La perrita me permitió conocer a un bella mujer con un cuerpazo – I, II, III Final

📋 Lecturas: ️2880
⏰ Tiempo estimado de lectura: 39 min.

Las cosas pasan cuando tienen que pasar y es así, por mucho que lo quieras eso no va a cambiar.

Parte 1

Mi coche estaba averiado y lo había dejado en el taller para repararlo por lo que tenía que viajar en metro y bus para ir al trabajo y a cualquiera otra parte. aquella tarde salía de la boca del metro y junto a ella hay un gran parque en el que siempre había madres con sus hijos jugando y personas con perros y otras sentadas o paseando.

Me senté en un banco a fumar un cigarro y frente a mi, en otro banco, había sentada una joven que jugaba con una perrita de raza pequeña y muy joven, la perrita nada mas verme vino hacia mi y empezó a ponerse de manos sobre mis rodillas, yo la acariciaba y la perra me intentaba morder jugando pero ya llevaba un buen rato y no se apartaba de mi.

La dueña comenzó a llamarla y la perra iba hacía ella pero a mitad de camino se volvía y continuaba jugando conmigo la dueña insistía en llamarla (no recuerdo el nombre) y la perra la miraba y seguía con su juego.

Parece que le he caido bien, dije a la dueña

Es muy juguetona pero no le hagas caso que es muy pesada, dijo

No, si no me importa es muy cariñosa, dije
Al poco se levantó la dueña del banco en el que estaba sentada y vino a mi lado a coger a la perra, le puso una correa al collar y me dijo

Ya se me ha perdido tres veces, se va detrás de cualquiera que le de coba y luego tengo que buscarla.
La chica tenía en la mano un libro que trataba de algo que me interesaba y me gustaba. le pregunté que si le gustaba ese tema

Me gustan varios temas pero si, éste me interesa mucho, de hecho es sobre lo que mas leo, contestó

A mi tambien me gusta leo y me informo de todo lo que veo relativo a ello, dije
Comenzamos a hablar del tema y tuvimos una charla de una media hora, al cabo me presenté y ella tambien, dijo llamarse diana y que estaba viviendo con unos tios porque ella vivia en un pueblo de badajoz y tenía que estar en madrid por motivos laborales y la perra era de sus tios pero a ella le gustaba bajar al parque a leer y de paso paseaba la perra (la llamaré tina en adelante), hablamos de otros temas y estuvimos largo rato de charla, se había sentado en mi banco era bastante guapa y tenia un cuerpo mas que aceptable, media melena de pelo negro y liso y era muy simpatica y a primera vista muy agradable.
Tras largo rato de conversación le dije que si tomabamos un refresco, ella quedó pensando y me dijo:

Si me esperas que subo a tina nos vamos a tomar algo pero en otro sitio

Vale, ¿te espero aqui mismo? pregunté

Si, si no tardo nada, subo a tina y bajo, dijo
Se marchó y la ví pararse con una mujer con la que se cruzó, estuvo unos minutos hablando, señaló hacía mi con el dedo y siguió su camino. al cabo de una media hora regresó, se había puesto un sweter ocre y pantalones vaqueros bastánte ajustados en los que se le marcaba toda la raja de su coño donde clavé inmediatamente la mirada con el mayor disimulo que pude

¿ nos vamos? preguntó

¿quieres algún sitio o te da igual?

Si, vamos a un sitio que conozco donde hay varios locales, dijo

Y comenzamos a caminar hablando de nosotros y de nuestras vidas, ella tenia 26 años y yo 40, hicimos rapidamente cierta amistad y por fin tras un largo paseo llegamos a un local que tenía una larga barra y mesas donde nos sentamos y pedimos unas bebidas y continuamos charlando. diana era una mujer muy abierta y desinhibida, se podia hablar con ella de cualquier tema y llamaba a las cosas por su nombre sin ningún tipo de tabú ni pudor. lo que me fascinó de ella fue su inteligencia y conocimiento de cada tema que tocábamos, daba gusto oirla hablar, tenía una conversación muy agradable y amena y entendia y sabía casi de todo.
Tomamos una cuantas copas y dijo que si nos íbamos ya, que se le hacía tarde, salimos del local y nos dirigimos al parque donde nos habiamos conocido. al llegar al parque me dijo que había pasado un buen rato y que se alegraba de haberme conocido, yo le pregunté si estaría mañana en el parque me gustaría volverla a ver y ella me dijo,

Yo bajo todas las tardes y paso aqui dos o tres horas

Pues entonces si te parece mañana nos vemos y seguimos con la conversación, dije

¿sobre que hora mas o menos? preguntó

Pues como hoy, dije

Vale entonces, mañana nos vemos, dijo.
Nos despedimos con dos besos en la cara y marchamos cada uno a su casa. al dia siguiente cuando llegué al parque la vi sentada en el banco que yo había ocupado el dia anterior, lanzaba una pelotita de goma y la perrita la cogía y se la traia, nos saludamos con dos besos e iniciamos algún tipo de conversación a mi me fascinaba oirla, admiraba su manera de hablar y de explicar todo que lo argumentaba con bastante coherencia.

¿damos una vuelta? le pregunté

Vale subo a tina y bajo en un momento, dijo

Pues de aquí no me muevo, jajajaj, dije
Se fué a casa y al cabo bajó con la misma ropa que llevaba puesta

Bueno, ya estoy aquí, dijo

Y yo también como puedes ver, dije: Nos echamos a reír y emprendimos la marcha por el mismo sitio que el día anterior. llegamos al bar donde habíamos estado, nos sentamos y pedimos unas bebidas al rato salió el tema que a mi me interesaba y tuvimos un pequeño debate en algún punto de desacuerdo pero resultó muy entretenida la conversación desde los diferentes puntos de vista, yo la dejaba hablar y la escuchaba con mucha atención, tomamos varias copas y llegó la hora de marcharnos.
Tenía una risa preciosa y se lo dije

¿Estas intentando ligar conmigo? me preguntó

De momento no jajaja, dije Seguimos con la conversación mientras caminabamos hacia el parque

¿tengo alguna posibilidad? pregunté

¿de que? preguntó

De conseguir ligar contigo, respondí

Hombre, me caes muy bien y me siento muy agusto en tu compañia pero nos acabamos de conocer, dijo

Mañana no puedo venir, tengo que ir a recoger el coche al taller pero si quieres te invito a comer el sabado en algún sitio y así nos vamos conociendo algo mas, propuse

¿ y no intentarás llevarme a la cama?, preguntó con una sonrisa que me pareció una invitación

Pues no se, de momento no he pensado en ello pero tu mandas, le dije

Bueno si quieres nos vemos pasado mañana aqui y hablamos lo de la comida ¿donde sería? preguntó

Pues no lo se, se me ocurre algún restaurant de carretera por ejemplo, dije ­- bueno pues pasado mañana nos vemos y te digo, dijo.

Nos despedimos con dos besos en la cara y cada uno tomó la dirección de su casa, lo cierto es que hasta entonces no había pensado en follar con ella, me interesaba mucho hablar y escucharla, me tenía embobado pero a partir de ahí ya me rondaba la idea por la cabeza. el dia siguiente que nos vimos fui con mi coche, lo aparqué alli cerca y acudí a pie, nos saludamos e inmediatamente me dijo que iba a subir a tina y bajaba. cuando llegó le dije que hoy la llevaria en coche pero iriamos a otro sitio que yo conocia algo mas retirado, llegamos al auto, nos subimos y arranqué, la llevé a un pub que conocia y tenía una zona un poco mas intima, con poca luz y nos sentamos junto a una mesa
Pedimos unas bebidas y me dijo que le gustaba ese sitio pero que ¿por qué a media luz? yo le dije que si se sentía incomoda nos cambiabamos de mesa

No, no aqui me parece bien, estoy muy agusto, dijo

Pues entonces nos quedamos aquí que yo tambien me siento comodo, dije
En ese momento se quedó mirandome fijamente a los ojos con una sonrisa en los labios y yo la miraba a ella

Por la amistad dijo levantando su vaso invitandome a brindar

Por nosotros dije chocando mi copa con la de ella
Comenzamos con las ya habituales conversacionesy estuvimos largo rato centrados en algún tema de interés. al cabo le pregunté

Que hay de lo de la comida

Vale nos vamos a comer y a lo que haga falta, me encuentro muy bien contigo, me sorprendió
No pude evitar tener una tremenda erección ( por el “y lo que haga falta”) que me duró largo rato, al cabo tomamos otra copa y nos fuimos al coche, la llevé junto al parque, nos dimos un beso algo mas serio, se bajó del coche y se marchó. esa vez lamenté que se fuera me hubiera gustado alargar algo mas el tiempo para disfrutar de su compañía.

Llegó el esperado sábado y fui a buscarla donde siempre, al parque, llegó al poco, venía radiante y con otro pantalón bastante ajustado en el que también se le notaba la raja que por deducción debia de ser bastante grande y larga y en la que igualmente clavé los ojos discretamente desde que apareció y no aparté la mirada hasta que se sentó a mi lado en el coche.

Bueno, pues en marcha, dije riendo

Rumbo a lo desconocido jajajaj, dijo ella

¿no te gustará correr? preguntó, que me da miedo la velocidad

No te preocupes vas en buenas manos, no suelo correr, dije
Ya saliamos de madrid y emprendimos una dirección sin rumbo fijo, cuando llevabamos como una hora de viaje encontramos un restaurant que era también motel y paramos alli,nos dirijimos a la barra y tomamos unas cervezas, luego pasamos al salon y pedimos la comida.

¿conocías este sitio de antes?, me preguntó – no, es la primera vez que lo veo, dije

No se, no se, dijo ella

¿por que lo preguntas?

Por nada, me dió la sensación de que venias derecho aquí, dijo

Si no te gusta buscamos otro sitio, dije, de hecho estaba pensando en cambiar de dirección a ver si encontraba algún sitio, añadí

No, no, esta bien aquí, tienen de todo jajajaja, dijo. Terminamos la comida y nos sentamos en el hall a tomar unas copas, comenzamos a hablar y salió el tema del porno. dijo que algunas veces habia visto alguna pelicula de video y que le parecía una exageración el tamaño de los penes de los actores, que eso debía estar trucado, que no creia que hubiera penes de tan descomunal tamaño ni que durasen tanto los polvos.

Pues claro que los habrá, dije

Tambien hay grandes vaginas, añadí

Tu, por ejemplo debes tener bastante grande tu vagina, dije

¿por que lo dices? preguntó

Jajaja, llevas muy ajustado el pantalon y no he podido evitar ver lo que se marca, buen tamaño, dije

Eso no quiere decir que sea grande, es el mismo pantalon que hace verlo mas grande, jajajaj dijo

Pues me gustaría verlo para comprobarlo, dije

Todo a su tiempo, dijo

Tu sin embargo no marcas nada ¿eso quiere decir que es muy pequeñita? preguntó
Eso me lo tomé como una provocación, no era cierto, se me marcaba bastante “paquete”
Me acerqué a su oido y le dije, te aseguro que hay bastante para hacerte gozar mucho y a continuación le di un beso en la boca al que diana correspondió pero no dijo nada solo me miraba como intrigada, indecisa y sin saber que decir.

Bueno ¿y ahora que hacemos?, preguntó

Pues tomar unas copas aquí sentaditos que tenemos toda la tarde, dije

¿aqui vamos a estar toda la tarde? preguntó

Podemos coger una habitación en el motel y tendriamos mas intimidad, propuse

Coño, vas directo eh

Y bien??dije

Pues no se, dime al oído que pasaría en la habitación si acepto, dijo
Le di otro beso en la boca con mucha mas fogosidad que los que la habia dado hasta entonces y le dije – lo que tu quieras y me permitas pero te va a gustar

Pues me parece buena idea, la verdad es que me estoy poniendo caliente, jajaja, dijo
Fui al mostrador y pedí una habitación, cogi la llave y pedí otra consumición en la mesa.
Me acerqué a ella por detras y besandola el cuello le mostré la llave y le dije

Tomamos esta copa y vamos a ver que surge,

Pues ya sabemos los dos lo que va a pasar

¿que va a pasar? yo no lo se jajaja

Luego te lo cuento,jajaja.

Oye ¿te han dicho alguna vez que tienes una mirada muy intensa? preguntó

Define intensa, dije

No se, es penetrante, te llega adentro y te confunde, pero me gusta mucho , dijo

Pues si, alguna vez me lo han dicho, jajajaja dije

Tomamos la bebida y comenzamos a andar hacia unas escaleras, subimos una planta y era la segunda puerta en un pasillo, entramos y nada mas cerrar la puerta nos abrazamos y comenzamos a comernos a besos, nos sentamos en la cama y la desabroché los botones de la camisa quedando a la vista el sujetador y su torso, comencé a acariciarle los pechos, le subí el sujetador hacia arriba y los tenía duros y firmes, los pezones parecia que iban a salir disparados.

Diana me abrazó y me tumbó en la cama donde estuvimos bastante rato besándonos por todas partes, yo me quité la ropa de arriba y ella me acariciaba tambien y me besaba los pezones y el pecho. bajé la mano hasta su coño y se lo acaricié por encima del pantalón a continuación seguida le desabroché la cremallera y se lo quité, tenía unas curvas bastante definidas, los muslos redondeados y un cuerpo mas que aceptable.

Comencé a darle mordisquitos con mis labios en el cuello, le quité el sujetador y continué con sus pezones y sus pechos, así estuve un rato y comencé a bajar hacia su ombligo dandole besos y mordisquitos, me detuve un momento para acabar de desnudarme y cuando diana vió mi pene duro y tieso como el hierro dijo ¡dios! y se quedó mirandolo fijamente con los ojos muy abiertos pero no dijo nada mas. me puse a horcajadas encima de ella y continué bajando hasta sus bragas que se le habian introducido en aquella fantástica raja que se adivinaba besandola con mis labios y mi lengua, al llegar a su coño abrí la boca todo lo que pude y le di un mordisco con los labios y estuve un rato dandole besitos y mordisquitos.

Diana estaba ya bastante nerviosa e inquieta y me acariciaba la cabeza yo comencé a pasarle la lengua por las ingles desnudas y donde asomaban algunos pelos timidamente, le quité las bragas y apareció ante mi un coño perfecto y bien cuidado si bien no era tan grande como parecia con pantalones puestos. puse mi boca en la mitad de su coño y comencé a mover la lengua arriba y abajo con rapidez y luego le daba una pasada a todo su coño con mi lengua.

Diana comenzó a jadear y respirar con cierta dificultad yo aceleré el ritmo con mi lengua y se la intoduje en la cueva de placer, ella convulsionaba y parecía que daba saltos en la cama al cabo de muy poco tiempo comenzó a jadear muy fuerte y a emitir chillidos cortos que iba subiendo de tono y duración hasta que comenzó a gritar con un aaaggg, aaaggg ay ay ayaaggg y empezó a retorcerse de un lado a otro de la cama y se corrió retorciendose de gusto.

Me tenía la cabeza sujeta con sus manos y apretada contra su coño, casi no me dejaba repirar y yo continué chupando su clitoris, lo habia absorbido succionandolo y lo lamia dentro de mi boca, ella solo decía ay ay agg ay y repiraba muy fuerte.

Increible, que gustazo, dijo

Ha sido fantástico, añadió todavia jadeando

¿has disfrutado eh? pregunté

Ha sido increible, si usas la polla igual va a ser maravilloso, dijo

Esa la uso mejor, ahora lo verás, dije: Ya no dijo nada mas, la abrí las piernas todo lo que pude me puse entre ellas y comencé a restregarle la maza en el coño, se la metí dentro muy poco y muy despacio y Diana soltó un quejido continué metiéndola mas adentro y ella se seguía quejando, era evidente que la hacía daño.

¿te duele? pregunté

No te detengas, sigue así despacito que todo eso no me va a caber dentro, dijo

Cuando tu digas paro, dije

A ver, sácala y metela un poco mas aprisa pero con cuidado que me vas a destrozar por dentro, dijo
Hice lo que me dijo y el dolor fue desaparaeciendo aun así de vez en cuando se quejaba. no se a que era debido pero aquella situación me excitaba muchisimo yo estaba en un extasis inexplicable, comenzó a subirme por la columna un cosquilleo de placer que me invadio completamente, continué con el mete saca pero no pude meter todo el pene en su coño, le dolia y tenía que dejar unos centimetros fuera.
Por fin el cuerpo se me volvió loco me invadia una sensación de placer incontrolable y largé una corrida inmensa que me dejó sin fuerzas, eché tal cantidad de leche dentro de su coño que se lo tapó con las dos manos y fue corriendo al baño a limpiarse.

Que bestia¡ vaya corrida me has echado se me salia por todas partes jajaja. dijo

¿has gozado con mi polla “pequeñita”? pregunté
Ha sido fantastico aunque me has destrozado el coño, dijo

Ambos echamos a reir y me dijo – rie, rie que a mi me duele bastante, tienes una polla descomunal pero me encanta, estuvimos echados en la cama como media hora mas y me dijo;

Me apetece ir a bailar, ¿vamos?

No soy mucho de baile pero vale, vamos, dije
Nos estuvimos todavia un buen rato besandonos y abandonamos el motel en dirección a madrid

¿ vamos a algún sitio en concreto o da igual donde sea? pregunté

Si, vamos a una disco que frecuento y conozco mucha gente allí, dijo

Pues indicame donde está, dije
Llegamos a la discoteca y nos pedimos unas bebidas, ella dio un sorbo a su copa y me dijo, – sujétamela que voy a bailar esta pieza

Bueno, no tardes que me la bebo jajaja, dije
Me senté y esperé a que acabase de bailar esa pieza y luego otra y por fin vino a donde yo estaba sentado. venía con dos amigas y me las presentó, mientras cogía su copa y bebia un trago. estuvimos un rato de charla los cuatro a chillido limpio por el volumen de la musica y diana volvió a la pista con una de las chicas que me habia presentado, la otra, lucia, se quedó sentada junto a mi mirando a la gente bailar como yo, entablamos una conversación y se nos fue el tiempo hablando. lucia se fijaba mucho en mi, me miraba fijamente y me aguantaba la mirada y sonreia

Que suerte tiene diana, dijo eres muy agradable y no estas nada mal

Pues estoy disponible, no tengo nada serio con diana, dije

Solo hemos salido a tomar algo un par de veces y hoy hemos comido juntos, mentí

Perdona un momento, ahora vuelvo, dijo levantandose y desapareció entre la gente
Al poco rato apareció y me dió un papel con su telefono apuntado

Si te apetece un dia tomar una copa conmigo llámame, este es mi numero (debo admitir que lucia estaba un poco “chispada”). guardé el papel en la cartera y seguimos charlando hasta que vinieron diana y su otra amiga (ésto lo dejo aquí porque es otra historia que relataré en otra ocasión)
Por eso dije al principio que las cosas pasan cuando tienen que pasar ¿cuantas veces te fijas en una mujer, intentas entablar conversación con ella y no lo consigues? y ¿cuantas veces le entras a alguna y no te hace ni caso? y ¿cuantas no quieren follar despues de haber estado tomando copas con ella todo el rato? infinidad de veces, en cambio aquella vez estaba con una mujer y ella misma me presentó a otra.

¿no vas a bailar nada? me preguntó diana

Ya te he dicho que no soy de baile y ademas soy un pato bailando, contesté

Ya, pues será bailando por que en otras cosas… dijo mirandome picaronamente
Lucia y su otra amiga se despidieron y se fueron, nosotros aún nos tomamos otra copa, ya era tarde y diana dijo que se tenía que ir a casa así que salimos y montamos en el coche y la llevé junto al parque, nos dimos un largo beso y me dijo

Mañana no voy a estar, si quieres nos vemos pasado mañana

Perfecto, aquí estaré a la hora de costumbre, dije
Diana se marcho y yo me quedé mirándola hasta que la perdí de vista, me gustaba ver su contoneo al andar y mover las caderas y el culo, ella pareció percibir mi penetrante mirada, se detuvo y volvió la cabeza diciéndome adiós con la mano.

Parte 2

El lunes siguiente nos volvimos a ver en el parque pero ésta vez estaba sola, sin tina, nos besamos y dijo que había estado mucho rato en el parque y que ya había subido a la perra.

¿que te apetece hacer hoy? pregunté

pues, no se dilo tu, estoy dispuesta y abierta a sugerencias, contestó

¿te apetece ir a una coctelería que conozco?

vale, vamos allá, dijo
Estuvimos en el local como tres horas hablando de varios temas y volvió a salir el porno

veo que si hay pollas de gran tamaño, dijo
– Pues claro y coños muy hermosos tambien, lo que no creo es que duren tanto los polvos, creo que se graban en diferentes ocasiones, no hay quien aguante tanto y menos si es con una mujer como tu, dije

hostia me hiciste bastante daño al principio y yo estaba muy mojada, dijo

pero ¿lo pasaste bien? pregunté

si, al rato ya solo me molestaba un poco a veces pero lo pasé genial, y ¿quién no con esa tranca? dijo

dime la verdad ¿me llevaste allí a propósito? preguntó

no, no conocía para nada ese sitio pero es igual lo que si llevaba es intención de follar contigo, dije

lo supe desde el momento que subí al coche por tu forma de mirarme pero ¿sabes? no eras el único jajajaja, dijo
continuamos conversando y de vez en cuando nos besábamos y así estuvimos hasta la hora de marcharnos.

Los dias fueron pasando en esa rutina y teniamos algo complicado follar en esas circunstáncias, de todos modos tampoco pusimos demasiado interés en ello. El sabado siguiente volvimos a ir a la discoteca y volvimos a ver a sus amigas y me presentó alguna mas y se me hizo muy amena la velada entre charlas idas y venidas de las chicas a la pista y alguna que otra copa. Al dia siguiente fuí yo quién no pudo ir a ver a Diana, tenía compromisos y quedamos para el lunes pero algo me lo impidió y tampoco pude ir el lunes y por la misma razón tampoco fui el martes, no teníamos los telefonos del otro ninguno de los dos así que me fué imposible decirle que no iba a poder ir.

El miercoles , mas o menos a la hora de siempre acudí al parque pero Diana no estaba alli, miré por todas partes y no la vi, pensé que habría subido a dejar a tina y espere alli sentado en un banco fumando un cigarro y otro y otro pero no apareció, tras largo rato esperando entendí que no vendría y me marche a casa pensando que se habría enfadado por darle plantón el lunes y el martes.

Al dia siguiente acudí al parque y tampoco estaba mire por todas partes y no la vi, al cabo y dando la relación por acabada me marchaba para casa cuando me pareció verla venir a lo lejos, me paré y efectivemente era ella que habia subido a tina y venía al parque por si iba yo, me alegró mucho verla, nos besamos y explicamos lo que nos había ocurrido a ambos los dias anteriores, nos cogimos de la mano y empezamos a pasear sin rumbo pero en dirección a la zona de bares.

Durante el paseo nos besamos tres o cuatro veces y llegamos a otro bar que no habiamos estado antes, nos sentamos y continuamos con la conversación que llevábamos.

¿hacemos algo juntos el sabado?, pregunté

y ¿que quieres hacer? preguntó

¿no lo imaginas? pregunté mirandola a los ojos

se me ocurre pasar la tarde tomando algo por ahí y luego irnos a cenar y pasar la noche juntos, propuse

hostias, tendría que dar muchas explicaciones por pasar la noche fuera, dijo

toda la noche follando jajajaja, dije

esa es otra, toda la noche con ese pollón dandome caña me tendrias que traer en brazos jajaja, dijo

¿entonces no puedes? pregunté

hombre lo de la tarde y cenar aunque vuelva algo tarde vale pero toda la noche…

Joder me estoy poniendo cachondo solo de pensar en la noche que pasariamos juntos y desnudos en la cama, lamenté

y yo también, dijo

mira, dejame que busque una buena excusa y nos vamos, luego la pensaré, dijo

¿Donde propones ir? preguntó

no lo he pensado, pero ¿que te parece por ejemplo donde estuvimos comiendo?

buena idea, me encantó el sitio, vale, dijo

mañana nos vemos en el parque como siempre ¿no? pregunté

si mañana estaré alli, dijo
Tomamos alguna bebida y regresamos al parque, de camino pasamos por un jardin que hacía esquina y había poca luz con setos altos y árboles tiré de Diana hasta lo oscuro, la puse de espaldas a la pared y la bese muy excitado, le acaricie los pechos y le metí la mano por el pantalón y le estuve acariciando el coño, ella me besaba con deseo y cogió mi polla por encima del pantalón y así estuvimos un buen rato pero lo dejamos ahí y continuamos caminando muy excitados los dos pero ahí no podiamos ponernos a follar.
El sabado nos reunimos en el parque a la hora acordada me dijo que había dicho en casa que iba a pasar el fin de semana al chalet de una amiga y no iria a dormir y decidimos ir al parque de atracciones, montamos en diferentes artilugios y comimos allí, por la tarde continuamos montando en varias atracciones y yo le metia mano cada vez que podía, estaba excitadísimo y el pene me daba latidos duro como una piedra.

Acordamos pasadas unas horas ir hacia el motel y tomar algo alli hasta la hora de la cena. Por el camino comenzamos a hacer planes de lo que ibamos a hacer en la habitación aunque ya sabiamos que luego se improvisa y no se suele hacer nada de lo planeado, solo van surgiendo las cosas y es el modo de disfrutar al maximo pero manteniamos el deseo latente.
Llegamos al lugar y lo primero que hice fue reservar una habitación y ya con la llave en mi poder nos sentamos en el hall y tomamos varias copas mientras charlabamos pero nada mas sentarnos me dijo ,

vas cachondo eh,

Pues si, voy muy cachondo ¿por qué?

llevas el paquete que te va a estallar toda la tarde jajajaj, dijo

¿en eso te fijas? y a ti no se te nota pero vas igual que yo, dije

pues mira, yo no, jajaja reimos un rato los dos y me puse aun mas cachondo si cabe de lo que ya estaba, tomamos unas consumiciones charlando de varias cosas y parece que se me bajó un poco la tranca, ella hablaba y yo la escuchaba con atención. Nos fuimos al comedor y cenamos, había poca gente y seguiamos con nuestras risas y nuestra conversación mientras cenábamos, acabamos de cenar y volvimos al hall, me apetecía beber y estar un rato alli disfrutando de su conversación que era muy entretenida.

Tras cuatro o cinco copas ya cerraban el bar y decidimos subir a la habitación, esta vez era la última del pasillo, entramos y al cerrar la puerta se me colgó al cuello y me dijo

te voy a devorar, me tienes toda la tarde caliente y deseando este momento, dijo
empezamos a besarnos desenfrenadamente y nos desnudamos con rapidez echándonos en la cama seguidamente y continuamos comiendonos a besos por todas partes, mi polla estaba como un garrote en aquel momento, se puso entre mis piernas, agarró mi pene y se lo metió en la boca, muy excitada comenzó a meterla y sacarla en su boca con rapidez mientras me acariciaba los testiculos con una mano, comencé a resoplar y me dijo ,

No te vayas a correr en mi boca eh. Yo estaba ya que iba a reventar, la puse a cuatro patas la abrí las piernas todo lo que pude y apoyó la cabeza en el colchón, me puse tras ella de rodillas y le di un par de restregones a lo largo de su coño busqué el agujero de la perdición con mi pene y comencé a meterla despacito, en principio solo el capullo y como no se quejó empujé un poco mas y empezó a soltar gruñidos pero seguia sin quejarse, poco a poco se la meti todo lo que se podia meter y ahora si que se quejó aayyy aayyy

Joder me vas a reventar, dijo: lo siento, dije

no la metas tan adentro que ibas muy bien aaggg, dijo: Continué dando bombeo y limitándo el recorrido pero yo ya no aguantaba mas por mas que lo intenté, sentí un placer en la columna que creí que el cuerpo se me iba a desarmar, le sacudí dentro del coño una descomunal corrida que ella aguantó alli porque se estaba empezando a correr humm, ay ay aaaagggg seguido de un chillido que se debió oir en todo el edificio, se corrió y se quedó en la postura que estaba un rato

Me has dejado para el arrastre, que bestia eres, me dijo: bestia no, es que estaba que reventaba, dije casi sin respiración, te está chorreando todo, dejalo, no tengo fuerzas para moverme ahora jajajaja, dijo: ya no quiero follar nunca mas contigo añadió, me matas cada vez que me metes ese cañon, me destrozas el coño y me llenas de leche, eres un bestia, jajajaja añadió sin moverse de la misma postura que estaba.
Al poco se cambió de lado en la cama y se puso tumbada boca abajo con las piernas extendidas y cerradas y la cabeza de lado apoyada en el colchón pero seguía sin moverse solo decía de vez en cuando

joder! que polvo, que polvo, ha sido fantastico, dijo
Me senté en la cama junto a ella y con las llemas de los dedos le acariciaba por la espalda, ella callaba, solo de vez en cuando hacia un ruidito como huumm lo que me hacía suponer que la gustaba y se encontraba a gusto. Al cabo de un rato se levantó y fue al baño yo mientras enrollé la colcha y la dejé a los pies de la cama, cuando regresó yo estaba acostado y tapado con la sabana pero en el centro de la cama

¿me haces un lado? dijo

pues, no se ¿sabes que si te acuestas aquí conmigo lo mas seguro es que te folle otra vez? jajaja, pregunté

me arriesgaré que no está nada mal si ocurre esa posibilidad, dijo
Metió la mano por debajo de la sabana y me cogió el pene que en ese momento estaba flácido y dijo

Yo creo que con esto en estas condiciones vas a follar poco, jajaja

dale un respiro mujer y ya veras como se pone en un rato, dije
nos abrazamos y nos besamos muchas veces nos metiamos la lengua y las entrelazamos, la besé los pezones y los pechos, en el cuello, detrás de las orejas y llevé la mano a su coño y ella abrió las piernas para darme acceso, comencé a acariciarlo suavemente con las yemas de los dedos y así permanecimos un rato luego lleve mi mano a su cadera y permanecí quieto, al rato Diana se volvió boca abajo y me dijo

acariciame la espalda como antes

¿te excita eso? pregunté

tanto como excitarme no pero me gusta mucho es una sensación muy agradable, dijo

y me relaja mucho, añadió

Giró la cara hacia mi para hablarme y comencé a besarle los labios a mordisquitos y le introduje la lengua en su boca, así estuvimos largo rato a la vez que acariciaba su espalda muy suavemente con las yemas de mis dedos, bajé mi mano hasta su culo y le agarré un gluteo con toda la mano haciendo algo de presión. Diana no decía ni hacia nada, permanecía inmovil entregada a mi voluntad, metí la mano entre sus piernas que ella abrió para ofrecerme su coño (ya maltrecho) y comence a acariciar su coño con un dedo en todo su recorrido, insistí en ello y noté que comenzaba a respirar agitada y de vez en cuando decia un huumm y movia el cuerpo de un lado a otro.

A mi se me había puesto la polla como una piedra así que la giré y la puse boca arriba, le metí la polla muy lentamente besandola los labios, cuando se la había metido toda lo que se podía meter le cogí las manos y se las puse en la almohada , entrelacé mis dedos con los suyos y permanecí quieto besandola muy excitado solo de vez en cuando la sacaba y volvia a introducirla nuevamente y me paraba de nuevo haciendo tope donde empezaba a molestarle, ella se movia como podía y yo notaba contracciones voluntarias que hacia ella en mi pene, lo volvi a sacar y a meter nuevamente y ella comenzó a hacer gruñiditos y ays cada vez con mayor frecuencia y con mas volumen, yo continuaba haciendo lo mismo y ella se retorcia y me miraba fijamente a los ojos con mirada de estar muy excitada, como pidiendome que la hiciese correrse ya.

Aún la hice desearlo un rato mas y me abrazó por la cintura con sus piernas y apretó lo que pudo quejandose (no se si de dolor o de excitación) o ambas cosas pero eso a mi me puso a cien, comencé a sentir que mi cuerpo enloquecia de excitación y un cosquilleo por la columna que me puso al nivel maximo de excitación. Comencé el mete saca con bastante rapidez pèro Diana se estaba corriendo gritando aaaggg ay ay aaaggg y las piernas sujetandome la cintura a penas me daba margen para moverme así que tuve que aprovechar el poco recorrido que tenía disponible y le largué una corrida que duró un poco mas que la anteriór si bien de menos cantidad.

Quedamos los dos tal cual, no nos movimos, yo apoyé mi cara sobre la suya y así permanecimos un buen rato

Madre mia, que polvo, que polvo ¿que haces conmigo? dijo Diana

Otro como este y acabas conmigo, como he disfrutado pero me dejas hecha un trapo, añadió

Yo estoy para el arrastre, como he gozado, dije

eres una leona, añadí
cuando recobramos completamente el resuello me puse boca arriba y Diana apoyó su cabeza en mi pecho y yo la abrazaba

De verdad que me haces daño a veces pero me haces disfrutar mucho al mismo tiempo, es una sensación extraña pero que disfruto mucho, luego me tiro tres dias con dolor y molestias en el coño pero me acuerdo de esto y me pongo cachonda jajajaja no se que haces conmigo, dijo

me gustas mucho Diana, me encanta follar contigo lo haces muy bien y a mi me pasa lo mismo te oigo quejarte y gemir a la vez y me pongo muy cachondo, dije

si, pero a ti no te duele luego la polla jajaja, dijo

a veces si, corregí
En esta conversación se quedo dormida ella, yo estuve un rato mirandola y la besé al rato perdí la noción del tiempo y quedé profundamente dormido. Habia sido un dia muy movidito y luego follando acabamos extenuados.
a la mañana siguiente desperté y Diana seguía durmiendo, la desperte y cuando abrió los ojos le di un beso en los labios y le dije

buenos dias ¿estás mejor?

no, jajaja esto me va adurar una semana, dijo

a ver donde te duele, dije llevando mi mano a su coño

la acaricié el clitoris y pregunté ¿es aquí?

ahora no me duele nada pero seguro que en un rato me dolerá todo, dijo
Continué frotando su clitoris y se empezó a mover hacia todos lados, la bese y ella a mi también. Se me empezó a poner la polla muy dura y ella la cogió y empezó a menearla muy apretada con la mano, ambos estábamos boca arriba y ella se puso encima de mi polla pero sentada sobre ella y dándome la espalda, se la metió en el coño y empezó un movimiento lento de baiben y se la introducía despacito hasta llegar a la zona dolorida, alli empezó con el mete saca muy despacio mientras yo la tenía agarrada por la cintura, poco a poco fué acelerándo el ritmo y estuvo haciendo eso bastante rato cuando comenzó a respirar agitada y gemia despacito, continuó metiendo y sacando la polla hasta que comenzó a gemir, ay, ay, ay mas fuertes, ay, ay, ay, aaaaggg aaaaggg y se corrió pero yo no, así que tras un momento para recobrar resuello continuó hasta que quien empezó a gemir fui yo huuumm, agggg, aaaggg buuff y me corri en su coño gozando de un modo espectacular.

Al rato tras permanecer en la cama besandonos y acariciandonos decidimos baja a desayunar, según bajabamos las escaleras decía Diana,

se me doblan las piernas, tengo flojera

ahora recuperas fuerzas con el desayuno dije, jaaajajaja

no te rias que es verdad, dijo.

Parte III Final

Tomamos un desayuno y al poco emprendimos viaje de regreso, fuimos derechos al parque del retiro y estuvimos paseando y tomando café en una de las terrazas, luego visitamos el estanque y le propuse.

  • ¿Alquilamos una barca y damos una vuelta?
  • Como para remar estoy yo jajaja, dijo
  • no importa que yo tengo fuerzas para remar y para lo que venga jajaja, dije
    estuvimos en la barca como una hora y la salpicaba agua a proposito con los remos
  • me estas empapando, dijo
  • es para que te despiertes jajaja, dije
    nos hechamos a reir los dos y nos besamos tres o cuatro veces, dejamos la barca, nos abrazamos y fuimos paseando despacito hasta la salida donde nos sentamos en un banco abrazados y estuvimos charlando un largo rato. Al cabo buscamos un burguer y entramos a comer una hamburguesa y luego fuimos a una cafetería a tomar café y unas copas, seguimos con la charla hasta que decidimos irnos para casa.
    Había sido un fin de semana muy intenso y yo estaba algo cansado y Diana iba que no podía con su alma, cogimos el coche y llegamos a nuestra base de operaciones, nos besamos calurosamente, se bajó del coche y se marchó. Al dia siguiente no nos vimos pero si el martes, dimos una vuelta charlando sin ir a ningún local solo pasear y sentarnos en algún banco pero si que nos besamos muchas veces.
  • mañana y pasado no puedo ir al parque, tengo cosas que hacer, dijo Diana
  • vale pues nos vemos el viernes, respondí
  • ¿vas a ser bueno? preguntó
  • yo soy muy bueno y no voy a hacer nada raro jajajaj, dije
  • eso espero por tu bien jajaja, dijo
    regresamos al parque y nos despedimos con un ardiente beso y nos fuimos cada uno en una dirección. El viernes se presentó con una indumentaria que me sorprendió, se había hecho dos coletas a los lados de la cabeza, llevaba un polo y una falda bastante corta sin llegar a ser minifalda, calzaba unas botas por debajo de la rodilla y se había puesto gafas de sol y llevaba colgado un pequeño bolso, se habia maquillado y pintado tipo lo que hoy llamariamos “gotico”, me quedé mirandola sin reconocerla y ella pasó de largo sin decirme nada, se detuvo, se volvió y dijo
  • Hola,¿no me saludas?
  • coooño, si no te he conocido, dije
  • ¿tan cambiada estoy? jajaja
  • mirate, si no pareces tu ¿a que viene ese look? pregunté
  • nada, por cambiar un poco, dijo
  • pues vas a ser el centro de atención y miradas, dije mientras nos dabamos un beso
  • pero tú para no haberme reconocido que miradas me echabas eh. dijo
  • es que eres una mujer muy hermosa y estás preciosa, me defendí
    nos cogimos de la mano y echamos a andar
  • ¿has traido el coche? me preguntó
  • si, está ahí cerca, dije
  • pues quiero tomar un coctel en aquel sitio que estuvimos, dijo
  • bien pues vamos allí, dije mientras nos dirigiamos al lugar donde había dejado el coche
    Llegamos a la coctelería y nos sentamos, yo fuí a la barra a pedir las bebidas, las llevé a la mesa le di un beso y me senté frente a Diana que se había quitado las gafas y las colgo de su escote con una patilla. tomamos varias copas y charlamos de nuestro tema favorito largo rato, ya había oscurecido y dijo
  • ¿Nos vamos?
    -Yaaa? pregunté
  • no, a otro sitio, dijo
    Subimos al coche y pregunté
  • ¿donde quieres ir?
  • a algún sitio donde tengamos intimidad, dijo
    arranqué el coche y fuimos a un descampado que había cerca de un polígono, a mi se me habia disparado la imaginación y llevaba el pene como una piedra, me empezó a besar en la boca y en el cuello con mucho ardor, yo la besaba tambien y metí la mano bajo la falda apartandole a un lado las bragas y acariciandola el coño
  • Quitamelas, dijo
  • ¿el qué, pregunté
  • las bragas quitamelas, dijo
  • vamos a la parte de atras, dije mientras se las quitaba
    Le quité las bragas y las colgué en el retrovisor,nos cambiamos atrás y enseguida me abrió la bragueta y sacó mi polla comenzó a masturbarme
  • Coño, como estás, dijo
  • yo también estoy muy caliente y hoy vengo preparada para que no me destroces, jajaja, añadió
    sacó del bolso un tubito pequeño de vaselina y me la huntó por el capullo, acto seguido se sentó encima de mi con las rodillas a mis dos lados apoyadas en el asiento sin dejar de besarme y se introdujo la maza en el coño primero muy despacito como siempre y luego apretó y se la introdujo entera, a pesar de la vaselina se quejó un par de veces pero empezó con el mete saca y no tardó en empezar a gemir como una gatita a la vez que de vez en cuando daba un pequeño quejido, como en veces anteriores eso me excitó mucho y yo apretaba hacia arriba, ella estaba desbocada y no paraba sino al revés cada vez mas rápido y mas gemidos y comenzó su aaaagggg, ay, ay ,ay aggg y se corrió abrazandose muy fuerte a mi cuello y resoplando pero no paró hasta que le eché una gran corrida dentro del coño.
    Quedamos allí casi sin aliento
  • joder, que polvazo, dijo esto ha sido la hostia, como he gozado y no he sentido tánto dolor como otras veces
    no cambió de posición y mi pene permanecia dentro de ella hasta que comenzó a arrugarse pero en ese momento comenzó un balanceo adelante y atras que se me puso otra vez como una estaca Diana persistió en su meneo y cuando la notó suficientemente dura se la metió (toda creo) a juzgar por un par de chillidos que dió y no sonaban a ser de placer sino mas bien de dolor y se estuvo quieta, solo hacía un huummm, huuumm y al rato comenzó otra vez su meneo de baiben.
    No tardo en correrse dando gritos y gemidos pero continuó dando movimiento a su cuerpo y se corrió nuevamente a la vez que yo le llenaba el coño de leche.Otra vez quedamos inmoviles
  • mañana no voy a poder moverme, jajajaj, dijo y me dió un largo beso entrelazando su lengua con la mia.
    Se quitó de encima de mi y se sentó en en el asiento, yo me incorporé hacía delante para coger sus bragas que permanecian colgadas en el retrovisor donde yo las había dejado, se las entregué, se las puso y nos cambiamos a los asientos delanteros
  • A que ha venido esto hoy, pregunté
  • no se, llevo toda la tarde pensando en lo del motel y me he puesto cachonda, pensaba follarte en el coche y me he puesto cómoda para la ocasión jajajaj, dijo
  • pues me has dado una grata sorpresa, me ha gustado mucho, dije
  • a mi también me ha gustado y no me has “maltratado” el coño como otras veces jajajaj, dijo
    Permanecimos un largo rato sentados en el coche besándonos y hablando de nosotros, de lo bien que lo pasábamos juntos, del modo que nos habiamos conocido, me dijo que ya apenas salía con sus amigas que yo estaba a todas horas en su mente y mi cañón tambien, que le encantaba mi penetrante y dulce mirada y los ojos de pasión que ponía cuando estaba cachondo y quería follar.
    Ya nada nuevo que contar, todo se volvió bastante monotono, era siempre casi lo mismo y aquella relación duró un tiempo en el que disfrutamos mucho y la vaselina fue parte fundamental presente en todos nuestros siguientes encuentros que la mayoría (salvo excepciones puntuales) se produjeron en el coche aunque en diferentes lugares.
    FIN
Compartir en tu redes !!