Mi patrón me cojio salvajemente

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Tenía 23 años y había empezado mi nuevo empleo. la internet era aún algo nuevo y el mundo estaba en la punta de mis dedos. ya había trabajado unos meses cuando un día me sentí muy evitado. en contra de mi mejor juicio empeze a buscar porno en internet. todo iba bien había encontrado unos vídeos de mi agrado.

Al pasar el tiempo sentía que podía buscar vídeos porno sin ser descubierto hasta que un día mi patrón paso por mi escritorio mientras yo disfrutaba de ver como una chica se deleitaba con su macho. Al escuchar a mi patrón cambie rápido la página pero me quede con la duda si el había visto lo que yo estaba viendo.

Al finalizar el día de trabajo mi patrón me llamó a su oficina mientras les agradecía y se despedía de todos los demás empleados. una vez que salieron todos me instruyo que me sentara. el prosiguió a sentarse y me comentó de lo que había visto en mi monitor. me puse muy nervioso y comenze a disculparme. justo entonces se cayo un lapicero que estaba sobre el escritorio. hice mi silla para atrás y me agaché bajo el escritorio para recoger el lapicero. cuando ya lo había agarrado y disponía a levantarme de repente me percaté que el tenía su pene grande y erecto fuera de su pantalón justo bajo su camisa. no se ni como sucedió pero sujeto mi cabeza entre sus manos y forzó su pené dentro de mi boca. nunca antes me había sentido atraído hacia un pene pero en ese momento era como se estaban dando las cosas. intenté safarme pero el tenía sujeta mi cabeza de manera que su pené estaba totalmente dentro de mi boca. para este entonces la curiosidad ya había invadido mi cuerpo. el comenzó a meterlo y sacarlo suavemente y después incremento su ímpetu hasta que llegó a una velocidad un poco alta. finalmente sacó su pene pero me sujeto fuertemente y coloco sobre el escritorio de manera que mi cabeza quedaba colgando un poco. una vez más pude ver lo grande y grueso que era su miembro y mientras prensaba en eso volvió a metérmelo forzosamente en mi boca.

Esta vez como mi cabeza estaba invertida sentí como su enorme miembro se introducía hasta mi garganta. había ocasiones que me atragantaba y pensaba que me iba a hogar. el nuevamente me lo sacaba e introducía rápidamente. llegue a sentir lo que yo pensaba era semen. de mi boca escurría mi saliva que caía sobre el piso. entonces me bajo del escritorio y me tiro en el suelo. rápido logro desnudarme y al igual el se desnudó. de uno de los cajones del escritorio saco un pequeño frasco de vaselina. tomo un poco y empezó a frotármelo en el ano. después introdujo un par de dedos y los movía rotacionalmente. me dolió un poco.

Entonces llego el momento. abrió mis piernas y las empujó hacia atrás de manera que mis rodillas chocarán contra mi pecho. se froto vaselina sobre su pene y comenzó a sentir y ver como me penetraba. el dolor era inmenso pero el no paraba de metérmelo hasta que finalmente su enorme pené había quedado entero dentro de mi. el dolor no disminuyó y comenzó a meterlo y sacarlo con sutileza. al igual que con mi boca la intensidad incremento con el tiempo y parecía subir cada vez nuestros ojos se encontraban y yo gemía. eso parecía agradarle mucho ya que cuando esto sucedía el doblaba mis rodillas hasta que chocaban contra mi pecho y se trepaba sobre mi culo y se aseguraba que su pene entrara hasta que sus huevos tocaran mis nalgas. una vez logrado eso empezaba a penetrarme una y otra vez. debo admitir que me comenzó a gustar la manera que sus huevos se sentían sobre mis nalgas.

Una vez que su pené entraba completo lo movía en forma de círculo dentro de mi. eso también me gusto. una vez el saco su pené un poco y yo empuje mi culo hacia atrás para que se volviera a meter entero. pude notar que esto le gustó. ahora saco su miembro y me puso en cuatro. una vez más sentí dolor al momento que me lo metió pero ya comenzaba a sentir placer especialmente cuando empezó a nalguearme fuertemente mientras me cojia a placer. ahora me paro y una vez parados los dos me la volvió a meter enterita. el saciaba sus bajos instintos mientras besaba mi espalda y cuello a la misma vez que metía su dedo gordo en mi boca de manera que yo lo mordiera y chupara. me volvió a cojer salvajemente. sentía como su enorme pene erecto y grueso desgarraba mi culo. me pregunto que para que servía y como si lo hubiésemos practicado antes le contesté que para ser su perra. mi respuesta lo volvió loco ya que me puso otra vez sobre el escritorio y se subió sobre mi pero esta vez sus rodillas estaban entre mi cuello y su fraseo sobre mi pecho. golpeó mi cara con su pene un par de veces y yo por instinto abrí mi boca y empecé a mamarsela.

El sujetaba otra vez mi cabeza de forma que controlaba la manera que metía su pené dentro de mi boca. sentía como pulsaba su pené dentro de mi y eso me agrado. después de unos minutos sentí como se venía dentro de boca y su semen caliente se recorría hacia mi garganta. era la primera vez que probaba semen. no me gusto el sabor pero como el sujetaba mi cabeza no me quedaba otra opción más que tomarlo todo. cuando saco su pene un chorro de semen salió de mi boca y caía hacia mi cuello. con su pene aún erecto lo atrapó y volvió a meter en mi boca para que yo lo chupara y me lo pasara. creí que todo había terminado pero su pené seguía erecto y el quería seguir deleitándose con mi cuerpo. tomo mi pene me
lo chupo un par de veces. volvió a abrir mis piernas y suavemente empezó a cojerme y me ordenó a masturbarme al mismo tiempo. pasaron los minutos y un enorme placer invadió mi cuerpo ya que cuando el me penetraba yo sentía el pulso de su pene dentro de mi y me encantaba que me lo metiera entero hasta que sus huevos frotaran mis nalgas.

Una vez que su pene desaparecía por completo dentro de mi se movía en forma circular y besaba mi pecho y cuello. esto me llevo a la cúspide y le dije que me iba a venir. cuando me estaba viniendo sentí como el llenaba mi culo de esperma. una vez terminado beso mi cuello sutilmente sacó su pené para que su semen escurriera fuera de mi y me dijo que de ahora en adelante yo era de su propiedad y me utilizaría como objeto sexual a lo cual yo solo pude murmurar que estaba bien ya que mi cuerpo había llegado al extasís.

By: Anonimo

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236