Mi tía y yo

Por Zabatros | publicado el 13/05/12
Hola, a continuación les relatare lo que hace unas semanas me paso, me haré llamar Jorge para ocultar mi identidad, yo tengo 20 años, soy de mediana altura 1.70 de alto, piel aperlada y un tanto atractivo por lo que me han dicho las chicas de mi edad, lo siguiente me ocurrió con mi tía Luisa que sin llegar a ser a una modelo de revistas me tiene loco. Ella es morena con el cabello chino hasta los hombros, y tiene unas nalgas de lo mas deliciosas que se pueden imaginar un culo enorme que te dan ganas de comértelo con tan solo verlo, unas tetas de muy buen tamaño y buen puestas a pesar de sus 40 años coronadas con un pezón oscuro que dan ganas de comer a lametones, bueno ahora proseguiré con mi relato.

Hace algunas semanas estaba yo en mi estudio, viendo unos videos pornográficos que es una de mis aficiones, entonces tenia mi pene ya con una gran erección y empezaba a acariciármelo, lo saque de mi pantalón y lo vi, estaba grande y muy excitado por lo que se le saltaban las venas, y así estaba yo tan entretenido en mi masturbación que ni siquiera note que en la puerta del cuarto estaba parada mi tía, como en shick por la impresión de ver a su sobrino con la pija a mas no poder, en cuanto nuestras miradas se cruzaron, ella reacciono y lo primero que hizo fue darse la media vuelta y salir balbuceando algunas frases como "Discúlpame, no sabia que estabas ocupado" y cosas así, yo me quede también muy asustado ya que si dijera algo a mis padres tendría un castigo muy intenso además de la gran vergüenza que pasaría con toda la familia.

Así pasaron los días y mi querida tía no dijo nada a mis padres por suerte, unos días después decidí ir a su casa para ver que reacción tenia al verme, yo sabia que ella estaría sola, ya que su esposo (mi tío) trabaja todo el día y llega ya muy tarde, y mis primos estaban en la escuela, ese día yo no tuve clases así que decidí ir a visitarla, cuando llegue la puerta de su casa estaba abierta, mas no se veía nadie por ninguna parte, entre a la sala y estaba igual de deshabitada que la entrada, la cocina también, así que supuse que estaría en su recamara, por lo cual fui, pero solo encontré una falda y una blusa en la cama, por lo que supuse que se estaría bañando, así que la llame, y ella respondió muy cordialmente como si nada hubiera pasado:

- ¿Te estas bañando tía?

- Si, ¿Eres tu jorge?

- Si soy yo, solo venia de visita a ver como estas - le dije para romper el hielo.

- Que bueno que llegas - dijo con cierta felicidad - Mira que se me olvido meter la toalla, ¿Me harías favor de pasármela?.

En esos momentos sentía una enorme excitación, ya que estaría a solo unos centímetros de la fantasía de mi vida totalmente desnuda, así que sin pensarlo tome la toalla y entre a la ducha que estaba dividida por tan solo una cortina que transparentaba todo debido a la luz:

- Aquí esta tu toalla tía - dije un poco nervioso y excitado a la vez.

- A ver déjame salir para tomarla

Yo no podía creer lo que acababa de escuchar ya que si no tenia toalla eso significaba que saldría totalmente desnuda, de tan solo pensarlo casi me vengo en seco, en eso salio ella toda mojada, con el cabello suelto y mas hermosa que nunca, la empecé a ver de arriba a abajo con los ojos abiertos a mas no poder, veía todo sus hermosas tetas morenas que me moría por chupar, después baje directo a su vagina que era hermosa, no estaba depilada (como a mi me gusta) pero sus labios vaginales eran abultados y jugosos que se me hacia agua la boca de solo verlos, no me di cuenta del tiempo que paso hasta que me dijo mi tía:

- Bueno que te piensas quedar ahí como estatua o me vas a pasar la toalla.

- Oh discúlpame tía pero es que no puedo evitarlo, eres simplemente hermosa.

No se de donde me salio decir eso, debió haber sido por la excitación del momento, y enseguida hice un gesto como de arrepentimiento por haber dicho aquello sin pensarlo.

- De veras te parezco tan atractiva? - Dijo ella con incredulidad - Te he visto con chicas muy jóvenes y muy bonitas, como te puede llamar la atención una persona tan mayor y acabada como yo?.

- Tu no eres una mujer acabada - dije como reprochando - Estas en plena edad de tu vida, y si, te me haces una mujer hermosa y por que no decirlo muy deseable.

- Pues parece que tu tío no piensa como tu corazón, el me tiene muy abandonada sexualmente, siempre llega ya muy tarde y se duerme y pues yo no puedo hacer nada por que se queda privado totalmente.

- Que gran tonto es mi tío, si yo tuviera a una hembra tan deseable para mi no la dejaría descansar, tendría relaciones con ella día y noche.

- Y que pasaría si te dijera que en estos momento la tienes? - dijo ella con cierta cachondez - Jorge, desde que te vi hace días masturbándote no puedo dejar de pensar en tu verga, en las noches la he imaginado dentro de mi, sueño que me coges por todas partes no puedo dejar de pensar que chupo tu verga hasta tragarme todo tu semen, quiero que me penetres mi rey, quiero que me hagas sentir una hembra llena de sexo.

Entonces bajo mi short y saco mi verga que ya estaba a reventar, la empezó a acariciar y después se inco y la metió en su boca y la chupaba como nunca nadie me lo había hecho en mi vida, en un movimiento yo me acosté y le hice una seña para acomodarnos en posición de 69, yo empecé a chuparle su mojado chochito que estaba delicioso era la vagina mas deliciosa que había probado, su olor era embriagante, en ese momento empecé a chupar su clítoris, después se lo acariciaba con la lengua y ella no paraba de gemir, su clítoris estaba hinchadísimo y yo seguía pasando mi lengua por el, de repente se empezó a acelerar su respiración y a emitir gemidos un poco apagados por el pedazo de carne que tenia dentro, yo sentía sus suspiros en mis testículos y no pude aguantar mas y nos vinimos juntos en un orgasmo muy intenso, después ella se tomo todo mi semen y me dejo el pene limpio, yo seguí chupando su vulva hasta que tuvo otros dos orgasmos y entonces me sentí con fuerzas para volver a la batalla y ella me empezó a acariciar el pene el cual se puso a 100 otra ves entonces ella empezó a gritar:

- Ya métemela, ya dámela mi rey, ya por favor la quiero adentro!.

Entonces se la metí de un solo golpe y sentí que estaba muy lubricada, empecé el mete y saca y ella se puso como loca:

- Así mi rey, te gusta mi panocha mi rey?, ahh ahh te gusta cogerme cabron?.

- Si chiquita me encantas, coges como una diosa quieres que te siga cogiendo?.

- Si cogeme, métemela mas métemela, sígueme cogiendo cogeme mas!.

Después me senté en la taza del baño y ella me empezó a cabalgar a toda velocidad, estábamos los dos gozando de nuestros sexo a todo lo que daba, después le dije que se pusiera de perrito por que quería sentir sus nalgas, ella obedeció y la penetre con fuerza y le daba nalgadas con todas mis fuerzas, ella gritaba y gemía tuvo no se cuantos orgasmos, yo sentí que me iba a venir y se lo hice saber.

- Aaaaahhh mmmm… tía ya me voy a venir!!.

- Sigue mi rey quiero sentir tu semen dentro de mi chiquito dámelo todo dámelo…

en ese momento tuvimos un orgasmo que me nublo la vista y así quedamos los dos yo sentado en la taza del baño y ella encajada en mi verga, hasta que recuperamos las fuerzas para pararnos y entonces nos bañamos juntos, después ella me dijo que si no quería no lo volviera a hacer y que gracias por ayudarla a sacar sus fuerzas sexuales conmigo, yo le dije que cuando quisiera lo repitiéramos y ya han pasado unas semanas y seguimos cogiendo cada vez que se nos antoja, yo ya me calenté recordando esto, así que me la iré a coger de nuevo.

PORNO TAGS ->confesiones

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Mas relatos porno

Publicado por: Stella el 02/05/16 | 12624
Mi mujer (ya no lo es ahora) se llama stella, pero todos en la familia y entre los amigos, le decimos pepi. tiene el pelo ondulado natural de color claro, casi rubio. ojos marrones, es algo gordita (dos embarazos dejan sus marcas), pero tiene un culo que es una delicia. su vagina, depilada por mí, es un manjar exquisito, que fui el primero en gustar oralmente, ya que sus novios anteriores nunca se lo habían hecho. pero desde que empezamos a practicar sexo de a tres, mas de uno se comió...
Publicado por: Anónimo el 07/09/12 | 33009
[otros] antes que nada, me presento, soy una persona tranquila sin vicios y en paz con los demás, sin embargo tengo un defecto, quizás sea mi máxima debilidad. el voyerismo, lo que más me excita es ver cuando las mujeres van al baño a hacer sus necesidades, especialmente cuando van a mear, a cambiar tampones y cosas variadas, a veces al mirarle el culo a una mujer uno piensa inocentemente como se posicionara una mujer en el baño cuando pone su culo para hacer sus necesidades, incluso, tengo una amiga y que entre conversaciones ella me comentaba de la incomodidad de orinar, con respecto al hecho de bajarse los pantalones y que a veces el mismo inodoro no esta limpio, especialmente en baños que son de uso publico a ellas les da un poco de asco sentarse en el inodoro para evitar posibles infecciones... bueno... cosas de mujer, entonces, en esos casos se recurre a que la mujeres tomen una posición de encuclillarse, que me imaginaba como seria esa posición tan sexy para uno como hombre e imaginarse como toman el papel higiénico y limpiarse el culo.
TAGS otros
Publicado por: Kuno el 29/12/13 | 58033
Bueno comenzarse por decirles que durante mi infancia y la adolescencia, siempre fui muy tímido y hasta algo de reprimido, esto que me ha pasado a lo largo de ya mi ahora adulta edad no ha sido mas que el reflejo y la falta de comunicación en la familia. esto lo comento por que con mis padres jamás hubo alguna platica, consejo o indicación ha cerca de como vivir nuestra sexualidad, a raíz de eso los amigos de calle me metían dudas como. ya has visto la lucha de una mujer. ya te...
Publicado por: Anónimo el 28/10/11 | 57290
[amor filial] era un día como cualquier otro cuando fui notificado de que me había ganado una beca para estudiar ingles en miami algo muy emocionante cuando estaba estudiando en la universidad y trataba de huir del control de mis padres. yo planificaba quedarme en los dormitorios de la universidad y divertirme a lo grande siendo al fin libre, pero enseguida surgió la voz de mi madre “que bueno podrás irte a pasar esos días con tu tía jessica, ya hable con ella y está feliz de que la acompañes”. la verdad que mis planes se estaban deteriorando ya que no veía a mi tía jessica desde hacia muchos años, ella es la hermana menor de mi mamá y cuando cumplió los 18 años se fue a vivir a miami, allí estudió y se hizo ingeniero y luego se caso con un señor muy rico y tuvo un hijo. eso era todo lo que yo sabia de ella, por supuesto la recordaba joven y muy bonita, pero eso era hace mucho tiempo.