Infidelidad que soñaba cumplida por mi marido

📋 Lecturas: ️13461
⏰ Tiempo estimado de lectura: 07:00 min.

Hola mi nombre es Ana hoy les voy a contar como es que me cogi al amigo de mi esposo.

Todo empezó por un día que fuimos a desayunar a un menudo y yo andaba bastante caliente por que mi novio y yo habíamos ido a pasar toda la noche a un motel y no pudimos desatar toda nuestra pasión por tener que dormir, y andaba demasiado cachonda aún, en el menudo de repente vi llegar a un chavo pelón alto con muy buen ver a lo que le vi muy deseable, cuando mi novio lo vio lo saludó, al retirarse le dije a mi novio oye tu amigo es del gimnasio, a lo que el me contesto que no y me pregunto por qué, a lo que toda caliente conteste que tenía unas piernas muy trabajadas por no decir deliciosas jeje.

Mi novio si dio cuenta que me gustó a lo que me dijo ey que pues dale calma, y le contesté hay nada que ver pero se le ven muy bien sus piernas ese día termino así, en otra ocasión cuando ya estaba embarazada de mi novio lo descubrí viéndole el trasero a una vieja a lo cual le dije ándele pues así me voy a hacer cuando vea a tu amigo del menudo le voy a ver la verga, a lo cual mi novio se molestó y le dije le voy a ver la verga y voy a decir hay ese peloncito, a lo que el entre excitado y bromeando me dijo ya chúpasela pues a lo que yo primero me imaginé su verga y después de unos segundos le dije pues no más que tenga chance y si, no se si eso le molestó más o le excito por que después de eso fuimos al motel y lo hicimos duro aunque fue muy rápido por el tiempo ya me hacía falta.

Paso mucho tiempo y a mi me quedaba la espinita de como la tenía o que tal lo hacía.

Para mí suerte era amigo de las corridas de toros de mi esposo y suegro, entonces un domingo de toros mi esposo llegó todo ebrio modo bulto para mi sorpresa venía acompañado de el, me saludó y me dijo ya te traego a tu esposo le pedí que por favor me ayudara a subirlo al cuarto como pudimos lo subimos y dejamos en cama, el amigo también andaba un poco ebrio pero no como mi marido me pidió permiso para entrar al baño a lo cual le dije que entrara al del cuarto pues ya estaba ahí mientras el estaba en el baño aproveché para quitarle a mi esposo sus botas y estuviera más a gusto, el amigo ya se había tardo por lo que voltee de re ojo.

Me di cuenta de algo que casi me vuelve loca no recordaba que tenía mi cesto de ropa interior lleno por lo cual estaba a reventar de mis calzoncillos los cuales ya tenía en la mano oliendo y con la otra jalándose el pene que apenas iba tomando forma y era delicioso era un pene blanco de tronco grueso y un enorme cabeza por glande, se me hizo agua toda la boca y vagina lo que mucho tiempo había anhelado ese día lo tenía para mi y gracias a mi maridito.

La verdad actué muy rápido entre al baño con un papel de rollo en mano para entregárselo fingiendo yo que fue por descuidada al momento de entrar se quedó frío como en shock y creo que su pene se le paró más aún de lo que ya estaba era aún más cabezona.

El solo me miró fijamente a los ojos para ayudarle un poco solo le dije puedo a lo que el sin saber que contesto que si, le tomé su verga ya algo parada y se la empecé a mamar era super delicioso le sabia riquísimo su camote blanco empezó a sacar preseminal, luego luego algo que era súper delicioso cuando le goteaba la verga era algo delicioso me la sacaba y lo masturbaba hasta sacar una gota y llevármela a la boca era la escena más rica que podía tener enfrente gracias a que andaba con un short muy corto alcanzo de manera a bajarme lo y dejarme en calzones.

Ni rápido ni perezoso me metió un dedo a lo que me dijo era un perra en celo ve nada más lo mojada que estás al decir eso me metió un dedo en mi vagina ya toda húmeda al sentir su dedo aumente la manera en la que se la mamaba y succionaba de una manera deliciosa le gustó tanto que creo que no quería venirse por que me dijo me toca me llevo a la sala solo a unos pocos metros del cuarto donde dormía mi esposo pasamos desnudos enfrente de él de hecho al pasar por enfrente de él me frene y se la volví a chupar a lo que solo pudo decir perrita quieres me tu marido te escuche como la chupas, me la saqué de la boca y le dije cállate cabron solo pego una carcajada y me llevo a la sala.

Ya en el sillón me retiro mi calzon y me empezó a dar una chupada de vajina deliciosa jugaba con mi clitoris de una manera muy especial como si supiera la manera correcta en como hacerlo, me corrí como dos veces en su boca cada lengüetazo que me daba era delicioso como podía contenía mis pujidos hasta que le dije ya métemela, me respondió no tengo condón le dije que no me importaba que ya quería sentir su verga dentro, a lo que rápido se acomoda el arriba de mi y de un solo empujón me la dejo ir toda de lleno sentí un orgasmo tan rico quizás por lo prohibido de la situación o no se yo pero casi gritó de lo rico que estaba disfrutando estuvimos así como 15 minutos hasta que me dijo quieres montarme perrita y conteste claro que papi.

En esa media hora ya me había transformado en la más puta de todas, lo senté en el sillón su verga toda erguida me pedía a gritos que lo montara estaba súper lubricada que ese hermoso pedazo de carne se me fue de una sola intención me estaba dando unos sentones yo sola que eran de campeonato me entraba tan rico que tuve que frenar después del primer orgasmo para ese entonces me quito la camisa y el brasier deportivo que traía y en cada sentón que me daba me mordía mis pezones que ya estaban super duros, duramos así como otros 15 minutos se me hizo raro que no se viniera a lo que me dijo te lo quiero hacer de perrito maldita zorra le dije si papi soy tu perra pídeme lo que quieras me volteó y puso mi cara contra el sillón y lentamente me la dejo ir.

La verdad en esa posición ya no podía aguantar más y empecé a gritar de placer tenía un ligero miedo que mi esposo despertara pero sentía cada centímetro que me metía una vez más tuve un orgasmo delicioso y el aún ni se venía solo me decía aguanta más zorrita ya me dolían las piernas de tanto aguantar las embestidas de buenas a primeras me dijo ya viene la leche mami vuelta loca le dije aviéntamelos adentro, solo escuche un super pujido de alivio y enseguida sentí un chorro de semen que me rodeaba todas las piernas y mi vagina se sentó y todavía tenía su pene demasiado parado todavía se la pude mamar y disfrutar de lo rico que le sabia la verga entre mis jugos y su semen.

Nos vestimos y al final de despedirnos me dijo, tu marido no sabe el nivel de hembra hambrienta que tiene en casa me dio beso de lengua con agarrón de nalga y se retiro.

Regrese al cuarto donde dormía mi esposo y lo desperté con un rico beso en la boca la cual todavía tenía restos de semen en ella, se despertó y como pudo me cogió muy delicioso y más por que yo sabía lo que había hecho.

Dormimos más de 8 horas y al despertar me hizo de desayunar, fue lo más delicioso recibir dos buenas cogidas y aún así me dieron de desayunar jejejejeje

Compartir en tu redes !!