Domingo de futbol con la preciosa Romina

By Romis el 11/01/17 | 24806 visitas | Descripcion: Pues bien, ese dia que fui con el, este lugar es una pizzeria, son mesas largas donde se pueden sentar...
Hola lectores, aqui de nuevo Romina para contarles otra de lo que hago.

Primeramente quiero agradecer a todos los que se han dignado de escribirme y quisiera decir algo.

Yo soy una mujer casada, por lo tanto si me escriben no me pidan fotos, no mando a nadie.

Otra cosa, me preguntan si lo que escribo es real y les digo que al menos un 80 o 90% es real, es logico que algunas despues de haber pasado tanto tiempo no recuerde exactamente el dialogo que hubo.

Otra cosa, yo no me paso todos los dias con las piernas abiertas ni cojo todos los dias, ademas las aventuras suceden conforme me recuerda, no en orden.

Ojala y con esto quede aclarado todo, si aun asi deciden escribirme y darme su comentarios son bienvenidos.

Ahora les quiero contar de lo que paso un "Domingo de fut-bol.
Fue un domingo en temporada de fut-bol americano, mi esposo es aficionadisimo a ese deporte, en esos dias al menos una ves al mes se va y junto con otros amigos se la pasan desde muy temprano y llega a casa ya muy tarde, de ves en cuando voy con el pero pronto me aburro y mejor me voy de compras.

Pues bien, ese dia que fui con el, este lugar es una pizzeria, son mesas largas donde se pueden sentar 10 personas, de sillas son bancos, en un extremo estabamos tres mujeres, los hombres en el otro viendo el juego, frente a nuestra mesa habia un grupo de hombres muy jovenes, frente a mi habia uno en especial, este hombre no dejaba de mirarme especialmente mis piernas ya que llevaba un vestido de botones al frente, las primeras veces que nuestras miradas se crusaban el me sonreia, yo no le correspondia sino mas tarde y eso al sentirme segura de que nadie me veia.

Ya teniamos como media hora sonriendo los dos y lei en sus labios "Mamacita" Voltee para ver si alguien lo habia visto y al ver que no, me rei, de nuevo al verlo vi lo mismo, poco despues vi como formaba con sus labios como un beso, todo este coqueterio de el me estaba gustando y poco a poco me fue excitando.

Poco despues vi como soltaba un boton de la camisa y apunto retando a que yo lo hiciera, riendome discretamente me solte uno y abri un poco mas mi blusa, despues me pidio que soltara mas mi vestido pero ahora de la parte de abajo, yo ya excitada por todo esto, baje mi mano y me solte varios, no recuerdo cuantos y no solo eso sino que me atrevi y abri mis piernas, deje que viera mi tanguita, vi que el bajo su mano y haciendo a un lado el short que traia saco una verga que al principio no se me hiso muy grande, ahi si me asuste un poco y movi mi cabesa diciendole que no, los dos nos reimos, vi como jugaba con ella, ya para esto sentia mi panochita humedecerse, se guardo su pito, se puso de pie cuando se le bajo y vi que se dirigia hacia el cuarto de servicios, se detuvo y me miraba y con la cabesa me dijo que lo siguiera, yo estaba que no me decidia en ir o no y al ver su insistencia, le dije a mi marido que iba a orinar, me levante y me dirigi para alla.

Para ir al servicio hay que camianr por un corredor, al final hay que voltear hacia la izquierda, de un lado esta el de los hombres y del otro el de las mujeres, el me esperaba y al acercarme, me abraso y buscaba mis labios para besarme.

-No, pueden vernos.
-Me tienes bien caliente.
-Si? Tu sabes que estoy casada?
-No me importa, te espero afuera.
Y nos dimos un besito, hice lo que etenia que hacer y me regrese, me puse a pensar como hacerle, me acerque a mi marido.
-Viejo, no me siento bien, parece queme cayo la pizza, me voy a casa y vengo y te recojo.
El ni me hiso caso por el juego, me levante me despedi de las mujeres y sali, afuera buscaba al chico y no lo veia, camianba hacia mi carro y de pronto oi que me llamaba, se acerco y me queria abrasar.
-Ven vamonos de aqui.
Y tomados de la mano llegamos a mi carro, entramos y estuvimos besandonos y tocando nuestros cuerpos.
-Ya vamonos.
-Sabes no tengo dinero para pagar el hotel.
Eso me hiso reir, pobre chico ni para pagar el hotel tenia.
-Pero puedo llevarte a un lugar que conosco y es muy seguro.
-Vamonos antes de que alguien salga y nos vea.
Le di las llaves y salimos del estacionamiento, los dos ibamos tan ocupados que ni me di cuenta por donde y para donde ibamos.
-Ya llegamos.

En eso me fije que habiamos llegado a un edificio abandonado, todo estaba obscuro y senti un poco de miedo, el me abraso y juntos caminamos.

Caminamos por pasillos y entramos a un cuarto el cual olia a abandonado, yo no veia nada y encendio una lampara y vi todo vacio, solo habia una cama vieja, al principio me dio asco pero note al sentarme que olia a limpio, nos sentamos y besandoos, tocandonos y acariciando nos fuimos quitando la ropa y caimos en la camita, al meter su verga en mi boca, apenas me cabia de lo gruesa que la tenia, no la tenia grande, se la chupe por unos momentos y de pronto solto su chorro de semen, con su verga aun en mi boca, me asombre al ver que seguia igual de dura, me monte en el y lo cabalgue como una charra.

Estuvimos cojiendo por facilmente una hora, me dejo adolorida de mi raja, me hiso de todo, me chupo, me cojio, me saco varios orgasmos, se la saque varias veces (2) en fin fue sensacional.

Terminamos, nos vestimos y nos regresamos, entramos al estacionamiento y antes de bajar del carro se la mame otra ves solo que no se vino.

Me regrese a casa, me di una ducha y me acoste con una sonrisa, me quede dormida y desperte cuando oi a mi marido entrar a casa, llego a la recamara y venia muy molesto ya que su equipo perdio, se acosto y se durmio.

Pocas veces si mal no recuerdo me meti con otro estando cerca mi marido, normalmente cuando lo hago o el esta trabajando o esta de viaje, yo pienso que el peligro de ser descubierta me hiso gosar.

Bueno esta es otra y si quieren puedo relatarles mas.

rominacougar36@hotmail.com

Mas relatos porno

24744
8167
15434
35932
25403
30552

Comentarios

blog comments powered by Disqus