Me follo mi primo por culpa del alcohol en la fiesta

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Nunca pensé que fuera a suceder, pero todo se fue dando, el alcohol y más alcohol después de esa fiesta de bodas, yo llevaba un minivestido, me llevaría a la excitación y por fin, me cogería uno de mis primos. Todo sucedió hace unos meses, mis tíos nos invitaron a la boda de una de mis primas, se reuniría parte de la familia, sería en una ciudad a varios kilómetros de donde nosotros vivíamos. Pasaríamos algunos días en ese lugar, nos hospedaríamos en la casa de mis tíos.

Salimos, iba mi esposo conmigo, llegamos, nos instalamos en la casa, una casa grande, con varias habitaciones para huéspedes. Por la tarde, nos fuimos a la boda, yo llevaba un minivestido muy escotado, hacia calor, termino la ceremonia y nos fuimos al salón de baile. Nos sentamos a la mesa, y ahí estaba mi primo que no veía desde hace mucho. Recordamos los juegos y las travesuras, seguimos bebiendo alcohol. Baile con él, era de madrugada, cuando salimos del salón. Llegamos a la casa y mis primas y primos continuamos bebiendo. Mi esposo estaba borracho se fue a dormir. Pasaron unas horas y de repente mi primo y yo nos habíamos quedado solos. Estábamos borrachos, él me abrazo, y subimos a una de las recamaras.

No se como sucedió, pero cuando me di cuenta estábamos en una recamara, el se había sentado en la cama y yo recostada, se posesiono de mis labios, no hubo palabras, estábamos borrachos, pero la temperatura de mi cuerpo estaba altísima. Recuerdo que yo sentía una necesidad de ser cogida, tenía muchas ganas, nunca lo había hecho con ningún hombre, pero en es momento no me importaba nada. Sólo sentí como su boca me besaba, buscaba mi cuello, sacaba mis grandes senos, me rasgaba mi minivestido, sus manos recorrían mis piernas, desde mis pantorrillas, hasta mis muslos, yo simplemente busco su pene, jugaba con él, ya se encontraba semidesnudo, y yo semidesnuda, mi minivestido lo había subido, mis panties, estaban abajo, no queríamos hacer ruido. El descubría mis senos, los besaba, mi brassier estaba fuera de mis pechos, pero no lo había quitado, pero estaban suficientemente descubiertos los pechos, por fin, me desnudo mi dorso, quito mi bra, bajo me quito el minivestido bajando el cierre que tenia por frente, me bajo las panties, mi tanga, ahora si estaba completamente desnuda, por ves primera, con un hombre que no era mi marido, pero estaba tan caliente que no tuve tiempo de pensar, en nada, solo quería que me cogiera. Yo buscaba su pene, lo tomaba con las manos, nos metimos bajo las sabanas.

Ya desnudos, en la habitación obscura, no sabíamos de nuestras parejas, pero estábamos ahí, entre abrazos y besos, nuestros cuerpos se tocaban, yo sentía a cada rato su palo, que recorría parte de mis muslos, luego su boca, hasta que por fin, siento como se acerca a mi vagina, estaba encima de mi, y comienza a introducir su pene, la cabeza siento la cabeza, como se va metiendo, hasta quedar, toda adentro, quiero gritar pero nuestro subconsciente nos indica que podemos ser descubiertos, las demás habitaciones están cerca, nos contenemos, le muerdo sus brazos, no se que tiempo estuvimos, su pene entra y sale, el alcohol, le ha dado vitalidad, y una y otra vez me embiste, tengo orgasmos, pero él sigue, y yo le exijo mas, después me voltea, le doy las nalgas, y ahí me vuelve a cabecear por el ano, baja el pene, y me lo mete en mi vagina, me toma de los senos con sus manos, juega con mis piernas, yo me encojo mas, para que lo meta bien, entra y sale nuevamente, y tengo otro orgasmo, siento el chorro de semen en mis nalgas, escurre, sobre las sabanas, se sale de la vagina, las sabanas están revueltas, ha comenzado a amanecer, no hemos dormido nada, y queremos seguir cogiendo.

Todos duermen pero no tardan en despertar, comienzo a vestirme, él sigue desnudo, le digo que me tengo que ir con mi marido, me pongo mi ropa, mis zapatillas, y trato de salir, el todavía sigue algo borracho, me salgo de la habitación, me sigue, esta semioscuro, entro a la habitación de mi marido, que esta perdido, tirado en la cama, entra mi primo, me lleva a un rincón de la recamara, en la cama esta mi esposo, Mi primo me alza mi vestido, no traigo mi tanga, le digo que ahí no, no entiende razones, y nuevamente, desnudo, con su pene colgando, me vuelve a penetrar, por atrás, solo me levanta un poco para poder meterme el pene por la vagina, estamos parados, me retranca en una pared, y me penetra una y otra vez hasta que eyacula y me hace tener otro orgasmo. Me da un beso en la boca y se va. Yo me recuesto aun lado de mi esposo, lo desvisto, lo dejo desnudo, que más tarde despierta y le digo que toda la noche no me dejo dormir, pero que me he sentido mal y que tenemos que regresar luego.

Desde entonces evito encontrarme con mi primo, que afortunadamente vive en otra ciudad a varios kilómetros, pero cuando lo he visto, no lo conozco. No lo he vuelto hacer, pero creo que ambos tenemos un secreto y deseos de hacerlo otra vez.

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236