Orgías | 1.993 lecturas |

Viendo una película en casa de Fran

Fui a ver una película a casa de Fran y lo mejor no fue la película. Era un sábado noche, pero el día estaba lluvioso y no apetecía ir a la calle. Por lo que llamé a mi amigo Fran para ver si tenía algún plan para hacer.

– Fran, ¿Vamos a salir a algún lado?, porque el día esta malísimo – le comenté.

– Ya lo veo Alberto, vente a mi casa y vemos una película – me respondió.

– Venga, me ducho y tiro para tu casa – le dije.

Llegue a casa de Fran, llame a la puerta y me abrió su hermano Juan.

– Hola Juan – le dije – ¿Esta tu hermano? – continué.

– Pasa Alberto. Sí esta ahí poniendo la película. Vamos a verla los cuatro – me respondió.

Me quedé extrañado quien podía ser la cuarta persona, pero al pasar al salón ví a la novia de Juan, una chica muy guapa, bajita, con unas tetas perfectas y un buen culo.

– Hola Vero – le dije – Al final nadie saldrá hoy – le comente.

– Hola Alberto. Si con este día no me extrañaría que no saliese casi nadie – me respondió.

Empezó la película y a la hora, se podía observar que ni Vero ni Juan estaban atentos a la película, se pasaron todo el tiempo metiéndose mano. Al rato, porque cada vez Vero y Juan montaban mas jaleo…

– Que bien te lo estas pasando hermano – le dijo Fran a Juan, algo molesto por no poder ver la película.

– Si – respondió Juan entre risas – Es que Vero me lo hace pasar muy bien hermanito – continuó diciendo.

– Ahora vas a ver como disfruta aún mas tu hermano – le dijo Vero a Fran, mientras agachaba su cabeza y bajaba los pantalones a Juan.

Quedando el pene de Juan a la vista de todos totalmente erecto, Vero comenzó a besarlo y a lamerlo.

– Ahora mira como disfruta – dijo Vero.

Empezó a chuparle el pene a Juan, el cual disfrutaba extremadamente. Juan reflejaba una cara de placer y apenas podía mantener los ojos abiertos. Fran y yo nos quedamos perplejos observando como Vero le chupaba el pene a Juan, con nuestros penes erectos (apretados bajo los pantalones), y sintiendo enormes deseos de estar en el lugar de Juan. Así estuvieron unos minutos, hasta que Juan no aguantó más y exploto.

– ¡Ahh, me voy!, toma mi leche mi niña – exclamó, mientras se corría en la boca de su novia, la cual le había realizado una felación impresionante.

– ¿Ahora quien me va a satisfacer? – se preguntó en voz alta Verónica.

Juan, estaba exhausto y nos miró a Fran y a mí. Vero se acercó a mí y me bajó los pantalones, mi pene estaba totalmente erecto y no dudó en llevárselo a la boca. Mientras Vero me hacia una mamada increíble, Fran se le acerco por detrás y la empezó a desnudar, una vez desnuda, le empezó a lamer la vagina, la cual estaba muy mojada. Al percatarse de esto, Fran no se lo pensó y agarrándola por el culo la penetro. Quedando ella a cuatro patas follada por su cuñado y chupándome el pene, estuvimos unos minutos. Al rato, me hizo tumbarme y empezó a botarme, mientras le pidió a Fran que la enculara. Fran, se lamió el dedo y se lo introdujo por el culo, viendo que Vero ya había sido enculada antes por lo abierto que tenia el ano, empezó a introducirle su pene. Ella gemía de placer, mientras yo la follaba debajo y le lamía sus preciosos pechos y Fran, su cuñado, la enculaba por detrás, con una facilidad tremenda. Ella disfrutaba y gemía de placer, en realidad, todos disfrutábamos como locos.

– Ahora, métemela por el culo tú Alberto – me dijo.

Fran se la saco y yo me levante para encularla, el camino estaba hecho y no me resultó difícil penetrarla. Mientras le daba por el culo, la agarraba fuerte y notaba como disfrutaba. Ella mientras se la chupaba a Fran el cual se acabó corriendo en sus pechos. Al minuto, ya no aguanté más y me corrí en su culo, del cual salía toda mi leche.

– Me habéis hecho gozar mucho – dijo con voz apagada, debido a lo cansada que había quedado.

– Nosotros hemos disfrutado muchísimo – dije, mirándola como había quedado empapada de leche por todos lados.

– Habrá que repetirlo esto, ¿no? – pregunto Vero.

Todos asentimos, incluido Juan, que no parecía importarle que nos hubiésemos follado a su novia.
Nos vestimos y nos pusimos a ver el final de la película.

Scroll al inicio