Mi esposo me regalo un chico para follarme

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Hola a tod@s, antes que nada agradecer todos vuestros mail que me enviais animandome a escribir más.

Como ya sabeis me llamo ana soy del Sur de Andalucia y me considero una chica normal, alegre, de buen ver, morena de piel, media melenita y buenas curvas, 95B de pecho y con un culito redondito. Vamos que se que estoy buena y atraigo miradas para que mentirnos. Actualmente casada y viviendo una vida en pareja muy plena y libre.

Para empezar quiero decir que llevo ya una semana sin sexo y estoy bien caliente, quizas por esto me animé de nuevo a escribir, me puse a recordar encuentros calientes que he tenido y me dije de contaros alguno. Como ya sabeís y he dicho estoy casada y formamos un matrimonio liberal, me gusta estar con hombres muy bien dotado que me hagan sentir plena y me den caña y si mi marido esta presente pues mucho mejor, mas cerda me pongo.

Voy a relataros la sorpresa que me dió mi marido aunque parezca mentira. Resulta que sin yo saberlo estaba entrando en chat de cornudos y entraba para buscar un chico que le gustara a él para mi, por lo que me contó habló con muchos chicos y la mayoria era todo lo que contaba mentira, mi marido buscaba un chico que la tuviera bien grande, que estuviera bien de cuerpo y que fuera bisexual, me imagino que esto último para ver si mi marido pillaba cacho jaja. Empezó a charlar con un chico de nuestra misma ciudad, era deportista, se cuidaba mucho y cumplia todos lo requisitos. Llegué un día del trabajo por la tarde y mi marido me dijo que tenia una sorpresa para mi, que después de cenar me la daria, cenamos, recogimos todo y veo que enciende el ordenador, me dice que me ponga junto a él y veo que abre skype y empieza hablar con un chico, le dice que abra cam y lo primero que veo es una polla enorme y vaya polla, me mira mi marido y me pregunta si me gusta, pero mirandome como se me marcaban los pezones en el pijama, me dice que no hace falta que le conteste, le dice al chaval que todo va bien, que tengo los pezones marcados en el pijama. Me pregunta mi marido si quiere que abra nuestra cam y nos vea y le digo que si que la abra, a esas altura no solo marcaba pezones, estaba mojadisima ya, mi marido buscandome tio? no me lo podia creer, pero así era. Abrimos la cam y nos vemos ya los tres por cam, le pido al chico que se deje ver entero y me muestra todo, cara, cuerpo etc.

Se llama Rubén y me deja verlo enterito, chico musculado, 185 cm de alto, castañito, ojos azules y un aparatito que no entra en un vaso de tubo, no va mal la cosa. Mi marido se levanta y nos dice que nos deja a los dos solo, que quiere que nos conozcamos y se va a la cama, le digo que no, que no se vaya que es su regalo y quiero que se quede sentado a mi lado viendo todo lo que hacemos y el super contento se sienta a mi lado. Ponemos el micro y hablamos a la vez que nos vemos, Ruben me pregunta que me parece lo que veo y le digo que me encanta, que tiene muy buena pinta y que tiene que sentirse muy rico. A medida que le voy hablando empieza a tocarsela y a masturbarse y me va poniendo más y más caliente, me lo va notando, me dice que me ponga en pie y así hago y cuando creia que me iva a decir que le mostrara le dice a mi marido que ya iba bien tieso que me vaya quitando la ropa, nos quedamos los dos sorprendidos pero vamos haciendo caso, le dice primero que me quite la parte de arriba, se queda mirando mis pechos, una 95 B con pezones redonditos y muy duros a esas altura, le dice a mi marido que me apriete los pechos y me los vaya pellizcando, lo hace suave con miedo hacerme daño pero Ruben lo nota y le dice que los apriete más que si no se da cuenta que me va la caña, los aprieta más y me duele, suelto un par de gemidos mezclando placer y dolor, voy notando como mi braguita se va mojando más. Despúes de 5 minutos sobandome las tetas y los pezones le dice que me quite el pantalón del pijama y me deje en ropa interior, cuando ve que llevo unas braguitas infantiles de hello kitty Ruben comienza a reir y a decirme que si soy una niña mala, que no esperaba esas braguitas pero que le da mucho morbo, tengo que decir que me gusta usar braguitas así para dormir comoda. Ruben le dice a Juan mi marido que me gire y le muestre mi culo, pero que meta las braguitas por la rajita como si fuera tanga, asi lo hace y lo primero que me dice es que tengo un culo perfecto para follarmelo, que seguro que me han metido muchas pollas por el culo, yo empiezo a reirme y mi marido le confirma lo que dice, le dice que empieze a azotarme, pero no un azote de cariño, sino uno que suene y marque la mano, me vuelvo y le digo que se está pasando, me contesta que las putita como yo se mojan más mientras más duro le den, agacho la caabeza y me pongo roja, empieza a reirse y le dice a mi marido que empieze, me da 5 azotes en cada cachete dejadolo bien rojo, le dice que me quite las braguitas y se las enseñe y efectivamente estaban muy mojadas, él tenia razón a cada azote mas caliente me ponia. Le dice que las pase por mi cara, que me la moje con las braguita y a mi que saque la lengua para probar mis jugos, yo no me lo podia creer me estaba dejando hacer de todo por un estraño cuando yo era siempre la que lleva la voz cantante, pero estaba muy excitada y queria seguir.

Ruben seguia con la polla durisima y seguia tocandosela, le dice a mi marido que se quite toda la ropa que quiere verle la polla, cuando se la ve me dice que ya entiende por que busca tios bien dotados pero que no pasa nada que esa noche tendré suficiente con la de mi marido a espera de follarme con la suya. Mi marido rojo como un tomate no dice nada, solo tiene la cabeza agachada, me ordena que se la chupe y que mi marido nos avise cuando este apunto, no pasa ni 5 minutos cuando nos avisa, Ruben dice que no pasa nada, que se ponga a 4 que quiere ver como le como el culo y le voy penetrando con dos deditos, empiezo hacerlo pero mi marido se pone muy caliente y nos avisa que como siga se va a correr, nos dice Ruben que lo dejemos entonces y cambiemos las tornas, que me ponga yo a cuatro y que mi marido me chupe el culito mientras me masturba, mientras lo hace empiezo a gemir como una loca y más cada vez que escucho a Ruben decirme lo perra que soy, la cogida que me dara cuando nos veamos y que seré su putita, ya estoy apunto de correrme tambien y lo aviso, Ruben dice a mi marido que pare y se ponga en pie y que yo me quedara a 4 tal como estaba, le dice que ponga la polla en la entrada de mi culo y que a su aviso me la meta sin parar lo mas duro que pueda, que como tampoco la tiene tan grande no me dolera mucho y tras eso me folle duro y rapido, noto como caen mis fluidos por las piernas, el cabrón este me tenia a mil y sin esperarlo le da la orden a mi marido y sas hasta dentro sin parar, y empieza un mete saca sin parar duro y rápido, se que mi marido no aguantara mucho pero yo estoy al limite, noto como mi marido empieza a convulsionar, miro la pantalla del ordenador y Ruben esta igual corriendose y no aguanto más y reviento con la polla de mi marido dentro de mi culo.

Me voy recomponiendo pero noto que estoy más caliente, necesito una polla en mi coño y sé que mi marido no me lo va a dar, no responde tan rapido. Ruben me ve y me pregunta si tenia más ganas, le digo que sí y él simplemente me contesta que mañana será otro día y apaga su cam y se desconecta. Esa noche no pude dormir de lo caliente que estaba.

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236