Mi cuñado me hace su mujer

📋 Lecturas: ️13087
⏰ Tiempo estimado de lectura: 07:00 min.

Ye les he contado lo que ocurrió en mi cumpleaños, las cosas siguieron normales con mi esposa, el sexo cada día es más caliente, pero ahora les vengo a contar con mi cuñado.

Por razones de trabajo me tuve que mudar de ciudad, en la que debo estar no menos de seis meses, situación que en casa aceptaron con normalidad ya que no es la primera vez que ocurre.

Esta vez el proyecto a desarrollarse es en una ciudad lejana, donde vive el hermano de mi esposa, un tipo de 36 años, bien parecido y divorciado hace un año y un poco más, aprovechando que el vivía en esa ciudad con mi esposa decidimos pedirle que me acoja para evitar el gasto de rentar donde vivir a lo que el aceptó gustoso.

Llegó el día de mi viaje, y llegué hasta la ciudad y Leo (mi cuñado) me recibió en el aeropuerto y me llevó hasta su departamento, un sitio pequeño pero agradable, tenía una sola habitación pero habían dos camas, por mi trabajo pasaría casi todo el día fuera y no iba a incomodar mucho.

Ya dos semanas llevo aquí, pero lo que ocurrió en el primer fin de semana fue de locos.

El fin de semana trabajé el sábado y el domingo tenía libre y en la noche del sábado ocurrió lo siguiente:

Leo – Cuñado vamos a comer algo fuera yo te invito

Yo – Está bien pero no es necesario que entres en gastos

Leo – No te preocupes es tu bienvenida

Yo – Muchas gracias

Fuimos a un lugar de carnes muy bueno y tomamos algo de vino y me dieron ganas de seguir bebiendo, fuimos luego a un bar

Leo – ¿Qué te parece el ambiente? si gustas llamo a una amigas

Yo – Prefiero que no pues no me gustaría tener problemas con tu hermana

Leo – Está bien, no hay problema

Ya que habíamos ingerido algunas cervezas decidimos seguir tomando en casa para estar más seguros

Leo – Te incomoda si me pongo algo más cómodo, pues ya estamos en casa

Yo – Estás en tu casa, pues no le veo el problema

Leo – Deberías hacer lo mismo, y así te quedarás dormido si te embriagas jajajajaja

Yo – Ya veré en un tiempo

Leo – Listo destapa las cervezas ya salgo

Destapé las cervezas y veo que sale en una pantaloneta muy floja y claramente se le notaba que estaba sin boxer y su verga se le notaba en un vaivén, que no dejé de seguir con mi mirada, vaya pedazo de carne y yo con hambre

Leo – Listo ya llegué pongamos música y a beber que mañana no se trabaja

Yo – Pues si a beber y que pase lo que tenga que pasar jejejejeje

Leo – Oiga cuñado una pregunta

Yo – Claro dime

Leo – Es cierto que el ex de mi hermana llega a su casa? no le da celos?

Yo – Pues si es cierto, y celos pues no con tu hermana tenemos las cosas claras, si ella me quiere engañar lo hace así la lleve atada a mí

Leo – Pero y a que va?

Yo – Mmm pues es amigo de tu hermana no le veo el problema

Leo – ¿Solo eso? O hay algo más?

Yo – ¿Algo como que o que?

Leo – Al grano cuñado Alex es también mi amigo y con el vivimos algunas aventuras que creo de que se trata su visita a su casa

Yo – Pues dime que es lo que crees

Leo – Pues creo que el va a darte verga a ti con el consentimiento de mi hermana

Yo – Estás loco como se ocurre semejante cosa

Leo – Pues se me ocurre por que hay cosas que conozco más que tu como los gustos de mi amigo por ejemplo, además nadie mira la verga de otro hombre como tu me miras la mía y reconozco a legua a un maricón de closet, jejejejeje

Yo – Estás equivocado y estamos muy tomados mejor vamos a descansar

Leo – ¿Seguro que estoy equivocado?

Saca su verga y me muestra y me dice

Leo – ¿No te gustaría mamarla?

Me quedé inmóvil, y no sabía que hacer si salir de la casa o mamar es exquisitez de verga, era perfecta, además ya era mucho tiempo que me había estado solo pajeándome, decidí sin decir nada arrodillarme a mamar esa hermosa verga, me la tragaba entera, la lamía, la besaba era un manjar

Leo – Si ve cuñado que era cierto, mamas como una puta, mientras vivas aquí te voy a culear todos los días, serás mi putita, mama zorrita trágate mi verga

Producto de la calentura de la mamadas nos desnudamos y cada cierto tiempo bebía cerveza alternando con las mamadas que le hacía a mi cuñado, arrodillado a su pies como una perra fiel le lamía sus huevos y disfrutaba del aroma de un macho hermoso.

Leo – Vamos al cuarto perrita es hora de ver si es tan bueno ese culo como cuenta Alex

Alex, el ex de mi esposa que fue mi regalo de cumpleaños y nuestro amante le había contado nuestras aventuras a Leo, el estaba enterado de todo, ya en el cuarto, me ordenó ponerme en cuatro y me sopló cerveza en el culo, y para después lamerla

Leo – Vaya culo que tienes, con razón lo traes loco a Alex, tienes unas nalgas hermosas serás mi puta mientras estés aquí

Me lamia el culo y me metía su lengua, en un momento metió su dedo y empezó a hurgarme el culo, luego metió dos y después tres, estaba demasiado extasiado, mi verga chorreaba mucho.

Yo – ¿Te gusta lo que te estás comiendo?

Leo – si que rico culo que tienes, te voy a preñar perrita

Nos pusimos en la postura del 69 y yo mamaba su verga y el mi culo, estuvimos así un buen rato hasta que decidió penetrarme poniéndome las piernas en sus hombros y metiéndomela toda, hasta el fondo en envestidas fuertes

Leo – Que rico culo que tienes eres una buena puta

Yo – Soy tu puta dame verga

Me puso en cuatro, me abrió las piernas y las nalgas, escupió en mi culo y me volvió a meter la verga sin piedad haciendo que mis brazos se abrieran y mi cara toque el colchón haciendo que mi culo quede completamente empinado.

Leo – Me corro puta que rico

Sentí en mis entrañas un calor fuerte y el abrazo de mi cuñado por la espalada acompañado de un susurro de que rico culo.

Leo – Wao que rico culo desde ahora dormirás conmigo y serás mi perrita

Yo – Está bien lo que digas

Me sacó la verga del culo y se la limpié con la lengua, metió los dedos en el culo y me hizo la paja hasta hacerme acabar, salieron chorros de semen que bañaron mi pecho

Leo – Haz estado lleno cuñado, estuvo rico, Alex tenía razón eres una putita en la cama, ya lo llamaré a que venga a darte verga también y tranquilo mi hermana no se va a enterar.

Yo – Ok será como tu digas solo espero no tener problemas

Nos fuimos a bañar juntos y nos acostamos desnudos a dormir, me dio verga toda la noche y desde ese día soy su mujer, en una ocasión me vistió de mujer pero eso les contaré en otra ocasión.

Compartir en tu redes !!
mejiandres
mejiandres
Relatos: 2