Me follé a mi hermana en su cumpleaños

📋 Lecturas: ️8730
⏰ Tiempo estimado de lectura: 12 min.

Era el mes de agosto, en pleno verano. Mi hermana cumplía 49 años e invitó a toda la familia a la celebración. Yo estaba recién divorciado, y vivía con mi otra hermana y mi cuñado, en casa de mis padres, ya fallecidos.

Cada uno fuimos en nuestros respectivos coches, a casa de mi hermana, pues yo tenía la intención de quedarme a dormir unos días, al estar de vacaciones.

Cuando llegamos, mi hermana estaba solo con mi tía, hermana de mi padre, que vive con ella, ya que mi cuñado tuvo que hacer una suplencia de un compañero que estaba enfermo, pues trabaja de guardia de seguridad.

Después de los respectivos saludos, tomamos un aperitivo y unas copas. Cuando empezó a anochecer, mi hermana y cuñado se despidieron y volvieron a casa. Yo me quedé con mi hermana en el salón y mi tía, después de cenar, se fue a su habitación.

Ayudé a mi hermana a recoger los vasos y las botellas ce cerveza, y estando en la cocina, nos preparamos algo más fuerte. Un cubata de ron. Volvimos al salón y bebimos varios cubatas, hasta bien entrada la noche.

Le dije a mi hermana que me trajese las calzonas para dormir. Fue a su habitación y después de unos minutos volvió con mis calzonas. Llevaba una bata semitransparente, que se le notaban los sonrosados pezones y sus pechos, al igual que un tanga negro. Cuando se volvió, se le notaban las cachas de su delicioso culo.

Fui al baño a cambiarme de ropa y a hacerme una paja pensando en tan excitante visión. Cuando volví estaba sentada en el sofá y la bata se le había subido un poco, y se le veía el tanga y unos pelillos sobresalir por los lados.

Tomamos un par de copas y se fue al dormitorio. Yo puse la televisión para ver lo que había, pues al tener cable hay muchas cadenas de películas. Me entraron ganas de orinar y fui al baño, cuando salía mi hermana salía del dormitorio de hablar con mi cuñado.

Cuando regresamos al salón, en la pantalla estaba una imagen de una chica mamando una polla.

.- Ups, perdona… Dije un poco avergonzado… No sabía que era el canal porno. Cuando lo puse solo estaban hablando y fui al servicio.

.- No te preocupes… Contestó… Yo me voy a dormir a mi habitación, puedes ver lo que quieras, además estoy un poco mareada. Tomaré una de mis pastillas para dormir. Hasta mañana.

.- Hasta mañana… Nos despedimos con un beso en la mejilla.

Mi hermana se marchó y yo no dejaba de pensar en la conversación… “Tomaría una pastilla para dormir”.. Eso me empezó a dar ideas en mi excitado y pervertido cerebro.

Después de un buen rato, fui de nuevo al servicio. La habitación de mi hermana esta justo delante de del servicio, por lo que desde la puerta pude verla dormir, pues tenía la lamparita encendida. Cuando salí, me acerqué despacio para apagar la lamparita, y cual fue mi sorpresa cuando la vi boca abajo, con la bata subida y el tanga hacia un lado, que se le veia el coño. La acaricié y noté que estaba mojada. ¿Se ha estado masturbando?,pensé.

Subí un poco más la bata, dejando su culo a la vista, que empecé a acariciar, metiendo la mano entre las piernas e introduciéndole un dedo en el coño.

Entre el sueño profundo, el alcohol y las pastillas, mi hermana estaba totalmente inconsciente por lo que podía manosearla a mi antojo.

Después de besarle las nalgas y darle un beso negro, separé las piernas de mi hermana, le puse una almohada debajo del vientre, por lo que así quedaba un poco en pompa, me coloqué detrás y poco a poco la fui penetrando por su coño. Con cada embestida, introducía más mi pene hasta que mis huevos chocaron con su piel. Me paré unos minutos y comencé el bombeo, mientras acariciaba su culo. Después de un rato, saque mi pene y coloqué a mi hermana boca arriba, le desabroché los primeros botones de la bata y después de quitarle el tanga y volver a penetrarla por el coño, le lamía y besaba los pechos y pezones. La almohada estaba debajo de su culo, por lo que su pelvis estaba aupada. Después de un rato follándole el coño, en esa misma postura, le empecé a penetrar el culo, jugando con mis dedos en su coño.

Volví a darle la vuelta, y a penetrarla otra vez por el culo. Después de unos minutos, le llené el culo de leche, con una corrida. La vestí como pude, y me fui al salón a dormir.

Al día siguiente, me levanté y mi hermana estaba en la cocina, preparándose el desayuno.

.- Buenos días… Me dijo con una sonrisa… ¿Te lo pasaste bien anoche?

.- ¿A que te refieres?… Contesté balbuceando y cortado.

.- A la peli… Contestó… ¿Era de las que te gustan?

.- No la vi…Contesté más tranquilo… Seguí buscando otra cosa que ver.

.- ¿Por eso entraste en mi habitación?… Preguntó como si nada… Aun no estaba dormida cuando me empezaste a desnudar.

Me quede de piedra al oir sus palabras. Sin tiempo a reaccionar, me cogió el pene por encima de las calzonas.

.- Aun no está tan duro como anoche… Dijo con una sonrisa… ¿Te quedaste a gusto?

.- No se que decir… Contesté cortado y tartamudeando.

.- Creías que estaba dormida por las pastillas y el alcohol… Comenzó a explicar mi hermana… Y aprovechaste la ocasión. No creas que no me di cuenta de como me mirabas cuando aparecí con la bata y el tanga. Y cuando tardaste al cambiarte de ropa, imaginé que te estarías masturbando.

.- Si, es verdad… Contesté aun cortado, pero más sereno… Entre el alcohol y las pastillas, no quise desaprovechar la oportunidad de desnudar y acariciarte, creyendo que estabas dormida.

.- Y de follarme… Exclamó sonriente… También me gustó, aunque no pude quedarme tan a gusto como tu, pues a penas sentía nada. Esta noche lo repetiremos, pero sin alcohol de por medio.

Al oír estas palabras, casi me desmayo. El día pasó como si nada, deseando que llegue la noche.

Después de desayunar y haber tenido la conversación de como la follé la noche anterior., seguimos el día como si nada, aunque yo aprovechaba cada ocasión que podía para darle un cate en el culo o rozarle mi pene. Incluso llegué a cogerle los pechos desde atrás, rozándole mi pene por encima de la ropa, en la raja de su culo.

Cuando llegó la noche, mi cuñado se fue a trabajar a seguir supliendo al compañero, mi tía se fue a su habitación a dormir y yo me quedé ayudando a mi hermana a recoger los platos y cubiertos de la cena.

Una vez en la cocina y aprovechando que estaba agachada, me bajé las calzonas y el bóxer y la cogí por las caderas rozándole mi pene por su culo. Le bajé los leguins y seguí rozando mi pene haciéndome una cubana en sus nalgas. Después de un rato así, se dio la vuelta, se puso de rodillas y comenzó a hacerme la mejor mamada que me han hecho en mi vida,(lastima que no traga), cuando me iba a correr, le hice señas, se subió la camiseta y le solté toda mi lefa entre los pechos. Se limpió, nos vestimos y nos fuimos al salón a tomar unas copas.

.- Hoy no quiero beber demasiado… Comentó mi hermana… Quiero sentir bien lo que hagamos luego.

.- Vale… Contesté, mientras pasaba mi mano por sus muslos y le acariciaba el coño por encima del tanga… Así será mucho mejor.

Mi hermana se levantó para ir al servicio y asegurarse que mi tia estaba ya dormida. Cuando regresó, casi me desmayo, estaba totalmente desnuda, con sus deliciosos pechos coronados por dos pezones sonrosados y jugoso y un triangulo negro que lucia en su entrepierna. No lo dudé, la atraje hacia mí y cogiéndola por las cachas le di un beso en el coño y comencé a pasar mi lengua por la raja. Ella se sentó a mi lado, se abrió de piernas dejándome ver sus deliciosos labios vaginales, los cuales separé con mis dedos y seguí pasándole le lengua, hasta llegar a su clítoris y darle pequeños mordisquitos con mis labios.

.- Ummmmm, que gusto… Comentaba entre gemidos… Aaah, que delicia.

Yo seguía lamiendo y chupando su coñito, sintiéndola como se estremecía en su primer orgasmo.

.- Ummmm, ha sido delicioso… Me dijo, mientras me daba un beso en los labios… Ahora me toca a mí darte placer a ti.

.- Vele… Comenté… Pero vámonos a la cama para hacerlo mejor.

Nos levantamos y nos fuimos a su habitación. mientras yo me quitaba la ropa por el camino. Me tumbé boca arriba en la cama y mi hermana empezó a besarme el pecho bajando por mi vientre hasta llegar a mi pene, que empezó a lamer de arriba abajo, hasta que se se lo metió en la boca y comenzando a subir y bajar, dándome con la lengua en el glande.

.- Uuuufff, hermanita…. Comentaba entre gemidos…. Que placer, Uuuuuff

Cuando noté que me iba a correr, le hice una señal para que parara. se sacó mi pene de la boca, la puse de perrito y rozándolo entre sus nalgas, solté mi lefa, llenándole el culo con mi corrida.

.- Ha sido excitante y delicioso… Comenté.

.- ¿Te ha gustado?… Preguntó ella, mientras se limpiaba.

.- Mucho… Contesté… Ha sido la mejor mamada que me han hecho. Sobre todo porque me la has hecho tú, hermanita.

Nos besamos y entre caricias y besos volví a recuperarme. La puse de perrito, y cogiéndola por la cintura le metí mi pene en el coño, poco a poco, sin pausa pero sin prisas, hasta que mis huevos chocaron con su cuerpo. Esperé unos segundos, y mientras jugaba con mis manos en sus pezones, comencé el bombeo, esta vez más fuerte que la noche anterior, pues ya no tenia que evitar que se despertara.

.- Aaaah, Ummmm… Gemía mi hermana… Que gusto.

.- Es todo tuyo, hermanita… Le susurraba al oido… Hasta el fondo

.- Siiiii, ummmmm… Se le escapaba entre gemidos… Ummmm, dámelo todo, Aaaaaaah

Después de un rato bombeando, la agarre fuerte de las caderas y empujando hasta el fondo le inundé el coño con mi corrida, (no había problema pues ya estaba con la menopausia), chorreándole por los muslos cuando la saqué.

.- Has soltado bastante… Me comentó… Lo tenias guardado.

.- Como sabes… comencé a explicar… Desde que me comentaste esta mañana que sentiste lo que te hice anoche y que querías sentirlo esta noche, pero sin alcohol ni pastillas, no me he masturbado en todo el día para dártelo a ti.

.- ¿Desde cuando me desnudas mientras duermo?… Preguntó mi hermana… Yo me di cuenta el año que fuimos al camping con papá, mamá, mi novio y tu amigo, la noche que os peleasteis mi novio y tú y dormiste conmigo. Sentí como me follabas el culo.

.- Lo de desnudarte hace muchos años… Comencé a explicar… Sacábamos los colchones al salón.La primera vez que te follé, en el camping, cuando fuimos con la hermana y las amigas.

.- Otras veces si he sentido cuando me desnudabas y acariciabas… Comentó mi hermana… Pero esa noche que cuentas del camping no lo recuerdo.

.- llegasteis tarde de la discoteca del camping… Expliqué… Veníais bastante bebidas, tanto que te acostaste casi desnuda, pues te quedaste en ropa interior. Cuando noté que roncabas, bajé tus braguitas, ya que estabas de lado, dándome la espalda, Al principio solo te rocé el pene, pero con la excitación llegue más lejos y te lo metí por el culo primero y luego, cambiaste de posición poniéndote boca arriba, y te follé por el coño.

Con la conversación nos excitamos y después de unas carias, besos y mamadas de pechos y pene, y comida de coño, se puso de perrito y me pidió que la follara por el culo. Solo de oír sus palabras se me puso dura como una estaca. Se colocó de perrito y después de lubricarla el culo con aceite Jhonson, empecé a penetrarla el culo. Ummmm, que deliciosa sensación sentir su culo apretando mi pene. Empujé hasta que mis huevos chocaron con sus nalgas, comenzando a bombear mientras ella se acariciaba el clítoris. Los dos llegamos al orgasmo simultáneamente, llenándole el culo de mi leche.

Después de unas carias y besos, nos vestimos y me fui al sofá cama del salón a dormir y ella se quedó en su habitación.

A la mañana siguiente, se levantó cuando llegó mi cuñado de estar trabajando por la noche y se vino al sofá del salón que esta al lado del mio. Entre sueño la sentí llegar, pero no reaccioné, hasta que sentí como me despertaba haciéndome una mamada. La senté en el sofá y haciendo el tanga a un lado volví a penetrarle por el coño, descargando toda mi lefa en su interior.

Nos echamos a dormir y cuando despertamos. desayunamos juntos con mi tía, mientras le acariciaba el coño con mi pie.

Lo repetimos todas las noches que estuve en su casa, hasta que me tuve que ir, pues empezaba a trabajar, pero no sin prometernos volver a repetirlo otra vez.

Compartir en tu redes !!
Sevilla1972
Sevilla1972
Artículos: 54