Ana, la libertina de la universidad

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

La conocí en un bazar, cuando iba corre y corre por el bulevar. Se le había hecho tarde y la reconocí de la universidad. Detuve el coche y le ofrecí llevarla. Aceptó, pues ella también me reconoció. No sabía que ese día iba a cambiar mi vida para siempre.

Se llamaba Ana y era una de las 3-4 chicas más guapas de la uni. Nos hicimos mejores amigos al instante y nunca nos separamos hasta finalizar nuestros estudios universitarios.🤣💕

Era simplemente una chica sexual. Veía vergas y conchas por doquier y cojia a pelo, no soportaba el condón. Nuestra amistad era extraña, era una chica fiesta que no interrumpía más que para los estudios. Brillante estudiante.

Como chica, era odiada por las demás chicas de la uni pues se cojia a todos los novios de las chicas, y también a algunas novias de los chicos. Andábamos para arriba y para abajo por toda la ciudad, divirtiéndonos. Yo acostumbraba llevarla a casa de sus amantes a cojer o a algunos hoteles cuando era ocasión de fornicar con algún profesor.

Un día, haciendo cuentas de sus amantes, contamos 40 tipos y unas 10 chicas, a sus 19 años. La desfloraron chica y ya no pudo parar. Se siguió de corrido (y de corridas también).

Fue la primera chica que logró sacarme la leche con la boca. Y también fue la primera chica que tuve que no se impresionó con mis 21cms de verga caliente. Todas mus anteriores chicas se quedaban con la boca abierta cuando me desenfundaban mi animal. Para ella no fue gran cosa, me decía que ya había probado machos de 25 cms.

Por nuestras actividades escolares, solíamos copular en el coche o en las salas académicas cuando no había clase. En una ocasión en el auto, mientras la estaba penetrando a fondo y con rudeza, ambos totalmente desnudos en una tarde cálida, nos sorprendió un viejo y nos tocó la ventana. Que nos fuéramos, que cómo era posible que tuviera en esa pose a mi chica (sus pies los tenía apoyados sobre el cristal delantero del auto).

Pedimos disculpas y continuamos en lo nuestro con el viejo de espectador jalandose la verga sobre la ventana. Eyacule en sus tetas y nos fuimos a continuar nuestras diarias aventuras.

Un día, quisimos irnos de viaje a una playa y decidió que si se cojia a su padrino de bautizo él nos daría el dinero para irnos de viaje. Yo la llevé a esa cita, a la oficina del tal padrino. Se lo follo y regresó con el dinero. Yo junté el resto y nos fuimos de viaje a una playa desconocida.

Allí conocimos a un par de italianos y una noche loca la fallamos entre los tres. Si nadie le penetro las orejas o las fosas nasales fue mera casualidad. Sus demás agujeros fueron sometidos a una vorágine de sexo que parecía no tener fin. Una tarde, la follamos entre dos enmedio de una playa solitaria que al terminar nos dimos cuenta que una pareja de alemanes nos observaba atónitos.

Al terminar y salir huyendo, Ana me dijo que se le había antojado la alemana. Una chica de unos 18 años con tetas de espanto y cara de orgasmo.

Para la noche nos despedimos de los italianos (continuarían su viaje por el mundo) y fue la ocasión de ver a mi chica lesbianizandose con la alemana de la playa en una hamaca frente a la playa. Mi primera vez viéndola en acción lesbica chupando coño como posesa. Esa noche hicimos de la alemana lo que quisimos. Yo me di un festín de orgasmos con 6 agujeros a mi disposición. Para las 4am de la noche mi verga ya había probado 6 agujeros y ya no pude más. Abrí los ojos al amanecer y las chicas estaban en tremendo 69 lamiendose como perras en celo. Quise unirme al festín pero mi verga no dio rasgos de vida.

Despertamos a medio día y el novio de la alemana estaba obviamente furioso. Ana lo contuvo coqueteandole y se apartaron ellos dos. El día transcurrió los 4 juntos pero Ana en compañía del alemán y yo de la alemana.

En la noche intercambiamos pareja cada una en diferente cabaña. Fue mi primera cojida internacional y me vacíe en ella como quise.

A la mañana siguiente los 4 nos reunimos a desayunar. Ana y el alemán muy acaramelados. Me dieron celos y a la alemana también. Pasamos el día todos juntos y al final regresamos para ducharnos y cenar. Los alemanes se iban al día siguiente siguiendo su rumbo. Para la noche ambas querían hembra y nos dejaron solos emborrachandonos.

Al día siguiente, nos unimos a ellas y volvimos a intercambiar pareja. Todo a pelo intercambiando todo tipo de fluidos. Yo, mientras me follaba a la alemana, no le quitaba la vista a Ana. Me encantaba verla jodiendo mientras yo me jodia a la alemana.

El alemán terminó en su cara y nunca la había visto tan sexi y hermosa con su carita bañada en semen transparente y espumoso. La alemana opinó lo mismo y fue a lamerle el rostro para luego fundirse en un lengüeteo de esperma, saliva y lengua.

Mi verga reaccionó y se puso de fierro. Me puse aceite de bebé en la verga y fui a abrirle el culo a mi novia con la lengua mientras ella seguía besándose con la alemana. Con el culo ya listo, le dejé ir la verga de una sola estocada.

Ellas de lado besándose acostadas en la cama y yo en la retaguardia de Ana rompiéndole el culo. El alemán, al ver el espectáculo, se le volvió a parar y colocó su verga entre la lengua de las chicas, quienes gustosas compartían verga con sus lenguas y labios. Ana se puse a chuparle las tetas a la chica y yo al verlo sentí un impulso vital para unirme a mi novia.

Cada quien mamaba una teta y luego intercambiabamos de teta. Empecé a besarlas a las dos como un poseso, sentía el sabor a semen del alemán pero no me importó en ese momento. Estaba demasiado caliente. Me subí en la alemana y la empecé a poseerla frenéticamente de misionero besandola despiadadamente pues era nuestro adiós.

La chupe toda, de pies a cabeza y deposité una violenta eyaculacion en su boca de santa puta.

Al mediodía ellos partieron y nos quedamos solos y un poco tristes. El resto del dia y de la noche ya no hicimos nada. Estábamos agotados.

El resto de las vacaciones la pasamos romanticamente como novios tradicionales.

Regresamos muy enamorados de ese viaje y Ana no me puso el cuerno como en dos meses. Después volvió a sus andadas de traviesa.

Justo al regreso su regla se demoró más de lo normal y por obvias razones no sabríamos quien era el padre. La presenté oficialmente a mi padre suponiendo que sería mi futura esposa, pero no. Su regla llegó una semana después.

Dos meses después su enamoramiento supongo disminuyó porque volvió a sus andadas sexuales. Si bien regresaba conmigo y me buscaba cada día, yo me sentí un poco desplazado. Supe que se volvió a acostar con su padrino (45 años) 2 o 3 veces.

También sabía que cojia con su vecino, con el que cojia desde chica y a quien una vez mandó al hospital con anemia por tanto sexo. El hermano del vecino se enteró y también se la estuvo comiendo unos meses (en el auto fuera de su edificio o en el elevador). Me decía que se iban al último piso y allí le ponían Stop para copular sin preocupaciones.

Nunca me lo confesó, pero siempre sospeché que mantenía relaciones sexuales de amantes con su hermano 2 años menor. Creo que follaban diario pues vivían prácticamente solos. Nunca me dejó entrar a su departamento pero salimos un par de veces con el hermano y sus toqueteos no eran del todo de hermanos sino de amantes.

Después pasamos un tiempo de exhibicionistas. Ella salía en mini sin tanga y con camisa de algodón ligera de tirantes sin sujetador. Sus pezones se le marcaban hermosos y causaba furor por donde caminábamos. Cojiamos o nos masturbabamos en baños públicos, vestidores de tiendas y follabamos en el auto dentro de estacionamientos. Varias veces tuvimos mirones y mironas y nuestros orgasmos eran muy intensos dejando los vidrios del auto empañados.

Después hubo problemas con su madre y decidió irse de casa. Se fue a rentar un cuarto donde un viejo le rentaba a señoritas de familia como Ana.

Allí se entregó al lesbianismo y más de una vez se entregó al viejo para no pagarle renta. Una de sus room mates (chica hermosa rubia de 19) era la puta de cabecera del viejo. Supongo que al final se las cojia a las cuatro para facilitarles el no pago.

También supe que hicieron un par de orgias, no sólo entre ellas cuatro sino que aveces invitaban hombres.

Un día me presentó a otra de sus room mates y me follaron entre las dos. Con esa chica salí dos o tres veces a follar sólo entre los dos y un dia le pedí ser mi chica. Me dijo que no, que era más les que hetero y que prefería comer concha a verga. De cualquier forma me sacó la leche en unas ocasiones y después ya no supe de ella.

En una ocasión me invitó a su lugar y allí escuché los gemidos de la rubia. Estaba pagando su renta con el viejo. Nos pusimos cachondos y nos fuimos a follar a su habitación.

En una ocasión fui a buscarla a altas horas de la noche y tenían fiesta. Mi folla amiga me dijo que Ana estaba follando con uno de los invitados y que si quería podía pasar a follar con ella. Como ellas compartían habitación entramos y vi a Ana cabalgando con ahínco la verga de un tipo de 1.90 metros.

Me pidió perdón y siguió brincando sobre su tranca. Su amiga y yo nos pusimos a follar mientras yo no dejaba de ver a Ana. En un momento el tipo se detuvo y la cargó (Ana media unos 1.60 aproximadamente y era fácil de maniobrar en la cama). El tipo la cargó, la volteó de cabeza y le empezó a comer la concha mientras ella de cabeza se metía la tranca del amigo por la boca mientras éste la balanceaba como columpio al ritmo de la mamada.

Mi bebé tosía pero no se desprendía de semejante animal. Mi amiga y yo follabamos entre nosotros pero veíamos embelesados como se cojian a Ana. Un rato después la acostó boca arriba sobre la cama y le empezó a dar la culeada más violenta de la que tenga recuerdo.

Cuando el tipo estaba por venirse se incorporó como tigre sobre su cintura y empezó a lanzar disparos de semen en todas direcciones. El cuerpo de mi Ana quedó batido en esperma burbujeante. Ombligo, senos, cuello, cara, cabello y como era su costumbre de siempre se lo esparcia por todo el cuerpo para quedarse con la huella de su macho. Yo eyacule en la boca de la amiga y después se fue a acostar con Ana dándose besos con mi semen y compartiendo el semen del otro macho por sus cuerpos.

El tipo se despidió y yo me quedé follando con Ana y la amiga el resto de la noche. Les hice la cola a ambas y dejé mi semilla en el culo de la amiga.

Tiempo después supe se fue a vivir con una chica a otro lugar. Allí me invitó a una fiesta que no fue fiesta sino orgia a cuatro. Esa noche me vine dentro de ella dos veces. Mi idea era preñarla para hacerla mi mujer y casarnos. Pero no resultó.

Me cambié de turno para ya no verla en la uní y nunca volví a saber de ella. Sólo que varios de mis amigos también se la estaban follando.

Para Ana,
Donde quiera que te encuentres 

By: Julian 😁🤣

Compartir en tu redes !!