Mi pequeña vecina es una linda nena

Me llamo Alejandro y recién me traslade a vivir a un departamento que acabo de comprar. Al llegar al estacionamiento vi que una pequeña nena, lo cruzaba caminando.

Me fui a mi trabajo. Cuando regresaba la vi que caminaba por la calle adonde iba, bajé el vidrio y le dije nena si deseas te llevo vivo en el mismo edificio.

Me miro y me dijo está bien te he visto antes. Vestía un vestido de verano muy suelto, de adonde vienes le dije – de mi trabajo me dijo. 😛

La miré y le dije pensé que tenías unos trece años. – No, me respondió, tengo 23. Es que soy muy menudita y siempre se confunden. Se giró hacia mí y levanto una pierna, poniéndola sobre el asiento.

Al mirar mi vista se dirigió a sus piernas que eran hermosas; pero al final un pequeño calzón rojo transparente que dejaba ver una hermosa vagina depilada.

Al darse cuenta dijo subiendo su vestido, estos me los regalo mi novia. La mire y me dijo que te sorprende que tenga novia o lo que tengo entre mis piernas. Las dos cosas le dije, lo hermosa que es, lo que tienes y que se lo desea otra mujer. 👩

También deseo compartirla con algún hombre me dijo. Le dije y que tendría que hacer ese afortunado. Bueno trasladarme todo el día a mi trabajo y regresarme a mi casa, ahora tú tienes la ventaja.

Viajábamos junto todos los días, conversamos de nuestros trabajos y otras temas nada de lo del primer día. Al fin de mes me dice podríamos salir a beber un trago, voy a salir con mi novia y me dijo que te invitara.

Acepte, fuimos a ducharnos y cambiar de ropa, pasamos a buscar a su novia. Cuando salió una chica de color, era la mujer más hermosa que he visto. Me saludo y fuimos hasta un bar y tomamos unos tragos, cuando quise cancelar la chica dijo si lo haces te mató. Yo te invite y yo pago esta noche. 👀

Después fuimos a bailar y ellas se besaban y se metían mano hasta que me dijeron nos vemos. Estamos un poquito ebrias, regresamos a casa adonde ellas se fueron todo el camino metiéndose mano.

Ana la de color, metió su dedo en la vagina de Marta y me lo metió en mi boca y me dijo vez lo rica qué es Marta. Hizo lo mismo y me dijo cuál de las dos es la más rica no sé le dije; por que las dos son muy ricas y tienen un sabor diferente.

Ana dijo nos pasas a dejar a mi apartamento, nos quedaremos ahí. Al bajar del auto se quitaron sus calzones y me los pasaron toma me dijo Ana. Ahí te llevas nuestros sabores.

El día lunes regresamos a la rutina del trabajo. El día viernes me dice nos tomamos un trago en mi apartamento? Acepte. Después de darme un baño, fui a su apartamento ahí estaba Ana. Nos servimos unos tragos, me dice te queremos pedirte un favor y cual sería respondí. 🙃

Queremos ver tu pene y tocarlo, nos dejas? Me pare y ellas viajaron a mi pantalón y mi bóxer. Mi pene que todavía estaba empezando a reaccionar, se puso duro en sus manos. Lo acariciaron y besaron la punta.

Marta dijo – queremos que nos desvirgues a las dos; pero al verlo es un poco grande. Nos dolerá mucho, queríamos que fuera ahora; pero esperaremos unos días más. Yo les dije – pensaba que no eran virgen – lo somos dijo Ana. Solo nos chupamos nuestras vaginas.

Paso el mes, otra vez íbamos a salir a bailar. Cuando llegue a casa de Ana, estaban las dos hermosas y al saludarlas los besos fueron muy apasionado. Marta dijo te queremos pedir algo, queremos que seas el novio de las dos; pero solo podrás tocarnos y hacer de todo solo cuando estemos los tres. Acepte y los fuimos a bailar.

En el viaje, ellas iban muy arrecha sin calzones y metiéndose mano. Pasamos a tomar unos tragos y después nos fuimos a bailar. Cuando estábamos bailando, sacaron mi pene y lo tocaban. 🤗

Marta por ser bajita le daba besos en la punta y Ana que es de mi porte, mi pene le quedaba entre sus piernas, tocando su vagina.

Todo lo que pasaba ya era muy arrecho. Mi pene quedó en la entrada de la vagina de Ana, al tomarla y agarrarla, cargue mi pene en su vagina. Ella dijo nos vemos, pensé que se había enojado; pero al salir dijo – no quiero manchar mis sabanas con sangre, así que nos vamos a un motel.

Al llegar se quitaron su ropa y después me quitaron la mía. Marta se apoderó de mi pene, se lo metió en su boca y dijo por fin te tengo y me lo mamaba muy rico. 😣

Ana – dijo te sirvió ver porno; pero también lo quiero. Cuando tomo unos tragos me pongo muy duro, para acabar estuvieron mando un largo rato mi verga. Se cambiaba de una boca a la otra. Marta se acostó en la cama y Ana se lo empezó a chupar.

Al estar Ana en cuatro chupando la vagina de marta, yo me puse detrás de Ana, y apunte a su vagina y lo empecé a meter. Si rico decía Ana, métemelo. Entró la mitad y Ana me dijo me duele rómpeme luego.

Di una estocada profunda, Ana dio un pequeño grito de dolor y empecé un mete y saca despacio. Ana me dijo, ya no me duele. Seguí metiendo y sacando mi pene de su vagina. Sentía que mi pene entraba muy apretado hasta que Ana dijo me corro y apretó mi pene y yo me vacíe adentro de ella.

Al sacar mi pene cayo una gran cantidad de sangre y semen. Descansamos un rato y Ana dijo te toca Marta. Ana se apoderó de mi pene y cuando estuvo duro lo puso en la entrada de la vagina de Marta. ❤

Intente meterlo; pero era muy estrecha no quería entrar. Lo intente por unos minutos; pero no quería entrar. Entraba toda la punta pero Marta apretaba su vagina y se salía, ya me dolía. Marta dijo yo me subo porque virgen no me voy a casa.

Me acosté, Marta se subió y puso mi pene en la entrada de su vagina. Se fue metiendo mi pene, cuando tuvo la punta adentro se cargó muy fuerte entrando la mitad. Con el otro sentón le entró todo, hay me parte mi concha dijo.

Ana me la rompiste y se lo sacó un poquito y la sangre empezó a manchar mi pene. Marta empezó a subir y bajar en mi pene. Paso un rato en eso y Ana dijo ya no me duele y me corro. Que rico que placer dijo Ana. 💥

Apretó mi pene y sentí que me lo reventaba pero siguió subiendo y bajando hasta que se corrió de nuevo. Yo también me corrí, al sacarlo vi que mis testículo estaban llenos de sangre y de la vagina de Marta salía semen y sangre.

Las sábanas tenían una gran mancha de sangre. Nos dimos un baño y volvimos a la cama, adonde cogimos hasta el otro día. Más lo hice con Ana; porque a Marta le dolía su vagina. Al otro día, nos dimos otro baño, la vagina de Marta todavía le sangraba.

Nos fuimos para nuestras casas, el día lunes volvimos a la rutina; pero cuando íbamos en el auto Marta me dijo, me duele mucho mi vagina la tengo muy hinchada fue mucho para mi vagina tu pene. 🤩

No conversamos más del tema hasta el fin de mes, adonde nos fuimos al mismo motel y cogimos toda la noche. Adonde Ana nos propuso vivir juntos en su casa.

Eso se los cuento después.

Espero que les guste

By: Alejandro