Mi esposa me pone cuernos con su doctor

Que tal amigos, luego de unos meses de descanso, vengo a contarles nuevas aventuras de mi putiesposa, ella disfrutando de sus aventuras calientes y yo pues, disfrutando de los cuernos que me pone con mi consentimiento.

Mi Carmencita tiene ahora a su doctor de cabecera como su nuevo amante, se llama Mario de unos 35 años, no es un hombre guapo como dice ella, es más bien de talla mediana, poco delgado, pero si muy atento y delicado. Todo fue producto de algunos chequeos de rutina que le permitieron ir tomando confianza poco a poco cada vez que lo visitaba por los chequeos que tenía.

Me contaba que en algunas de sus consultas, el doctor la programaba siempre para horas especificas donde casi no hay gente por atender o días de fin de semana por la tarde donde sabemos no hay atenciones de pacientes. 😁

En esas consultas el doctor aprovechaba para auscultarla en ropa íntima poniendo cualquier pretexto médico para hacerlo lo cual en ella despertaba el morbo de saberse deseada ya por el doctor y pues se lucía provocándolo logrando en el doctor erecciones que discretamente trataba de ocultarlas.

Me contó que Mario varias veces, mientras estaba sentada en la butaca, se pegaba a ella por la parte de su espalda haciéndola sentir su erección disimuladamente lo cual a ella le satisface pues se siente deseada de solo saber que ese trozo de carne que siente ansía meterse entre sus piernas.

Amor, me dijo creo que mi Doc. Mario se quiere tirar a tu putita, como la vez. Porque lo dices cariño, ha pasado algo seguro y no te animas a contarme aun.

Pues te cuento ahora, pero ya hace tiempo Mario me ha hecho sentir su pija en mi cuerpo cuando me ausculta y la última vez me agarró fuerte por la espalda y me pegó a él haciéndome sentir su pija en mis nalgas, fíjate, amor estaba muy excitado el Doc.

¿ Y tú que hiciste cariño, pues sólo me dejé abrazar y sentir su pija, pero no pasó nada amor, en ese momento sólo atinó a darme un beso muy rápido y decirme que regresara este fin de semana para atenderme. ¿que piensas tu amor? No te molesta verdad.

Mi amor puedes convertirlo en uno de tus amantes

Claro que no cariño, pero dime piensas convertirlo en uno de tus amantes ya sabes que, si lo decides así, no tengo problema siempre que me mantengas al tanto de todo.

No sé amor, la verdad, no es guapo físicamente, pero el sólo hecho de sentir su pija dura me hizo sentir deseada y como sabes eso me aloca, me pone caliente sentirme deseada y pues no te miento me sentí húmeda en la conchita. 👸

Te conozco amor, sé que terminarás cogiéndolo, no será guapo como dices, pero tienes muchas ganas de comerte esa pija verdad, no serás mucha hembra para el amor…. Lo digo porque ese hermoso culo que tienes se merece una buena cogida, espero no te decepcione no.

Te amo cariño, me conoces bien, pues sí, la verdad le tengo ganas al Doc., déjame probarlo cariño; pero esta vez quiero hacer algo diferente. Tú me acompañaras a la consulta y quedarás afuera esperándome, así sabrás que tu putita está dentro con el doctor y te imaginarás que algo puede estar pasando dentro y tu sin saberlo. Si pasa algo te darás cuenta y te lo contaré luego sí.

Lo que tú digas amor, date el gusto y sácate la duda, pero eso sí, quiero que vayas muy puta si pasa algo, que sepa que eres una buena hembra. Gracias, cariño, no te decepcionaré, como siempre, mi Doc. Sabrá que tienes una buena hembra.

Y así sucedió, me encontré sentado en las butacas de espera como si fuera un paciente más, sábado por la tarde, poca gente y el pendejo del Doc. La citó para las 6 pm., horario que le permite estar sin asistente y con ningún paciente en espera, sólo yo estaba afuera esperando. 🙄

Mi Carmencita fue decidida a tener sexo con su Doc., de solo verla como fue le haría parar la pija a cualquier doctor, falda corta pegada al cuerpo hacia resaltar ese par de hermosas nalgas que posee y que son el delirio de los hombres que la han poseído, sus piernas resaltadas con medias tipo malla color negro y tacones altos estilizaban más aun su envidiable figura.

Su cintura estrecha remarcada por un cinturón ancho y blusa pegada que aun con tener senos pequeños se veían muy apetecibles.

Ya dentro del consultorio, me contó que el Doc. La saludó con un pequeño beso en los labios, ya por la confianza que tenían. El Doc. Estaba muy nervioso me dijo, tal vez la forma como fue vestida le perturbaba y no podía evitar sentirse excitado y no podía disimularlo.

Demostrando lo puta que es

Mario, he venido con mi marido esta vez, la espera afuera y está al tanto de todo, es más está esperando que te decidas a cogerme, por eso he venido así vestida para ti. No quiero perder tiempo, sé que me deseas y que quisieras meter tu pija entre mis piernas y esta tarde te lo voy a cumplir. Así que aprovechemos el momento y enséñame lo que tienes ahí que está pidiendo que lo saques de tu pantalón.

Diciendo esto, Mario no esperó y la haló hacia él estrechando su cintura y haciéndola sentir en su bajo vientre un bulto que clamaba por ser liberado y que a mi Carmencita la tenía excitada hace tiempo.

Siempre te he deseado Carmen, esperaba esta oportunidad le decía Mario en el oído. Cuando a mi Carmencita le habla un macho así al oído y le dice que la desea como hembra es un detonante para su cerebro y su concha claro, eso la emputece al saberse deseada. 😜

En esta oportunidad más al saber que yo, su cornudo, estaba afuera esperándola, le excita saber que hay un macho penetrándola repetidamente y que los cuernos que me está poniendo me encantan.

Pasaron más de 45 minutos con lo cual yo ya tenía la certeza que a mi Carmencita la estaban disfrutando y ella demostrando todas sus dotes de hembra en celo y es que como les comenté en relatos anteriores, ella tiene mucho aguante sexual, puede estar horas y horas siendo penetrada con uno o varios tipos y es insaciable, siempre me encantó eso de ella y creo que por eso lo disfruto más.

Me contó que al verla Mario semi desnuda solo en medias y un delgado hilo dental que trataba de cubrir su concha húmeda no pudo evitar una tremenda erección, ella, ya emputecida por el deseo sólo tenía la fijación de descubrir el paquete de Mario, ya lo había sentido en varias oportunidades, pero esta vez era diferente, esta vez lo tendría para ella, para su placer.

Mario la tenía de espaldas a él, sintiendo la dureza de sus nalgas redondas y ella sentía que el paquete de Mario se ponía cada vez más grande y dura, justo como ella se lo había imaginado lo cual la llenaba de placer pues le indicaba que no se había equivocado al elegir a este macho para su placer de puta, de hembra que busca una buena pija para su interior, su olfato de hembra en celo no le había fallado. 🙃

Sin poder aguantar más, se voltea y se puso de rodillas para descubrir ahora si el tan ansiado paquete de su Doc., la erección era descomunal, me dijo y para su felicidad al liberarlo pudo descubrir una buena pieza.

Ella que se ha comido varias pijas la comparó con las de sus amantes y me dijo que era tan grande como la de Carlos un compañero de trabajo con quien le gusta tener sexo por su aguante y el tamaño de su pija, nada menos que 22 cm de pija gruesa y larga.

Amor, me contó luego en casa el Doc. Mario no será tan atractivo, pero es delicado en su trato y pues me sorprendió con su buena pija, eso me puso muy excitada amor y no aguantaba el deseo que mi concha se empezó a humedecer aún más. Sabía que estabas afuera cornudito y me imaginaba que tenías la pija dura de saber que a tu mujer se la estaban clavando y nada menos que su doctor.

Quedo impresionada con tremenda verga

Me contaba con detalle lo sucedido dentro : amor, cuando me arrodillé para chupar su pija quedé impresionada, vaya pija que tiene Mario, le di muchas mamadas amor, no pude aguantar el deseo de meterme esa pija hasta el fondo de mi garganta hizo que tosiera y casi me ahogo, tu escucha afuera verdad. ¿Té imaginabas como tenían a tu putita verdad?

Claro que, si cariño, yo escuchaba todo desde afuera, tenía la pija dura de solo imaginarlo, pero cuéntame que más pasó dentro

Bueno pues, después de ponerle la pija bien dura y ya con la concha que me quemaba le pedí que me penetrara amor, quería sentir su pija dentro de mí. Me llevó a una de sus camillas que tienen en el cuarto y me puso en cuatro al filo de la cama. 😵

Yo amor, quería volverlo loco con mi culo, sabes cómo me gusta pararlo para que sepan mis amantes lo delicioso que se van a comer, y así lo hice amor, me puse al filo como sabía que a ti te gusta verme, quebré mi espalda para sacar aún más mis nalgas al aire y entregarle mi concha que ya quería recibir tremenda pieza.

Mario me cogió así amor, pude sentir lo caliente de esa barra de carne como recorría poco a poco mi interior y en cada centímetro que avanzaba sentía las paredes de mi vagina como se extendían para dar pase a tremendo trozo de carne.

Me tuvo así amor mucho tiempo, dándome como una verdadera puta, tiene mucho aguante Mario, otros al penetrarme así en esa pose no duran mucho pero el, mi Doc., demostró tener mucho control.

Yo no podía gritar amor, tú sabes lo gritona que soy; porque tenía miedo de que haya más gente afuera aparte de ti, y solo me limitaba a reprimir los orgasmos que empecé a sentir. 😉

Mario me cabalgaba como poseído, creo que jamás se había comido un culo, así como el mío amor, pero yo disfrutaba verlo así, disfrutando de mí, de mi cuerpo y penetrando mi vagina repetidamente, por varios minutos.

Me vine no sé cuántas veces amor, y me hizo desear tener esa pieza en el culo, quería que me abriera el culo y dejarlo dilatado para ti amor, así que le pedí que lo metiera por ahí.

Así como estaba en la misma pose en cuatro y al filo de la camilla, sacó su pija chorreante de mi concha y sin más lo empezó a meter por mi ano, me dolió al principio amor, como siempre pero ya luego al sentir el avance de su pieza en mi interior me hizo sentir muy puta al saber que esos 22cm de pija avanzaban por el interior de mí. 👀🤩

No medí reparos amor y me dediqué a demostrarle que se estaba comiendo a una buena hembra y que el cornudo de su marido esperaba ahí afuera. Me estuvo penetrando por el culo buen rato amor, creo yo la mayor parte del tiempo que estuvimos encerrados ahí fue por ahí, hasta que ya de tanto meter y sacar su pija de mi culo me dijo que estaba a punto de vaciar su leche dentro de mí, .

Mario me preguntó si la quería dentro o afuera y yo muy puta como me conoces le dije que quería su leche en mis dos huecos, quiero tu leche en mis dos huecos Mario.

Sigue cachándome así, no sé cómo haces cabrón lo puse a prueba y sabes qué… el muy pendejo del doc., se empezó a venir dentro de mi culo amor, sentí sus primeras descargas de leche en mis intestinos, dos o tres primeras descargas mientras que al mismo tiempo lo sacaba para metérmelo por mi concha dándome chorros de leche en el interior de mi vagina. El pobre doc. Tenía tanta leche aguantada que me pudo complacer a lo que le pedí. La verdad es un semental.

Yo tuve en ese poco tiempo no sé cuántos orgasmos amor tenía leche en el culo y en mi vagina me sentí muy puta. Descansamos un ratico no más mientras volvía nuestra respiración a la normalidad y nos empezamos a vestir, sabía que estabas afuera ansioso y sabía que te habías dado cuenta de que a tu mujer se la estaban clavando como te gusta y así fue como salí del consultorio cuando me viste despedirme del Doc. 😍

Así la recibí al verla salir, se le notaba aun un poco de rubor en la piel señal que seguía excitada por lo vivido y la adrenalina que da el morbo.

Hola, cariño me dijo ya terminó la consulta, como para que se disimule por la demora que habían tenido dentro. Se despidió de Mario con un simple apretón de manos, me cogió por la cintura y me dijo al oído: cariño, tengo mis dos huecos llenos de leche de Mario.

No quise lavarme antes de salir porque quiero que me cojas en la casa, quiero que sientas la leche de este macho que ha cogido a tu hembra y le ha dejado el culo y vagina dilatados y adoloridos, pero tú eres mi macho y te debo esto.

Gracias por dejarme ser muy puta. 😍😍😍

Mientras me decía esto regresé a mirar al Doc. Que se asomó a la puerta tal vez por curiosidad de saber y conocer quién era el cornudo capaz de compartir tremenda hembra, una hembra que a pesar de entregarse a un macho dotado sabía muy bien que nunca la tendría solo para sí, ella tenía dueño, un dueño que la deja ser muy puta y deseada por todos.

By: Carymar