Amor Filial | Primera Vez | 7.905 lecturas | 06:00

Iniciando a mi hermana voyeur

Tengo 2 hermanas más chicas que yo las llamaré Any y Rosy.

Todo pasó una de las muchas veces que nos quedábamos solos a cargo de un hermano y su esposa que ya casados vivían en la casa de mis papás.

Mi hermano trabajaba en ese tiempo como chofer en una linea de autobuses por lo cual a veces duraba casi una semana en ir a la casa .

Resulta que un día llegó a descansar y dijo que estaría por 3 días, les diré que el cuarto donde dormían mis hermanas tiene dos puertas una da hacia el pasillo de la casa y otra hacia el cuarto donde dormía mi hermano y su esposa, esa puerta es de madera y tenía algunas rendijas.

Resulta que al día siguiente de que llegó de trabajar eran como las 8 de la mañana y mi hermana Any ya se había levantado pues como todos los días se salía a comprar pan y leche para desayunar, entonces entre al cuarto para pedirle a Rosy que me ayudara a ir preparando la mesa para desayunar cuando la vi que estaba acariciándose en medio de sus piernas al mismo tiempo que espiaba por una de las rendijas, con voz baja le pregunté que estaba haciendo, se volvió asustada y sorprendida y me contestó que nada, le volví a preguntar que estaba viendo, con señas me dijo que me acercara entonces me arrime y me asomé en la rendija donde ella estaba mirando y quedé sorprendido al ver lo que ella estaba viendo.

Mi hermano y su esposa estaban cogiendo encima de las cobijas y se miraba bien como le metía la verga a mi cuñada y ella gemia de placer en cada embestida que él le daba, duramos un rato viendo aquel espectáculo cuando escuchamos que Any estaba abriendo la puerta de la calle así que salimos del cuarto sin decir nada.

Ella me pidió que no fuera a decir lo que había hecho porque le iba a ir mal y yo le dije que no se preocupara que nadie lo sabría.

Mi hermano se fue a trabajar de nuevo y un día estando solos le pregunté que si le gustó lo que había visto y me contestó que si, también le pregunté porque se estaba acariciando en medio de sus piernas y me dijo que le dio una comezón en su cosita cuando le vio el pito a nuestro hermano y que le había gustado le comenté que si le gustaría verlo de nuevo y me dijo que si pues nunca había visto un pito parado.

En eso llegó Any estaba y así quedó la platica.

Llegó el domingo y una de mis tías tuvo una comida y nos invitó, yo me fui a jugar fútbol temprano y cuando llegue Any ya se había arreglado y me dijo que ya se iba para ayudarle a mi tía, le pregunté por Rosy y me dijo que ya se estaba bañando y que Lupita (mi cuñada) se había ido a visitar a su mamá, así que se Any se fue con mi tía y en cuanto salió cerré la puerta con llave y me dirigí al baño, me quite el uniforme dejándome sólo el bóxer, abrí la puerta lentamente para que no se diera cuenta y la vi de espaldas completamente desnuda, al mirarla así se me paro la verga, entonces cuando cerré la puerta si alcanzo a escuchar y volteó pensando que era Any, pero se sorprendió cuando vio que era yo.

Me pidió que me saliera, entonces trato de taparse con sus manos y me dijo que si no me salía le iba a hablar a Any, le dije que no había nadie en la casa y que si ella le decía algo a Any yo le contaría a nuestro hermano lo que había hecho, entonces se calmó un poco y me dijo que quería, fue cuando le dije. – no quieres volver a ver un pito parado? Y diciendo esto me baje el bóxer y le enseñe mi verga que estaba por reventar de lo dura que la tenía.

Se quedó sorprendida cuando me la vio, le pregunté si le gustaba y sin quitar la mirada de mi verga me contestó que si, entonces bajo las manos y pude apreciar su cuerpo, tenía unas bubis medianas con unos pequeños pezones rositas y su cochito cubierto de una espesa mata de vellos negros, para su edad lo tenía bien peludo.

Después de estar viendo mi verga, se empezó a acariciar su entrepierna yo le pregunté porque hacía eso y me contestó que de nuevo sentía comezón en su cochito, fue cuando le dije que si no quería hacer lo mismo que nuestro hermano con su esposa y me contestó que si, entonces la abrace y la empecé a besar, le dije que abriera su boca un poco y le metí la lengua enseguida me correspondió igual y nos besamos con más pasión.

Puse una toalla en el piso, la acosté ,le abrí sus piernas y me acomode en medio, me agarré la verga y se la puse en la entrada de su cochito, empecé a empujar suavecito y despacio sentí como mi verga iba abriendo su cochito fue cuando lanzo un grito de dolor al mismo tiempo que arqueaba su espalda, pero no me detuve y la seguí penetrando hasta que estuve completamente dentro de ella.

La oía gemir de dolor y de placer al sentirme adentro, luego empecé a moverme dentro de ella así duramos como 15 minutos ya después la oía gemir de placer cuando me dijo que sentía ganas de orinar, y empezó a gemir más fuerte y volvió a arquear su espalda, fue cuando sentí las contracciones de su cochito, estaba teniendo su orgasmo, inmediatamente mi verga se puso más dura y le aventé mi primer chorro y empecé a llenarle su cochito con mi leche calientita.

Me preguntó que si también me había orinado dentro de ella, me dio risa y le dije que si, ya después le expliqué lo que pasa cuando cogemos y esa fue la primera de varias veces más.

Scroll al inicio