Se cogieron a mi madre en los baños de un McDonald

📋 Lecturas: ️8204
⏰ Tiempo estimado de lectura: 07:00 min.

Habíamos salido del cine y mi madre me dijo de ir a cenar algo al Mcdonald que había en el mismo centro comercial.

En una de las mesas había un chaval de unos 18 años aunque no estoy del todo seguro de que fuera mayor de edad, tenia pinta de macarrilla, con el pelo rapado, una camiseta ajustada y unos pantalones de chándal y varios cordones de oro al cuello y sellos en la mano, no hacia mas que mirar a mi madre, que es una mujer de 45 años que me tuvo bastante joven, con 20 años así que aun a su edad se mantenía muy bien, de hecho aunque yo tengo 25 años muchas veces confundían a mi madre con mi hermana.

Lo que mas me incomodaba de aquellas miradas es que mi madre parecía haberse dado cuenta de ellas al igual que yo pero lejos de incomodarla parecían gustarle y también le lanzaba miradas cuando creía que yo no estaba mirando, me sorprendía mucho aquella actitud de mi madre que nunca antes había visto y que me estaba empezando a cabrear, y comencé a pensar de si mi madre también jugaba de esa manera cuando salía a cenar con mi padre.

Cuando mi madre termino de cenar la hamburguesa me dijo que se iba al baño, cuando estaba a punto de entrar al lavabo me pareció que le guiñaba un ojo al macarra pero pensé que había sido mi imaginación, un minuto después el macarra se fue al baño y extrañamente algo me hizo clic en la cabeza y decidí ir yo también al baño.

Cuando entre no había nadie en el baño de caballeros, ya eran las 0:00 y había muy poca gente en el Mcdonald pero lo raro es que el macarra tampoco estaba en el baño de hombres, pensé en algo terrible pero me dije  No puede ser, es imposible, aun asi me decidí a entrar con discreción en el baño de mujeres, no había nadie en el lavabo y solo una de las puertas estaba cerrada, escuchaba ruidos asi que pensé que era donde estaba mi madre.

No se porque motivo no dije nada ni llame a mi madre, en vez de eso entre el vater de al lado, cerré con el pestillo y muy despacio me asome al año de al lado, lo que vi casi me hace caerme hacia atrás, el macarra estaba dentro del baño de mujeres con mi madre a la que estaba besando apasionadamente.

La zorra de mi madre había pasado del juego de miradas a aquello

El macarra le quito la camiseta a mi madre y se la puso sobre el cuello como si fuera una toalla, le subió el sujetador sin quitárselo y comenzó a chuparle las tetas sin que mi madre hiciera nada por pararle.

Vaya tetas que tiene señora dijo el macarra mientras le chupaba los pezones a mi madre

Esto si que es un buen postre, he estado a punto de lanzarme a sus tetas ahí fuera delante de su novio

Jajaja, que tonto eres, no es mi novio, es mi hijo

¿Su hijo?

  • Si, tiene 25 años

Jajaja, pues yo tengo 18 y me voy a follar a su mama

No podía creer lo que veía ni lo que escuchaba, mi madre le estaba contando aquellas cosas al macarra mientras ese niñato no dejaba de comerle las tetas sin importarle estar en unos baños de mierda con su hijo esperando fuera.

Mi madre se sentó en el vater y le bajo los pantalones del chándal al macarra, también le bajo los calzoncillos dejando su polla ya erecta ante la vista de mi madre, para ser un chaval tenia una buena herramienta el muy cabron.

Mi madre no dijo nada, le dio un par de lamidas a aquella polla y luego comenzó a metérsela en la boca, el niñato la ayudaba agarrando la cabeza de mi madre con sus manos marcando el ritmo de la mamada.

Mama se la chupo un par de minutos y luego se levanto y sentó al chaval donde había estado sentada ella, se subió la falda a la cintura y dijo: Follame ya no vaya a ser que mi hijo venga a buscarme porque tardo mucho

El macarra se rió, le bajo las bragas a mi madre y la situó sobre sus piernas, se cogió el nabo y lo situó a la entrada de su vagina y bajando a mi madre la penetro.

Mi madre cabalgaba sobre aquella juvenil polla mientras morreaba al chaval, a los pocos minutos el chaval sacando la lengua de la boca de mi madre le dijo: Ponte contra la puerta que te voy a dar por el culo

Sin dejar de subir y bajar sobre la polla del chaval le contesto

Ahora no puedo, mi hijo va a empezar a sospechar

Joder, pero quiero probar tu culito

El miércoles que viene le digo a mi hijo otra vez de venir aquí a cenar y dejo que me des por el culo

La puta de mi madre estaba concertando una cita para que aquel macarra la diera por el culo

Esta bien, pero entonces déjame correrme en tu cara

Claro que si guapetón

Mi madre se saco la polla del chaval de dentro y se arrodillo ante el, el macarra comenzó a pajearse con fuerza hasta que se corrió sobre la cara de mi madre.

Me baje del vater y me senté pensando en lo que acababa de presenciar, escuche como mi madre le pedía las bragas al macarra y este le decía

El miércoles que viene después de darte por el culo te las daré

Trato hecho respondió la muy puta

Escuche como el macarra salía del baño, como mi madre se lavaba la cara y luego también salía, yo espere un minuto y salí del baño.

El macarra no estaba y mi madre estaba en nuestra mesa

¿Dónde estabas cariño? – En el baño, dije yo

Llevaba aquí un rato esperando

Será puta pensé, si hace un rato estabas follando

Recogimos nuestras cosas y ya nos íbamos cuando a punto de salir del Mcdonald mi madre me dijo

Que película quieres que veamos el próximo miércoles, mama te invita.

La muy pendeja creyó que no sabia porque me invitaba.

Bye.

Compartir en tu redes !!
Juan Diego
Juan Diego
Relatos: 7