Compartiendo con una amiga de buen culo

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Hola deseo compartir con ustedes algo que me sucedió hace dos meses atrás, esta es una historia real al igual que mi nombre (Mauricio), el nombre de las dos chicas los cambio por respeto a ellas por el echo de ser mujeres que merecen mucho respeto (Verónica y Dayana). Hago una breve descripción nuestra y de la relación que mantenemos, somos latinos, profesionales, en los 30, yo soy de características normales, 1.75 m, creo que mi mayor atractivo para las mujeres son la forma de mis ojos, mis manos y mi pecho, las dos chicas con las que viví esta experiencia son de la costa del Pacífico sitio donde las mujeres se caracterizan por tener atractivos cuerpos, especialmente su culo.

Verónica es viuda, ella tiene un buen par de tetas y un culo digno de admirarlo, blanca pelo castaño, Dayana es soltera tiene un buen culo, tetas normales, y una carita de ángel que parece que no es capas de hablar una mala palabra, por cierto se viste muy sexy, es rubia.

Mi relación con Verónica es de amigos con derecho nos conocemos desde cuando éramos solteros, mantenemos relaciones sexuales sin compromiso; Dayana es amiga de Verónica desde la infancia, pero Dayana comparte un departamento con otras dos chicas. Dayana de lo que conozco, por conversaciones de Verónica, le agrada el sexo anal y es muy expresiva cuando hace el amor, situación que me ha provocado que en algunas ocasiones me imagine a Dayana teniendo un orgasmo con esa carita de ángel.

La historia se desarrolla un día viernes por la noche, yo había llegado muy cansado de mi trabajo y me disponía a descansar. Alrededor de las 10 de la noche me llama Verónica para comentarme que ese día se había encontrado con Dayana y que decidieron ir al departamento de Dayana para conversar para lo cual habían abierto una botella de Vodka. Verónica me pidió que por favor la recoja ya que no quería manejar así, al llegar me encontré que estaban los novios de las otras dos chicas, me brindaron un Vodka, había un buen ambiente, estábamos conversando y riendo. Cuando aproximadamente a la 12 de la noche se fueron las dos chicas con sus novios por que se tenían que reunir con unos amigos, cuando ya me disponía a salir con Verónica, Dayana nos pidió que nos quedáramos a dormir allí puesto que sus compañeras no iban a regresar ya que iban a dormir fuera con sus novios, Dayana insistió y como Verónica quería seguir conversando y tomando, yo accedí ya que no tenia ningún otro compromiso.

Luego de 1 hora más de seguir tomando y conversando Dayana nos indicó la habitación que tenia dos camas para nosotros (la habitación de las amigas), allí seguimos conversando acostados sobre las camas sin desvestirnos, Dayana sobre una cama apoyada a la pared y Verónica y yo en la otra cama, como las dos hablaban sin parar le pedí a Verónica que mientras sigue conversando me de unos masajes, lo cual ella lo hizo con agrado, me saque la camiseta y me quede solo con un jean. Al terminarse el trago que teníamos servido Dayana se levanto y fue a preparar otros tres vasos de Vodka, en ese momento aproveche para desvestirme y meterme dentro de las frazadas, Verónica se puso sobre mí y comenzamos a besarnos muy apasionadamente, yo le acariciaba el culo mientras besaba su cuello, ella a su vez metía sus manos dentro de mi ropa interior y me masajeaba con mucha suavidad y calma, cuando se disponía a chuparme entró Dayana con los tres vasos de Vodka, se ríe y nos dice que tengamos un poco de calma que en un momento nos dejaba solos para que continuemos. Dayana se sentó en la otra cama, Verónica arrimada a mí, y yo dentro de las frazadas abrazando a Verónica, las dos seguían vestidas, Verónica le pidió a Dayana que le preste una camiseta para dormir, ella le trajo una, Verónica se paro y se cambio delante de los dos dejándome ver su hermoso culo y la tanga negra que se le metía por el culo, le di una palmada y ella me respondió con un beso.

Dayana, nos dijo que ya se iba a dormir en la otra habitación pero Verónica le insistió que se quede a dormir en esa habitación en la otra cama ya que quería seguir conversando, y como las dos estaban muy alegres, riéndose, dijo que bueno, se fue cambiar, ese momento aproveche que estaba solo con Verónica y le comencé a besar, acariciar el culo, ella por el efecto del alcohol perdió la noción de que estábamos en el departamento de Dayana y comenzó a hacerme una buena mamada, mientras yo le acariciaba las tetas, cerré los ojos ya que Verónica se metió un poco de hielo del vaso de Vodka en la boca y me estaba mamando así, es una sensación indescriptible sentir la boca caliente mientras simultáneamente te pasan un pedazo de hielo por los testículos, el momento en que abro los ojos le veo a Dayana sentada en la otra cama arrimada a la pared viéndonos, le dije a Verónica que parase ya que Dayana estaba en la cama de al lado, se quedaron viendo las dos y se rieron, siguieron conversando.

Mientras tanto seguía completamente excitado pensando en la cara de golosa que tenia Dayan cuando nos estaba viendo decidí arriesgarme y comencé a acariciar las tetas de Verónica por debajo de la camiseta con movimientos suaves pero muy notorios, le pellizcaba los pezones y estrujaba suavemente sus tetas, Verónica me regresaba a ver y me besaba, pero cada vez sus besos se fueron haciendo más apasionados, decidí acostarla a Verónica de lado pero con el frete hacía Dayana, es decir yo estaba atrás de ella refregando mi paquete en su culo, las dos seguían conversando y riéndose, le agarre la mano y le dirigí a mi paquete que estaba súper parado por toda la situación que estábamos viviendo, Verónica me masturbaba muy suavemente mientras seguía conversando, me moví y me puse en tal posición que Dayana me pueda ver desde la otra cama sin complicaciones, hasta el punto que no aguante más ice a un lado la tanga de Verónica y le fui metiendo desde atrás mientras ella seguía de frente a Dayana, cerro los ojos y se le corto la respiración mientras le metía poco a poco, simulando que Dayana no se daba cuenta de nada. En ese instante Dayana apago la luz y dijo que era hora de dormir se metió en su cama, se puso boca abajo se tapo con las frazadas, en ese momento con lo excitado que estaba me puse sobre Verónica y le comencé a bombear con fuerza provocando que ella gima y la cama suene, con la intención de que Dayana se excite oyéndonos, por lo excitante de la situación estaba por terminar pero no quería ya que mi intención era estar listo por si Dayana se nos une.

Verónica tuvo un lindo orgasmo y decidí darle por el culo en ese instante Verónica dijo, “no mi amor hoy no, a Dayana le encanta por el culo”, Dayana escucho eso y solo dijo “a mi no me molesten yo estoy durmiendo”, nos reímos los tres, pero yo aún no había terminado seguía con mi verga en todo su esplendor y más aún sabiendo que las cosas se estaban yendo en dirección de formar un trío. Tome valor y le digo a Dayana, que se nos una, pero ella no nos respondía, Verónica me dice pásate a la cama de Dayana y hazle cosquillas, pensé que estaba oyendo mal me paralice en ese instante, pero dije es hoy o nunca, me cruce a la cama de Dayana le decía que se nos una pero no me respondía, metí una mano con mucho temor por debajo de las frazadas directamente para acariciarle el culo, esperando su rechazo, pero el rato que le toque sus nalgas siento como ella estando boca abajo saca su culo aceptando las caricias mías, regreso a ver a Verónica y veo que ella nos estaba contemplando y me manda un beso volado, levanto las frazadas de Dayana y me acuesto junto a ella poniendo mi paquete en medio de sus nalgas mientras sigo acariciando todo su cuerpo, ella me regresa a ver y le planto un beso al cual ella responde efusivamente, con mi mano toco entre sus piernas y siento que estaba totalmente mojada, mis dedos entraba en su sexo sin dificultad, al punto que metí tres dedos de una sola, sin tener que ir poco a poco, con sus mismos jugos comienzo a jugar en la zona del ano e introduzco un dedo, ella al sentir esto abre más las piernas y saca mas su culo, con la otra mano acaricio sus tetas que tiene los pezones bien erguidos y de un tono rosado que apetecían no solo chuparlos sino morderlos, masticarlos, no resisto más y me pongo sobre ella, Dayana sin decir ninguna palabra se pone en cuatro, coge mi verga y se comienza a pasar por la entrada de su vagina, me da a entender que le meta primero por allí, mientras ella mismo se acariciaba el culo, yo estaba metiéndola suavemente pero profundo disfrutando de este momento sabia que posiblemente esto no se vuelva a repetir y quería disfrutar al máximo.

Dayana seguía dilatándose el culo, vi que se metió ella misma dos dedos por su culo, después de un rato de seguir bombeándole por la vagina mientras ella se metía dos dedos por el culo, saca mi verga de su vagina y ella misma se coloca a la entrada de su culo, fui presionando poco a poco hasta que logre meter todo, ese instante me quede sin moverme hasta que el culo de Dayana se acostumbre a su nuevo intruso, y fue ella quien fue tomando el ritmo hasta llegar a un movimiento en el cual nuestros cuerpos sonaban en cada empujón que le daba hasta el fondo, Dayana gemía cada vez mas fuerte y mordía la almohada, yo le acariciaba sus tetas y su clítoris, sentía como por mi mano recorría un torrente de su néctar, los dos terminamos en un solo orgasmo, expulse toda mi excitación en un torrente interminable de semen, no me quise salir de Dayana, quería disfrutar de su culo hasta el último momento, me quedé acostado sobre la espalda de Dayana, en ese momento busco a Verónica y me percato que ella se había colocado atrás de nosotros para tener una mejor visión y perspectiva del sexo anal que acabamos de realizar con Dayana.

Verónica me beso apasionadamente y le dio un beso en la espalda a Dayana y una palmada en su culo. Con Verónica regresamos a nuestra cama e hicimos el amor nuevamente, sabiendo que hace poco ice el amor con su amiga de la infancia, Verónica estaba totalmente mojada cuando le acariciaba pude sentir que tenia incluso sus muslos mojados por lo que intuí que ella se había masturbado mientras yo hacia el amor con Dayana, ella estaba sobre mí y se movía desenfrenadamente como queriendo sentirme muy adentro suyo, me pidió que cuando este por terminar le avise ya que ella deseaba que le termine en sus tetas y ombligo, lo cual lo ice mientras ella se refregaba todo mi semen por su cuerpo.

Al siguiente día me desperté solo en la habitación, ya que Verónica y Dayana estaban en la cocina preparando el desayuno, tome un baño pensando en lo sucedido esa noche y cual seria la reacción de los tres el rato que nos veamos. Al salir me llamaron para desayunar nadie hablo sobre lo sucedido, conversamos de otros temas. Al momento de despedirnos Dayana me dio un beso en la boca nos quedamos viendo directamente a los ojos por una largo rato sin decir palabra nos sonreímos me acarició la cara e izo que gire mi cara donde Verónica que estaba al lado de nosotros, e izo que nos besáramos.

Con Dayana hasta hoy día no hemos hablado del lo sucedido, seguimos siendo buenos amigos. Con Verónica seguimos siendo amigos con derecho tratando de cumplir nuestras fantasías. Me fascina hacer sexo oral a mi pareja, pero esa noche no pude o no me dejaron ya que las dos chicas por su excitación manejaron la posición que más les agradaba o con la que más se sentían a gusto en ese instante, son cosas que nacieron si premeditación y hay que vivirlas como se presentan.

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236