Me garcharon cuando supieron que soy gay

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Cómo digo siempre mis relatos son verídicos.

Esta historia se me vino a la memoria debido al mensaje que recibí la semana pasada de mi amigo Uriel.

A Uriel lo conozco porque? era vecino, de muchas charlas y momento llegamos a tener un encuentro sexuales. 😃😎

La verdad que pasó mucho tiempo hasta que fue el primer encuentro de cama, pero al tiempo se mudó a vivir a Bariloche por el trabajo de su mujer.

Pero como dije la semana pasado me escribió diciendo, “amigo voy andar un par de días por bs as y espero verte.”

No me acuerdo bien la fecha pero fue casi ya dos años que fue lo que voy a detallar.

A veces su mujer se iba de viaje por laburo en este caso a Bariloche donde hoy trabaja.

Una noche me invitó ya que estaba solo a comer un asado con algunos amigos, reunión de machos me dijo.

Así que le dije a mi mujer que comía en lo de mi amigo.

La cosa que éramos 7 hombres, Uriel, 5 amigos y yo.

Comimos y tomamos mucho entrada la noche uno propone salir en busca de chicas, como estábamos demasiado ebrios nadie se queria mover.

Fue cuando Uriel pasado de copas empezó a proclamar de mi sexualidad oculta.

Empezó con comentarios de por qué tengo que salir si acá tengo a mi amigo que la chupa bien.

De verdad me daba bronca y ganas de irme. Pero me la iba aguantando los comentarios.

Hasta que super borracho saco su verga , diciendo no la querés chupar un poco mi amor.

Enojado, me levanto y digo chau amigo nos vemos.

Me estaba aguantando las ganas de boxearlo, pero como sabía que no estaba en sus cavales prefería irme.

Al ver mi reacción otros toman la misma iniciativa y también deciden irse.

Uriel se despide de sus amigos que se querían ir a mí me pide disculpas y me pide que me quede.

Le hago caso y vuelvo para adentro.

Los otros estaban acomodando un poco la mesa y la cocina.

Ya éramos 4, Uriel entra directo al baño, se escucha que abre la ducha.

Pongo la pava para preparar unos café.

Uriel sale del baño totalmente desnudo y mojado, diciendo ” no hay tuoalla en el baño.”

Toma aciento en la silla de la punta de la mesa, me llama , me abraza otra vez pidiendo disculpas, pero abrazando me por la cintura. Casi al punto del beso en mi boca.

Me corro para evitar el papelón, volviendo a la cocina a preparar café.

Nadie decía nada, estábamos en silencio.

Uriel se vuelve a levantar, camina a su habitación tirándose como poste en la cama.

Hago los café y voy a verlo, verlo tirado en la cama todo desnudo, me tentó un poco así que cierro la puerta, se la entro a chupar un poco, tiene una pija flaca y larga.

Si algo me gusta a parte de chupar pijas, es chupar pija sin erección y que la erección se valla produciendo dentro de mi boca.

Uriel aprueba mamada acariciando mi frente.

Juego un poco con el morbo de sus amigos que estaban en la cocina.

Se la chupo un rato y después busco su boca para darnos unos ricos besos, quiere que me saque la ropa, le hago acordar que estaba sus amigos en el comedor.

Así que salgo de la pieza.

Uno con una sonrisa me preguntó, che está vivo?

Si le contestó, se termina de vestir y sale.

De verdad pensé que se iba a vestir, no sale de la habitación en bolas de nuevo, pero con la pija media erecta.

Toma un vaso, pone hielo y se sirve un whisky.

Sin mirarme, ni decirme nada, pero le comento a uno de los amigos, tengo una ganas de cojer, que no puedo mas.

Vuelve a la habitación, desde adentro me llama, Dany vení un toque. Sus amigos me miraron con cara, de te va a cojer.

Voy a la habitación entro cierro la puerta de nuevo.

Che, si querés cojer esperemos o decile a tus amigos que se vallan.

Poniendo un dedo en su labios como enfermera que pide silencio me dice, shhhhh no pasa nada.

Me abrazó y me empezó a besar, metiendo su lengua por toda mi boca.

Insistio un poco en sacarme la ropa trato que no y para que se calme,e arrodilló y se la entro a chupar, bien suave, su pija ya estaba bien erecta.

Esa pija bien erecta no me entra toda en la boca.

Disfruto un rato bien esa pija, busco que me llene bien la boca de leche.

Con más existencia me pide que me saque la ropa, diciendo, dale quiero cojerte, si a vos te gusta.

Claro mi amor, me encanta tu pija en mi cola, pero están tus amigos, cuando se vallan está todo bien.

Trató de agacharme para poder chupársela, pero esta vez con mas caracter, me saco la remera, para chuparme los pezones. Me empuja a la cama, con fuerza desabrocha mi pantalón, tipo salvaje quiere arrancarme el mismo.

Yo ya entregado me saco los zapatos y toda la ropa.

Ya completamente desnudo, se sube encina para jugar con su boca por casi todo mi cuerpo.

Besos de pasión y calentura.

Si, yo también quería su cuerpo y lo que pasaba a fuera del cuarto paso a segundo plano.

Me relajo y me entrego por completo.

Después de mucho franeleo y caricias solo espero su linda verga bien adentro de mi culo.

Se levantó de la cama para arrastrarme hasta la punta de la cama, arrodillándose para lamer me bien mi culo, con sus fuertes manos abría las nalgas para poner su lengua en lo más profundo de mi ano para que él se abra y pueda introducir si pija.

Extasiado de placer muerdo el cubre cama para ocultar mis gemidos.

Busca entre las cosas de su mujer una crema para lubricar mi orificio.

Antes de poner crema, sigue con su lengua en mi augero.

Vuelca un poco de crema entre las nalgas, lubricando la zona y de apoco fue poniendo un dedo dentro, pero no sé quedo con eso después de meterlo y sacarlo, si no que fue más allá, empezó como dije con un dedo y después quería meterme toda la mano.

Le digo que me dolía mucho, así que decidió poner los dos pulgares de sus manos y abriendo mi ano de manera fuerte.

Sin mediar, saca su dedos y me pone la pija de golpe y hasta fondo.

Trato de zafar y le reclamo que no se había puesto un preservativo.

Prende la luz de uno de los veladores para buscar en los cajones los preservativos.

No encuentra,sale de la habitación y les pide a los amigos si tenían.

Se ve que uno si.

Me los pasa, antes de abrir la caja me levanto para que me pongo en cuatro al borde de la cama enfocando mi culo para el lado de la luz, vuelca más crema en mi culo, y de nuevo quiere poner la mano dentro mío, esta vez lo va haciendo de apoco, comentando que lindo, mi amor cómo está abierto.

Me toma un brazo, para que meta mi mano en mi ano, senti lo, pongo un par de dedos dentro mío, y el también hace lo mismo, dice “vez que está súper dilatado”

Yo siempre con la caja de forro en la mano, me pone la pija para cojerme, ya resignado dejo que me coja como quiera.

Lo que pasaba en la habitación ya no se podía disimular, por qué yo gemía y el también.

En un momento para se ve que no quería acabar, me vuelve a gira para bajarme de la cama, de rodillas ante el me la pone en la boca. Soboreo su pija con gusto a crema, lo hago bien suave.

Mientras se la estaba chupando, desde arriba hacia abajo, dando succión y metiendo me sus bolas en mi boca, cómo se que le gusta.

Fue cuando me dijo, che está todo bien si les digo a los muchachos.

Y bueno y fue, pero lo único que te pido que me cuides.

Salio de la habitación, yo me acusto esperando ver qué se acontece.

Solo viene uno, sin decir una palabra se pone el borde de la cama con la pija afuera, me acuesto boca abajo, antes apagó la luz del velador y se la entro a chupar.

Enseguida entro mi amigo, se me monto metiendo su pija en mi ano super dilatado, acostado yo boca abajo, con las piernas cerradas igual me entró su gran verga. Le digo a su amigo que se saque la ropa, me hace caso, volviendo a poner su verga en mi boca.

Uriel con meneos suaves no dejaba de cojeme.

Me la saca, se acuesta al lado mío boca arriba para que yo lo monté.

De verdad? me encanta montar los machos en esa posición, teniendo el manejo.

Una vez con la verga en mi culo de Uriel, el otro también busca cojeme, haciendo una doble penetración, en forma de sandwich como yo de centro.

Cada vez que tratarme de ponerla, me dolía mucho.

A pesar del aliento de ellos que me decían, dale vos podés, pero no había manera de tener dos vergas juntas dentro mío.

En ese momento me percate que los dos me querían cojer sin forro, fue cuando le pasó al que estaba en cima mío, dando orden, ponerlo.

Se corre un poco para ponercelo.

Mientras tanto le meneo fuerte a Uriel, para que no se para la acción.

Al sentir que su amigo ya se había puesto el forro saca su pija para darle lugar al otro, primero me la.pone despacio para arrancar con un fuerte e intensa cojida, se escuchaba como golpeaba su pelvis con mis nalgas.

A punto de terminar la sacaba para Uriel entre, así me cojieron por un rato entre los dos.

Mientras él amigo de Uriel me cojia, Uriel me chupaba las tetas, jugando mucho con mi pezones.

Yo estaba súper exitado, que de vez en cuando me salía semen que le chorriaba sobre la panza de mi amigo.

Uriel me dice no aguanto más, así que tomo la iniciativa desde abajo, me la puso y sin moverme el arrancó con fuerte movimiento de cintura, hasta acabar, siento cómo derrama su leche dentro mío,dando fuertes gemidos casi gritos, el que estaba arriba mío o detrás espera que Uriel termine y la saqué, para meterme su pija y también hacer lo suyo.

Este me toma de los pelos cojiendo me fuerte, de una manera que la cama caminaba sola. Hasta que acaba.

Casi al mismo tiempo yo también lo hago manchando todo a Uriel.

Nos acostamos los tres un ratito, uno se va hacia el baño y vuelve a vestirse, hago lo mismo, pero al pagar por la cocina estaba el otro amigo, cruzamos miradas, muy avergonzado entro al baño, me doy una pequeña ducha y me doy cuenta que Uriel tenía razón, no había tuolla.

Salgo así para la habitación para vestirme.

Uriel seguía en la cama, como desmallado, le limpio un poco con una toalla que encontré. Por qué estaba todo chorriado por mi esperma y la de él.

Su amigo sale ya vestido, a mí me daba mucha vergüenza.

Así que me quedo con Uriel.

Uno viene, diciendo che nos vamos, dale Chua.

Se van y al rato hago lo mismo.

De verdad pensé que se terminaba, pero el que se había quedado con las ganase estaba esperando en el auto.

Me llama, me dice, vamos a un lugar más tranquilo. Los dos?

Le digo que no doy más, pero pásame el teléfono que mañana nos vemos si querés.

Y fue así, pero con el los dos solos nos fuimos al telo al otro día.

Y ahi descubrí por qué no quiso sumarse, era versátil como yo.

Con el pasamos una linda tarde, donde ambos nos cojimos un rato cada unos.

Hasta el punto final que acabamos con un 69, llenando nos la boca de esperma al la par.

By: Daniel 😘

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236