La fiesta de fin de año

📋 Lecturas: ️3230
⏰ Tiempo estimado de lectura: 4 min.

El padre de uno de nuestros amigos de la pandilla, tenía un bar y para fin de año nos dejaba el local que era el comedor. Una de esas veces, estábamos haciendo un playback de un grupo heavy que habíamos puesto en el lector de CDs. Yo, en la batería, con un par de sillas y dos palos de pinchitos, y mis colegas imitando los demás instrumentos con escobas. Nos faltaba la cantante, pues era femenina, y ninguna de nuestras amigas querían hacerlo. Por suerte apareció la hermana de mi amigo, y como conocía la canción, sin pensarlo y ante el asombro de sus amigos, empezó a cantar con nosotros. Nos lo pasamos genial imitando al grupo heavy.

Sobre las 5:30 de la mañana, comenzaron a marcharse los amigos, quedándonos solamente dos amigos, aparte de mi amigo, su hermana y yo. Comenzamos a recoger y limpiar el local, aunque estábamos bastante ebrios y seguíamos bebiendo mientras limpiábamos. Sobre las 8:00 nos quedamos mi amigo, su hermana y yo solos. La hermana cerró el local, quedándonos los tres dentro. Fue al servicio y mi amigo y yo nos preparamos otra copa. Cuando su hermana salió del servicio, nos pidió que le pusiéramos otra copa, mientras ella ponía música lenta y se acercaba a nosotros invitándonos a bailar con movimientos sensuales.

Durante el baile, se pegaba a nosotros, refregando su cuerpo con el nuestro, pegando su culo a nuestras pollas. Tanto su hermano como yo, la tocábamos por todos lados, tetas (.)(.), culo (¡) y coño (Y), entre las miradas cómplices de ella y se dejaba hacer. En un momento del baile, fui más lejos y metí mi mano por debajo de la falda, llevándome la sorpresa de que no llevaba bragas, jugando con su coño, pasando el dedo por sus labios vaginales. Su hermano, al verme le subió la falda y se llevó la misma sorpresa al verla desnuda.

Ya no hubo marcha atrás. Comenzamos a besarla y a desnudarla, mientras ella acariciaba nuestras pollas por encima del pantalón. Yo fui el primero que se bajó la cremallera y me saco la polla, reaccionando ella colocándose de rodillas y comenzar a besarla y acariciar mis huevos, para acto seguido meterla en la boca y comenzar a chupármela. Su hermano hizo lo mismo y ella alternaba nuestras pollas en su boca. Mientras se la chupaba a su hermano, la agarré dela cintura y la coloqué de perrito, apuntando con mi polla a su coño y de un solo empujón metérsela hasta el fondo, soltando un gemido. Comencé el bombeo, mientras jugaba con mis dedos en sus pezones.

Se incorporó y nos desnudamos los tres. Ella volvió a colocarse de perrito y mientras le mamaba la polla al hermano, volví a metérsela  en el coño de una sola vez. Después de un rato bombeando, la saqué llenándole las nalgas de mi lechada. Su hermano ocupó mi lugar y ella terminó de limpiarme la polla con una mamada, mientras su hermano la follaba. Después de follar, nos vestimos, tomamos la última copa y subimos a su casa, invitándonos a quedarnos a dormir.

Bien entrada la tarde, la hermana ya estaba lista y en la cocina, preparando la comida. Mi amigo salió un momento, esperé un tiempo prudencial y entré en la cocina. Me acerqué y cogiéndole los pechos le rocé mi polla en el culo. Tenía puesto un leguin y se lo bajé para desnudar su culo, mientras me bajé el pantalón y el bóxer y le rozaba mi polla entra sus nalgas. La empujé sobre la encimera de la cocina y le metí mi polla en su coño mientras jugaba con sus tetas por debajo de la ropa. Con el bombeo sentí que me iba a correr y sacando la polla, le solté todo en su culo.

Al poco regresó mi amigo y nos pilló en la cocina casi desnudos. Ella, se acercó al hermano y bajándole el pantalón y el bóxer comenzó a mamarle la polla, yo mientras jugaba con sus pezones, pelliazcándolos y masajeando sus tetas. Se apoyó en la encimera y mi amigo insertó a su hermana en el coño de una sola vez, haciéndola soltar gemidos, mientras yo me pajeaba. Al poco, se colocaron en el suelo, ella encima de él y dándome la espalda a mí, lo que aproveché para insertarle mi polla en su culo y comenzar la doble penetración, corriéndonos los dos, hasta dejarle los dos agujeros bien cargados de leche

Compartir en tu redes !!
Sevilla1972
Sevilla1972
Relatos: 52