Convenciendo a mi hermana

📋 Lecturas: ️4650
⏰ Tiempo estimado de lectura: 6 min.

Todo esto que voy a contar, sucedió antes de que follase con mi hermana, consentidamente, como ya he contado en otros relatos.

A mi cuñado, le tuvieron que hacer unos análisis en el hospital y le introdujeron una sonda por el pene para ver la uretra. Desde entonces dice que no funciona,

Un día, de los muchos que iba de visita a casa de mi hermana, estaba sola pues mi cuñado estaba trabajando. La noté un poco desanimada y le pregunté que le pasaba.

.- Desde que a tu cuñado le hicieron los análisis… Comenzó a explicar… No es el mismo, apenas me toca y necesito mimitos.

Esta ultima frase se me grabó en el cerebro y comencé a urdir un plan para intentar darle yo los mimitos.

Pasé una semana dándole vueltas a la cabeza, hasta que se me ocurrió el plan.

Otro día de visita, fui para pasar una temporada con ellos, y así poner en marcha mi plan. Cuando mi cuñado se fue a trabajar, como Vigilante de Seguridad por la noche, comencé a hablar con mi hermana.

.- Si no me quieres contestar, no lo hagas… Comencé a decir… Pero, ¿Que tal vas con tu marido?

.- La cosa sigue igual… Me contestó… Ha comprado unas pastillas de viagra, pero no siempre tiene ganas.

:- Vaya, que mal… Contesté consolándola… Que plan.

Nos preparamos unos cubatas. Mi hermana fua a su habitación y volvió cambiada de ropa. Llevaba un pantalón leguin, que le quedaba tan ajustado que se le trasparentaba el culo y casi el coño, pues no usa ropa interior cuando está en casa y una camiseta de tirantas.. Entonces comencé a urdir mi plan.

.- Dices que necesitas mimitos… Comencé a explicar… Te propongo un trato. Déjame exponerte una idea y cuando termine me contestas.

.- A ver que idea es esa… Preguntó entre mosqueada y  curiosa.

.- Te voy a decir varios parámetros… Comencé a explicar mi plan… Pero has prometido no contestar hasta que yo no termine. Te voy a decir dos parámetros para que digas que NO, y varios para que digas que si a que me dejes hacerte despierta, lo que te hacia dormida.

.- ¿Que dices?… Preguntó mosqueada… Estás loco.

.- No me has dejado explicar… Le contesté… Tu escucha.

1ª Pare el NO… Estas casada y no engañarías a tu marido

1ª Para el SI… Necesitas mimitos, y yo estoy dispuesto a dártelos

2ª Para el SI… No te haré nada que no te haya hecho ya mientras dormías.

3ª Para el SI… Imagina como serian mis caricias y besos, si dormida no te enterabas.

4ª Para el SI… Depende hasta donde me dejes llegar, puedes tener un orgasmo o varios.

2ª Para el NO… Que somos hermanos.

5ª Para el SI… Esta ultimo le daría más morbo al tema.

Como comprenderéis no le dije que ya la había follado varias veces por el culo y el coño, mientras estaba dormida.

.- Esos son mis parámetros… Contesté… Ahora tu piensa o contesta lo que quieras.

Ni que decir tiene que ella ya sabía que abusaba de ella dormida. Luego explicaré como lo supo.

.- Te lo vuelvo a decir… Expresó entre mosqueada y confusa… Estás loco.

.- No lo niego… Dije en broma… Sabes bien que tengo locura por tu culo, aunque te haya tocado por todo tu cuerpo.

.- ¿Y esa es forma de hablarle a tu hermana?… Preguntó más calmada.

.- ¿Hubieras preferido que te dijera.. Hermana, me dejar desnudarte y sobarte?… Le pregunte enérgico… Hubiese sido peor. ¿no crees?

.- Pues si… Contestó… En eso tienes razón. Pero en el caso que accediera, ¿como lo harías?

.- Pues te tumbas donde tu quieras… Comencé a explicar… En el sofá, en la cama. Me da igual, el caso es hacerte disfrutar.

Sin contestar, mi hermana se levantó y fue al servicio. Tardó un buen rato, pues me dio tiempo de fumarme un cigarrillo, y de beberme mi cubata y servirme otro. Cuando volvió, me llevé una grata sorpresa. Solo llevaba puesto un tanguita de hilo y un sujetador que a penas le cubría las tetas. Mi polla se puso dura al momento,

.- Esto es lo que haremos… Comenzó a explicar… Me voy a tumbar en el sofá y voy a dejar que me roques por donde y como quieras, pero en el momento que hagas algo que te pases de la raya, lo dejamos y aquí no ha pasado nada. ¿De acuerdo?

.- De acuerdo, pero… Expresé dudoso… ¿Que es pasarme de la raya?

.- Que hagas algo indebido… Expresó.

.- ¿Penetrarte?. por ejemplo… Comenté… Te he dicho que solo te haré lo mismo que te hacía dormida, nada más.

.- Entonces vale… Me dijo tumbándose en el sofá… ¿Como me coloco?

.- Como la primera vez que te sobé… Le contesté… Boca abajo.

Se dio la vuelta y se puso boca abajo. Uff, mi polla seguía a mil al ver el culo de mi hermana separado por el hilo del tanguita. Poco a poco me acerqué a ella, y comencé a rozarle las cachas del culo, muy suavemente, haciendo círculos con mis manos sobre ellas y agarrándolas dulcemente. luego me agaché y comencé a besarlas muy despacio y separándole el hilo y dejando ver su ojete, comencé a hacerle un beso negro, mientras con mi mano, bajaba hasta su coño y comenzaba a acariciarlo, jugando con su clítoris. En ese momento, mi hermana comenzó a dar pequeños gemiditos. Yo  seguía jugueteando con su clítoris y y besando su culo, cuando se empezó a convulsionar con el primer orgasmo.

.- Ha estado genial… Comentó… No sentí tanto placer cuando me tocabas dormida.

.- Era porque no quería que te despertaras… Contesté… Aunque si llego a saber que a veces estabas despierta, hubiese llegado a eso. Ahora colocaté boca arriba.

.- Un segundo, que me recupere… Expresó mi hermana.

Se dio la vuelta y allí estaba semidesnuda, solo cubierta por el tanguita y el mini sujetador que dejaba ver sis grandes y deliciosos pechos. Me acerqué y posando mi mano sobre uno de ellos, comencé a heder círculos rodeando el pezón que comenzaba a ponerse duro. Le subí el sujetador y mientras besaba, lamia, chupaba y mamaba del pezón, jugaba con mi mano en el otro. Luego sin dejar de saborear sus pechos, bajé mi mano y le quité el tanga dejando el coño de mi hermana a la vista. Comencé a bajar por su vientre con mi lengua hasta llegar a la cueca del placer, metiendo mi lengua y jugando con mis labios en el clítoris, succionando y dándole suaves lametones con mi lengua. Mi hermana volvió a convulsionar con un nuevo orgasmo.

.- Ummm. Que bien me siento… Expresó… Lo necesitaba

.- Aunque voy a pecar de obseso… Comenté… Cuando quieras repetimos. Y como has visto no me he pasado de la raya, simplemente lo he hecho mejor al no estar pendiente de que te despertaras.

.- Me ha gustado… Dijo satisfecha,,, Y si, lo repetiremos.

Se levantó y volvió a ponerse la misma ropa de antes. El leguin y la camiseta.

Compartir en tu redes !!
Sevilla1972
Sevilla1972
Artículos: 54