Primera Vez | 3.038 lecturas |

En mi primera vez anal… me hizo el amor

Hola, mi verdadero nombre es Milena un hermoso nombre para una mujer (mi máxima aspiración)

En realidad soy trans, a punto de operarme, para quedar como una más. Tengo un buen trabajo como administrativa en una Empresa, algunos dicen que lo tengo por mi capacidad e inteligencia, otros por ser la novia del dueño.

No soy alta (1,65), pero todos los hombres dicen que soy hermosa, pelo negro largo, piel blanca, cinturita delgada, me hice unas buenas tetas (justas, no grandes ni chicas), y un hermoso culo. No descuido ni el más mínimo detalle para verme muy bien. Soy toda una mujer. Me encantan los hombres….quiero toda su “Verga” para mí. En la cama, los hombres que estuvieron conmigo (no muchos), los dejé enamorados de la forma que me comporté con ellos: delicada, sutil, sensual, muy sexi; aparte de estar siempre hermosa para ellos. Tuve que aprender a ser toda una mujer para con el paso del tiempo, sobre todo para mi novio Edgardo. Ahora tengo 36 y mi novio es 10 años mayor. Aunque tengo novio, por ahí, mi cuerpo pide más sexo de lo que él me da. Aun así le soy fiel a mi amor!!

Siempre me acuerdo de mi primera vez… Tenía 12 años, y mi cuerpo ya estaba cambiando en esa época… las hormonas ya jugaban un papel fundamental en vida a esa edad. No me desarrollé mucho como varón, como se preveía. En esa época tenía la piel suave, casi sin pelos en el pubis, era más bien lampiño. Pero eso sí, mi culito se estaba desarrollando de manera espectacular, parado, redondo, firme, digno de llamarse culo. No sentía nada al ver una mujer desnuda, de hecho, mi madre se desnudaba delante de mí, desde muy chica. La verdad no me llamaba la atención. Como es una madre soltera, le conocí todo tipo de lencería que se ponía cuando se cambiaba de ropa. Creo que ella tuvo muchos hombres fuera de casa. Ese ejemplo, más mis bajas hormonas, hizo que adoptara la conducta de una mujer. Ya se notaba la tendencia…

A mis 12 añitos, mi mamá se hizo amiga de una mujer que tenía un solo hijo varón, Fernando Fue un día de verano, cuando nos presentaron con Fernando por primera vez (Fer le decía). El primer momento que lo vi, sentí un pequeño escalofrío. Habrá sido tal vez un pequeño flechazo. El es mayor que yo, durante aquella época tenía 14 años (a punto de cumplir 15). No era muy lindo de cara que se diga, pero tenía un cuerpo musculoso, bastante peludo, muy varonil, más alto que yo (1,75m). Su gruesa voz retumbaba. Le gustaba hacer muchos deportes….todo lo contrario a lo que yo era. En principio era un muchacho muy cerrado para conversar. A pesar de eso, establecimos una buena amistad forzada (por las amistades de nuestras madres) entre ambos. Siempre conversábamos y escuchábamos música en mi habitación todo el día. En ella habían dos camas simples, una para cada uno.

Un día, durante visita de Fer en mi casa llevó consigo escondida una revista de mujeres desnudas. Estábamos en mi habitación con la puerta cerrada, y ahí me mostró la revista. Cuando la empecé a ver me dijo algo así:

Fer> ¡Que hermosas mujeres, como les haría el amor a todas!

Yo no sentía nada al verlas, pero le seguía la corriente, respondiendo:

Yo> Si, pero tanto te gusta esas mujeres?

Fer> Me fascinan, están muy ricas…

Respondió Fernando.

Así fueron pasando los días, y cada día que nos juntábamos en mi habitación, o en cualquier lugar, Fer empezó a darse cuenta que no me atraían mucho las mujeres. Lo empezó a notar debido a nuestras charlas. Hasta que me preguntó directamente si me gustaban la mujeres. No supe que contestar. Era neutra hasta entonces.

Entonces un día de verano, en mi habitación, me propuso que nos masturbásemos uno delante del otro con una revista erótica que él tenía en mano. Ya lo veía muy alborortado. Para no contradecirle, le dije sí. Cuando me mostró su pija, bien desarrollada (unos 16 cm de largo) y bastante gruesa (más o menos 4cm de ancho). ?guauu!!! Exclamé en mis pensamientos. Fue cuando me dijo:

Fer> Dale mostrá la tuya…

Con bastante temor me la saqué y le mostré… Mucho no me gustaba ese juego. Lo veía muy zarpado. Pero cuando vio lo que tenía empezó a sonreir…

Fer> Ja, que chiquitita!!! ¿Cómo pensás coger una mina con eso?

Yo> No pienso en cogerme ninguna mina…

Claro no estaba desarrollada como él. Entonces me enojé y me di cuenta de que no me gustaba para nada la situación… Noté que sus hormonas estaban a full…

Fer me calmó un poco diciendo que no importaba. Dentro de todo era un chico de buen corazón. Pero sus hormonas lo traicionaban. Después de un pequeño rato de jugar con su pene en la mano, me propuso que se lo tocara para que sintiera con mis manos lo que es tocar una buena chota. Sentí vergüenza, y rotundamente le dije no. Aun así sentí curiosidad, y con tanta insistencia por parte de él, ya no encontré tan mala su propuesta. Ya me estaba gustando. Él estaba sentado con ese trozo bien parado, yo ya lo miraba con mucha curiosidad. Él se dio cuenta que ya miraba su pene con algo de cariño. Así que decidí a probar. La verdad que al empezar a acariciar su chota, grande…. y dura…. guauuu!!!! Decía dentro de mi. Pero me mantuve callada sin hacerle comentarios. Le masturbé su pene agitando despacito su cuero envolvente hacia arriba y abajo suavemente durante 5 minutos más o menos. Él estaba muy excitado. Yo me sentía rara también, y con algo de pudor, lo solté. Sorprendido, creyendo que podía llegar más lejos por mi muestra de cariño a su trozo, me pidió:

Fer> Ahora metete la pija en tu boca….

Le respondí enojada y con vergüenza:

Yo> No!! No te voy a hacer esa cochinada!!!

Fué cuando me paré, porque estaba arrodillada para tocarle. Tenía mucha vergüenza. Pero Fer, me empezó a mostrar su lado comprensivo. A pesar de mi firmeza, el me siguió insistiendo… Yo no accedí….

Se subió los pantalones, y justo cayó mamá a la habitación. Abrió la puerta sin llamar. Menos mal que Fer estaba vestido!!!

Mamá nos dijo que iba con su amiga (la mamá de Fer) al centro comercial a hacer unas compras. Le pedí ir con ella, pero se negó en forma determinante. Mientras su mamá y su amiga se cambiaban de ropa usaban el baño y la habitación de mamá para ello, en nuestra habitación y con la puerta abierta, Fer acostado en mi cama, me miraba y me hacía gestos con su pene. Estaba en la cama donde no se podía ver desde la puerta. Estaba loco. Yo mientras permanecía en la otra cama, incomoda ante la situación me quería ir con mamá. Fer ya sacó su pene bien parado del pantalón. Y como digo la curiosidad mata al gato. Veía ya esa chota con mucha atracción. Despertó algo en mí que no esperaba. Nuestras madres se fueron despidiéndose a lo lejos de nosotros como si nada. Nos dejaron solos….

Fer mientras hacía gestos con su verga, ya se estaba dando cuenta que se la observaba con cariño. Yo no me daba cuenta que era así. Sin embargo me propuso lo siguiente:

Fer> Si no querés masturbarme con tu boca, podés masturbarme con tu culo….

Ni él, ni yo sabíamos del hermoso culo que me estaba creciendo… Herencia de mamá. Ese día usaba un short negro y muy desajustado, sin calzones. Me insistió mostrándome su chota por casi media hora más, no aguanté, hasta que accedí a medias. Le dije:

Yo> Bueno, pero no me bajo el short…Hacélo con mi pantalón corto puesto.

Eso fué una victoria para él, así que me levante de la cama y me paré apoyada contra la pared de mi habitación. El con su chota se acercó a mí apretándome con su cuerpo bien fuerte contra la pared. Empezó acariciándome el culo por arriba del short….Sentí muy rico todo su cuerpo bien musculoso apretado contra el mí, a la vez sus manos grandes en mis glúteos. Sentía su respiración en mi cara y eso me gustaba. Fer estaba hecho un volcán… Como el short que tenía puesto era blando, comenzó sobar su pija intentado de meterla bien en la raya de mi culo. Me decía que mi culo es muy rico. Luego, no sé por qué, empezó a pasar su lengua por mi oreja derecha? Ahhhhh!!! Que delicioso!!! Sentía escalofríos, estaba excitada, mientras me lamia y comía con su boca mi orejita, me suzurraba a la vez diciendo:

Fer> Te bajo el pantaloncito!!…. No va a pasar nada….

Yo le respondí muy caliente:

Yo>Si Fer, bajámelo, pero solo un poquito?

Eso hizo, me lo bajó hasta mis rodillas. Me sentía rara, mareada, con un escalofrío atroz…Era mi primera excitación de mi vida. Tenía descubierto todo mi culo para él. Me empezó a pasar la cabeza de su chota por toda la raya de mi culo, de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba bien suavecito…. Y me Preguntó:

Fer> Te gusta?

Yo> Si… que rico. Dale seguí así, que me encanta….

Fer> Ahora, te acaricio tu agujerito (ano) con mi chota….

Cuando sentí ese pedazo tocando mi ano…. mis ojitos se me fueron para atrás de placer. Me movía su verga todo su alrededor. Estuvo así durante algunos segundos. Fer estaba a full.. hasta que se sentí un líquido caliente entre mis glúteos, en la puerta de mi ano. Era su leche… Todavía no había penetrado mi ano. Con la raya de mi cola llena de leche fui al baño a lavarme, note que era un líquido bien pegajoso… así que me lavé bien en el bidet. Todavía mi corazoncito latía a full por la situación que pasamos. No podía creer! En ese momento que me estaba lavando sentadita en el bidet, Fer apareció nuevamente con su pija bien parada… Mientras se lavaba su pija yo ya me secaba mi cola limpia con un toallón. Observaba con mucho amor como se lavaba ese hermoso pene. Nuevamente me pidió se la chupara en el baño. No me animé, y le dije que no. Entonces, excitado, me dijo:

Fer> Si no querés llevártela a tu boca, prestáme tu culo de nuevo…

Ya me saqué toda la vergüenza de encima, estaba muy caliente, como perra alzada, ya me sentía su hembra, no me importaba nada.. Entonces le dije:

Yo> Bien…Pero ahora te quiero sentir desnudo detrás mío.

Se sorprendió!!!

También vió la ropa de interior de mi mamá en el baño. Mi mamá lavaba sus tanguitas en el baño y las dejaba secar ahí. También dejaba colgados sus camisolines transparentes. Es cuando Fer me propuso casi sin recibir un sí como respuesta:

Fer> Por qué no te ponés esa bombachita que tu mamá dejó ahí.

Yo estaba tan eufórica, que le dije sí. Le respondí:

Yo> Esperáme en la habitación, que luego voy para allá.

Cuando se iba a la habitación también me dijo:

Fer> Por qué no te ponés ese camisón transparente también? A ver cómo te queda?

Me encerré en el baño y me puse un camisón sexi que dejo mama en el baño, junto con la tanguita. Tenía algo de vergüenza. En esa época de mi vida tenía el pelo semilargo. Siempre lo tenía atado con un pequeño colero, me lo solté y me peiné. También vi un rouge que mamá dejó fuera de botiquín. Lo tomé y me pinté. También vi un delineador negro y me lo pasé en mis ojos. Ya había visto como mamá se pintaba. Sinceramente mi cara se transformó, me transformé en una hembra. Aun así no pude ver cómo había quedado vestido mi cuerpo con la tanguita y el camisolín rojo. Hasta que fui donde estaba el. Me presenté ante el lobo. No pude creer el gesto que hizo cuando me vio vestida así. Tenía la boca abierta. Mientras me daba vueltas para mostrarle como estaba vestida, él tenía su pija en la mano derecha y me exclamó:

Fer> Estás riquísima!!! Qué pedazo de yegua!!!

Me había sacado toda la vergüenza de encima. Me vi en el espejo, guau!!!! Vi toda una mujer y encima hermosa de cara.. Entonces le pregunté:

Yo> Te gusta?

Empecé a disfrutar de mi cuerpo como hembra, con la tanguita y el camisón transparente puesto. Habíamos puesto música en la habitación, cuando comencé a hacerle un pequeño baile tipo streap tease, movía todo mi cuerpo en forma sensual para él. Hasta que comencé a sacarme muy sensualmente la tanguita despacito. En un momento quedé sin la tanguita, agachadita de espalda a él, mostrándole mi hermoso culo, que no me había dado cuenta que tenía.

La verdad no sabía lo que me esperaba, activé una bomba de tiempo. Yo solo creía que se iba a masturbar sobre la rayita de mi culo?

Fer> Ah!! Cómo te gusta!! Que culo riquísimo! Ahora te voy a coger….

Fer me agarro me agarró y me paró apoyada de espalda contra la pared de nuevo, paró mi culo hacía el, sentía su cuerpo desnudo con pelitos rozando el mío. Se escupió su mano, puso saliva en mi ano, me puso justo la cabeza su chota ahí en la puerta y me la empujó salvajemente dentro……. Entró toda su cabezota. Ay!!!!!!!! Que dolor!!! Se me corrieron las lágrimas. Que dolor!!! Que hijo de puta!!! Se me corrían las lágrimas. Me despegué de la pared ya con mi culo roto. Lloraba!!! Me salió un poco de sangre… Me fui de inmediato llorando a lavar mi culo al baño. Tenía todavía el camisolín puesto. El agua fría del bidet me calmó el dolor. Él fue al baño donde estaba. Se había asustado mucho. Cuando me terminé de lavar, me paré. Fer se arrodilló y abrió los cachetes de mi culo para ver qué había sucedido. Me dijo:

Fer>Quedáte tranqui, que está todo bien. No tenés nada, ya va a pasar?

Había una crema para la piel dentro del botiquín y con sus gordos dedos puso un poco alrededor de mi ano. Fue demás el susto, ya se me estaba pasando el dolor. Tampoco sangraba. Vestida con el camisolín fui a mi habitación y me acosté de lado en mi cama, por el susto. Aun sentía dolor, pero se me estaba pasando. Fer seguía desnudo, se acostó también de lado, detrás de mí. Estábamos en la posición cucharita. Me consoló durante algunos minutos. Me encantó esa posición, sentía muy delicioso su hermoso cuerpo caliente tras mío. Que rico, estaba!!! Fue cuando me dijo lo que yo necesitaba oir:

Fer> No te hagás problemas, eso le pasa a todas las mujeres…

Me hizo sentir como tal!! Activó mis instintos de hembra en mi… Estábamos en la posición cucharita. El ya había traído desde el baño el pote de crema consigo, se volvió a poner en sus dedos toscos y gordos y me empezó a sobar todo mi ano. Se notaba que me la quería meter de nuevo. Me di cuenta de eso. No lo podía evitar, yo también quería probar. Quería tocar su pene de nuevo, así que todavía en posición cucharita, le pedí que me diera el frasco de crema. Me puse un poco en mi mano derecha y la llevé para atrás donde estaba su enorme pija, y comencé a pasarle por toda la longitud de su sufrido pene parado, también acariciaba toda su cabezota. Comenzó a gemir un poco. Que rico. Me dijo. Es entonces que me propuso:

Fer> ¿Querés que te ponga crema en tu agujerito (ano) con en la cabeza de mi chota?

Yo> Me encanta la idea, pero despacito, bien suavecito por favor que todavía me duele algo…

Empezó ahí todo, primero hacía movimientos cortos con la cabeza de su chota encremada alrededor de todo mi ano…Que rico se sentía, me recalentó. Luego se detuvo en la puerta y me la fue metiendo despacito, bien despacito, suavecito como le pedí, hasta que entró esa cabezota… Que placer!!! Que cosa deliciosa!!! Manjar de los dioses!!!También sentía dolor pero no importaba…Bien despacito me movía su pene adentro y afuera…. Ya me estaba culiando. Cada movimiento de su pija hacia dentro me la iba empujando un poco más profundo. Sentía como se estaba abriendo mi ojete para él. Eso me excitaba. Me susurraba al oído cosas como: que rica cola tenés, que rica estas… qué bien que te culio…. Yo le decía: Si, culiame, culiame…Mientras me la movía dentro de mí le pedí que pasara su lengua por mi oreja, como lo hizo hace rato. Cuando empezó a hacerlo? Ah!!! Comencé a gemir como nunca. Entonces, aprovechó a cogerme más fuerte. Estaba ardiendo de placer y dolor. No sabía que también el dolor causa placer. Mientras me cogía, me tenía bien apretada contra su cuerpo. Ya sentí todo el largo de su pija entrar y salir de mi culo. Yo seguía gimiendo con voz de mujer, bien suavecita. Eso lo hacía excitar más a él y me aceleraba el movimiento de su pija. Yo ya empecé a gritar como loca. Había una gran conexión. Luego me dijo que iba a meterme toda su leche en mi culo..Ahhhhh!!!! Me hizo explotar. Acabé yo primero, al instante?.Que delicia rara, pero hermosa?.Mi primera delicia en mi vida. Mientras yo acababa, sentía dentro de mi culo (en el recto) que se abría y cerraba a mil apretando esa gran chota metida en mí, que entraba y salía velozmente? Segundos después, Fer empezó a acabar dentro de mí. Sentía su rica leche dentro de mi recto, Estaba tibiecita. También sentía como se esparcía dentro mí. A la vez, él tenía bien abrazada contra su cuerpo.

Casi los dos acabamos a la vez…. yo unos segundos antes. Fue mi primera acabada en mi vida por mi culo…..Que rico que me culió…. en realidad no me culió, me HIZO EL AMOR.

Esa tarde/noche de verano jamás la olvidaré. Tuve la suerte de que mi primera experiencia anal fuera muy rica. Luego de unos minutos de recuperación. Sentía ganas de hacer de cuerpo, pero no podía ?. Es que me abrió todo el ojete. Fuimos a la ducha y nos bañamos juntos. Jugábamos con nuestros cuerpos desnudos debajo del agua que caía de la ducha. Luego nos acostamos. Y tomé la decisión de pasar mi boca por todo su cuerpo, quería probar lo rico que estaba ese cuerpo semimojado de macho que Fer tenía para mí. Besándolo todo, cuando llegué a su pene, me detuve y sin pensarlo con un instinto de hembra animal, comencé a besarlo? después me lo metí suavemente a mi boca para chuparlo, que rico estaba.!!! Duro, suave, delicioso. Qué cosa más rica es la chota!!! Nunca imaginé que la iba a probar. Después de unos minutos de intensa chupada sentí como su leche iba invadiendo dentro de mi boquita. Se sentía algo salado, pero me fascinó. Mi cola todavía me dolía del zamarrón que tuvo.

Después de una hora me pidió cogerme durante esa tarde noche. No pude, darle mi cola me dolía mucho, tenía ganas de ir a hacer de cuerpo. Eso si ya se lo chupaba hasta hacerlo acabar 2 veces más. Terminamos durmiendo en mi cama. No dábamos más de cansancio…

Cuando mamá apareció con su amiga a las 4 de la mañana. Que cagada!!! Me saqué el camisolín y la tanguita (que me puse nuevamente para dormir con él) las escondí de bajo de mi cama y así desnuda me acosté en la otra cama. Las mujeres estaban re contentas y cansadas. Parece que todos culiamos de alguna manera en esa casa esa noche. Se fueron a dormir las dos en la cama matrimonial de mamá.

A eso de las seis de la mañana Fer se levantó al baño. Luego fue a tomar algo en la cocina. Cuando volvió me vio desnuda de espalda en la cama, mostrando mi culo al aire. Estaba media dormida, vi que tomó la crema de mamá que quedó, la puso en sus dedos y en su pija, se tiró arriba mio ?

Ya se imaginan lo que hizo?. ME VOLVIO a HACER EL AMOR?.. Ya no me dolió tanto?

Cogimos un montón de veces en nuestra vidas … Ese verano casi todos los días? Aun así tardamos como cinco días en volver a coger de nuevo. Lo evitaba por el dolor. Vivíamos una Luna de miel a escondidas. Yo me convertí en su hembra durante casi un año y medio. Hasta que nos pilló mama en el patio de casa…

Scroll al inicio