Por fin mi cuñada se dejo follar

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Mi esposa en mas joven que yo, tienen 6 años menos. Criada en una familia demasiado conservadora, estudiaba en una escuela normal nocturna cuando la conocí.

Tan pronto entro al salón me dije: *esta va ser novia mía* – Me gustaron sus sabios carnosos. Así fue. Tres meses después nos hicimos novios. La besaba pero tan pronto subía mis manos a sus tetas, me las retiraba, sin decirme nada. Así duramos dos años, nada de nada. La acompañaba al bus y me iba a mi casa. Al tercer año, sus familiares de fueron a vivir a otra ciudad y ella se quedo con una tía mientras terminaba de estudiar. Al acercarse la fecha yo estaba enamorado y le pedí que no se fuera y se casara conmigo. 😁

Nos casamos y al presentarme a su familia tenia 7 primos de convivencia: dos hombres y 5 mujeres. Eran jóvenes, las tres mayores casadas y las dos menores solteras. La segunda estaba casada con un señor de baja estatura, como ella. Pero el día del matrimonio iba vestida con un vestido descotado que dejaba ver la entrada de dos tetas grandes. Un lunar sobresalía en esa entrada. Las otras vestidas normalmente.

Al cabo de año y medio quedamos embarazados. Tuvimos un hijo y esa prima, llamemos la Sandra, nos invito a su casa a pasar unos días mientras mi señora se recuperaba. Ella ya tenia 3 hijas y era muy trabajadora. Allí fue cuando la vi primera vez en pijama y sin brasier. Sus tetas ya colgaban, pero tenia un buen culo.

Así paso el tiempo y un buen día nos invitaron a una fiesta en su casa. Yo estaba en plena juventud y me gustaba mucho tener sexo. Nos presentaron a una amiga de ella que fue la sensación. Todos estábamos cayendele. Sin embargo Sandra estaba también bien vestida y me gusto sacarla a bailar. Yo la apretaba y ella no decía nada. NO tarde en sufrir tremenda erección. Sabia que ella lo sentía. Me miro y me dijo: *es por mi o por mi amiga?* quede sorprendido.

La volví a apretar y le dije: que crees? Se sonrió. No se retiro y parecía que disfrutaba. Yo busque con la mirada a su marido y estaba charlando con sus amigos. Baje un poco mi mano hasta su cintura y en un instante la coloque sobre sus de sus nalgas. Ahí si se separo. Me miro y se fue.

Seguimos disfrutando la noche. Ya había tomado un poco y me dedique a bailar con mi señora. De pronto sonó un pasodoble y Sandra vino y lle dijo a mi esposa: prestamelo un ratico.

Salimos a bailar.

Yo la volví a agarrar fuerte por la cintura y bailamos. Así seguimos bailando otras piezas musicales. Sono un bolero. Le dije seguimos? Si. la apreté duro. Mi verga estaba tiesa. Se la restregaba con disimulo. No decía nada.

Te gusta? Me miro y me dijo: Si. me siento bien. Bueno, a mi me encanta ese lunar entre tus senos. Quisiera besarlo y chuparlo. SE sonrojo. Por que no subes a ver a tus hijas y me esperas en el baño? Te arriesgas? sintió con la cabeza.

Me senté junto a mi señora. Sandra fue a servir unos tragos a su marido y sus amigos, al pasar me miro y se dirigió al segundo piso. Después de unos segundos fue al baño y disimuladamente le dije a mi señora esta ocupado y estoy apurado. Ella me dijo: pues ve al segundo piso.

Así me dispuse a subir, no sin antes mirar donde estaba su marido. Abrí el baño y Sandra estaba allí. Nos besamos como dos adolescentes. Yo la tocaba por todas artes. Subí su vestido la toque y estaba húmeda. Metí mi mano entre las medias y su calzón matapasiones. Cada vez se mojaba mas. Base su lunar lo mordí un poco, deje una marca sobre un de sus pechos.

Abrí sus nalgas y toque su esfinter. Ella me dijo que por ahí no. Nunca nadie la había tocado así. La voltee y quedo agachada sobre el lavamanos. Baje sus medias y sus calzones grandes, apareció ese culito deseado.

Saque mi verga y se la metí de una. Ella gimió. Por favor apúrate que puede venir alguien. Lo hice rápido. Le pegue varias nalgadas y ella gemía. Dale mas, dale, por favor, quiero sentir, me vengo, me vengo, dale, dale.

Ella se desgonzo sobre el lavamanos y yo me corrí dentro de ella. Nos quedamos un instante. Mi verga aflojo y salio. Ella se limpio su chocha y se arrodillo y me limpio con su boca, estaba roja.

Se baño la cara. Se arreglo y bajo. Yo me demore un poco.

Cuando baje mi esposa me miro y me dijo: te encontraste con Sandra? NO, le dije. Estoy mal del estomago. Algo me cayo mal. Nos tenemos que ir.

Desde ese día la prima de mi esposa nos vemos por lo menos una vez al mes. Vamos a moteles del entro o de chapinero y en las fiestas buscamos la manera de echarnos un rapidito.

Llevamos mas de 30 años y nunca nos han descubierto. Ella tiene ya 75 años y yo 71. Se conserva bien.

Ya no usa esos calzones grandes. Es mas moderada y en algunos encuentros se coloca lencería mas juvenil y tangas o hilos dentales. En algunas fiestas le digo que no se ponga calzones y así disfrutamos. Un secreto que se ira a la tumba.

By: Rogy 😂

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236