Confesiones | 1.864 lecturas |

Heterosexual con fantasía inconfesable cumplida

Este es el primer relato erótico que escribo y publico. He leido muchos, sobretodo hace algún tiempo, y me he excitado y fantaseado leyendo y visualizando lo que se contaba de forma exageradamente superior al porno en video.

Este que voy a contar es absolutamente real. Hay detalles que voy recordando al escribirlo y releerlo, porque sucedieron muchas muchas cosas.

Omitiré nombres de sitios y calles por privacidad y porque es una fantasía inconfesable. La historia, el sitio y los participantes, parecieron de película. Pero todo es real. Y ahora he decidido compartirlo de forma anónima. Me gustaría transmitir lo que vi, sentí, etc…y revivirlo al contarlo…

Todo empezó digamos en diciembre de 2018, a principios del mes, digamos que era fecha de puente…

Yo soy heterosexual, pero alguna vez leyendo algún relato pues?me han entrado un montón de ganas de comerme una poya,probarla, saber a que sabe, tenerla dentro de la boca, sentirla, pero no una cualquiera, ni comer por comer, lo quería sentir era lo que siente una actriz porno impresionante, cuando tiene una poya delante que parece dibujada, sin vello en los huevos…no se, tipo la de Nacho Vidal y 4 más iguales, rodeandola…

La cuestión es que me desplace de mi ciudad a otra a visitar a unos amigos que llevaban tiempo insistiendo en que los visitara y salir de marcha. Y decidí ir en esta fecha. Salimos de marcha hasta las mil del dia siguiente. Estando en su casa, ellos estaban cansados, era de noche otra vez?yo había llegado la noche anterior.

Por lo que fuera les dije que iba a dar una vuelta y tomar algo, y me fui solo. No tenía muy claro lo que tenia ganas de hacer o donde ir?y de repente empezaron a salir a mi cabeza las fantasías más viciosas que tenía y que en un sitio que alguien me conociera no podía hacer nunca?era la oportunidad?sabia que era el momento de sentirme como actriz porno viciosa que desea y ansia poyas. Pensé en algún local de ambiente pero no era lo que quería, no quería hablar con un tío con la intención de ligar?quería lo que mi mente había imaginado y deseado, quería poyas, sin hablar, como un sueño donde todo ocurriese eliminando las cuestiones que no me excitaban nada?quería que todo fuese dibujado, que incitase a metertelas en la boca…grandes…gordas…con capuyos brillantes…sin vello en los huevos para pasar la lengua con ansia…

Me puse a buscar por el móvil y sitios de ambiente había miles pero sabía que ir y entrar en algo así apagaría y enfriaria ese fuego que me ardía?busqué y busqué y encontré un sitio, que no voy a poner el nombre por privacidad pero bien merece recomendaciones. Por lo que leía en las descripciones parecía un sitio diseñado por un guionista erótico. Tenía de funcionamiento abierto como 3 horas, no abría todos los días, creo que 2. En fin, que puse en el móvil la dirección y fui hasta allí.

Me costó emcontrar el sitio aun guiado por el teléfono. No tenía carteles como un pub, era muy muy discreto, y bastante escondido. Al llegar y tocar un timbre me abrieron, pasé y entré, era como una recepción en la que solo ves y hablas con el chico que está allí, un pequeño recibidor con un mostrador donde no veias nada del interior. Me examinó físicamente, yo me cuido mucho, visto bien, ropa cara y juvenil aunque ya tengo más años de los que aparento. La cuestión es que me preguntó que si sabía como funcionaba aquello, le dije que no, que era la primera vez y me explico lo siguiente:

-tienes que pagar la entrada, con ella va una copa, te doy una llave, al entrar hay unas taquillas, guardas tu ropa, móvil, etc y te quedas en calzoncillos y zapatillas.

Le quise preguntar más pero me dijo la barra está al lado de las taquillas, es el sitio sin acción, tú traquilo, entra ya iras viendo?me dijo, añadiendo, por las copas no te preocupes, pide las que te apetezcan y te las vamos apuntando, luego al salir se paga, no tenemos precios caros.

Entré y dejé ya el recibidor atrás, aquello se veía grande por dentro, tenía curiosidad por explorarlo, nervios, miedo, ansia…no se, muchas sensaciones que me habían llevado hasta allí con el deseo de ver y sentir las imágenes que solo había imaginado.

Creo que fui de los primeros que llegó al local. Fui a la taquilla e hice lo que me había explicado el chico de la recepción, guardé todo en la taquilla y me quedé en calzoncillos y zapatillas de deporte. Al verme en un espejo pensé:-menosmal que llevo calzoncillos que me quedan perfectos. Eran tipo culote de goma ancha que me las baje un pelín pero sin pasarme?a la altura de donde empezaría el vello púbico, quedaban muy sexis. Esta apreciación la hice pensando en que en un sitio así, que el funcionamiento era enteramente basado en el físico, si no me viera como me estaba viendo, sería prudente irse porque en este sitio se entra por los ojos.

Siempre me depilo piernas, barriga, pecho y brazos, huevos, pubis, entrepierna… Aquel día agradecí esa costumbre que adquirí no hace mucho. Mi aspecto físico con esos calzoncillos me daba la impresión que pondria cachondo a cualquiera, tio o tía. No soy tio de gimnasio de músculos a reventar, tengo todos los músculos marcados, cuerpo atlético, sin barriga, peso ideal, fuerte pero sin exagerar, tipo modelo, uso 38 de pantalón. Piernas que me suelen piropear familiares y amigos en verano, en resumen, que no creo que provocase aversión, después de haber ido hasta allí, al menos cumplir las reglas físicas, por consideración a los demás y por cumplir la fantasía.

Hecha una orientadora descripción, sabía que iba a llamar la atención bastante.

Me acerqué a la barra, pedí una copa, para que un poco de embriaguez no me dejara echarme atrás y apagara los nervios. Aunque parezca una tontería, no me había puesto las lentillas lo cual pensé que había sido un acierto el difuminar un poco para engañarme mentalmente.

Con la copa en la mano, mi calzoncillo de culote ajustado, mi cuerpo depilado, afeitado perfecto, sin bigote, ni barba, y perfecto peinado despeinado con ese efecto a mechones que da la cera. Me dispuse a explorar el local y como funcionaba.

Para describir el sitio, intentaré hacer que se pueda tener una visión los mas cercana, posible, pero está muy muy bien montado.

Con mi copa me dirigí a lo que se veía que era LA ZONA por la luz era baja en todas las dependencias, a diferencia de la zona de barra y taquilla

Fui en dirección a la zona de acción, era oscura, aunque iluminado muy detalladamente, colores distintos, mayor o menor iluminación por zonas,pasillos y habitaciones. El local tiene dos plantas, la de abajo, en la que a partir de pasar unas cortinillas dejando atrás taquillas y barra, habia cuartos de baño, rollos de papel dispuestos por todos lados en los que pudiera pasar algo, preservativos por todos lados(esto también en la parte de arriba, en todas partes)?una sala que tenía una puerta, también oscura, con luz tenue anaranjada, tipo sauna, con sillones en circulo, donde luego fui viendo que era un sitio al que se bajaba a echar un cigarrillo, aunque alguna vez te encontrabas a alguien en acción. Aunque esto, no era inconveniente, te sentabas al lado de un tío jadeando de placer mientras otro se lo estaba follando como lo más natural. Una norma no escrita era no hablar, o como mucho algún susurro al oído y nunca molestar. A no ser que gestualmente de invitasen a participar.

Después de ver esta parte de abajo subí las escaleras, que era donde intuia que sucederían las cosas. Reconocí todas las dependencias, donde no faltaba habitación que no tuviera elemento erótico imaginable, desde camilla de masajes, camas redondas, potros, todo estaba acondicionado para cumplir fantasías, facilitar posturas, extrema higiene, etc…

El lugar impresionaba, era como un laberinto, con zonas muy muy oscuras, con callejones oscuros donde no sintieras vergüenza de hacer o que te hicieran otras algo menos oscuras, impresionante, todo estaba comunicado. Parecía decorado, diseñado y ambientado por un experto muy cuidadoso. Como un estricto director de cine.

Cuando lo reconocí todo, estaba solo creo, al poco, empezaron a subir primero una o dos personas. Yo estaba algo frío y nervioso, era el momento en el que esa fantasía inconfesable que ansiaba y deseaba podía ser cumplida. Pronto me di cuenta de como era el funcionamiento básico… todo era con miradas, y lenguaje corporal salvo algún susurro al oído que ya explicaré. Para transmitir la idea, sin hablar alguien pasaba por tu lado te acariciaba la poya por encima del calzoncillo y sin ser maleducado, le devolvias el apretón pero si no le seguías, se entendía el mensaje, todo muy cordial y con respeto.

Recuerdo el primer tio con el que me encontré solo, en esta planta de arriba, aun habia poca gente. Este no tenía calzoncillos, cosa que estaba permitida, además luego había quien por motivos de la acción se los quitaba, o se lo quitaban?pero ya explicaré. Estaba muy bien no llevar calzoncillos porque podias ver las poyas, los tamaños, el vello…más adelante explicaré cuando el noventa por ciento era gente que parecía elegida en un casting porno. Nunca había visto poyas como las que vi, como las que deseaba. Esto, en cierto modo me dio un poco de cosa porque pensé, vale, estoy muy bueno, noto que me desean, soy guapo, pero yo no tengo esas pedazos de poya…luego comprobé que gustaba, aunque igual que yo queria las grandes, gordas, brillantes, supongo que habrían preferido que la tuviera más grande. Es tamaño mediano. Otro deseo que no había explicado era a una poya no descapuyada, ir notando como se pone dura y bajar la piel con mi mano y sacando el capuyo despacito…rojo…hinchado…y mirar a los ojos mientras le voy moviendo la mano arriba y abajo despacio…sin que se note el ansia y el deseo de empezar a notar de resbalar en mis labios entrecerrados ese capuyo humedo…pero esto lo explicaré más adelante.

Con este primero con el que me encontré solo, tuve una extraña sensación, nos mirábamos de lejos, él me comia con la mirada. Tenia una poya bastante grande y gorda, descapuyada, pero no me causaba ninguna excitación. Estaba dejado físicamente, no era mayor, pero también tenía pelo en el pubis y en los huevos y casi me hizo pensar ?que hago yo aquí?.

Poco a poco fui cambiando de opinión conforme fue llegando gente. Nadie pasaría de los 40 o poco más, todo el mundo muy cuidado, casi todos depilados en la poya, huevos, pubis, piernas, algunos las piernas y brazos no, huevos y poya era casi como básico. Bastante gente de gimnasio, de cuidarse el aspecto. En total la hora de máxima gente habría unas 40 personas.

Debo continuar hablando de mi primer contacto, que ya he mencionado, pues si no me excitaba de ningún modo, de algún modo parecía ser una prueba para decidir si quería cumplir mi fantasía y esperar un poco o irme. A pesar de mis debates mentales, estaba allí, y me sentía en la obligación de demostrar que estaba en el juego, y que no estaba allí de mirón. Para dejar claro que estaba en el juego, al pasar junto a mí y acarició mi poya, yo seguí hacía otra dirección de la amplia parte de arriba, pero durante este cruce, le pasé la mano y acaricie su poya, como gesto de cortesía, sin apretar, ni hacer ningún movimiento que pudiera parecer provocación, cosa que sin haber intención sexual noté que le debió excitar porque la enorme poya que le colgaba, al tocarle y apretar suavemente examinando el grosor con el tacto, note como se le habia endurecido. La verdad que pensé, esa pedazo de poya colgando y desempalmada es inmensa, cuando se empalmara debia ser grande grande…Luego me persiguió más adentrada la noche varias veces, aunque parecía conformarse mirandome mientras le apretaba un poco su poya como gesto de cortesía, como sucedió en varias ocasiones.

Después de este primer encuentro no recuerdo, el orden porque por momentos todo iba a una velocidad de vértigo. Aunque creo que fue en la sala de abajo tipo sauna. Pero quiero dejar esto de momento. En esa sala tuve diferentes y distintos encuentros pero voy a contar otra parte. Creo que fue ahi donde probe la primera, donde el calor recorrió mi cuerpo desde la nuca por toda la espina dorsal al sentir en mi boca una poya. Pero esto quiero dejarlo para otro momento.

Ya estaba el aforo en máximo apogeo, en poco tiempo había ido llegando la gente. No había nadie afeminado, como ya he explicado parecía que se habia hecho un casting…todos se veían de perfiles parecidos al mío, aspectos cuidados, todos aspectos heterosexuales…vamos que a partir de este momento de la noche creo que estuve empalmado todo el tiempo…

Recuerdo el primer tio con el que me encontré solo, en esta planta de arriba, aun habia poca gente. Este no tenía calzoncillos, cosa que estaba permitida, además luego había quien por motivos de la acción se los quitaba, o se lo quitaban?pero ya explicaré. Estaba muy bien no llevar calzoncillos porque podias ver las poyas, los tamaños, el vello…más adelante explicaré cuando el noventa por ciento era gente que parecía elegida en un casting porno. Nunca había visto poyas como las que vi, como las que deseaba. Esto, en cierto modo me dio un poco de cosa porque pensé, vale, estoy muy bueno, noto que me desean, soy guapo, pero yo no tengo esas pedazos de poya…luego comprobé que gustaba, aunque igual que yo queria las grandes, gordas, brillantes, supongo que habrían preferido que la tuviera más grande. Es tamaño mediano. Otro deseo que no había explicado era a una poya no descapuyada, ir notando como se pone dura y bajar la piel con mi mano y sacando el capuyo despacito…rojo…hinchado…y mirar a los ojos mientras le voy moviendo la mano arriba y abajo despacio…sin que se note el ansia y el deseo de empezar a notar de resbalar en mis labios entrecerrados ese capuyo humedo…pero esto lo explicaré más adelante.

Con este primero con el que me encontré solo, tuve una extraña sensación, nos mirábamos de lejos, él me comia con la mirada. Tenia una poya bastante grande y gorda, descapuyada, pero no me causaba ninguna excitación. Estaba dejado físicamente, no era mayor, pero también tenía pelo en el pubis y en los huevos y casi me hizo pensar ?que hago yo aquí?.

Poco a poco fui cambiando de opinión conforme fue llegando gente. Nadie pasaría de los 40 o poco más, todo el mundo muy cuidado, casi todos depilados en la poya, huevos, pubis, piernas, algunos las piernas y brazos no, huevos y poya era casi como básico. Bastante gente de gimnasio, de cuidarse el aspecto. En total la hora de máxima gente habría unas 40 personas.

Debo continuar hablando de mi primer contacto, que ya he mencionado, pues si no me excitaba de ningún modo, de algún modo parecía una prueba para decidir si quería cumplir mi fantasía y esperar un poco o irme. A pesar de mis debates mentales, estaba allí, y me sentía en la obligación de demostrar que estaba en el juego, y que no estaba allí de mirón. Para dejar claro que estaba en el juego, al pasar junto a mí y acariciarme la poya, yo seguí hacía otra dirección de a amplia parte de arriba, pero al cruzarnos, le pasé la mano y acaricie su poya, como gesto de cortesía pero sin apretar, ni hacer ningún movimiento que pudiera parecer provocación, cosa que sin intención sexual noté que le debió excitar porque la enorme poya que le colgaba, al

tocarle y apretar suavemente, note como se le habia endurecido. La verdad que pensé, esa pedazo de poya colgando y desempalmada es inmensa, cuando se empalmara debia ser grande grande. Luego me persiguió más adentrada la noche varias veces, aunque parecía conformarse mirandome mientras le apretaba un poco su poya como gesto de cortesía.

Después de este primer encuentro no recuerdo, el orden porque por momentos todo iba a una velocidad de vértigo. Aunque creo que fue en la sala de abajo tipo sauna. Pero quiero dejar esto de momento. En esa sala tuve diferentes y distintos encuentros pero voy a contar otra parte.

Ya estaba el aforo en máximo apogeo, en poco tiempo había ido llegando la gente. No había nadie afeminado, como ya he explicado parecía que se habia hecho un casting…todos se veían de perfiles parecidos al mío, aspectos cuidados, todos aspectos heterosexuales…vamos desde aquí creo que estuve empalmado todo el tiempo…

Las cosas pasaban en cualquier dependencia de la planta de arriba, pasillos, habitaciones, (todo normalmente con puertas abiertas) se solía recorrer todo para que quien quisiera pudiera mirar, acercarse y disfrutar mirando, oyendo jadeos, sonidos que salen de placer, etc…

Está unido en esta planta de arriba todo, aunque casi se necesite un mapa.

Mi deseo de comerme una poya de película porno como una viciosa actriz porno rodeada de poyas impresionantes, brillantes, sin pelo en ningún lado para dar rienda suelta a mi deseo y mi lengua, ansiando la situación en resultan insuficientes el número que haya, que no se cansa y quiere todavía más poyas, tenía indicios de que pudiera suceder algo de esos parámetros. El local estaba ya con las 40 personas aproximadas.

Recuerdo, que había gente que me miraba, se me acercaba, me tocaba la poya por encima del calzoncillo, que era como uno de los gestos más habituales para seguir o parar… (como dije antes, a partir de aquí estuve empalmado toda la noche y se veia por mucho calzoncillo apretado que llevara). Yo siempre devolvia el gesto, que dependiendo de las formas le transmitía cortesía o provocación. Yo estaba alucinando, yo creo que todos los del local me tocaron o buscaron. Todo sucedia muy rápido, iba a una velocidad de vértigo en algunos momentos.

Uno de estos primeros tocamientos, sí lo devolví con lujuria y provocación. Aquí estaba como una moto, estaba deseando comersela, ya habia visto y tocado poyas de las que deseaba. Sin hablar, fue hacia otra parte, con la intención de que lo siguiera, algo muy normal en como sucedían las cosas. Habia gente haciendo de todo, por todas partes, los veias, los oias…aquello olía a vicio y lujurias. Le seguí hasta una de las muchas partes en que no hay nadie, hechas para que suceda esto, con una iluminación casi inexistente para que la vergüenza no frene el instinto…Se me hacía la boca agua, estaba deseando agacharme…,pero cosas del rumbo impredecible de ese sitio… se agachó rápido, se puso de rodillas delante de mí, me bajó el calzoncillo hasta los huevos y me la empezó a chupar y babear desesperadamente, se la metia hasta la garganta y me cogía de los cachetes del culo para tirar de mí una y otra vez con fuerza para que le llegase los más adentro de la garganta posible…de mi solo salian sonidos que no podía contener…recuerdo que intentaba que sonase los más bajo posible, pero en ese momento era incontrolable, era una perra caliente, jadeando de gusto… tuve que decirle al oído:-por favor tío para, que no puedo aguantar. Estaba a punto de correrme y él lo notaba desde hacía rato pero me hizo caso y paró. Todo el mundo se respetaba, en todo, lo vi a lo largo de la noche.

Después de este contacto me fui a dar una vuelta para que se me bajara un poco la excitación, aunque ya era complicado, el hielo se habia roto, la acción surgia por un lado y por otro, incluso como dije antes, en la sala tipo sauna de la planta de abajo ibas a echar un cigarro y lo mismo dos se estaban follando a uno ahí mismo, uno de ellos paraba, se te acercaba y te empezaba a pegar lametones en la poya…cosa que había momentos en los que aunque desearas que siguiera, te levantabas para no correrte, cosa que hice. En este caso, para que entendiese que no era rechazo le cogí la poya mirándolo a los ojos los dos de pie y lo empecé a pajear fuerte unos instantes, paré, le baje la mano hasta los huevos y lo acaricie moviendo el dedo corazón como se toca un clítoris…sobradamente entendió que no había rechazo…no me agache y se la comí porque sabía que me habría corrido…pero no me faltaron ganas de hacerlo…

Fui hacia la barra a pedir otra copa y pensé: esto va a ser difícil, aguantar sin correrme y con mi deuda pendiente de comer poya desatadamente, sin límites, sin miedo, con el convencimiento absoluto de querer hacerlo, rodeado de todas las posibles…para mi quedaría esa fantasía ese deseo que tenia que ser aquí y ahora porque las condiciones, el entorno, y los participantes superan lo que podría imaginar. Ni preparado previamente estaría todo con todos mis deseos y requisitos. Ya en este momento me había comido varias poyas, como supongo que se puede imaginar, pero pero lo contaré…las he dejado de momento porque dejar las individuales y otras para contar una muy interesante…(esto queda pendiente si alguien quiere que cuente más)(pasaron muchas muchas cosas en el ritmo frenético que conducía el vicio y la lujuria).

Antes de continuar debo explicar, que nadie se corre en las bocas de nadie, me di cuenta de aquello porque uno me dio el toque diciéndome molesto que casi me habia corrido en su boca. Me disculpe, y al tocarme al punta noté que que babeaba más que mi boca. Yo ya me había dado cuenta de este detalle porque ya con los que había estado, que no puedo calcular número exacto sobre esta hora, pero varios…y que cada uno lo disfruté, sin prisas… apreciando por primera vez el sabor de una poya. Prácticamente todas las que me comí eran dibujadas. Las comí con hambre…notando y observando el tacto de las distintas partes con mi lengua…mirando a los ojos cuando el sitio no era muy oscuro, metiendomela lentamente, arrastrando mis labios apretando un poco, con toda la poya presionada hacia arriba, sujetando con mi lengua, dura y quieta, para sentir ese tacto…bueno dejo esta descripción porque lo estoy viendo como en ese momento… y me estoy poniendo que ardo.

La cuestión por lo que hago mención a esto es por dos cosas una, que a todos los que se la comí notaba sobradamente que no solo comia una poya, sino que se comer una poya (dibujada) y hacer que te busquen porque quieren más, ya eso lo notas también mientras se la estás comiendo, también, además de buscarte, también alguno al oído te dice frases: -dios tio como comes la poya. EL otro motivo es, que pese a comerla de esta manera, que sabía, que yo ahí iba a ser esa puta viciosa que rodeado por todos y podria necesitar a más, todo el mundo controlaba y te la sacaba de la boca de un tirón, para no dejarte en la boca ni un aviso de corrida pequeño ni corrida en toda regla…se terminaban con su mano…corridas por el suelo de la planta de arriba habia por todos lados a partir de un tiempo. Este detalle de no correrse en la boca me parecio perfecto, porque yo tampoco queria que nadie se corriera en mi boca.

Como ya expliqué, preservativos y papel había por todos lados posibles. Para follar observé que solian usar preservativo y siempre se iba a alguno de los cuartos de baño, que estaban preparados para lavarse o ducharse después de cualquier relación.

Uno de los momentos por los que escribo sucedió en una sala común, donde en aquel momento podía estar pasando cualquier cosa… uno se estaba follando a otro, dos comiendole la poya a uno, etc… o cualquier combinación que imagineis.

En ese momento, me crucé con uno de los que anteriormente nos habíamos tocado las poyas y por algún motivo de como va el ritmo y el rumbo había quedado confirmado que nos teníamos ganas… nos cruzamos en esa parte, que en ese momento estaba concurrido y descontrolado.

Nos acercamos y nos tocamos las poyas mirándonos, este tenia una poya dibujada, grande, gorda, sin vello, tipo actor porno… él estaba desempalmado. En ese momento ya no pensaba, simplemente me dejaba llevar por lo que deseaba y mi cuerpo y mente pedían. Era de los sitios de mayor iluminación, de la planta de arriba, aunque tenue.

En esta ocasión no buscamos un sitio apartado como era práctica común…Me agache sin más, y me puse con una rodilla apoyada en el suelo y la otra para poder levantarme sin dificultad, lo hice allí, donde más concurrido y sexo estaba habiendo, donde todo el mundo miraría y se pondría alrededor, tocándose…sabiendo yo que aquello era una provocación, que muchos me tenían ganas pero no les había seguido anteriormente… de eso se trataba en realidad, erotismo, sensualidad, vicio, lujuria, provocación…Sabiendo que no tardaría mucho en ser el espectáculo del momento, sobretodo por el sitio, (de paso para todas las ubicaciones) le empecé a pasar la lengua por el capuyo, y a comérsela con ganas. Sentirme un poco objeto de deseo observado, debo confesar que me puso como una viciosa, la viciosa que había deseado ser y saber lo que siente?era un sitio para ir sin límites, ni barreras…

Mientras me dejaba llevar por el ansia de comerle la poya que desde el principio cuando lo vi, se la observé detalladamente, y lo que me provocó fue que mi boca empezara a segregar saliva…ahora tenía esa poya con todos los requisitos que deseaba, delante de mí…de algún modo, aunque nos habíamos buscado, yo fui el que me agache, para comersela allí en medio, sin más preámbulo…yo noté que se sorprendió de que lo hiciera sin cortarme. En el fondo sabía que igual que yo exigía requisitos, el que los tuviera debía

terminar pensando que tenerlos le ha permitido que yo le diera todo lo que hay en mi mente guardado y quedara flotando en una nube. Lo tenía claro, era la oportunidad de sentir lo que siente esa puta actriz porno insaciable y viciosa, que hace que 5 tios como castillos, no le aguanten dos mamadas sin correrse…nacida con sensualidad, erotismo, vicio, excitando con su lentitud de movimientos, con la cualidad innata de saber excitar con el ritual de mirar una poya antes de metersela en la boca, controlando los tiempos, alargando el momento sabiendo bien lo que está provocando… cuando acelerar la velocidad, la profundidad hasta la que metersela en la boca con la intención de excitar más y más…percibiendo lo que quiere y necesita al que se la esta comiendo o follando…pareciendo simplemente una mujer agachada rodeada por tíos fuertes, con enormes poyas, en realidad ella es la que está disfrutando más y la que necesita más y más, sabe que dar en cada momento y le apasiona hacerlo…

Hecha esta descripción, estando allí en medio agachado, solo queria poya, poyas…mientras se la comía y babeaba a ritmo más bien rapido…notaba que habia cada vez más gente alrededor. Estaba rodeado a distancia prudencial salvo alguno que se iba acercando empalmado al máximo mientras se la tocaba, a distancia que si querías y te gustaba, estaba a la altura de mi boca y solo tenía que alargar la mano para acercarse y que me la pudiera meter en la boca…Este que se fue acercando, como ya he dicho, estaba empalmado a reventar…mis babas le chorreaban por la poya del primero, que era con quien empecé y aun continuaba queriendo más y más…alargue la mano derecha hasta este segundo para coger su poya y la empecé a apretar fuerte y a moversela de arriba a abajo, sientiendo en mi mano las sacudidas de esa pedazo de poya. Aun con mi boca pegada a la poya del primero, le recogi las babas acumuladas en sus huevos depilados totalmente…que sensancion…no paraba de tragar y tragar mis propias babas mientras con mi lengua le lamia la suave piel de los huevos…aunque estaba fuera de mí, calculaba las fuerzas de presión perfectamente…me la metí hasta la mitad y la fui sacando poco a poco…giré la cabeza a la derecha un poco y empecé a pasarle la lengua por el capuyo al segundo…mientras le iba comiendo ese inmenso capuyo con la mano derecha se la sacudia arriba y abajo…en ese instante la imagen era: yo con una rodilla en el suelo, frente a mí el primero con el que empezó esta parte, se la sacudia con la mano izquierda a buen ritmo, con fuerza pero no muy rápido…a mi derecha, el segundo que se fue acercando al que le estaba comiendo el capuyo, mientras con mi mano derecha se la sacudia apretando fuerte…a mi alrededor por detrás de cada hombro mío había al menos uno a cada lado mirando empalmados pajeandose, a los lados habia gente cerca y otras menos cerca…supongo que yo agachado ahí en medio en ese sitio de máximo paso…comiendome esas dos poyas enormes, como una puta actriz porno insaciable, cada vez más gente alrededor… probablemente casi todos estaban allí alrededor, unos mas cerca y otros más lejos y debo confesar que se la habria comido a todos. Aunque en esta parte estaba centrado con estos dos, tenia tantas poyas a mi alrededor, muchas, algunas no de mi exigencia y otras muchas si, por lo que me no podia controlarme y sin dejar de volver a estos dos, no puedo calacular cuantas más pude comerme pero la que me ponian cerca a la altura de mi boca me la metia en la boca, la babeaba, me iba a otra, solo tenia que girar un poco la cabeza, ellos se acercaban y me ofrecian tocándose por si quería…yo las queria todas…no se cuantas me pude comer pero estar allí en medio hecho una puta zorra que toda poya que le acercan o la coge con la mano o se la come hizo pensar que era como una puta actriz porno insaciable que se podía haber metido unas ocho poyas distintas con un ansia que se veia y notaba…

Bueno, mientras volvia y seguía con el primero y el segundo, con mi gesto de hacer pensar que era insaciable…por detras de mi espalda alguien me acaricio el pecho, los pezones, también alguien se agachó y me los succiono mientras yo estaba con todo lo otro…allí cada vez habia más gente alrededor, tocandome, acercandome la poya…mientras yo estaba con el primero y el segundo otra vez. Entre tpdas las manos que me manuseaban por todos lados, alguien no paraba de darme a oler algo que sabía lo que era aunque nunca habia probado. Me estaba hartando de poya,(en sentido de que había cantidad, quería más y más). Hubo un momento en el que me iba a la poya del primero, y otra vez al segundo, me metia en la boca una, me iba a la otra…era vicio puro y supongo que verme desfasado comiendome toda poya que me acercaban, tenía a todo el mundo a nivel de excitación bastante alto…y todos supongo que querían entrar en el juego. Como ya he dicho, con manos que podian venir de cualquier lado, me acariciaban la cara mientras estaba en faena, el pecho, brazos…es difícil recordar algunos detalles por la cantidad de sensaciones que iba procesando a velocidad de vértigo. Las caricias todas eran suaves y agradables…Mientras, yo seguía comiendo poya con el deseo liberado. Por todo lo que pasaba sabía que era el centro de atención, y eso me excitaba y mucho. En ese momento, sabiendo que yo dirigía, le tiré de su enorme poya con mi mano derecha al segundo para que se pegara al primero…ahora estaban los dos frente a mi y en la mano izquierda tenia la poya de uno y en la derecha la del otro…me iba a volver loco, ni pedido por encargo habría sido así. Yo les miraba a los ojos mientras con cada mano subia y bajaba, sacudiendo, pajeando, esas 2 poyas. (Todo esto rodeado de poyas pajeandose mirando lo que hacia) Una era dibujada grande y gorda y sin nada de pelo, la otra no era tan perfectamente dibujada pero tenia un capuyo que daban ganas de chupar y chupar, esta poya era inmensa de grande, y gorda. La sensación en mi mano sacudiendolas de arriba a abajo, era impresionante, pesaban…mientras los miraba a los ojos les junte totalmente sus poyas, que si no querian entre ellos que sus poyas tocaran…ahí estaba yo, que ara eso era al puta actriz porno insaciable y viciosa que ahora mismo todos deseaban que se la comiera…o tocarme…o simplemente mirarme… estaba haciendo algo que superaba mis fantasías…pajeaba sus poyas pegadas y tocándose…las dos estaban impregnadas y choorrrando de mis babas…supongo que no esperaban el motivo por el que había pegado sus poyas…estaba claro que si sus capuyos parecía que iban a reventar, iba a elevar un poco más la temperatura… abrí la boca y empecé a meterme las dos poyas a la vez… Por sus enormes tamaños supongo que el placer era más de verme intentando meterme esas dos inmensas poyas sabiendo que no cabian.(yo no me vi pero lo veía de muy cerca y notaba el sabor, y lo que se siente)…dos poyas en la boca, me las sacaba y me las volvia a meter hasta donde era capaz por cuestion de espacio…mi saliva chorreaba y las dos poyas, que eran bastante grandes, estaban empapadas de mis babas desde los capuyos a las huevos… supongo que los miraban ya algunos se habría corrido, pero ahora supongo que la locura aumento…me seguia una mano dando a oler como antes…supongo que nadie queria que parara pero, yo decidí levantarme y irme de alli un rato…le dije, casi al oído tíos necesito parar…bajé a la barra a pedir una copa y fumar un cigarro…mi poya iba a reventar y me habían puesto como una moto, mi mente necesitaba parar…

Menosmal que por la postura hacia complicado que alguien me la comiera, porque me habria corrido con solo tocarme no habria permitido todo lo que pasó. Luego volví a subir y seguí pero queria contar esta parte, porque era una fantasía inconfesable y cumplida y superada. ( faltan detalles de este momento ahí en medio pero los he omitido para no saturar esta parte. Tanto antes como después sucedieron muchas más cosas, si queréis contaré…como supondreis después de este espectáculo, cuando subí, muchos iban buscando por donde estaba yo o que hacia, ahora sí que era creo que la principal atracción…un tío que nunca han visto, que es una puta viciosa sin límites, con cuerpo perfecto, guapo, aire juvenil y sonrisa de pícaro…cosa que para mí era perfecta, ya digo que creo que pude hacer o hacerme con casi todos) al menos 4 o 5 que recuerdo hira me pidieron que me los follara, me puse condón y me los folle…pero esto ya lo contaré si os apetece.

Podeis pedirme si queréis en [email protected]

Scroll al inicio