Me cogí a mi suegra doña Rosaura I

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Acepto mi ayuda..hundí mi rostro en su entrepierna oliendo, aspirando ese aroma a hembra madura suyo, admire cada detalle de esa raja sabrosa, ella abría sus piernitas acariciando, hundiendo sus dedos, sus largas uñas en mi cabello, temblorosa, ansiosa..la había encontrado justo en el momento de mayor éxtasis para ella mientras se masturbaba desesperada sobando su raja y metiendose el dedo ansiosa, por eso había aceptado mi compañía creo yo, pues no estaba muy consciente de lo que sucedía..de otra manera estoy seguro que doña Rosaura; mi decente suegra me habría rechazado..

Mientras frotaba mi rostro en esa raja jugosa, acariciaba sus ensortijados vellos lustrosos, gruesos, largos, abundantes y espesos, se los jalaba suavemente provocando que doña Rosaura se quejara delicioso, que no parara de temblar, que ella misma meneara las caderas de manera que se tallaba contra mi..lengüetee su raja saboreando ese sabor maduro, intenso pero exitante..acariciando sus labios, frotando su hinchado clítoris lamia a lengüetadas su raja recogiendo su humedad, sus jugos deliciosos, la miraba sobre su monte de Venus y vaya agradable sorpresa descubrir que mi suegra a sus 57 años aun conservaba un hermoso cuerpo que las ropas sencillas y recatadas que usa escondían, claro..su piel ya no es firme ni terza, las arrugas propias de su edad, de los años en ella eran mas que obvias pero justo eso en ese momento la hacían ver tan exquisita..tan rica y tan sabrosa..

Desesperada doña Rosaura se frotaba contra mi cara, me sujetaba con ambas manos de la cabeza hundiendome contra ella, ahora chupaba, mordía y succionaba hambriento sus labios, su raja entera por momentos la cubría con mi boca, chupando y succionando su humedad..doña Rosaura estaba que ya no se aguantaba y entre quejidos, entre estertores de ese cuerpo vibrante llego al clímax, que rico temblaban sus muslos flácidos, que rico ella lloriqueaba tallando su panocha en mi cara mientras se desvanecía perdiendo fuerzas al tiempo que disfrutaba el primer orgasmo de esa tarde maravillosa.

Gimiendo quedito, sin fuerzas sobre la cama, despatarrada como si fuera una muñeca de trapo..comenze a recorrer ese cuerpo maduro delicioso, a besar desde sus pies bonitos y cachondos ahora que los tenia para mi, a lamer sus muslos mordiéndoles mientras iba subiendo por su cuerpo..ahora era mi turno de satisfacerme físicamente, la sola idea de cogerme a mi propia suegra, a la decente y seria mamá de mi esposa me tenia ya bien caliente independientemente de haberle ya mamado su panocha..

Chupe ese montos de pelos hermosos, lamí su vientre con esas lonjitas sexys ahora que eran mías, pues no cabía duda que si le hacia una buena chamba a la señora no se quedaría conforme con una sola vez..lamí su ombligo mientras mi cuerpo la iba cubriendo, la iba montando y a medida que me subía en ella, sentía mas rico pues su piel suave y tibia se sentía cachonda, llegue finalmente a esas tetitas pequeñas, aguadas, arrugadas y ya flácidas que le colgaban aunque eran pequeñas sobre sus costados, las sobe, las apreté, las levante mientras se las besaba, se las lamia y chupaba, doña Rosaura estaba nuevamente lista, había recuperado las fuerzas y abriendo de nuevo las esbeltas piernas me recibía entre ellas, me acariciaba la cara diciendo que era lo máximo, mientras encima de ella, montado sobre ese cuerpo ardiente frotaba, deslizaba ya mi gruesa tranca entre sus hinchados labios..chupe ansioso sus pezones, los succionaba con fuerza haciendo que mi suegra se quejara de la manera mas rica..nos besamos por primera vez en la boca y su saliva, su aliento cálido me resulto de los mas erótico mientras apagaba sus gemidos con mis besos al tiempo que hundía dentro de ella mi gruesa, larga y potente macana..que rico boqueaba mi suegra jalando aire mientras encima de ella la bombeaba, la ensartaba, la penetraba con fuerza, con dureza, con cierta violencia provocándole el mayor placer posible.

Ella no paraba de moverse debajo de mi, de arañar mi espalda diciendo que era la primera vez en toda su vida que se la cogían así de duro, así de rico.. Boqueaba ansiosa diciendo con esa voz suya ahora entrecortada de placer, entre pujidos que jamas en la vida había sentido y probado una verga mas gruesa y mas larga, que sentía como la abría, como la invadía muy dentro de ella, que desconocía como era capaz de recibir tanta carne dentro, la tenia bien sujeta de ambas nalgas aguadas y arrugadas, jalándola hacia mi al tiempo que violento la penetraba, me llenaba de orgullo escucharla, sentirla..

” Pues de ahora en adelante Rosaura..de ahora en adelante señora..ohhhhhh esta verga es también suya..no solo de su hija señora..ohhhhh..también de usted..es tuya Rosaura!!..toda tuya mi amor..cómetela!!..cómetela toda!!..”

Nos revolcamos en la cama, en su cama, besándonos, acariciandonos, cubriéndonos de besos en la boca, ella necesitaba que se la cogieran, que le dieran una buena metida de fierro y eso estaba haciendo, no hubo delicadezas, era una hembra en celo y había que llenarla, satisfacerla, de manera que la use a mi antojo, a placer la revolqué en su cama..bufando y ya sin poder aguantar mas después de que doña Rosaura se corriera por segunda vez finalmente eyacule..vacié toda mi leche dentro de ella, copiosa, abundante, espesa, blanca..hasta la ultima gota de semen deje dentro de doña Rosaura que me cubría de besos agradecida..

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236