Cogiendo rico con el amigo de mi hijo

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Hola me llamo Martha, de joven fui una chica muy amiguera y nunca me faltaron los pretendientes. Desde chica tenía el cuerpo que muchas chicas de 18 quisieran tener: cabello largo rizado, ojos verdes rostro de puta caliente, mis medidas eran 90, 64, 85; gracias a ello pude incursionar como anfitriona y salir incluso en algunos anuncios.

Esa vida me paso factura a los 18 años, creí estar enamorada de un hombre que solo me persiguió y me lleno de regalos hasta hacerme suya, una y otra vez; con el perdí mi virginidad y cuando se enteró que estaba embarazada huyo de mi vida y nunca más supe de él, ha pasado el tiempo y fruto de esa relación nació mi hijo a quien amo y por el salgo a trabajar todos los días? 😁

Pasaron ya once años desde que tuve a mi hijo, no busque una relación estable con ningún hombre, habían varios pretendientes, pero no quería que me volvieran a engañar como ese hombre que me abandono, ahora mi hijo era mi mundo.

Era normal que sus amigos vengan regularmente a casa, era un grupito de lo más simpático entre ellos destacaba uno que era el mejor amigo de mi hijo, su nombre era Blackprince. Recuerdo que siempre me miraba las piernas o el escote cuando estaba en casa. Al inicio no le tomaba importancia o no le prestaba atención, debía ser por la ropa que usaba en casa pensé, porque a pesar de estar en casa siempre usaba mi short con un top. Me hacía sentirme más cómoda además, era obvio que era la madre más joven de todos sus amigos y eso debía ser motivo para que los padres e incluso algunos hijos me miraran más de lo normal; lo bueno es que mi hijo nunca fue celoso al contrario siempre se mostraba orgulloso de la linda mama que tenía. 😜

Uno de esos días mientras mi hijo y Blackprince jugaban en casa yo fui a mi cuarto para cambiarme porque saldríamos a una reunión de padres en su Universidad, sin querer deje la puerta abierta, luego de un rato mientras buscaba unos papeles sentí como alguien me espiaba desde la puerta, debía ser Blackprince porque mi hijo hubiera entrado sin problemas.

Al inicio no le di mucha importancia porque al fin y al cabo también debía ver cambiándose a su madre, así que empecé a desnudarme para alistarme pero luego de varios minutos al sentirme observada y deseada por un joven guapo de la edad de mi hijo me entro cierta excitación. Así que a propósito demore más de la cuenta en cambiarme, caminaba de un lado al otro por el cuarto solo con mi tanga blanca mostrándole orgullosa mis senos que se mantenían firmes. 😉

Me eche lentamente una crema humectante en los senos, los brazos, así como en mis muslos; mientras lo hacia podía ver por el espejo como miraba absorto mi cuerpo sin perder detalle, y sin querer disfrute de este pecado, me probé varios brassier y termine usando un vestido floreado con unos tacones. Me llene de colonia y le di tiempo a que se recree la vista antes de salir del dormitorio.

Esa noche no pude dormir debido a la excitación de sentirme otra vez deseada y encima por un joven muy guapo, jajaja sonreí, creo que es tiempo de buscar una pareja me dije. Siempre me gusto ayudar en las actividades en el colegio y así conocí a Ernesto el profesor de mi hijo.

Al poco tiempo nos enamoramos y fuimos pareja. Él era un hombre algo mayor, con su experiencia y don de trato no le costó mucho tiempo lograr que me entrega a él, era un hombre que tenía mucha experiencia en el sexo y me enseño a disfrutar de su cuerpo y el mío.

A los 6 meses la aula de mi hijo era el lugar perfecto donde nos encontrábamos y buscábamos cualquier tipo de oportunidad para poder hacer el amor y disfrutar de nuestros sexos, aun me veo echada en su pupitre con las piernas abiertas y el haciéndome sexo oral arrancándome muchos gemidos, o siendo penetrada sobre el pupitre con las piernas en el piso pose que le encantaba. 😍

También me hizo una adicta al sexo oral porque no necesitaba pedírmelo yo ya estaba de rodillas lamiendo su sexo mientras el sentado en su silla disfrutaba del placer que le daba mi lengua y boca; también otro punto de encuentro era mi casa, dejaba que mi hijo saliera con sus amigos a jugar, mientras Ernesto me hacia el amor en cada uno de los cuartos de la casa, eso si no quería que conviviéramos, cosa que no entendía porque nos amábamos mucho.

Mi hijo al inicio se opuso de nuestra relación pero luego la acepto y así al año estábamos casándonos, ya viviendo juntos me consiguió un uniforme de colegiala y le encantaba que lo use para luego hacerme el amor en nuestra cama sin quitármela solo abriéndome la blusa para poder lamer mis senos y cogerme con la falda mientras me pedía que le diga profesor. Si también disfrutaba de su fantasía aunque siempre me pareció algo perversa (tomando en cuenta que era profesor), luego de un tiempo me daría cuenta. 😜

Luego de varios años de casados y de disfrutar plenamente del sexo, me entere por una amiga que me era infiel, y para colmo con una jovencita que recientemente había terminado el colegio, al parecer ella iba a buscarlo aun al colegio (de ahí entendí lo de su fijación), me sentí dolida en el alma, quise divorciarme pero tenía tanto miedo de volver a quedarme sola, que termine haciéndome la ciega y los oídos sordos. Sabía que me era infiel pero yo lo amaba, al poco tiempo nuestras sesiones de sexo empezaron a disminuir terminando por ignorarme, empecé a hundirme en una depresión porque temía perderlo.

Con mi hijo en la universidad, paraba sola en casa recuerdo una vez que salí del baño me vi en el espejo desnuda no era nada fea mis ojos verdes, mi cabello rizado mi cara aun mantenía ese brillo de cuando era joven mis medidas habían cambiado pero creo que para bien (105, 66.98) a pesar del tiempo mi cuerpo se mantenía firme no entendía porque mi esposo ya no se fijaba en mí. 😁

La realidad era una casa sola, peleas sin razón con mi esposo y a eso se aumentaba que Ernesto venia cada vez más tarde a casa aludiendo que había cogido el turno noche y mi única amiga me había abandonado porque me había peleado con ella por culpa de las infidelidades de mi esposo.

Un día de esos tocaron la puerta y cuando abrí no me lo podía creer, era Blackprince, había ingresado también a la universidad por una beca deportiva y estaba buscando a mi hijo su amigo, me dio muchísimo gusto volver a verlo; había cambiado ahora era un hombre atractivo musculoso por el deporte, mucho más alto que yo, nos abrazamos y pasamos la tarde conversando.

Pasaron los días, las semanas y mi situación con mi esposo seguía igual, cada vez más indiferente y distante de mí, por mi parte esperaba ansiosa la visita del amigo de mi hijo para conversar, me hacia reír muchísimo con el correr de los días ya no buscaba a mi hijo sino venia solo para conversar conmigo, cosa que tome de la mejor manera; recuerdo que alguna vez me invito a salir pero por la vergüenza del que dirán por nuestra diferencia de edad siempre la rechaza. 😍

Llegaba el cumpleaños de mi hijo y Ernesto me dio una noticia que destruyo mi mundo, me abandonaba para irse con esa mujer con la que tenía una relación de más de 5 años (ella tenía 19 así que esa relación debía haberse originado mientras ella aún estaba en el colegio, ahora estaba embarazada).

Le rogué, le suplique y hasta le implore que no me abandone pero poco le importo, tomo sus cosas y se fue de mi vida, quede otra vez sola llorando, recurrí al licor para ahogar mis penas y me pase toda la tarde bebiendo, para colmo mi hijo había viajado por sus estudios no vendría en una semana, no tenía a nadie para que me consuele.

Llegada la noche sonó el timbre al abrir la puerta, era Blackprince al verme con los ojos llorosos me abrazo preguntándome lo que había sucedido, no aguante y empecé a contarle lo que me pasaba llorando desconsoladamente en sus brazos; fue muy gentil escuchándome y diciéndome que Ernesto era un tonto por no valorarme y empezó a decirme cosas bonitas que me hicieron sentir bien, me lleno de elogios que hace mucho no recibía terminando que cuanto daría por tener a una mujer como yo a su lado. 😎

No sé si fue el alcohol o los recuerdos de cuando me espiaba mientras me cambiaba ahora convertido en un hombre o la necesidad de sentirme deseada o amada, pero nuestros labios se fueron acercando fundiéndonos en un beso en el que nuestras lenguas se movían reconociéndose y disfrutándose, ahora Blackprince dueño de la situación empezó a acarearme muy despacio las piernas y muslos, al no notar resistencia me tomo en sus brazos y me llevo cargando a mi dormitorio que el conocía desde hace tiempo, yo me aferraba a él mientras besaba su cuello su nuca, me deposito en la cama y muy suavemente empezó a despojarme de mis ropas.

Me dejo completamente desnuda encima de la cama, se recreó mirándome y empezó a desvestirse frente a mí, mientras yo deseosa lo ayudaba besando sus brazos y abdominales; saco su miembro de muy buenas dimensiones, yo no podía aguantar las ansias, la coja con mis manos y la lleve a mi boca para empezar besarlo, lamerlo y chuparlo como hace mucho no lo hacía. 😜

Imaginaba a ese joven convertido en hombre mucho mas maduro con esa durísima verga, la sola idea me excitaba mucho así que le dedique mi mejor mamada, se alejó de mí y le pedí que me follara, el me volteo quedando boca abajo, empezó a besar y lamer mi espalda, a subir por mi nuca dándome pequeñas mordidas yo suspiraba del gusto que recibía con sus brazos me tomo de las muñecas y su lengua empezó a bajar por mi espalda llego a mis nalgas y la llevo a mi ano.

Él empezó a lamer muy despacio, yo trate de moverme a un lado le decía: no hagas eso Blackprince, nunca nadie ha pasado su lengua por ahí, suéltame por favor; pero el miedo y la vergüenza se convirtieron en deseo y ahora solo de mis labios salían gemidos y mis nalgas se frotaban a su boca contra mi voluntad, cuando noto que ya no oponía resistencia soltó mis manos y abrió mis nalgas con sus manos hundiendo su lengua en mi ano. 🤣

Me arranco un gemido lleno de placer y arquee mi cabeza tratando de respirar porque se me escapaba el aire, metió 2 dedos en mi vagina y empezó a moverlos y girarlos, yo no sabía dónde habría aprendido todo esto; pero me estaba volviendo loca y sin saber de dónde me oí decirle: por favor dámelo por detrás.

No me lo creía él se incorporó, me subió en la cama y me puso en 4, puso su pene en mi ano y con lo mojado que estaba empezó a hundirse muy despacio en mi ser, empecé a gemir, morder la almohada arañar la sabana pero le rogaba que no se detenga que siga, me sentía sucia caliente por tener sexo con alguien que tenía la edad de mi hijo pero solo era más combustible a mi hoguera. 😁

Metió todo su miembro en mi ano

Empezó a mover muy suave, me tomaba de las cadera y me follaba cada vez más rápido, se acercó a mi cuello y empezó a morderlo, mis hombros yo gemía una y otra vez luego me tomo del cabello y me follaba como si fuéramos animales, eso me excitaba nunca antes me había sentido tan sumisa con ningún hombre.

Su mano se fue directo a mi vagina y empezó a masturbarme lo que acelero mi orgasmo haciéndolo largo y placentero, caí casi inconsciente de tanto placer por varios minutos, en los que sentí como el me seguía follando más rápido hasta llenarme el ano de semen, pude sentir su semen caliente en mis entrañas luego como salía de mí y manchaba las sabanas; se echó a mi lado y dormimos abrazados. 😜

Luego de unas horas despertamos abrazados y me confeso el amor que tenía por mí, que siempre buscaba pretextos para verme cuando venía a casa y que no quería que esto terminara, me sentí halagada, amada y por qué no enamorada de Blackprince quien podría ser mi hijo, al final no me importo el que dirán y acepte ser su pareja.

A la mañana siguiente lo desperté haciéndole sexo oral, cosa que el agradeció, para luego subirme encima de él cogimos hasta terminar ahora en mi vagina que se sentía ansiosa de recibir su semen caliente, nos fuimos a ducharnos mutuamente, creo que en esa noche perdí 10 años porque me sentí rejuvenecida al lado de este hombre.

Desde ese día Blackprince venia regularmente a casa, casi todos los días teníamos sexo en la sala, la cocina el baño incluso en el cuarto de mi hijo, me devolvió la juventud y alegría perdida; incluso me llevo a una fiesta de sus amigos presentándome como su enamorada, algunos de ellos sabían que él y mi hijo eran muy amigos, pero a mí no me importaba. 😎

Nos pasamos esa noche en la pista de baile besándonos y acariciando a vista de todos sus amigos algunos padres que me conocían pero no me importaba, había encontrado el amor en ese hombre.

By: Martha

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236