, me trataron muy bien y me presentaba muy bien arreglada por si lo veía, pasó un mes, pasaron dos meses, hasta que por fin lo volví a ver, woowww de hombre.

  • Hola, pensé que no aceptabas el trabajo- sonriendo.
  • Pues si me aceptaron desde hace 2 meses y apenas te veo te escondes de mi- yo intentado sonreír ya que era mi 2ndo día de regla y la verdad me estaba muriendo.
  • Deberíamos salir a comer algo que opinas en que piso estas- lo vi así como queriendo lanzar el gancho.
  • Estoy en el piso 5 en contabilidad- me interrumpió.
  • Huy aguantando a la Lic. Fernández pfffff, no no creo que te dé permiso, además no la llevo bien con ella- le cambió la cara.
  • Ok te parece otro día…-
  • Y nos vamos a cenar, conozco un lugar cercano de comida italiana o un café muy rico muy cerca de ti, te espero en la entrada del edificio o nos vemos allá a las 8pm en viernes verdad- todo eso acercándose un poco a mí para despedirse de beso.

Por cuestiones de tiempo y de novio y de maestro no pude, le tuve que cancelar, pero estaba súper ocupada, conseguí su teléfono en el directorio de la empresa y me disculpé de forma sincera, corta, tajante, pero dándole oportunidad de pasarla bien otro día.

Pasó el tiempo y él me cancelaba y yo le cancelaba, pero siempre nos escribíamos y llamábamos, los mensajes eran más directos, pero sin llegar a las insinuaciones dejando claro que había gusto mutuo, yo quería que subieran de tono los mensajes, quería ser más directa y bueno sorpresas pasarían que nos estábamos haciendo.

Pues llego el día de la cena de la empresa fue en un lujoso y conocido Hotel en Periférico al Sur de la Ciudad de México, ese Hotel donde luego se hospedan los equipos de futbol; ese noche decidí romper los esquemas, fui a peinarme muy linda, maquillaje discreto, escogí mi lencería negra, era una tanga de encaje súper pequeña que se me metía bien en el culo, el bra era un push up que me hacía lucir las tetas más atractivas de lo que ya son, me puse un vestido negro embarrado para resaltar mi cintura y mis caderas, con un ligero escote con un collar delgado dorado para llamar la atención directamente entre mis tetas. Llegué al hotel y claro, me senté en la mesa de mi área, después de unos tragos coquetos con mis compañeras y todo el show, pues hizo aparición el Lic. Álvarez, se veía guapísimo, me hizo señas de lejos, lo saludé con ese besito entre la mejilla y la boca, me dio un sobre, se fue a su mesa y yo moría de curiosidad de lo que había en el sobre. “Aquí está la llave del cuarto, espero la utilices después del evento, está todo pagado, yo subiré después de la entrega de los premios de los sorteos y ya sabré si desayuno solo o acompañado”. No sabía si salir corriendo a mi casa, hablarle a mi profe para no desaprovechar la vestimenta o dormir en ese hotel.

Eran la 1:00AM no me despedí solo me levanté a los servicios y regresando de los mismos me subí al elevador llegando al piso 10, mientras buscaba la habitación, escuché como se abría nuevamente la puerta del elevador, escuché como caminaban para alcanzarme y cuando volteo, lo tenía de frente metiendo su lengua inmediatamente a mi boca, sus manos se situaron en mi cintura bajando ligeramente a mis nalgas y volviendo a subir a mi cintura.

  • Pensé que no subirías, corrí al verte entrar al elevador-
  • Solo quería saber cómo era la habitación por si la desperdiciaba-
  • Ya estas aquí-
  • Pero no me despedí y si me están esperando?
  • Ya traes tu bolso y no creo se te haya olvidado nada-
  • Y si alguien te vio o a mí?
  • Pues ya seremos la comidilla del lunes-

Todo esto mientras me llevaba caminando de espaldas hasta que llegamos a una puerta me pidió la tarjeta que obvio yo llevaba en la mano y abrió la puerta, solo alcanzo a abrir la puerta cuando salió volando mi bolso y su saco, me metía le lengua en la boca de una manera delicioso mientras me masajeaba las nalgas yo lo sujetaba de la corbata mientras le masajeaba esa cosa que le colgaba entre las piernas que cada vez que se la tocaba sentía como se le iba poniendo dura dura y más dura, me bajo el cierre del vestido y lo dejo caer, ahí estaba yo de pie en tacones ante el en una diminuta tanga que apenas y tapaba mi pubis y mi bra que me hacían lucir mis tetas espectaculares, el me miraba con morbo con calentura queriéndose abalanzar ante mí; yo ya estaba empapada lo único que quería era que me lo metiera, me acerque ante él lo seguí besando y jalándolo de la corbata le desabroche el pantalón y salió una cosa grande rica venuda y una cabeza cubierta de ese cuerito rico de buen tamaño, no sabía si besársela y mamársela o ya meterla entre mis piernas, me tomo de la cadera me giro me agacho un poco y me hizo la tanga de lado, pensé que me chuparía mi panochita jugosa pero lo que sentí fue como se colocó tras de mí, yo estaba demasiado excitada así que solo me deje mover y le ayuda un poco a meter su cosa en mi sin usar las manos, fue poco a poco con cariño pero sus manos se clavaban en mi cadera con rudeza yo escurría de placer siguió moviéndose y ya me había metido media tranca yo sentía placer puro sentía como se alojaba en mi interior como se hacía lugar entre mis piernas yo estaba empinada sintiendo sus embestidas hasta que por fin lo sentí hasta el fondo y si literal textual lo sentí como llegaba hasta el fondo de mi Mmmmm así así que rico me estaba dando como me gustaba gire mi cabeza y teníamos un espejo de lado y de verdad la imagen que yo vi ahí era erótica caliente sexy yo siendo embestida por detrás con toda la fuera y sus manos bien apretadas a mis caderas como sacaba su tranca de mí y la metía hasta el fondo, se salió de mí y adelante había una mesita donde me medio recostó, se paró frente a mi poniendo su tranca sobre mi pubis completamente depilado y embarrado de todos mi fluidos, casi me llegaba al ombligo y me dice “mira todo lo que te estoy metiendo” pppppfffffff pues mi conchita se volvió a inundar de placer así que le di entrada libre me empezó a bombear de una manera riquísima por fin había llegado a mis tetas y me las masajeaba con fuerza yo sentía delicioso y empecé a tener mis primeros espasmos el me vio y reacciono igual empezó a bombear con más fuerza me empujaba mis entrañas cuando empecé a sentir el shock eléctrico en todo mi cuerpo como me puse chinita empecé a gemir como loca y lo vi con esa carita de no aguanto más se salió de mi dos jaladas que le di y se vino en la alfombra ahí estaba yo tirada en esa mesa con la tanga de lado y con una teta de fuera…

  • Espero que esto sea toda la noche verdad-
  • Te quedaras?
  • Es pregunta o afirmación?
  • Tomo el teléfono pidió una botella de Champagne-
  • Ponte una bata ero no te la abroches quiero que así recibas al chico del servicio-
  • Ok, pero recuperate pronto que faltan mínimo 2 rounds más-

Llego el chico del servicio abrí la puerta deje que la bata se entre abriera ligeramente dejando ver gran parte de mi atuendo y esa mirada me excitó, lo despedí claro esta y regrese con el Lic. Álvarez, yo de pie el me sirvió una copa y no dejaba de mirarme, yo también tenía buena imagen de un hombre echo derecho y con un pito en receso que me acaba de partir en 2, en una buena suite haciéndome no arrepentir de regresar a casa de mi chico o al depto. de mi profe.

Deje caer la bata estaba decidida a no dejarlo olvidarme muy pronto, él estaba sentado en la cama así que lo empuje sobre la almohada, le di un beso ligero mientras tome ese animal entre mis manos, lo vi le di un besito y empecé a recorrer mi lengua por los lados le di un lengüetazo en la punta y seguí lamiendo por los lados, me metí sus bolas a la boca succionado un poco, vi que le encanto entonces ya sabía más de él seguí lamiendo besitos y succionado sus bolas hasta que logre sacarle una completa erección, lo empecé a mamar de una forma que solo sentía como se doblaba, le lance esa mirada mientras se lo chupaba que los vuelve locos me tomo del cabello me subió hacia él y me dio un beso que me fulmino, me giro y me empezó a besar el cuello una de sus manos ya estaba situada en mi cadera masajeándome las nalgas y la otra en las tetas, por fin me quito el bra situándose en mis pezones me besaba las tetas y daba mordiditas en los pezones que eso me vuelve loca yo lo veía como se las comía y tocaba y mordía y su otra mano ya puesta en mi conchita bien mojada me quito mi tanga que estaba bien clavada en mis nalgas y empezó a bajar esa lengua entre mis tetas mi abdomen mi vientre bajo completamente depilado hasta alojarse en mi conchita, esa lengua áspera y gruesa me pasaba de arriba a abajo me hizo mojarme más y me empezaba yo a retorcer de placer me abrí completamente de piernas dándole todo el acceso y libertad para darme esa mamada de antología como se quedaba chupándome el clítoris y subía y bajaba con por toda mi concha, mis piernas ya estaban rodeándole la espalda me tomo de la cadera subiéndola pero su lengua siguió bajando hasta mi culo me pasaba su lengua en mi ano era lo más rico y delicioso como pasaba su lengua desde donde empezaban mis nalgas pasar por mi culo por mi ano seguir por mi panocha y parar en mi clítoris, yo ya estaba abandonada al placer estaba tirada en la cama accesible a lo que él quisiera solo me retorcía de placer.

Vio como estaba así que alojo una mano en mis tetas me beso la boca y me metió su ciclope babeador sediento de una panocha bien mojada con la otra mano no le costó trabajo me empezó a bombear con tal placer mientras me mordía los labios y masajeaba mis tetas me seguía moviendo, era un sacar y meter delicioso se puso de tal forma que veía todo lo que entraba y salía le gustaba verme de esa forma tirada en la cama abierta de piernas mientras el hincado la sacaba y la metía completamente me veía como lo pedía como le decía ya sigue no pares que cosa más rica; me giro y me puso en 4 yo completamente accedí a ese movimiento con mi espalda arqueada me empezó a bombear a placer toda mi cola estaba empapada de mis jugos y como ya había manipulado mi culo mi anito pues estaba ligeramente dilatado, solo sentí cuando entraba y salí de mi mojaba su dedo gordo su pulgar mojarlo con mis líquidos y lo metió en mi ano, era algo así como que ahhhhhggggg mmmmm rico sentí delicioso no sabía si sería demasiado rápido entregarle mi culito es mas no sabía si lo volvería a ver, entonces mientras me seguía bombeando tenía su dedo en mi cola, era un sentir espectacular, el sacaba su monstruo y embarraba mis jugos en mi ano, yo me hice la desentendida aunque sabía que quizás me estaba preparando, en una de esas me voltea para seguirme bombeando de frente, me encantaba que me moridera las tetas y quería comérmelo a besos olía delicioso ya se la había mamado ya me había metido el dedo en el culo que más podría pasar.

Puso mis piernas en sus hombros yo estaba completamente doblada él ya me estaba bombeando a placer yo estaba cual muñeca ya casi sin moverme estaba entregada al placer lo que me hiciera lo aceptaría es más dejaría que se viniera en mí que es un fetiche de mis favoritos, en una de esas se sale y así sin meter las manos lo quiere volver a meter pero como yo estaba completamente doblada pues ese monstruo se alojó en la entrada de mi colita, en mi anito que ya estaba bien lubricado de mis jugos y pues ligeramente dilatado, yo lo tenía de frente cara a cara…

  • Oyes espera déjame acomodarte para seguir-
  • NO! así como esta donde esta empuja despacio-
  • Segura?
  • Si poco a poco si si quiero-

Mi anito empezó a ceder como si fuera usual para mí y más con monstruos como ese que me estaba penetrando, yo solo me retorcía de placer como entraba esa tranca venosa yo lo sentía centímetro a centímetro como entraba en mí, como palpitaba dentro de mí y la facilidad como entraba gracias a mis fluidos, ahí estaba yo entregando mi culo al Lic. Álvarez que me estaba dando una cogida de antología, me empezó a bombear muy rico buen ritmo entraba y salía delicioso yo quería mas pero como lo estaba apretando sabía que lo deslecharía muy pronto, le dije no te salgas pase una pierna sobre su cabeza y solo me gire de lado, el siguió bombeando yo estaba de ladito disfrutando como me entraba hasta el fondo y ese espejo como testigo veía como me entraba toda su carne entre mis nalgas, me empecé a tocar mi clítoris y el placer me estaba desbordando empecé a tener espasmos y sentí como su manos se colocaron en mi pierna y cadera empezó a empujar con fuerza, ahhhhhggg aaahhhhgggg empecé a tener un orgasmo de miedo vibraba mi piel chinita gemía como si estuviera teniendo mi mejor cogida de mi vida, le dije andale papi rellename cual pavo con todo tu leche dejame sentirte hasta el fondo, esas palabras lo dejaron atónito me empezó a bombear con todas sus fuerzas sentí sus espasmos y como crecía como se hinchaba en mi colita se aguantó hasta el último momento y termino entre mis nalgas en ese culito que le había entregado se tiró encima de mí con su tranca aun dentro, hasta que poco a poco mientras perdía su erección mi anito lo expulso con la leche que me había dejado dentro, es una sensación de lo más rica maravillosa y mi fetiche unas vez más cumplido sentir como me dejan todo el semen dentro de mí y sentir como poco a poco va escurriendo entre mis nalgas se recostó al lado de mi me abrazo y nos quedamos dormidos…

Desperté completamente desnuda con un mensaje que decía “esto lo tenemos que repetir, buscare tu ascenso inmediato o un cambio de área besitos te busco en un par de horas”; desayune rico lo más caro al fin el pagaría me tome un baño en tina muy rico tibio, me vestí claro con la ropa de la cena aunque sin calzones ¿? no entiendo esa maldita fascinación de robarse mis calzones, una vez vestida recibí un mensaje “te espero abajo, ya es momento de irnos”, él estaba esperándome claro con la misma ropa, me recibió con un abrazo y un beso discreto, mientras caminábamos a su coche solo le alcance a empujar un poco de mi tanga que se le salió de la bolsa el pantalón diciéndole “jajajajaja mira te llevas tu trofeo” solo sonrió, me abrió la puerta del coche dándome un agarrón del nalgas que ya me estaba prendiendo otra vez y bueno me llevo a casa.

  • Espero tengas VISA, ya casi tengo tu ascenso entonces harías viajes y curiosamente coincidiremos en otras ciudades del País o en USA-
  • MMMMMMM No tengo, pero pues ya trabajo quizás aquí en la oficina me ayuden a obtenerla-
  • Hare lo posible.

Me besó y se fue, ya les contaré la dificultad que era tener contento al novio, al Profe y a mi No Jefe y como a los 3 alcancé a atender el mismo die jejeje, viajes a Miami y como me enamoré de Playa del Carmen que es donde actualmente vivo…

Compartir en tu redes !!
Alexa
Alexa

Chica loca con la cabeza al reves modelo '94 contadora en la cocina cocinera en el jardin jardinera y en la cama...

Relatos: 15