Me enseño el arte de la dominación

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Esta es la historia de como me convertí en su puta, todo comenzó cuando conocí a Mauricio el mejor amigo de mi hermano, él es alto, de buen cuerpo tiene 28 años es realmente lindo y desde que lo conocí quise estar con él, soñaba con él haciéndome suya, así que me decidí a coquetearle y todo eso sabia que no le era completamente indiferente sin embargo nunca pasaba de que me rozara el cuerpo a propósito o bien me tocaba el culo “accidentalmente” cuando podía y sin que los demás se dieran cuenta, hasta que por fin llego el día en que me invito a salir aun que su invitación me parecía muy extraña, pues me dijo “Vamos a salir para que encuentres lo que buscas” aun que no sabia exactamente a que se refería intuía que era sexo.

Cuando llego el día estaba realmente nerviosa me había cambiado de ropa ya varias veces hasta que decidí que lo mejor era llevar una falda corta negra una blusa roja desabotonada un abrigo corto medias y zapatos altos me veía realmente bien aun que he de reconocer que si estaba muy provocativa, cuando llegue a la cafetería el ya estaba ahí sentado tomando un café, no pudo evitar comerme con los ojos desde que llegue se porto muy atento, después de platicar fuimos a una plaza a caminar de pronto nuestra platica comenzó a subir de tono cuando me dijo que se veía que me encantaba coger sentí que me puse colorada por su comentario y no pude contestar por el nervio, sin embargo el rompió el silencio y me dijo: “Tal vez yo te puedo ayudar a mí también me gusta coger solo que con algunas reglas”, obviamente pregunté que reglas a lo que contesto: “Pues muy fácil me gusta ser yo quien ordene como hacerlo me gusta dominar a mi pareja y que me obedezcan en todo has escuchado hablar de las relaciones bdsm?” La verdad me dejo paralizada con lo que dijo la verdad ya había leído algunos relatos en Internet y me había llamado la atención así que sin pensarlo le dije que si había oído algo de eso pero que desconocía como eran y él me contesto: “mmm… y no te gustaría probarlo conmigo se que te gusto y la verdad tu también me gustas y sé que puedo hacer de ti una buena puta”. Cuando dijo eso me sentí ofendida quise decirle algo contestarle y defenderme sin embargo algo en mi me hizo callarme y darme cuanta que con el solo hecho de mencionarlo logro excitarme y comencé a sentirme mojada, él soltó una risa muy leve y me dijo: “Ves tu expresión y tu cuerpo me dicen todo decídete a entrenarte conmigo y ya veras que disfrutaras ser humillada y servirle a un amo piénsalo y si te decides te espero mañana a las 7:00 p.m. en mi departamento Ok” sin mas se despidió de mí con un beso en la boca y con su mano toco una de mis tetas y pellizco un poco el pezón mientas con su otra mano me tomo por la cintura y me pego a su polla para que la sintiera cuando termino me dejo ahí parada enfrente de la palaza completamente caliente y con la blusa abierta me sentí frustrada y muy caliente, así regrese a mi casa con la duda, la ofensa y un calor entre las piernas insoportable. Toda esa noche estuve pensando en lo que me dijo y en lo que pasaría si aceptaba tal fue el calor que me causo que me tuve que masturbar para sacar lo que tenia.

Al otro día conforme pasaba el tiempo más caliente me sentía y más me pasaba la propuesta por la cabeza así que cuando ya casi llegaba la hora salí de mi casa completamente decidida a afrontarlo, cuando por fin llegue aun sin tocar la puerta del edificio se abrió supuse que me había visto llegar, cuando por fin llegue al piso donde el vive se abrió su puerta todo estaba muy tenebroso y oscuro hasta que escuche una voz que decía: “Ya que estas aquí desnúdate e híncate en la puerta” no sabia por que pero mi cuerpo respondía automáticamente a esas palabras sin darme tiempo de pensar o arrepentirme, una vez que estaba ahí desnuda e hincada se acerco encendió la luz y pude verle parado enfrente de mí con una sonrisa en su boca y comiéndome con los ojos: “Ves como eres una puta, has decidido venir a entregarte, a humillarte por un hombre que sabes bien te ve a dominar como tu amo y te va a coger a gusto y placer, así que a partir de ahora empezara tu entrenamiento y comenzaremos por saber que me llamaras amo a partir de ahora, debes de entender que ya no respondes a tus deseos sino a los míos”. Mientras él decía esto yo escuchaba atentamente y asentía con la cabeza me tomo del cabello y agacho mi cara indicándome que no debía nunca de verlo a la cara amenos que él me lo indique, que mi posición siempre seria esa en la que estaba o bien en 4 patas como perra y con la vista al suelo en eso se inclino y me toco el coño metiendo un dedo comprobando así que estaba realmente mojada. Cuando saco el dedo lo llevo a mí boca y me dijo que lo limpiara así que le chupe el dedo y tragué mis propios jugos me dijo que le hiciera una mamada ahí mismo que le demostrara lo guarra que era así que comencé a bajarle el pantalón y sacarle su polla comencé a acariciarla para lograr que se excitara sin embargo me dio una pequeña bofetada para indicarme que las golfas como yo no usaban las manos así que solo use mi boca y mi lengua para tocarla y recorrerla hasta lograr que estuviera bien erguida me la introduje toda en la boca, la sacaba y la metía rápido provocando que se hinchara cada vez mas, de pronto el me tomo de la cabeza y comenzó a marcar el ritmo sin impórtale nada mas, sentía como chocaban sus huevos en mi cara me estaba follando la boca así estuvo un buen rato hasta que me la saco me dijo que le chupara los huevos y que con una mano me acariciara el coño lo que hice de inmediato.

Aquello era fabuloso estaba chorreando hasta que me dijo que acabaría en mi boca y que no quería que saliera una sola gota de mi boca que todo me lo tragara así que me la metió hasta el fondo y dejo salir toda su leche de inmediato se me lleno la boca y sentí cono un poco salía por la comisura de mis labios y comenzaba a escurrir y a caer al suelo un poco, una vez que acabo me dijo que limpiara lo que había caído al suelo pues no debía de desperdiciar nada me incline para lamer lo del suelo dejando mi culo al aire lo que el aprovecho para volver a meterme los dedos al coño y comenzar a frotar mi clítoris aquello era delicioso estaba a punto de estallar cuando el me saco los dedos me jalo del pelo y me los metió en la boca para que se los limpiara una vez que acabe me dijo que lo siguiera por supuesto a 4 patas como perro así lo seguí hasta una habitación me subió ala cama en la misma posición me dijo que me examinaría así que tomo mi coño y comenzó a meter dedo por dedo probando cuantos cabrían ahí, así continuo hasta que metió 4 dedos yo estaba realmente muy excitada mojada y apunto de corredme y sin pensarlo le dije: “Ya por favor métemela ya no puedo mas métemela para que me corra”. De inmediato me saco la mano y me dio una nalgada que me dolió muchísimo me jalo del pelo y me grito “No entendiste que tu voluntad no importa aquí te corres hasta que yo te lo diga y con mi permiso no antes me entendiste así que voy a continuar y si sale otro ruido por pequeño que sea voy a tomar mediadas me entendiste”. Si esta bien conteste y sentí una segunda nalgada mas fuerte que la primera otro tirón y su voz diciendo “Puta entupida se contesta si amo has logrado molestarme así que ahora pagaras por tu insolencia”, me tomo del cabello me bajo de la cama me llevo nuevamente a la sala hizo que me recargara en el respaldo de una silla dejando el culo al aire, estando así me comenzó a amarrar a las patas de la silla con las piernas abiertas me ato las manos a al espalda fue entonces cuando reaccione y quise salir corriendo de ahí pero ya era demasiado tarde el primer castigo que recibiría estaba por venir ahí completamente expuesta y con mucho miedo de hablar pues sabia que si lo hacia el castigo seria peor el silencio se rompió con el primer fustazo que dejo caer sobre mis nalgas y su vos diciendo vas a contar los azotes y me los vas a agradecer así que al siguiente comencé a decir con voz entre cortada por el dolor “Uno gracias amo” y continuo “Dos amo gracias amo…Tres gracias amo… Cuatro” Y así continúo hasta que conté 30 ya casi gritando de desesperación por el dolor y llorando a más no poder.

Después de eso me dejo un rato ahí en esa posición expuesta y humillada, cuando regreso me unto en el culo una especie de crema para los golpes al mismo tiempo que me decía: “Ves si te portas mal te va ir mal lo mejor será que seas obediente aun que a pesar del dolor se ve que lo disfrutas”, refiriéndose a todo lo que escurría de mi coño que me llegaba casi a las rodillas y es que a pesar de todo si estaba muy excitada y aun más caliente que al principio, fue en entonces cuando aprovechando la posición comenzó a hurgar en mi ano y preguntándome si ya me la habían metido por ahí a alo que conteste: “Si amo ya me han cogido por el culo”, “Lo sabia se ve que eres una guarra” y diciendo sentí algo frió me estaba poniendo un liquido, supongo que para dilatar un poco, comenzó metiendo un dedo y de mí salió un pequeño quejido y me volvió a recorrer que no debía de emitir sonido alguno, después metió otro dedo el dolor fue en aumentó cuando metió el tercero pero no hacia ningún sonido, de pronto los saco de golpe y su lugar lo ocupo la punta de su polla sentí como empujo primero despacio para que solo entrara la mitad y después y de un solo golpe la enterró con toda su fuerza, el dolor fue tan grande que no pude evitar que saliera un grito aun que muy leve “aaahhhrrrr” el solo me jalo del pelo y comenzó a bombear aquello pasaba del dolor al placer de pronto estaba disfrutando tanto que se me olvidaba que estaba amarrada a una silla siendo sodomizada Ali estuvo hasta que se corrió dentro de mi culo, una vez que me lo lleno de leche saco su polla se dio la vuelta y me la clavo en la boca para que se la limpiara y así lo hice después de eso me desato hasta ese momento no me había corrido pues el ya me había advertido que si me corría me volvería a azotar pero por fin había llegado el momento me llevo hasta un sillón me sentó, levanto mis piernas las separo y las recargo en cada uno de los antebrazos del sofá y me dijo que me masturbara hasta que me corriera que quería ver que tan guarra era corriéndome con mi propia mano cosa que comencé hacer como loca una mano en mi coño frotando y jalando mi clítoris y otra directo a uno de mis pezones.

Como tengo grandes las tetas me chupaba una de ellas, podía ver de reojo su cara de felicidad con ese espectáculo mientras con una mano el también se masturbaba y pues como era obvio no paso mucho tiempo cuando comencé a retorcerme por la corrida que estaba teniendo cuando sentí nuevamente su leche correr por mi cara el también se estaba corriendo, aun que con menos intensidad que las veces anteriores, y me estaba llenando el cuerpo con su leche como señalando que yo era de su propiedad, una vez que acabamos me acaricio la cabeza y me dejo ahí rendida un buen rato, después me aventó mi ropa me dijo que me vistiera que no me limpiara y que así me fuera a mi casa la verdad olía muy mal y su leche en mi cuerpo ya se había secado lo que se veía aun más desagradable pero me dio una orden y me dijo que no lo desobedeciera así que no me quedaba mas que seguir sus ordenes me vestí aun que sin bragas ni sostén pues me dijo que a partir de ese día no los volvería a usar amenos que el así lo quisiera así que una vez vestida me dispuse a retirarme no sin antes decirle “Gracias amo por aceptarme no lo voy a defraudar” el sonrió y me contesto: “Se que no lo harás, espera mi llamada mañana por que te voy a llevar de compras par que escojamos tus nuevos juguetes” asentí y me fui de ahí oliendo a sexo humillada pero muy feliz pues al fin había encontrado lo que buscaba como el me lo había dicho

Por la mañana estuve esperando su llamada todo el día hasta que sonó el teléfono pero eso se los contare después.

Si tienes comentarios a: [email protected]

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236