Tuve sexo con una chica que conocí en la iglesia

By Ramon1743 el 17/12/16 | 23584 visitas | Descripcion: Me di cuenta de que notó como la veía con perversión y ella me miró un tanto molesta, yo solo...
Hace no mucho, me vi forzado a ir a la Iglesia de mi comunidad, acompañando a un amigo mio que iba a la primera comunión de su hermano.

La verdad nunca me ha gustado ir a la Iglesia, me aburro demasiado, pero esta vez fue muuuy diferente.

No pasaba ni media misa cuando la vi, era una señora jovencita, morenita, muy guapa, con unos senos muy grandes y jugosos y un trasero muy acorde con sus pechos; además traía puesto un vestido morado un tanto chiquito y pegado.

Inmediatamente dirigí mi vista a sus grandes melones que rogaban una mamada, y comencé a fantasear con comerme ese culito ahí mismo en la iglesia lo cual provocó en mi una erección.

Me di cuenta de que notó como la veía con perversión y ella me miró un tanto molesta, yo solo sonrreí y con señas corporales la invité a que bajará su mirada para que viera como acomodaba mi pantalon como pretexto para que viera mi lanza erecta, entonces me vio al rostro y solto una sonrrisa muy coqueta.

Cuando terminó la misa, salí y me fui a una de las partes laterales de la iglesia donde nunca hay nadie, claro, me asuguré que ella me siguiera, en cuanto estubimos juntos y seguros que nadie nos vería, no dijimos nada, solo nos avalanzamos uno contra otro y comenzamos a besarnos muy muy fuerte y a toquetearnos todo, ella abrió mi bragueta, se puso a incas y comenzó a mamarmela, mientras me mostraba sus enormes senos que tenía un hermozo pezon negrito y durito, ella disfrutaba el gran trozo que tenía en la boca, le tomé la cabeza y la puse de pie y de espaldas, me puse un condón (siempre traigo uno, por si acaso) levanté su falta, bajé sus braguitas negras y se la dejé ir toda por su coñito, no muy estrecho pero muy sabrosomientras acariciaba sus hermosos pechos, ella trataba de contener su gemidos, pero estaba muy exitada y se corrió después de un rato, yo logré sentir como se orgasmeaba, entonces saqué mi pene la volví a agachar y le solté mi leche en su boquita rica, ella lo jugueteo en su boca un poco y terminó por tragarlos, ambos queriamos mas pero la ocación ya nos había dado demasiado así que me guardé mi venosa herramienta, le dí las gracias, me medio acomodé y me fuí rapido.

Despues de esto ahora pienso ir mas seguido a la iglesia jeje.

Mas relatos porno

52412
74189
15676
8423
20955
53715

Comentarios

blog comments powered by Disqus