Encuentros en tiempos modernos

📋 Lecturas: ️2166
⏰ Tiempo estimado de lectura: 10:00 min.

Son las 7 de la tarde y me encuentro llegando a mi casa después de un largo día de trabajo. Me quito el pantalón, la camisa y me tiro sobre la cama con una gran sensación de satisfacción.

Estoy algo aburrido por lo que agarro el celular y comienzo a scrollear en las redes sociales, lo cuál me aburrió muy pronto. Estaba un poco excitado, creo que la causa fue fantasear con mi compañera de oficina durante el regreso del trabajo, y es que es imposible no hacerlo con el escote que traía y sus hermosos atributos. Busco aplicaciones de citas e instalo la que más me convence.

Después de unos minutos, me gusta mucho de lo que veo y ya recibo notificaciones de visitas a mi perfil, coincidencias y algunos mensajes. Un perfil en específico me interesa bastante, mostraba a una hermosa joven llamada Brenda, su cara es bonita, es de tes morena clara, su cabello es risado y de color castaño, ojos lindos de un café muy obscuro y una boca con labios carnosos que me imagino que han de hacer maravillas con mi miembro. Hasta ahora en ninguna foto he visto bien su cuerpo pero por la forma de su rostro supongo que es muy sexy, tapeo sobre el corazón del perfil y me pongo a seguir buscando.

Unos minutos después, recibo la notificación de coincidencia con Brenda, emocionado por la coincidencia mando el primer mensaje queriendo dejar una buena impresión, para mi buena suerte me responde y tenemos una charla muy amena aunque muy corta, ya que, de pronto desperté. Me había quedado dormido, leeo los últimos mensajes que me había enviado Brenda y le escribo un mensaje explicando lo sucedido. Veo que son las 2 de la mañana, me acomodo en la cama y cierro los ojos para dormir nuevamente.

Es jueves, han pasado 2 días de que descargué la aplicación y no había entrado nuevamente, y es que sinceramente no busco el amor de mi vida. Abro la aplicación y veo que Brenda había contestado mi mensaje en la que le explico que me quedé dormido. La saludo y dejo el celular a un lado por si responde. Después de unos minutos recibo la notificación deseada, platico un rato con Brenda y, aprovechando la plática y el frío del clima le hago una invitación apresurada por un café. Ella acepta y acordamos que nos veríamos mañana viernes. Fue una acción que me dio satisfacción y estoy interesado en lo que pasaría mañana. Pienso que si me atrae y la situación me favorece, tendré mucho sexo muy rico con ella.

Faltando una hora para la cita, me desnudo, selecciono la ropa que usaré y regulo el la temperatura del agua. Pienso en que será una noche divertida, así que disfruto de una ducha muy placentera. Salgo de la ducha y me visto tranquilamente, me gusta ponerme perfume pensando que le gusta a las mujeres, así que pongo un poco en mis hombros, en la nuca y en el cuello.

Ya solo faltan 20 minutos para la cita, así que tomo mi teléfono y le pido a Brenda que me comparta la ubicación donde nos vamos a ver a lo que responde inmediatamente mandando la ubicación de su casa. Salgo de la casa, subo al carro y me dirijo a casa de Brenda.

Me encuentro llegando a casa de Brenda cuando le marco, le digo que estoy afuera y sale inmediatamente. Me bajo del carro y la saludo de un beso en la mejilla y un abrazo, noto que es muy bonita como en sus fotos, mide aproximadamente 1.7 metros y el cuerpo que no había visto en fotos, si no apenas hasta este momento es muy sexy, tiene unos hombros delgados muy hermosos con una piel que me incitan a besarlos, un busto más que generoso, su torso es delgado y su cadera es ancha como me gusta más. Le abro la puerta del carro y la invito a entrar, para cerrar la puerta tras de ella. Platicamos un poco sobre a qué lugar vamos a ir, propongo cambiar el café e ir a un bar, a lo que ella acepta, enciendo el carro y nos dirigimos a una avenida cercana a su casa en la que hay muchos bares, me estaciono cerca de la avenida, le abro la puerta y bajo un paraguas ya que estaba lloviendo ligeramente.

Aprovecho la lluvia para rodearla con mi brazo y cubrirnos del agua con el paraguas utilizando el mismo brazo y así caminamos en busca del bar que más nos agrade mientras platicamos amenamente. Vemos un bar que está en un tercer piso, parece buena idea, le propongo ir ahí a lo que acepta sin pensar. Ya en el bar noto un ambiente agradable y una vista muy bonita de la colonia.

Seleccionamos un snack del menú y para beber pedimos cerveza. La plática es muy agradable, hablamos de gustos, intereses, un poco de nuestra vida actual y temas variados. Me gusta dejar que las cosas fluyan ya que se disfruta del momento y la compañía, , así que si pienso en acostarme con alguien, no se lo digo inmediatamente ya que se pierde mucho de lo que se puede disfrutar si dejas que las cosas se vayan dando solas.

Después de algunas cervezas, la plática sigue divertida y noto que nuestros rostros se acercan conforme la cita avanza, le hablo de lo que me agrada de ella y de lo atractiva que es. Ella me devuelve el cumplido, acerco más mi rostro al suyo conforme seguimos platicando, y cuando pienso que es buen momento, la beso tranquila y naturalmente como si fuera mi novia.

Nos besamos rico, muy rico para 2 personas que no conocen la forma de besar de la otra persona. Seguimos la plática y los besos eran cada vez más comunes, y conforme nos adaptábamos a nuestra forma de besar, los besos eran cada vez más sabrosos. Comenzaba a excitarme y ella también así que después de un rato de besos la invite a ir al carro para ir a otro lugar, algo que ella aceptó.

Al entrar al carro nos besamos con excitación. Ya con más control, busco en maps el motel más cercano y me dirijo hacia el lugar, aprovechando para acariciar las piernas de mi acompañante de vez en cuando, en especial la parte interior de sus hermosos muslos.

Ya en el cuarto del motel, nos tumbamos en la cama a continuar con los besos, y entregándonos a la excitación. Entre los besos y las caricias, acariciaba su rostro, sus orejas, su cuello de una manera entre caricias y masaje, las partes interior y exterior de sus muslos suaves, sus gluteos redondos, y por supuesto, sus senos exquisitos. Se sentían suaves y eran de buen tamaño, alcanzaban apenas en mis manos.

Comencé a besar su cuello mientras le desabotonaba la blusa, ya con la blusa desabotonada la senté sobre mí, le quité la blusa, rodeé su cintura con mis brazos, y le quité el sostén mientras acariciaba su espalda y la apretaba hacia mí tomándola por los hombros, sus pechos morenos con unos pezones un poco más obscuros que su piel son exquisitos. Dejando su cuello, ahora mi boca se concentra en sus senos, lamer esos pezones, chuparlos, darles mordiscos suaves que la hacen gemir, cada vez todo excita más.

Mientras que estimulo un pezón con mi boca, uso un brazo para apretarla hacia mí, y con la otra mano acaricio y doy pellizcos suaves al otro pezón, sus jadeos y gemidos me excitan mucho, mientras chupo un pezón, suelto el otro que tenía agarrado para bajar mi mano hasta su entrepierna para estimular su clítoris con movimientos suaves de mi dedo medio, haciéndola gemir, jadear y excitarse mucho.

Ahora beso su boca y ya no solo uso mi mano para estimularla, más bien para masturbarla, dejé de besarla para lamer su clitoris mientras introduzco mis dedos medio y anular para estimular su punto g, por su falta de aliento y su piel erizada me doy cuenta que tuvo un orgasmo, lo cual me da mucha satisfacción saber, y sin dejar que se recupere, abro un poco sus piernas agarrándolas detrás de las rodillas, la aprieto hacia mí tomándola por los hombros, la beso en la boca, y suave y sin esfuerzo introduzco todo mi pene hasta el fondo de su vagina, lo dejo ahí unos segundos mientras la aprieto hacia mí, y ahora empiezo a moverme, en un movimiento entre adelante y atrás y circular, sin dejar de besarla, saco mi miembro suavemente y vuelvo a introducirlo completo, repito eso mientras ella no deja de jadear y gemir, me besa intensamente, me encaja las uñas en la espalda, yo mientras aumento el ritmo y el sonido del choque de nuestros cuerpos es cada vez más frecuente e intenso, en sus gemidos se alcanza a notar también la vibración de su cuerpo en cada impacto, no tardó demasiado cuando se tensó y se quedo sin aliento nuevamente mientras me encajaba las uñas, por lo que supongo que tuvo otro orgasmo, además de las punzadas que sentía de su vagina. Le doy unos segundos a que regrese un poco en sí, le doy un beso apasionado, me separo de ella, la volteo y la pongo a gatas.

La vista de su trasero hermoso y exquisito me excita aún más, y tan excitado como estoy, la tomo de las nalgas y le dejo ir toda la verga hasta adentro, y combinando movimientos, con mis brazos la empujo y la jalo mientras con mi pelvis me hago para atrás y para adelante, haciendo que el ruido de cada impacto se escuche y se sienta tan intenso que siento hasta mi cabeza las vibraciones de nuestros impactos.

Estando cerca de su orgasmo noto cómo llena de excitación comienza a hacer rebotar sus nalgas en mis muslos, haciendo que, combinado con mis movimientos, los impactos se escuchen y se sientan aún más intensos, puedo notar que tiene un orgasmo al escuchar que pierde el aliento, sentir su piel erizada y ver cómo aprieta las sábanas para después relajarse un poco como si desmayara.

Todo eso me excitó aún más, y soltando sus nalgas, ahora empujo con fuerza su espalda hacia abajo y la sigo penetrando tan intenso como se me antoja, y sin pasar mucho tiempo, de nuevo tubo un orgasmo. La dejo descansar un poco y me acuesto a un lado de ella, para calmar un poco la excitación.

La abrazo, le doy besos en el cuello y en los hombros, y cuando vuelve en sí ya más calmada platicamos un poco y le dije que me gustaría que me hiciera tener un orgasmo ella a mí, a lo que me responde con un beso, se pone encima de mí, se sienta en mi pene y comienza a hacer movimientos circulares suaves y despacio, me siento un poco, la agarro de los senos, los chupo y los saboreo.

Disfruto mucho del sabor de sus senos, el tacto de su piel, y de los sentones que me da cada vez más intensos y rápidos, cada sentón me acerca al orgasmo y me dejo llevar hasta el final, siento cómo se acerca al orgasmo porque lo hace con excitación y prisa por llegar, entonces llega su orgasmo mientras chupo sus senos y la aprieto hacia mí, y continuo para llegar ahora yo a mi orgmasmo.

Al fin después de todo el placer, nos acostamos en la cama un rato, charlamos un poco mientras nos apapachamos y dormimos un poco. Nos despertamos, y la llevo a su casa para después irme a la mía.

Así fue mi introducción en las aplicaciones de citas, así continuará, y no fue la única vez que lo hicimos tampoco. Pero habrá muchas historias y algunas más interesantes.

Compartir en tu redes !!
AdamLovecraft
AdamLovecraft

Estoy iniciando en esto de los relatos y me gusta concentrarme en los detalles, pienso que hacen que un relato sea más excitante. Quiero conocer opiniones de mis relatos para perfeccionar mi estilo, intercambiar charlas o relatos y adquirir más experiencia. Mi correo es [email protected] espero que me contacten y crecer en esta actividad.

Relatos: 1