La gordita se lo hacia de maravilla

📋 Lecturas: ️2641
⏰ Tiempo estimado de lectura: 14 min.

Mi amigo Raul me llamó por telefono, me saludó, charlamos un rato y me comentó que su cuñada (hermana de su mujer) tenía un problema con la lavadora, que no le funcionaba y que si me importaba pasarme por su casa a echarle un vistazo, yo accedí pero le dije que tenía que ser en fin de semana que si no me era imposible dado que ella vivia en una población de la sierra madrileña a unos 70 kms de la capital.

Quedamos para el sabado siguiente y nos presentamos en la casa de la cuñada donde vivia sola con su hijo en un chalet adosado, Raul nos presento (la llamaré mamen) separada de 35 años un poco excedida de peso pero una cara simpatica y a simple vista una mujer agradable. Tras charlar un rato fuimos a ver la lavadora y comencé a mirar que le pasaba tras explicarme mamen los sintomas, eran varias averias pero solo una de importancia, una pieza fundamental que ademas era bastante cara.

Le expliqué lo que le pasabe a la lavadora y que tendria que comprar los repuestos durante la semana siguiente y reponerlos el fin de semana proximo, a lo que ella accedió adelantándome una suma de dinero aproximada al coste supuesto. Decidimos ir a tomar algo los 4 a alguna terraza en una conversación relajada y de risas, muy amena mientras el hijo de mamen jugaba por allí con sus amigos.

Mamen me miraba mucho y cuando yo la miraba apartaba la vista pero al rato me miraba otra vez y yo a ella.

Durante esa semana siguiente me hice con todos los repuestos necesarios y el sabado siguiente me presenté por la mañana en casa de mamen, llamé al timbre y salió a abrirme con una bata de estar por casa muy abierta por la parte de abajo, fuí a la lavadora derecho y comencé a desarmar la piezas averiadas y seguidamente colocando las nuevas que yo traia. Comencé por instalar las mas faciles pero alguna de ellas dificil de acceder a ellas por lo que tuve que desarmas la estructura de la máquina.

Como se había complicado un poco la cosa se echó encima la hora de comer y mamen me invitó a su mesa, acepté agradecido, comimos y me sirvió un café estuvimos largo rato charlando y me puse nuevamente manos a la obra. Tras montar casi todas las piezas era necesario montar el armazón donde iba la principal pieza. Al ir a montarla me di cuenta que era de un modelo anterior al de esa maquina y que llevaba otro tipo de anclaje. Mamen me preguntó ¿que se podía hacer? y yo le pregunté si había un cerrajero en el pueblo, me dijo que si pero ya estaría cerrado, que había que esperar al domingo que abria por las mañanas.

– Pues nada me llevo la pieza y lo hacemos el sabado que viene, dije:

– ¿no puedes quedarte y mañana lo llevamos al cerrajero? Preguntó

– ¿y donde duermo? Pregunté

– te preparo una cama en un momento, dijo

El pueblo había comenzado sus fiestas patronales y mamen dijo:

– podiamos ir a tomar algo y cenamos por ahí si te quedas

– accedí y nos fuimos a la feria

Nos sentamos a una mesa y pedimos bebidas y charlamos sobre la avería de la maquina y varios temas mas, luego pedimos unos pinchos y raciones y continuamos bebiendo largo rato.

– ¿no seré un estorbo para dormir? Dije

– que va, tengo todo controlado, te preparo una cama, o puedes dormir en el sofá

– hay otra opción, pregunté

– hombre , como no sea dormir conmigo no hay otra jajaja, dijo mirándome fijamente a los ojos

– pues esa es la que mas me interesa jajajaja, dije

Lo dije en plan cachondeo, mamen no me atraia sexualmente pero ella dijo

– pues no se hable mas jajajaja

Continuamos bebiendo copas y ya algo cargados por el alcohol decidimos ir a su casa, acostó a su hijo y nos sentamos en el salon charlando tranquilamente, volvió a salir lo de dormir con ella que yo lo había dicho en plan de risa y creia que mamen tambien , pero no era así.

– bueno ¿nos vamos a la cama? Preguntó

– vale dime donde duermo, dije

– ¿no habiamos quedado que dormirias en mi cama? Preguntó

Me quedé estupefacto

– pero es que en tu cama no vamos a dormir, dije

– y ¿quien quiere dormir? Preguntó

A pesar de que no me atraia se me empezó a poner la polla dura

– ¿tienes algo para tomar otra copa? Pregunté: – pues claro, tengo de todo lo que quieras y en cantidad, dijo mirandome con cara picarona

– pues vamos a tomar algo, dije

Mi pene persistia en su dureza y progresaba, se sentó a mi lado con un vaso en cada mano y me dió uno, bebimos unos tragos y la cosa fue cambiando de ambiente, me puso una mano en el hombro y bajó al brazo

– coño, estas macizo eh

– me conservo como puedo, dije

Me dió un beso en los labios que yo acepte pero pasivamente y continuamos charlando

– ¿no te atraigo? Me preguntó

– ¿por que dices eso? Pregunté

– es que no veo ningún interes por tu parte

– es que me has pillado en frio y ademas la bebida, ya sabes, dije

Me volvió a besar y esta vez colaboré, estuvimos un rato morreando y bajó la mano a mi “bulto” que a esas alturas ya estaba como una piedra de duro

– pues esto no parece estar frio, dijo y siguió sobando mi paquete

Me volvio a besar y al rato me desabrochó la bragueta, saco mi polla y se la metió en la boca me estaba haciendo una mamada muy rica y cuando notó que yo empezaba a respirar agitadamente se levantó, me cogio la mano y me llevó a su dormitorio.

Comenzamos a desnudarnos y mostró un coño bastante jugoso, de labios gruesos y raja ancha muy pobre de pelambrera, empecé a acariciar aquel hermoso coño todavia de pié y ella me había agarrado la tranca y la sobaba despacito pero apretando.

Nos echamos en la cama acostados de lado yo detras de ella, le cogi una pierna con el brazo y se la levanté dejando abierto aquel mejillón, ella cogio mi tranca y se la enfocó en la entrada de su cueva de tal modo que solo tuve que apretar un poco y ya estaba dentro del coño, comencé el mete saca con meneos muy fuertes y rapidos (por temor a que se me aflojara), ella se movia como una tigresa, se acompasó con mi movimiento y me daba mucho gusto como entraba y salia mi polla de aquel hermoso coño.

Ella comenzó pronto a gemir y respirar agitadamente, estuvo algún tiempo disfrutando de tal modo que yo la oia bufar y gemir hasta que comenzó a dar gritos ay ay aaaggg aaaggg huuumm aaaggg y se corrió durante largo rato y continuaba con su aaaaggg agggg huuumm y quedó gimiendo como una gatita y se quedó quieta un momento continuando de inmediato hasta que me corrí yo que tardé un rato en un largo aaaagggg y le eché una gran corrida dentro del coño, disfruté mucho mas de lo que me había imaginado, la gordita se movía como una loba y era capaz de dejar seco al pene mas duro de pelar.

– joder mamen como me has dejado, dije

-¿has disfrutado eh? Preguntó

– a mi también me ha gustado mucho, estás bien armado, jajajaja dijo

– pues tu no andas mal, lo tienes muy grande, dije riendo

– ya te dije que tengo de todo lo que quieras en cantidad, jajajaja

– me apetece otra copa, dije

– espera que voy a por ella ahora mismo que a mi tambien me hace falta,dijo

Se puso una bata y salió al salon a por la bebida regresando al poco con dos vasos grandes llenos hasta arriba

– toma que no me apetece estar levantandome a cada rato, dijo ofreciendome un vaso

Estuvimos sentados en el colchón con las espaldas apolladas en el cabecero charlando, haciendo bromas y riendo, así estuvimos mucho tiempo hasta que se acabó la bebida. Entonces mamen apoyó su cabeza en mi pecho y me volvió a coger el pene y a acariciarlo suavamente, mi pene comenzó a ponerse algo duro pero sin llegar a alcanzar la erección plena, ella continuaba manejandolo a su antojo hasta que se puso a menearlo rapidamente de atras alante y poco a poco se fue poniendo como una estaca pero yo presentía que me traicionaría.

Se puso de rodillas sobre el colchón con una pierna a cada lado de mi y su coño justo encima de mi pene, lo doblegó hacia mi ombligo y abrazandolo con sus labios carnosos comenzó a moverse de atras a delante muy despacito pero haciendo bastante presión, o sea, me estaba haciendo una paja con su coño, yo miraba la escena desde mi posición y me excitaba mucho pero me excitaba mas todavía ver la cara que ponía mamen. Continuó con su secuencia haciendo el recorrido y se ahuecó y se la introdujo en el coño pero solo dio unos pocos meneos y volvió a sacarsela y continuó con lo que estaba.

Tras un rato comenzó a gemir y respirar agitadamente a la vez que aceleró la velocidad parándose un poco en el frenillo donde hacia el mismo movimiento pero muy corto y seguido, continuó con su metodo y sus gemidos cada vez mas frecuentes y sonoros y , por fin, estalló, se corrió retorciendose de gusto, movía todo su cuerpo en un aaaaagggg, ¡por dios! Que placer. Permaneció un rato quieta y continuó pajeandome con sus labios carnosos pero yo de momento no me corria, sentia una sensación muy agradable en mi cuerpo pero no llegaba la corrida.

Al cabo, nuevamente comenzó a gemir y se volvió a meter mi polla en su coño comenzando a moverse arriba y abajo y también de forma circular con mucha rapidez y apretando para metersela toda dentro, nuevamente comenzó a gruñir como una gata y comenzó nuevamente aaaaagggg aaaaaggg huuumm y se volvió a correr, dejó caer su cuerpo hacia delante sobre mi y solo decia

– madre mia, que gustazo ha sido increible

Yo callaba y le acariciaba la cabeza y la espalda, por fin se arrodillo a mi lado cogió mi polla y se la metió en la boca comprendiendo que de no ser así, no me correría, comenzó a mamar y darme bocaditos en el capullo lamiendo con su lengua toda la polla. Estuvo largo rato así y nada yo no pasaba de aquella sensación muy agradable pero no eyaculaba. Se cansó y se volvio a sentar junto a mi

-¿ que te pasa cariño? Preguntó

– nada, creo que necesita mas tiempo, respondí

– pues si quieres paramos un poco y le damos tiempo a esta preciosidad mientras tomamos otra copa, dijo.

A mi me salvó aquella iniciativa momentaneamente de hacer el ridiculo porque efectivamente mi polla me estaba traicionando. Albergaba la esperanza de que ella ya estuviese satisfecha y no volviera a intentarlo, mamen se había ido al baño y luego preparó unas copas nuevamente llenó los vasos hasta arriba y regresó

– toma, a ver si se anima esa cosa grandota, dijo

– seguro que en un rato estará dando guerra, dije

Continuamos hablando de varias cosas y, afortunadamente, noté que mamen comenzaban a cerrar los ojos y los abria de nuevo pero el sueño comenzó a vencerla y se quedó dormida, yo me acosté en la cama, me giré hacia el lado contrario y perdí la noción del tiempo (aclarar que estabamos ambos muy bebidos).

A la mañana siguiente se despertó mamen y al rato me desperté yo, nos vestimos y salimos al salón,fui al baño, me aseé y me senté en el sofá mientrtas mamen preparaba el desayuno. Tras desayunar se duchó y fuimos en busca del cerrajero, como estaban en fiestas no abrió ese domingo y fué mamen a su casa a pedirle que le hiciera el favor de reparar la pieza. Volvió al poco con el cerrajero y le explique lo que necesitaba

– tardaré como media hora , dijo el cerrajero

– si quereis tomar un café en el bar y ahora lo llevo alli, añadió

Así lo hicimos, tomé un café y esperamos al operario alli, al cabo de casi una hora se presentó en el bar con la pieza ya reparada y nos fuimos a casa de mamen. Enseguida me puse manos a la obra pero tenía un cuerpo resacoso y estaba muy torpe, coloqué mal el cableado y no funcionaba, la revisé de nuevo por todas partes hasta que me di cuenta y lo reparé quedando la maquina funcionando a la perfección, tras probar su funcionamiento varias veces quedó mamen conforme con la reparación.

– ¿cuanto te debo? Me preguntó

– nada ¿que me vas a deber? Dije

– no, no, por favor cobrame lo que tengas que cobrar, insistió

— no te voy a cobrar nada por esta chorrada, dije

– ¿chorrada y te has tirado dos dias bregando con la lavadora, dijo

– era por estar aqui contigo, me encontraba muy a gusto, mentí

Entonces comes aquí con nosotros y damos una vuelta por el pueblo y ya te vas, o mejor nos echamos la siesta que me debes uno, jajajaja, dijo

Me ofreció la oportunidad de salvar la “honrrilla” y la aproveché

Prefiero hechame la siesta contigo y darte lo tuyo que ya estoy en forma nuevamente, ella me miró fijamente con una gran sonrisa y dijo

– es la mejor opción que luego te vas y se acabó

– no te preocupes que te voy a dejar satisfecha, jajajaja, dije

– pues cuando comamos llevo a mi hijo a casa de su amigo y estaremos solos para que hagas conmigo lo que quieras, jajajaja, dijo

Tengo la duda de si mamen era ninfomana, o tenía mucha hambre o le gustaba follar en exceso o le gustaba yo demasiado pero el caso es que me folló ella a mi y me agotó literalmente. Comimos y llevó a su hijo con su amigo, volvió tardando unos quince minutos.

– ya estoy aquí a tu disposición haz conmigo lo que quieras, jajajaja, dijo riendo

Nos metimos en el dormitorio y me senté en la cama, ella me empujó hacia atras y se puso encima de mi poniendo sus tetas redonditas aunque algo caidas en la cara. Empecé a besarle los pechos y chuparle los pezones, se levantó y se desnudó haciendo yo lo mismo me tumbé boca arriba con la polla bastánte dura y ella se echó encima de mi pene y se lo metió entre las tetas haciendo un meneo ayudada con sus manos que me puso a tope

– ponte aqui que te voy a poner bien, le dije

Ella hizo lo que le dije y abrió mucho las piernas mostrandome la sonrisa que me ofrecía su coño, le metí el pène dentro del coño con mucha fuerza y comence a bombear salvajemente, mamen comenzó a chillar a cada empuje mio estaba disfrutando mucho y al cabo de un rato comenzó a soltar gruñidos intercalados con los chillidos y se corrió, aaaaagggg aaaagggg, por dios, aaaagggg sigue, sigue, no pares, me excité muchisimo y descargué una corrida muy intensa en el fondo de su coño.

– aguanta así un poco, no la saques, dijo con voz entrecortada

Así permanecí hasta que empezó a aflojarse mi pene, ya la saqué y fui al baño y volví para vestirme, ella hizo lo mismo. Ya sentados en el sofá le di un beso en los labios y le dije,

– bueno, ya me tengo que marchar, ha sido fantastico y he disfrutado mucho, dije

– volverás por aquí algún dia? Preguntó

– pues no lo se pero puede ser, follas muy bien y me lo he pasado muy bien, dije

– o sea, que no, dijo ella

– tienes una polla que me vuelve loca y me gustaría volver a tenerla dentro otra vez, añadió

– ¿te acompaño al bar y tomamos algo antes de irte? Preguntó

– vale pero una nada mas que tengo que conducir y estoy bastánte tocado de anoche, dije

Asi fue, tomamos una sola copa, le di dos besos en la cara y puse mi coche dirección a madrid. Estaba algo gordita pero follaba como una fiera. No volví a visitarla nunca como había sospechado ella.

Fin

Compartir en tu redes !!