Gays | 9.959 lecturas |

El vecinito me tiene muy caliente

El vecinito me tiene muy caliente 2

Mi nombre es Raúl, separado 46 años. Vivo en una torre de departamentos tranquila, por cierto. Mi vida transcurría de casa al trabajo y del trabajo a casa, una paja era lo más parecido a tener sexo, un embole total.

Un fin de semana llegaron nuevos vecinos al dpto. De al frente del mío, por el ojo de la puerta logré ver a una señora y un muchacho. Como era sábado salí a darles la bienvenida y me presenté y nos conocimos. Les di una mano con las cajas, les dije que contaran con su vecino para lo que quisieran, y entre a casa, me senté en el sillón. 😛

No podía sacarme de la cabeza, el solo hecho de pensarlo mi pija estaba dura y me comencé a pajear pensando en mi vecinito nuevo. Su pantalón de gimnasia marcaba su culito parado, su forma sensual de mirarme, su boca bien formada, su pelito largo castaño, hicieron que mi paja llegara a largar mucho semen, lo cual disfrute y mucho.

En la semana vi poco a mis vecinos nuevos, sentía la puerta y me iba a ver si lo podía ver pero nada. Mis pajas esa semana eran todas dedicadas al vecinito. 😉

Al llegar al viernes estaba decidido ir a preguntar si necesitaba algo, lo quería ver no se estaba muy caliente, al llegar al piso de mi dpto., cerré el ascensor y lo vi golpeando mi puerta, mi pija creció sentí que el me la miraba pero no quería darme esperanzas de nada, con una sonrisa le pregunté.

Hola vecino, ¿cómo anda? Su boquita se humedeció con su lengua y me dijo. ¿Me llamo Francisco, y vos? Juro que su boca llamaba a besarlo, juro que me contuve, mientras abría la puerta de casa dije. Ok, Francisco, ¿mi nombre es Raúl que andas buscando? ¡la verdad Raúl que a vos te busco!!. 🤩

No sabía si lanzarme arriba de él y comerlo crudo. Me contuve mientras veía como me miraba de arriba a abajo. ¿Sí, decime que andas necesitando? Su sonrisa de dientes perfectos terminó por destruirme, sentí que murmuró algo por debajo, y dijo.

Mi tía necesita que le prendan el termotanque y yo también obvio. Le sonreí y dejé mis cosas en casa y fuimos a su dpto. Salude a su tía y me llevó donde estaba el problema. 😮

Lo solucione en pocos minutos, su tía me agradeció por el favor y me quedé un rato charlando con ella de huevadas. Fran estaba sentado en un sillón mirando televisión, no paraba de mirarlo, disimule un poco mi calentura y dije. ¡Bueno si necesitan algo más me llaman estoy acá al frente!.

Fran me miró fijamente y me guiñó un ojo, se levantó y me acompañó a la puerta, mi pija no podía más, mi corazón estaba acelerado. Al irme Fran por debajo me dice. ¡¡Dame 5 minutos y voy a verte !! Juro que me descolocó por completo, su audacia, su caradures por decirme eso. 💥

Esos 5 minutos se hicieron para mi eternos, me sentía nervioso, caliente. Sonó la puerta y al abrirla estaba el, lo hice pasar y nos sentamos en el living.

Su sonrisa estaba dibujada en su carita angelical, sus ojos se clavaron en mi entrepierna y sin tapujos solito se arrodillo y sus manos tocaban mi pija como desesperado por ella. La saco y su boca caliente comenzó con una chupada fenomenal, yo solo disfrutaba de su magnífica mamada acariciándole su carita y su pelo, su lengua húmeda por su saliva hacían en mi tener un placer divino.

Se golpeaba su carita con mi pija, suspiraba al hacerlo y se la metía toda en su boca, me miraba y eso me llevó al cielo, lo pare y mi boca se fundió en un beso de lengua, sentía el sabor de mi pija en su boca y mis manos arrancaron su pantalón.

Fran se dio la vuelta y se colocó de costado en el sillón y dijo. Cógeme, cógeme todo, ¡¡por favor quiero tu pija dentro mío!! El abrió su nalgas y colocó mi pija en su entrada. Comencé a bombear y su culito apretaba mi pija, el muy guacho me miraba y se mordía los labios, su lengua saboreaba la hermosa garchada que nos estábamos dando. 🤴

No pare un segundo en cogerlo, lo puse en cuatro y allí si no aguanté más y mi semen salió de mi, para darnos el mayor placer. Juro que me saco toda la leche acumulada que tenía, se movía en círculos con su cola y me dejo seco.

Esa mañana fue el principio de nuestra historia. Después les cuento más…

By: Raul

Scroll al inicio