Día de playa con mi mujer y mi amigo

📋 Lecturas: ️12241
⏰ Tiempo estimado de lectura: 10:00 min.

Aquel día después de un día de playa con mi mujer y un amigo muy cercano a nosotros, terminó en una gran noche para mí mujer, aquel día de full diversión tuvo que terminar de la mejor manera, todo ese día de playa, cerveza, coqueteos y de seducción de mi mujer con Pier, mi amigo, los roces de ella con el, desde dejarse tocarse las nalgas, y hasta dejarse ver las tetas, tenía que tener un final feliz.

No quiero ser muy extenso con esto que paso la semana pasada, ya que el había llevado una amiga, pero de tanta cerveza ella calló rendida de borracha, mi mujer y el en el mar rozándose, tocándose y que yo supuestamente no me daba cuenta, pero teníamos que con aquel jueguito de mi mujer, ya eran casi las 5 de la tarde y nos dispusimos a irnos, levantamos a su amiga la cual estaba muy borracha al igual que mi mujer, pero ella lejos de sentir cansancio, ella lo que tenía era calentura.

La subimos al auto y nos fuimos supuestamente cada uno a su casa, primero dejamos a su amiga en su casa, pero cuando dije que supuestamente nos iríamos cada uno a su casa, en el trayecto todo cambiaría, mientras el manejaba le dije  Pier, y de acá que vas hacer?? Y el me dice, todo tranqui,  a mi casa supongo, y nos pregunta, y ustedes??? Te gustaría ir a tomarnos unos tragos, y el me responde, a normal, y a donde??? Yo sabía de un hotel que en la terraza tenía una bar donde servían muchos tragos, y le propuse de ese lugar, ya bacán me dice el, de paso aprovechamos y nos bañamos.

Mi mujer solo me miraba y miraba el espejo retrovisor mirándolo a el, al llegar ambos fuimos a pedir nuestras habitaciones para así poder bañarnos, cuando subimos los 3 y pedimos habitación el joven del hotel nos referencia varias habitaciones hasta uno donde podríamos entrar los 3, cuando nos ofreció aquella habitación voltie y les dije, amor estaba bien ese, porque solo nos bañaremos y subiremos a la terraza, esta bien, si, dijo mi mujer, de igual manera Pier, pero ya la carita de mi mujer con esa sonrisa cómplice lo decía todo, al entrar a la habitación la verdad que estaba super bien, tenía una cama enorme y una chica con un sillón tántrico y luces, muy linda, a penas entramos mi mujer se quito el vestido que tenia y quedo en traje traje de baño, dejamos nuestras cosas.

Fue mi mujer quien se metía a bañarse primero, nos sentamos Pier y yo mientras mi mujer se duchaba, sabía de lo que se demoraría mi mujer y le dije a Pier, te parece si pedimos unas cervezas, claro dale, me dice el, cuando llamamos nos dijeron que la habitación tenia un frigobar donde habían vinos, cerveza y otros tipos de licores, wow era cierto lo abrí y tenía por lo menos unas 6 botellas personales de cerveza, prendí las luces que hacían parecer una discoteca y puse música y le dije a pier  creo que nos quedamos aquí eh, y el me dice, por mi no hay problema así las cervezas iban y venían es cuando ya en más confianza le digo a el, oye Pier, que te parece mi mujer, el todo caballero empezó a describirla, pero yo le dije  ya pues, jajaja no creas que no me e dado cuenta.

No te preocupes yo soy de mente abierta y todo lo que pueda pasar queda entre nos, es cuando sale mi mujer  wow esa pequeña toallita que apenas la tapaba, pero fue Pier quien se quedó boquiabierto, ella con el cabello húmedo igual que su piel, se dio jna vuelta dejándose ver algo de ese culote, diciendo, al fin estoy fresca, allí le digo a el, dale anda báñate, se puso de pie y se fue a duchar, apenas entró el, se quito la toalla agarro la cabeza de el y me dice, cerveza amor, no hay otra cosita, y le dije, si amor hay vino también, ella le encanta el vino, abrí una botella y le serví una copa llena que ella de una se la tomó dejándose caer un poco por sus tetas.

Con una cara de putita se me acerca y me pone esas pequeñas tetas en mi boca, oohhhh aaahhh gemia ella, que rico, amor, así quieres que me chupe las tetas tu amigo, quieres que me meta la verga, se sirvió otra copa y se la tomo de una, se la emborracho más de lo que ya estaba, se tiro a la cama estando desnuda, cuando en eso sale el, mi mujer a penas agarro la toalla y apenas se cubrió, el igualmente salio en toalla pero se le veía una gran erección cuando mi mujer se sienta su mirada se poso sobre su ereccion, ahora me toca a mi, dije yo, y me metí a la ducha, con la verga bien parada, que pasaría mientras me duchaba, cual seria la reacción de mi mujer con, y quien daría el primer paso.

Me fui con muchas cosas en mi mente, mientras me duchaba imaginaba de mil maneras a mi mujer, mi verga estaba durisima, no demoré mucho, tenía unas ganas locas de ver que estarían haciendo el y mi mujer, mientras abría la puerta muy despacio, veía a mi amigo y allí estaba mi mujer, arrodillada sobre una almohada mamándole la verga a Pier  me quedé quieto viendo a mi mujer mamando aquella verga de el, que la verdad era más gruesa que la mía, la manera de como ella se la estaba mamando era espectacular, quería tragarsela entera, se la estaba chupando con unas ganas únicas  mientras que el tenia la verga bien pero bien dura.

Mi mujer ckn sus manos en las nalgas de el empujándolo contra su garganta  ver eso era super excitante, quería verla más de cerca y cunado se dan cuenta de minoresencia mi mujer empieza a chuparsela con más ganas su lengua recorría toda su verga hasta sus enormes huevos, esa mirada que me daba mi puta mujer mientras no paraba de chupar verga, lo más más fue es cuando ella empezó a golpear su lengua con la verga de el, como si fuera un palo duro, mi mujer se puso de pie lo hecho en la cama se subió encima de él y poniendo esa concha que estaba mojada en la cara de él, se pusieron en 69 la pose que más le encanta a mi mujer, el empezó a mamarle la concha mi mujer solo quedó admirando esa vergo gruesa mientras solo lo masturbaba su carita iba cambiando mientras daba unos pequeños gemidos se mordía los labios, se aguantaba las ganas de meterse en su boquita esa tremenda vergota cabezona.

La escupía mientras lo seguía paseando, aaahhhh aaaahhhh aaaahhhh gemia mi mujer, hasta que no aguantó más  y se metía esa verga en la boca, vieran las ganas locas que mi mujer estaba chupandola, puedo decir que mi mjjer es mi mejor actriz porno, que manera de chupar verga, sus gemidos aumentaban más y más, lo seguía pajeando con unas ganas y hasta cin ambas manos, pero tenía que ver como el estaba disfrutando de la concha de mi mujer, cuando voy a ver el estaba abriéndole ña concha a mi mujer, veía como ella se sobaba en la  ata de él mientras que su lengua se perdia en esa gran rajota que estaba empapandole la  cara a el, restregaba su cara en esa concha y culo que se contorneaba encima de él, pero el quería probar más de mi mujer, abrió esas nalgotas y empezó a chuparle el culo nose hasta donde más quería abrir esas nalgotas undia su cara en esas nalgas, mi mujer como toda una puta gemia más y más, se sentó en la cara de el y se movia de atrás para adelante, el estaba que se ahogaba en esas nalgas.

Es cuando mi mujer ya queria meterse esa verga en la concha, así ella se coloco encima de él y empezó a montarlo, uuufff esa manera de moverse mi mjjer era increíble ver ckno esas pequeñas tetas se movían mientras que ella daba todo, aaahhhh aaaahhhhh aaaahhhhh sus gemidos creo que se oían en todo el hotel, es cuando Pier toma de las piernas de ella y la carga, que extasis lo que estaba presenciando que calentura me daba ver como mi mujer estaba con las piernas bien abiertas recibiendo de una buena verga y ella lo estaba disfrutando  como ella subía y bajaba, escuchando lo duro que le esgaban dando, cono unos aplausos fuertisimos se podía oír es allí que el se hecha en el sillón, y mi mujer empieza a montarlo mi mujer estaba super excitadisima, se le veía en la carita pero la verdad que no me esperaría esto, veía como mi mjjer genial y gemia, pero de un momento a otro sus gemidos se convirtieron en grutos de placer, aaahhhh aaaaahhhhhh asiiiii asiiiiii, metemela toda, así asiiiii.

Tanto pudo ser su excitacion que la verga de el  ya le estaba perforando el culo, mi mujer estaba totalmente entregada subía y bajaba  y esa verga es trabajo como si nada  tal vez la lubricacion al natural de sus fluidos hicieron que ese culote estuviera recibiendo tremenda verga, hasta que sus movimientos eran más enérgicos y sus gemidos y gritos de igual manera, es así que mi mujer empezó a venirse increíblemente mi mujer no paraba de venirse, nuevamente Pier la carg pero ahora teniendo la verga en el culo, ahora el manejaba el momento el hacia lo que quería con mi mujer pero ahora todo era sexo anal, y esto a mi mujer le encanta taba por las veces que el ña hacia venirse, la ponía de perrito, de patas abiertas, piernas al hombro, que resistencia tenía.

La ponía a mamar verga una y otra vez, todo fue un espectáculo de mi mujer y el  nunca hubiese imaginado lo puta que era mi mujer, pero mi mujer le pedía una y otra vez que le llenara el culo de leche, y escuchar a mi mujer fue realmente muy excitante  oírla pedir leche fue lo más increíble. Te Gusta Pier???  te gusta mi culo???? Y el le respondía, que rico follas.

No sabes como me encanta ese culo, desde la playa me daban ganas de darte duro, y mu mujer le dijo. Si te gusta mi culo??? Ahora llenarlo de leche  quiero que me llenes el culo de leche, quiero que me dejes el culo escurriendo de tu leche, aaaaahhhhhh aaaaaaahhhhhhhh aaaahhhhh mi mujer abría más lo que podía ese culo hasta que ahora el empezó a gritar.

Se puso de pie y sin sacarle la verga del culo de mi mujer la puso en la cama puso las piernas de mi mujer a sus hombros y fue así que sus piernas empezaron a temblar mientras que le llenaba de leche el culo a mi mujer y ella nuevamente empezó a venirse veía como esa ver entraba y salía del culo de ella, y como sus chorros caían por ese culo que que estaba siendo llenado de leche así de a poco disminuía sus embestidas mientras que por los lados empezaba a salir la leche del culo de mi mujer, se detiene el y cuando saca la verga de ese culote empieza a caer chorros de leche del culo de mi mujer  que increíble vista.

Tanto la cama como el piso estaban mojadisimos inclusive el sillón tantrico, mi mjjer estando en la orilla de la cama cae de pie y el se tira a la  cama pero mi mujer insaciable viendo que el aun tenia la verga algo parada  la tomó y se la metió a la boca, sin querer dejar nada de leche, pasaba y pasaba su lengua  la verdad que esa fue una noche increíble tanto ella como el y yo la pasamos genial  es linda noche que se podría volver a repetir y wsoero que así sea……

Compartir en tu redes !!
YusepFavio
YusepFavio
Relatos: 4