Amor Filial | 6.248 lecturas | 08:00

Un relato que leí acá me dio valor y me comí a mi cuñado

Hola, les cuento, me llamo Angie, tengo 53 años, lindo cuerpo, llevo casada 25 años, tenemos tres hijos y nunca le fui infiel a Juan, pero hace un mes lei un relato aca que me ayudo a decidirme y me comi a mi cuñado de 48 años, el marido de mi hermana.

Esto paso hace tres días, la chica que conto su infidelidad, pasaba por una vida sexual con su marido parecida a la mia, tenia sexo con su marido, pero era él el que disfrutaba nomas, Juan es muy aburrido en la cama, muy clásico, demasiado, piensa en el solamente, siempre la misma postura, misionero y acaba, se baja y se duerme, cuando leí el relato, parecía que era yo la que escribía, eso soltó mis ratones y comencé a pensar como podía atacar a mi cuñado, que esta muy bueno, se cuida, mucho gimnasio, muy simpático.

Fue el cumpleaños de uno de mis hijos y ese día nos juntamos todos en casa, hacia mucho calor, así que estuvimos en la pileta, yo no le sacaba los ojos de encima a el, se llama Carlos, en un momento el le pregunta a Juan si quería una cerveza, que iría a buscar para el, ah dale tráeme una, no perdí la oportunidad y al momento fui tras el para la casa, estaba sacando un par de latas de la heladera, yo había tirado un vaso de plástico al piso y estaba agachada agarrándolo, cuando se dio vuelta, me dice, hee cuña, apunta para otro lado, que cola que tenes, lo mire y solo me sonreí, no juegues con fuego Angie, me quemare ?? JAJAJA, y salió pero no sin antes darse vuelta y me volvió a mirar, pero de otra manera. Quedo así, no dijimos mas nada, siguió el día, termino la fiestita y a la noche se fueron todos.

Esa noche Juan se subió arriba mío, me la metió un ratito, acabo y se durmió, yo me quede calentita pensando en Carlos. Al día siguiente, nos levantamos, Juan se fue al trabajo, los chicos a la escuela y yo estaba limpiando un poco cuando suena el celu, miro y veo que era Carlos, hola cuña, te molesto para preguntarte si no esta mi billetera en tu casa, mmmm, no, no la vi, no te fijas si no se me cayo en el baño? capaz cuando me cambie se me cayo, ah a ver? Si, acá la encontré, ah que bueno, puedo pasar a buscarla en un ratito cuña ? Siii acá voy a estar.

Me saque los pantalones y me puse un vestidito bien livianito con una tanguita negra y sin corpiño, al rato sonó el timbre, hola Carlos, menos mal que quedo acá tu billetera, si cuña, me salve, acá esta en la mesa, queres un café? Dale Angie si no te molesta, fui para la cocina, abrí la alacena y me estire para agarrar el café, el estaba atrás mío, que lindo te queda ese vestidito cuña, te gusta? Sii, además con esas piernas que tenes se luce mas, ah bueno gracias, me parece que seguís jugando con fuego, capaz me quiero quemar y lo mire con carita de gata, se me acerco y me comió la boca, me apoyo contra la mesada y podía sentir como su aparato se despertaba y se le ponía dura, uhh que aparato que tiene este tipo, con razón mi hermana esta siempre contenta.

Nos seguimos besando, me gire apague la cafetera y el me llevo para el cuarto, yo me dejaba llevar para cualquier lado, sentía como su mano se metía por debajo del vestido y me apretaba la cola, me saco el vestido, yo le solté el cinturón y le baje el pantalón con bóxer incluido y quedo al aire un flor de pedazo a la vista, Juan tiene una pija de unos 10 centímetros y esta es de unos 18, hermosa, curvada, venosa y cabezona, sin mas me prendí a chuparla, no podía creer que rica que es, a Juan mucho no le gusta que se la chupe, no le gusta el sexo oral.

Carlos se agacho un poco, me acomodo en la cama y se acomodo para un rico 69, yo volaba y ya me estaba chorreando toda, me chupo toda, la conchita, la cola, era una locura eso, al rato, me volvió acomodar y me puso en cuatro, me volvió a chupar la cola y la conchita, no podía mas yo, por favor Carlos métemela y no tuve que repetirlo, sentí su punta sobre mi conchita y empezó a entrar, ahhhh que hermoso, es mucho mas grande que la de Juan, sentía como se estiraba la conchita, me fue metiendo toda la pija hasta que sentí sus huevos contra mis piernas y arranco a darme mete saca muy suave y se fue acelerando, en ese ratito acabe dos veces y el seguía y seguía.

En un momento sentí que entro un dedo en mi cola ufffffffff otro polvo para mi, y seguía bombeándome y ya no era un dedo, eran dos dedos en la cola, me la saco y me dice, ahora me voy a comer esta rica colita, yo no podía decir ni una palabra, estaba en el cielo, Carlos soy toda toda tuya, hacelo despacio que no lo uso, hace 20 años que no entra nada, si cuña con cuidado, no te voy a lastimar, me fue chupando bien la cola, jugaba con un dedo dos y casi tres, se sentía molesto, pero lo dejaba hacer y el lo hacia todo despacio.

Un maestro mi cuñado, me bajo de la cama, me arrodillo en el piso y el cuerpo sobre la cama, siguió jugando con los dedos en la cola hasta que se fue acomodando, sentí su cabeza sobre mi cola haciendo algo de fuerza y entro, UFFFF dolió, pero ya estaba adentro, me besaba la espalda, me giraba la cabeza y me comía la boca y de a poquito sentía que empujaba un poquito para que entre, dolía, pero me encantaba.

Acabe de nuevo y cuando el sentía que estaba acabando que me relajaba empujaba y entraba, así un rato hasta que entro casi toda y me empezó a bombear muy suave, pasaron los minutos y ya me empezaba a doler a sentir incómoda, le dije, Carlos, por favor acábame adentro, me esta doliendo, apuro un poco los movimientos y en un momento me agarro fuerte de atrás y lo poco que faltaba entro, gemí muy fuerte y sentí como me invadía su leche bien adentro, sentía su cabeza como parecía tener vida, en cada latido un chorro de leche y yo sentía cosas no se si estaba acabando, fue algo raro, fue hermoso sentirme así ensartada por esa hermosa verga con tanta dulzura.

Se quedo tirado arriba mío, con esa pija adentro sintiendo como latía.

Después la fue sacando despacito hasta que escuche Plop salió y me salieron un par de peditos y sentía como me chorreaba su leche por mi pierna, me agarro de atrás, me subió a la cama y nos quedamos besándonos, me pregunto. Como estas Angie ? Estoy en el cielo cuña, me encanto todo, soy toda tuya, Juan solo dos veces me comió la cola hace muchos años, como ahora nunca me cogió.

La verdad que yo también la pase muy muy bien, me encanto como sos en la cama Angie, me besaba y sentía como me salía la lechita de la cola y la verdad que me calentaba mucho eso, le fui besando el pecho, bajando y me prendí de su pija de nuevo y enseguida se puso dura y me acomode arriba y me la ensarte en la concha, toda adentro y abrazados besándonos y sentir eso bien adentro era un placer.

Me fui volviendo loca y cabalgue como me gustaba, bien rápido, despacio, me quedaba quietita y le digo, Carlos, esta me la quiero tomar, puedo? Si cuña esta te la doy en la boquita y cabalgue como una puta hasta que me dice, ya esta, para, salí rápido y me la metía lo mas que podía en la boca y si me lleno la boca de leche y me la trague todita, no deje nada, le quedo bien limpita, no como la cama, que era un desastre, unos besos y nos dimos una ducha, mientras se ducho el, prepare el café, después nos dimos unos besos y se fue.

Así que acá estoy, con una sonrisa grande feliz poniendo a lavar las sabanas y dando vuelta el colchón.

Me acaba de mandar un mensaje preguntándome si puede venir el Lunes a tomar un café, obvio cuando vos quieras serás siempre bienvenido, siempre tuya Angie.

Se como empezó esto, no se como termina, pero por el momento a disfrutarlo.

Scroll al inicio